Sep 20, 2020 Last Updated 2:54 PM, Sep 20, 2020

En lo peor de la pandemia, el gobierno profundiza el ajuste

Publicado en El Socialista N° 472
Tags

Estamos transitando el peor tramo de la pandemia del coronavirus. Los números de contagiados se han “instalado” diariamente en varios miles y los muertos siguen sumándose. Ya se debate abiertamente la posibilidad del colapso del sistema de salud. Los gobiernos peronistas nacional, de Fernández, y de la provincia de Buenos Aires, de Kicillof, y de Juntos por el Cambio, de Larreta en CABA, se pasan la pelota acerca de los porcentajes peligrosamente crecientes de ocupación de camas, los contagios del personal de la salud y la falta de infraestructura en general. Siguen responsabilizando a los trabajadores y los sectores populares por los riesgos de contagio. Nos mandan a “convivir con el coronavirus” mientras continúan sin dar respuestas a los millones que, sin ingresos, se ven obligados por la fuerza de la necesidad a romper la cuarentena, o los que se contagian en sus trabajos porque las patronales no respetan los protocolos establecidos. 

Mientras sucede todo esto, el gobierno festeja el acuerdo por la deuda. Nos quiere vender que se trató de un buen acuerdo y que ahora sí se abre el camino para que se ponga en marcha un programa “pos-pandemia” que priorice a los sectores populares. 

Entendemos que haya compañeros de trabajo o estudio y vecinos en los barrios populares que tengan expectativas a partir de esto. Pero, lamentablemente, no será así. El acuerdo con los bonistas es contrario a los intereses del pueblo trabajador y nos deja una montaña a pagar por delante. Pero, encima, es apenas una parte de todo el problema de la deuda, que ahora inicia un nuevo capítulo con los bonos “bajo legislación local”, pero en manos de los mismos pulpos acreedores. Y en las próximas semanas comenzará nada más ni nada menos que la negociación con el FMI, al que le “debemos” los 49.000 millones de dólares que le dio a Macri para que los fugaran. Y el Fondo, como ya se viene anunciando, exigirá un mayor ajuste, incluyendo las reformas jubilatoria y laboral.

Pero además de esto, ¿de qué se trata el famoso “plan” pos-pandemia? Lamentablemente, otra vez de un doble discurso. Primero y principal porque se habla de “pos-pandemia” cuando no está nada resuelto de la crisis, tanto sanitaria como social, que estamos transitando ahora, en medio de la pandemia. Y, segundo, porque más allá de la discusión retórica de si se lo llama “plan” u “objetivos”, en lo concreto lo que se está planteando es un mayor ajuste sobre los sectores populares. No hay una sola medida que favorezca al pueblo trabajador. Repasemos. Habrá más subsidios a las grandes patronales, de todo tipo y color. Se aumentarán los combustibles en los próximos días y ya se empieza a hablar de retomar la suba de tarifas, al mismo tiempo que se anuncian recortes de personal en YPF. Negocian la burocracia de la CGT y las patronales, con el aval del gobierno, un escenario de paritarias a la baja mientras se extiende a los próximos meses el descuento de 25% a los salarios. Todo con la excusa de “cuidar” el trabajo, mientras datos del propio Ministerio de Trabajo muestran que se perdieron más de 300.000 puestos y hay 700.000 suspendidos. Para los jubilados otra vez habrá “aumentos” por decreto, muy por debajo de lo que les hubiera correspondido si se aplicaba la fórmula suspendida en diciembre pasado.

Los que esta semana dieron un ejemplo emocionante de dignidad fueron los trabajadores de Latam con su movilización. Recordemos que se trata de una multinacional que, después de aprovecharse y cobrar todos los subsidios posibles otorgados por el gobierno nacional, cierra, se va del país y deja a todos sus trabajadores en la calle. El gobierno de Fernández nuevamente actúa con doble discurso. Mientras por un lado se dice “indignado” por el accionar de la empresa y al mismo tiempo discursea acerca del “rol del Estado”, por el otro deja no solo que la empresa eche a todo el personal, sino que también permite el vaciamiento de los activos que la multinacional tiene en nuestro país. Si verdaderamente defendiera el patrimonio nacional, los puestos de trabajo de los trabajadores, e incluso la conectividad aérea de nuestro territorio, lo que debería hacer es estatizar la compañía y sus activos en el país y unirlos a Aerolíneas para fortalecer una gran línea de bandera. Lo contrario de lo que se está haciendo incluso en Aerolíneas y Austral, a las que el propio gobierno de Fernández está sometiendo a un ajuste, con riesgo para los puestos y condiciones de trabajo de los compañeros de esas empresas.

Latam es la expresión más alta de lo que se viene dando también en otras peleas y preanuncia el futuro inmediato. Los trabajadores, como hicieron siempre, salen más temprano que tarde a enfrentar el ajuste y el intento de que ellos sean quienes paguen la crisis. 

Frente a esta realidad, desde Izquierda Socialista reafirmamos nuestro compromiso de apoyar incondicionalmente todas las luchas. Al mismo tiempo que nos sumamos, como siempre, al fortalecimiento del sindicalismo combativo, imprescindible para que estas peleas puedan coordinarse y no queden aisladas, pero también para construir una nueva dirección para la clase trabajadora, democrática y combativa. Al servicio de este objetivo se realiza este miércoles 12 un nuevo plenario del Sindicalismo Combativo.

La “unanimidad” entre el gobierno peronista y todos los partidos patronales opositores, con los empresarios, la burocracia de la CGT y las CTA en el apoyo a la negociación de la deuda externa ha dejado nuevamente solo, del otro lado, al Frente de Izquierda Unidad. Esto demuestra la necesidad urgente de seguir avanzando en la construcción de una nueva alternativa política, la única que hoy postula que la prioridad ante la emergencia de las dos pandemias (la sanitaria y la social) es dejar inmediatamente de pagar la deuda externa y, a la vez, cobrarle de una buena vez un impuesto a las grandes riquezas para, con ese dinero, priorizar “no de palabra”, como hace el gobierno de Fernández, sino desde la realidad, las más urgentes necesidades populares. A esa tarea estamos abocados desde Izquierda Socialista.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa