Jun 25, 2022 Last Updated 12:49 AM, Jun 25, 2022


Escribe Olga Ortigoza, directiva Suteba La Matanza

En La Matanza la Celeste perdió por 30 votos. Pero, gracias al fraude, dicen que ganó por 70. La desmovilización general y la desafiliación impactaron y no se pudo derrotar contundentemente esta estafa, con una masiva votación multicolor.
La Azul y Blanca (PCR) hizo lo suyo, ya que rompió la Multicolor y se presentó con la Néstor Kirchner, sacando 600 votos. Aunque la mayoría de sus votos son de sectores del Frente de Todos que difícilmente votarían a la Multicolor, también un sector los votó porque sus dirigentes eran reconocidos directivos de la Multicolor.

Nuestra lista fue debilitada en estas elecciones. Después de la pandemia, además de la salida de la Azul y Blanca, agrupaciones importantes de Rompiendo Cadenas como La Fossati, Docentes de Base o la Coral (PSTU), directamente desaparecieron y algunas ni candidatos presentaron. La campaña Multicolor recayó, entonces, en Docentes en Marcha (Izquierda Socialista), Tribuna Docente (PO) y, en menor medida, el PTS.

Pero lo determinante fue el fraude. Ganamos en casi todas las escuelas y perdimos en las urnas de sede y jubilados. En la urna de jubilados que impugnamos, la presidente de mesa fue al baño con la urna abierta y perdimos por 100 votos. ¡Ni la presidente de mesa es afiliada! Votaron centenares de personas que no son docentes y hasta se puso una urna en la UOM, el sindicato metalúrgico. La Junta Electoral no dio lugar a esa y a todas las impugnaciones que hicimos y estamos reclamando en el ministerio de trabajo.

Con el paro seccional y las movilizaciones masivas por infraestructura y de las maestras jardineras una semana antes de las elecciones, se abrieron expectativas que pudiera cambiar la situación de desmovilización después de dos años de pandemia. Pero lo que primó fue que los y las docentes no fueron a votar.

Llamamos a seguir la campaña de rechazo al fraude en La Matanza y que se respete el voto de la docencia en las escuelas.

Escribe  Guillermo Sánchez Porta

La lista Azul y Blanca del PCR, maoístas, se alió con sectores del Frente de Todos y Barrios de Pie para romper con la Multicolor y presentar una tercera lista, que salió última provincialmente, con un escaso 4%. Según declararon sus propios dirigentes después de las elecciones, su objetivo de presentar tercera lista era para “ayudar a garantizar que la Celeste ganara, en una interna del Frente de Todos, que seguimos integrando”. Una vergüenza, que los ubica como lo que son, burócratas aliados del gobierno.                             

Escribe Leonardo Portorreal, dirigente Docentes en Marcha La Matanza

El triunfo de la Celeste y Baradel es un golpe para el conjunto de la Multicolor. Quien más sufrió las consecuencias es el Partido Obrero y Tribuna Docente. Perderían las tres secretarías generales de La Matanza, Ensenada y Madariaga. Este retroceso en particular también se debe a una política y orientación equivocadas.

Su dirigente Daniel Sierra tuvo una política lamentable para la conformación de la lista provincial. Solo quiso demostrar que la crisis y división del PO no los había debilitado en docentes. Pactaron un armado desequilibrado con sectores contrarios al FITU y al PSC (Granate de Bahía, Opinión Socialista, agrupaciones santuchistas, Rompiendo Cadenas), contra Izquierda Socialista y el PTS.

Provincialmente no impulsó la campaña Multicolor. Definió centrar su actividad en La Matanza, desperdiciando la reconocida figura de Romina y la importancia de la unidad para arrastrar votos en las seccionales. Casi no hubo afiches, volantes, recorridas, actos, medios. No apostaron a listas únicas seccionales, poniendo en riesgo la unidad o, directamente, rompiéndola. En Tigre, PO ninguneó al PTS para acomodar a su candidato. Si no fuera porque nosotros dejamos nuestra ubicación al PTS, se hubieran presentado dos listas y, sin dudas, también se perdía esta seccional.

Pusieron en riesgo la unidad provincial al meter, al cierre, a Juan Manghi de Escobar, denunciado por violento e impedimento de contacto del hijo con la madre. Esa vergonzosa postura de defender a un violento debilitaba la lista. Nuestra política, apoyada por otras fuerzas, los obligó a retirarlo. Pero en Escobar directamente se fueron de la lista e hicieron campaña contra la Multicolor seccional, con difamaciones y mentiras. Junto con Convergencia Socialista (que presentó lista aparte) son los responsables de la pérdida de la seccional ante Magallanes y la Celeste. Sumados los votos de ambas agrupaciones, podíamos ganar.

Casi no militó en las seccionales donde no encabezaba (Escobar, Malvinas, Echeverría, Ezeiza, La Costa, Ituzaingó, Lujan, Pilar, etcétera) y en varias donde si encabezaba pesó su debilidad, puso un número mínimo de fiscales y sus pedidos de boletas fueron insignificantes. Se negó a una fuerte campaña provincial contra el fraude Celeste, haciéndola solo por La Matanza. Ni quisieron reclamar en el ministerio la impugnación de la Multicolor de Pilar. E impidió que hablaran las candidatas de Escobar en los actos comunes.

Mostró su desubicación política al convocar a la Marcha Federal Piquetera (que ellos dirigen) en medio de las elecciones de Suteba, volcando a su militancia a esas jornadas.

En La Matanza, la noche del escrutinio rechazaron nuestra propuesta de impedir que se escrutara la urna impugnada. Y, en la asamblea para definir cómo seguir la lucha, tampoco aceptaron una vigilia en el sindicato para votar una toma y no entregar la seccional ante tremendo fraude.

El PO debería hacer una profunda reflexión de su accionar y cambiar radicalmente su política, priorizando la unidad de los sectores combativos, del FITU y el PSC, dentro de la Multicolor y no dividir a los que luchan.


Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto Ademys

El pasado jueves 12 de mayo el gobierno de Larreta y la ministra Acuña logró que los bloques que responden al oficialismo aprobaran la reforma del Estatuto del Docente que, como ya hemos dicho, se trata de una reforma laboral encubierta.
Ademys, varias semanas antes, había definido en asamblea parar el día que se tratase este proyecto. Mientras tanto fue realizando charlas en distintos distritos, impulsando asambleas para denunciar el carácter ajustador y precarizador de esta reforma. Los altos niveles de adhesión a la medida demostraron que la bronca y el rechazo de la docencia a este nuevo ataque del gobierno eran muy altos. Lo mismo que la movilización a la Legislatura que congregó a más de tres mil docentes.

Nuestra compañera Mariana Scayola, secretaria general de Ademys, en su intervención enmarcó esta reforma en los lineamientos para educación de los organismos internacionales de crédito y en particular el reciente acuerdo del gobierno de Fernández con el FMI, además manifestó la necesidad de pelear por la reapertura de la Mesa Salarial para poder hacer frente al tremendo deterioro que sufren los salarios de los trabajadores. Al promediar su intervención invitó a la secretaria general de UTE públicamente a realizar una asamblea abierta de toda la docencia que organice al sector para enfrentar estos ataques.

Finalmente manifestamos el repudio al gobierno que, como es costumbre, reprimió nuevamente a las docentes que se encontraban cerca de las vallas con las que impidieron llegar a la Legislatura.

La docencia ha dado muestras de su voluntad de lucha. Desde Ademys nos proponemos seguir organizando y proponiendo a la docencia hacer frente a las políticas de Acuña y Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, por eso convocamos a una gran marcha educativa en el marco de un paro para el próximo 31 de mayo.

Desde Docentes en Marcha bonaerense saludamos a todas las compañeras y compañeros docentes que participaron en las elecciones del 11 de mayo de SUTEBA. Quienes siguieron apoyando a las listas multicolores de las seccionales y a la multicolor provincial, quienes nos votaron, fiscalizaron durante el día, ayudaron en la campaña realizando actividades, haciéndose tiempos para recorrer escuelas y hablar con la docencia, juntando plata, pegando afiches y repartiendo volantes, haciendo pintadas, fiestas, reuniones, para tratar que las seccionales de SUTEBA de la Multicolor sigan siendo democráticas, de lucha e independientes del gobierno, y lograr que nuevas seccionales logren sacarse de encima a la burocracia Celeste de Baradel y sus aliados.

El resultado, lamentablemente, muestra un crecimiento en el control de las seccionales de la burocracia de Baradel y la pérdida de importantes seccionales multicolores: la Celeste recuperó Madariaga y Ensenada. En alianza con el ex multicolor José Magallanes, que se entregó a los brazos de Baradel, la Celeste pasa a controlar Escobar por primera vez. La Multicolor mantuvo Bahía Blanca, Tigre y Marcos Paz. Y, con un fraude escandaloso, la Celeste está tratando de quitarnos la conducción de La Matanza.

Seguramente hay muchos docentes y luchadores de la Multicolor que estén golpeados por estos resultados y tratando de explicar cómo puede ser que Baradel vuelva a ganar la provincial y hasta pase a controlar seccionales que dirigía la Multicolor. Es importante analizar algunos procesos que se están dando.
En primer lugar, hay ya una “votación previa” en los hechos, en las escuelas, cuando más del 80% de la docencia está desafiliada del SUTEBA. Son decenas de miles de docentes, una amplia mayoría, que no quieren saber más nada con Baradel y la Celeste y que se desafilian del SUTEBA o no se afilian. Eso genera una enorme distorsión en la votación, porque si ellos pudieran votar, Baradel sería historia.

Pese a esto, en estos años la Multicolor llegó a arrancarle a la burocracia 6 seccionales. Hoy primaron dos elementos nuevos: que, con Pandemia de por medio, hace más de dos años que hay un estado de desmovilización en las escuelas, aprovechado por la burocracia de Baradel para evitar que nos reunamos, nos movilicemos y luchemos.
Por otro lado, hay un fortalecimiento brutal del aparato de la burocracia de SUTEBA, que se asemeja cada vez más a la burocracia de la UOM y la CGT: recauda más de $500 millones mensuales; sus acuerdos con el gobierno la hacen dependiente del Estado, administrando negocios educativos, la tercerización de la docencia, cargos de funcionarios, inspectores, etc. Se manejan con aparato, acomodos y clientelismo, prebendas, turismo, cooperativas de vivienda, licencias, empleos del aparato municipal y provincial, etc.

Y armaron un fraude masivo con el padrón, lugares de votación y control. Inflaron los padrones con miles que no son docentes, municipales, tercerizados, militantes del PJ, etc. Y garantizaron que fueran a votar en miles de remisses y combis. No nos entregaron los padrones definitivos de jubilados y de mesa hasta un par de días antes (en algunos lugares, sólo la noche anterior), entre otras maniobras.
Los presidentes de Mesa eran funcionarios, directoras y secretarias de las escuelas, para meter presión a la docencia. Pese a que en muchos lugares sacaron menos votos que en las elecciones anteriores, con el aparato lograron compensar la desmovilización y la fuerte desafiliación.

Como alertamos antes de las elecciones, por más que denunciamos en el ministerio de Trabajo las irregularidades, la única manera de frenar este fraude era logrando una participación masiva de la docencia en las elecciones. Y, aunque miles nos votaron, esto no alcanzó, producto de la desmovilización existente.

Ahora estamos peleando para que el escandaloso fraude en La Matanza no se concrete. Allí la burocracia dice que estamos 70 votos abajo, cuando, además de todo, una presidente de mesa se llevó la urna abierta al baño, sola y allí “aparecieron” unos 100 votos a la Celeste, sin los cuales ganaría la Multicolor. ¡Tremendo!

Pese a este retroceso electoral, sabemos que la multicolor sigue siendo mayoritaria en las escuelas. Y seguiremos organizando las luchas y reclamos que sean necesarios, independientemente de estar en las directivas o no, como lo hemos hecho siempre.

Desde Docentes en Marcha llamamos a todos los docentes luchadores a seguir con la Multicolor y organizarnos para reclamar por el salario, las condiciones laborales, infraestructura, contra la violencia en las escuelas y para defender la escuela pública.
Enfrentando el ajuste de Fernández y Kicillof, reclamando plata para salarios y educación, no para el FMI

Docentes en Marcha bonaerense

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Método de interpretación de la historia argentina
1982: Comienza la revolución
Editorial CEHuS: Historia del PST - Tomo I
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos