Aug 13, 2020 Last Updated 2:18 PM, Aug 13, 2020

Ante el agravamiento de la pandemia: impuesto a las grandes fortunas

Publicado en El Socialista N° 470
Tags

Transcurre una semana más de profundización de la pandemia. Todos los días los periodistas nos sorprenden con la misma noticia, “récord de casos”. El AMBA sigue concentrando la gran mayoría de los contagios y las muertes, pero en el interior del país también vemos apresuradas “vueltas atrás” ante la reaparición de focos de la pandemia. Mientras los gobiernos, el nacional de Fernández, el provincial de Kicillof (peronistas) y el porteño de Larreta (Juntos por el Cambio) siguen  “habilitando” actividades y cada día más personas transitan por las calles, aumentan las probabilidades de que colapse el sistema de salud, corriéndose el serio riesgo de que en cualquier momento no alcancen las camas de terapia intensiva o, lo que en los hechos es lo mismo, los trabajadores de la salud.

El ministro Ginés González García afirma, insólitamente, que “lo sorprendió” la multiplicación del número de casos en estos días. Y vuelca la responsabilidad sobre la gente, haciendo centro en eventuales “rupturas” de la cuarentena en fiestas, encuentros con amigos, etcétera. Una expresión más del doble discurso del gobierno peronista que oculta los dos verdaderos motivos por los que decenas de miles de personas se ven obligadas a salir a la calle: ir a trabajar porque así se lo exigen sus patrones, mucho más allá de las actividades esenciales, o las que tienen que romper la cuarentena para salir a buscar un peso donde sea, porque no tienen ingreso alguno y se pretende que vivan con los miserables 10.000 pesos del IFE. Increíblemente, frente a esta realidad, al gobernador Kicillof lo único que se le ocurre es ofrecer 500 pesos por día a quienes les da positivo el diagnóstico para que vayan a los paradores establecidos por la provincia de Buenos Aires.

En el drama social que se profundiza a medida que pasan los días y las semanas, está la base del otro tema que empieza cada día a preocupar a los sectores populares, el incremento de la inseguridad. No debe sorprendernos, el Indec acaba de dar a conocer nuevas cifras de aumento de la canasta básica oficial para no ser pobre, que ya alcanza a 43.811pesos, y de indigencia, a 18.029. La situación es más grave aún, la junta interna de ATE Indec, proponiendo un cálculo mucho más cercano a la realidad de una familia trabajadora, señala en 69.433,7 pesos el piso para no ser pobre, y en 22.734 el límite de indigencia.

El gobierno peronista de Fernández, frente a esta realidad, sigue reuniéndose con los grandes empresarios. Ahora agrega a las transnacionales y los pulpos acreedores, a los que se les sigue prometiendo cerrar la negociación y pagar, mientras se acerca la nueva negociación con el FMI. Su plan actual y el que ya esboza post pandemia, más allá de la retórica, en lo concreto tiene dos beneficiarios, las grandes patronales y los acreedores de la deuda.

Los trabajadores no observan pasivamente este panorama, con más de 300.000 puestos de trabajo perdidos, otros tantos en riesgo, reducciones salariales, aguinaldos no pagados o en cuotas y patronales que aprovechan la crisis para aumentar la flexibilización laboral y la superexplotación. A pesar de la traición de la burocracia de la CGT y las CTA, que dejan pasar este ajuste, siguen las luchas. Como la de los trabajadores de Latam contra los despidos y el cierre de la empresa, la de los docentes de Ademys y los Suteba combativos que se preparan para dar pelea cuando se reanude el ciclo lectivo, o los trabajadores de la salud que siguen reclamando medidas de seguridad ante el Covid-19, los jóvenes superexplotados de las aplicaciones que continúan peleando contra patronales como Glovo o Rappi, y los choferes de la UTA en distintas ciudades del interior, entre otras peleas en curso.

Mientras esta es la realidad del pueblo trabajador, en el otro extremo de la pirámide social se conocieron los nuevos datos del ranking internacional de supermillonarios que publica la revista Forbes, donde figura un pequeño grupo de argentinos. Alejandro Bulgheroni (dueño de la petrolera Pan American Energy) escaló a la primera posición de los multimillonarios nacionales, seguido por Marcos Galperín (Mercado Libre), desplazando a Paolo Rocca (Techint) al tercer lugar. Pero, más allá de la pelea por el podio, lo concreto es que las cincuenta mayores fortunas de la Argentina, todas por encima de los 300 millones de dólares, suman el 14% del PBI (todo lo que se produce en el país en un año). Resulta claro que aquí está una parte importantísima de la plata para resolver los gravísimos problemas de las dos pandemias, la sanitaria  y la social. Por eso volvemos a insistir con la necesidad de imponer un impuesto a las grandes fortunas que, junto con el no pago de la deuda, genere los recursos suficientes para poner en funcionamiento un fondo de emergencia que resuelva las urgentes necesidades populares.

La crisis sanitaria y social de la pandemia del Covid-19 está sacudiendo no solo a nuestro país, sino al mundo entero. En la actualidad, la región más afectada es Latinoamérica, que sin embargo sigue cruzada por luchas y movilizaciones de la misma manera que, desde hace unas pocas semanas, asistimos a una auténtica rebelión contra el racismo en el propio territorio yanqui. En este marco, entre el jueves 30 de julio y el sábado 1° de agosto se realizará la Conferencia Latinoamericana y de los Estados Unidos del FIT Unidad, con la presencia de partidos hermanos del resto del continente e invitados especiales. Se debatirán las medidas concretas que requiere urgentemente el pueblo trabajador ante la coyuntura y también la tarea impostergable de unir a los revolucionarios para impulsarlas. Te invitamos a conectarte virtualmente y seguir los debates por Facebook y YouTube.  

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa