Sep 20, 2020 Last Updated 2:54 PM, Sep 20, 2020

Las tácticas de Trotsky para construir partidos revolucionarios valen para todos

Escribe Gabriel Schwerdt

Entre los debates que se plantearon en la conferencia, corrientes como el PO, de la Argentina, y la Fracción Trotskista, corriente internacional a la que pertenece el PTS argentino, nos achacaron como un error la participación de las secciones de la UIT-CI Uníos de Perú, en el Frente Amplio (FA) y la CST de Brasil, en el PSOL, acusándonos de contribuir a una política de colaboración de clases. Varios dirigentes de la UIT-CI intervinieron explicando nuestro punto de vista.

Lo primero y principal que reiteramos es que tanto Uníos como la CST no se disciplinan a la política ni a lo que hacen las conducciones mayoritarias, tanto del Frente Amplio de Perú, como del PSOL de Brasil. Esto es clave, porque se quiere hacer pasar que las secciones de la UIT-CI dicen y hacen lo que ordenan las direcciones mayoritarias del FA y el PSOL. 

El compañero Nicolás Núñez hizo lo propio en su intervención en el plenario: “Uníos es una organización independiente dentro del FA, que tiene su propio periódico, su propia política, tiene sus propios planteos políticos revolucionarios, y estamos orgullosos de Enrique Fernández Chacón, “Cochero”, y de la campaña electoral que hizo en la que levantó la consigna “gobierno de trabajadores”. A su turno, Michel Tunes, de la CST de Brasil, explicó que mientras estamos en el PSOL, postulando un polo revolucionario, no dejamos de plantear la necesidad de un frente de izquierda, combatiendo la posición de la dirección mayoritaria del PSOL, que propone un frente amplio con el PT. O sea, la CST da la pelea por la independencia de clase.

Entonces queda más que claro lo que expresamos en la conferencia, pero sobre todo por lo que hacen los compañeros de Uníos y la CST, que no nos subordinamos a la política de las direcciones de estos frentes amplios. Nuestra estrategia es construir partidos revolucionarios en cada uno de los países donde estamos, y para ello nos valemos de tácticas, como todos lo hacen. Y si se quieren discutir las tácticas electorales para esos países también podemos debatir claramente que lo que estamos haciendo es correcto porque ayuda a profundizar la ruptura con los partidos mayoritarios de la burguesía y a construir los nuestros. Dijo el compañero Oso: “El PSOL no surgió (2003) para ayudar a que se consolide el PT, surge como una expresión de ruptura del PT, pero no solo como una expresión de ruptura de algunos pocos dirigentes del partido, era la expresión de ruptura de un sector de las masas que lo veían como un referente. Entonces, el problema del PSOL, el primero era ese, ayudaba a ese proceso de ruptura y eso era lo primero que tendríamos que responder, si había que formar o no el PSOL. Y si ayudó a ese programa de ruptura, entonces evidentemente esa ruptura iba más allá del alcance de nuestros partidos, era más amplia, es en el marco que se formó el PSOL. Y nosotros, desde la UIT-CI, la CST, y reconozco también de los partidos presentes acá, venimos combatiendo contra la dirección del PSOL y su curso oportunista. Decir que el PSOL surgió como una maniobra electoral es incorrecto, porque no expresa el proceso real. Lo mismo sucede con el FA en Perú, el compañero debería recordar que el FA se rompió porque fue un proceso de ruptura con los viejos partidos políticos y Verónica Mendoza, que iba en una línea más oportunista, salió, se fue para otro lado”.

También señalamos que si se quiere debatir hay que hacerlo seriamente. Los compañeros del PTS nos critican, pero no dicen que en Brasil pidieron entrar en el PSOL, y en Perú los compañeros que se reivindican de su corriente internacional pidieron ser parte de las listas del Frente Amplio en las últimas elecciones. Núñez también se pronunció en este sentido: “Nos llama la atención lo que dicen los compañeros del PTS (que justifican estar dentro del NPA, Nuevo Partido Anticapitalista, francés, pero critican ser parte del FA en Perú). Porque las citas de Trotsky valen para todos. Estamos de acuerdo (con la táctica) de estar dentro del NPA francés y pelear desde ahí adentro por un giro a la izquierda de esa organización, por construir otra orientación política”. Por eso es bueno recordar que el NPA no es un partido revolucionario sino un partido amplio de izquierda, similar al PSOL de Brasil. Son partidos amplios con muchas tendencias. La mayoría de la dirección del NPA siempre fue oportunista, simpatizante de la corriente que fundó Ernest Mandel. Por eso esa dirección siempre congenió con gobiernos de conciliación de clases, como Syriza en Grecia o el chavismo en Venezuela.

Y para los compañeros del PTS está bien estar ahí adentro. Y nuestra corriente apoya esa táctica si es para construir un partido revolucionario en el futuro. Es lo mismo que hacemos nosotros en el PSOL y en el FA de Perú. Pero, como dijo el compañero Núñez, “las citas de Trotsky (de debates del revolucionario ruso con el SWP de Estados Unidos en la década del ’30) que utilizan para justificar esa posición, que es correcta, también tienen que servir para no actuar de forma poco clara y desleal en los debates que tienen con nosotros. Porque nosotros también reivindicamos las enseñanzas de Trotsky, y en todo caso con esas mismas citas podemos explicar por qué es sumamente correcto lo que hacen nuestros compañeros en Brasil y Perú”.

Ver el Plenario general de la conferencia completo:

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa