Nov 28, 2020 Last Updated 9:11 PM, Nov 27, 2020

Con la inflación en ascenso, el gobierno desarma Precios Máximos

Publicado en El Socialista N° 486
Tags

Escribe Claudio Funes

Alberto Fernández tomó nota y comenzó a desarmar Precios Máximos sin hacer mucho ruido y de a poco. Quitó de la lista algunos alimentos, como arroz integral, conservas de pescado, sémola, artículos de higiene personal y productos de limpieza.

La eliminación de los precios máximos será otro duro golpe al bolsillo de los trabajadores y los sectores populares.

Las grandes empresas y multinacionales de la alimentación, que de conjunto producen el 80% de los alimentos y bebidas que se venden en el mercado interno argentino, entre las que se encuentran Arcor (que obtuvo 1.129 millones de pesos de ganancias en el primer semestre, una mejora en relación con el mismo período del año anterior), Molinos Río de La Plata (que reconoció ganancias durante el primer semestre en el orden de los 608 millones de pesos), Danone (la multinacional francesa alcanzó un beneficio de 1.015 millones entre enero y junio), Morixe Hermanos (durante la cuarentena incrementó hasta 570% sus ventas), Mondelez, Pepsico, Unilever, las aceiteras General Deheza y Cargill, entre otras, serán las privilegiadas.

También lo serán las grandes cadenas de comercialización como Coto, Carrefour, Cencosud, Anónima y Walmart, que manejan el 65% de la comercialización de esos bienes que se consumen en el país. Todas ellas, que nunca dejaron de ganar y son las principales responsables de la inflación, resultarán beneficiadas con el fin de Precios Máximos.

La medida que tomó Fernández fue exigida el jueves 12 por las principales empresas alimentarias nucleadas en la Copal, que preside Daniel Funes de Rioja, que emitieron un comunicado advirtiendo sobre el desabastecimiento de mercadería en caso de que continúe el programa Precios Máximos. Una amenaza.

Aun con la inflación que no cesa y que continuará en ascenso, sobre llovido, mojado: el gobierno anunció que en diciembre no pagarán el IFE 4.

Por contraposición, mientras millones de hogares padecen las consecuencias de la desocupación y los bajos salarios, Alberto Fernández, con el guiño de la burocracia sindical peronista, logró imponer  paritarias a la baja. En medio de este panorama de crisis económica y social el gobierno, que dice cuidar a los más necesitados, continúa castigándolos.  

El mismo jueves 12 el Indec daba a conocer la inflación de octubre, 3,8%, la más alta del año, impulsada principalmente por los aumentos de  precios en alimentos, vestimenta y combustibles. El rubro alimentos y bebidas, el de mayor incidencia en el Índice de Precios al Consumidor (IPC),  registró un alza de 4,8% producto de los incrementos en los precios de las frutas y verduras. De esta manera, en lo que va de 2020, los precios aumentaron 26,9 por ciento.

Una vez más, los precios suben por el ascensor, y los salarios, con incrementos a la baja, lentamente por la escalera. Se impone pelear por un aumento de emergencia para que nadie gane menos que el valor de la canasta familiar y se reabran inmediatamente todas las paritarias.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa