Dec 02, 2021 Last Updated 4:14 PM, Dec 2, 2021


Escribe Pili Barbás, candidata a legisladora porteña por Izquierda Socialista / FIT Unidad

Seis de cada diez jóvenes están por debajo del umbral de la pobreza. Los índices de desempleo en el sector son astronómicos. La inmensa mayoría de quienes consiguen un trabajo, lo hacen en condiciones de extrema precarización.
Ya son legión los pibis que pedalean con cajas en la espalda por monedas. En estos días, la reapertura de los bares y restaurantes puso al desnudo otra realidad: camareras y camareros que trabajan jornadas de 12 horas por 20.000 pesos.
Decenas de miles de jóvenes se vieron obligados a abandonar sus estudios durante la pandemia, ya sea por falta de conectividad o directamente de recursos, al perder ellos o sus familias sus fuentes de ingreso. A todo esto hay que sumarle el deterioro de la educación pública en todos los niveles y los mayores ajustes que se proyectan.

Esta es la realidad que vivimos millones de jóvenes. Sin perspectivas de futuro, sin poder proyectar algo tan básico como tener una vivienda o un empleo con un mínimo de estabilidad.

Frente a esta realidad es necesario medidas urgentes. Trabajo genuino para resolver el flagelo del desempleo, que sólo puede venir de un gran plan de obras públicas. Un salario que cubra el valor de la canasta familiar, hoy en 100.000 pesos. Becas para estudiar. Conectividad para todes, para que el acceso a internet no sea un negocio de grandes monopolios sino un derecho básico. Triplicación del presupuesto educativo, para salvar la escuela y la universidad pública. Todo eso requiere terminar con la maldición de ajuste tras ajuste. Nuestro futuro no puede depender de un acuerdo con el FMI, como proponen el Frente de Todos o Juntos por el Cambio. Y también Milei, que hace cantos de sirena hablando de libertad, cuando la única libertad que propone es la de los empresarios para poder echarnos y sobreexplotarnos más fácil. Por eso el punto de partida es romper con el Fondo y no pagar la deuda externa. Ese es el primer paso. Por el que hay que organizarnos y luchar. Por el que, en estas elecciones, tenemos que votar y fortalecer al Frente de Izquierda Unidad. Porque la salida de fondo para la juventud está en construir otra sociedad, gobernada por los propios trabajadores, los jóvenes, las mujeres, las disidencias. Una sociedad socialista, donde podamos ser socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres. A esa tarea te convocamos.



Escribe Pili Barbas, candidata a legisladora porteña por Izquierda Socialista/FIT Unidad

El 24 de septiembre se realizó en todo el país la movilización por la huelga mundial por el clima convocada a nivel internacional por el movimiento de jóvenes referenciados en Greta Thumberg. La jornada se dio en un marco de crecientes luchas ambientales que en todo el mundo se levantan contra las políticas destructivas que impulsan los  gobiernos capitalistas. Este año sus consecuencias fueron parte de la agenda diaria. Récord de temperaturas, bosques enteros incendiados, derrames petroleros, son apenas algunas de las muestras de la realidad en que vivimos.

En Argentina salimos a las calles nuevamente junto a la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones (CBFS), movilizándonos en más de 20 puntos del país. Fue una respuesta al rumbo de Alberto Fernandez y los gobernadores, que siguen avanzando con un plan completo de devastación ambiental, para así juntar dólares para pagar la deuda externa y garantizar las ganancias de las multinacionales. No es casual que durante todo este año tuvimos que salir a las calles para frenar planes de destrucción ambiental como el proyecto de zonificación de Arcioni en Chubut, la represión a les asambleístas que luchan contra la mina Agua Rica en Andalgalá, contra el proyecto de instalación de petroleras en el mar Argentino, para que no se avance con el proyecto de Ley de Hidrocarburos, para que caiga definitivamente el memorándum con China para la instalación de megafábricas porcinas, y por la exigencia del tratamiento y aprobación de la Ley de Humedales.
La del 24S fue una movilización muy importante por las miles de personas en las calles. Pero otro hecho muy importante de la jornada fue la gran adhesión con la que contó el documento de la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones, con más de 130 organizaciones, asambleas, centros de estudiantes, sindicatos y organismos de derechos humanos como el Encuentro Memoria Verdad y Justicia.

Ante este panorama, nos parece importante volver a discutir con espacios como Jóvenes por el Clima que impulsaron entre cuatro paredes y atacando a la CBFS una convocatoria que no incluía ninguna denuncia a los verdaderos responsables, por ser parte del gobierno y luego de darle la espalda a los distintos procesos de lucha que se desarrollaron los últimos dos años. Su convocatoria fue tan vacía que hasta espacios como Juntos por el Cambio, que en CABA acaban de avanzar con un plan de privatización de la Costanera, o la propia Cámpora, que en el conurbano bonaerense con su intendente de Hurlingham está a la cabeza de la represión de les asambleístas que defienden humedales, pudieron ir a disfrazarse de verde en la jornada. La CBFS marcó un camino opuesto, de completa independencia política de los gobiernos y señalando sus responsabilidades criminales en las políticas antiambientales que se están llevando adelante.

Ni el Frente de Todos ni los macristas de Juntos, ni el negacionista de Milei, son espacios en donde tenga que depositar ni una mínima confianza el movimiento sociambiental. Por contraposición, sostenemos que hay que seguir fortaleciendo al Frente de Izquierda, para que exista una voz en defensa de nuestros derechos socioambientales y de todas las luchas en curso. Desde nuestra agrupación Ambiente en Lucha, seguiremos en las calles apoyando todas las luchas y haciendo crecer la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones.


Escribe Pili Barbas, candidata a legisladora porteña, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

El 25 de agosto en todo el país se realizaron movilizaciones contra el acuerdo porcino con China. La jornada fue impulsada al cumplirse un año de las manifestaciones multitudinarias que recorrieron las calles para frenar este acuerdo, que buscaba crear un protocolo para la instalación de megafábricas porcinas que traerían consecuencias socioambientales gigantescas para nuestro país.

La movilización del 25A de 2020 no solo puso un freno al avance del acuerdo, sino que también fue el puntapié inicial para que se conformara la coordinadora Basta de Falsas Soluciones (BFS). Una herramienta unitaria surgida desde la experiencia de lucha común contra el acuerdo porcino y a partir de una propuesta que hicimos desde Ambiente en Lucha e Izquierda Socialista. Desde esa fecha, la coordinadora estuvo presente y ayudó a potenciar todas las movilizaciones contra el extractivismo y la destrucción ambiental. Por eso el 25A también fue en parte el festejo del primer aniversario de BFS.

¿El gobierno da por muerto el memorándum con China?

Con una treintena de convocatorias en todo el país y con la acción frente a la embajada de China, la jornada del 25A logró romper el cerco mediático haciendo que millones escuchen nuestro reclamo. Al otro día el gobierno, a través de Felipe Solá, acusó recibo del golpe y sentenció que “no hay ni habrá acuerdo porcino con China”.

¿Esto significa que no se van a instalar las megafábricas? No. Lo que significa es que por el repudio popular el gobierno no quiere dejar sus huellas en la firma de este acuerdo y les revolea la responsabilidad a ecocidas como Jorge Capitanich, en Chaco, para que firme acuerdos bilaterales con las multinacionales chinas. Nadie puede pensar que quien reprime a los pueblos originarios de la provincia para hacer lugar al avance del desmonte y el agronegocio, vaya a considerar algún tipo de cláusula de “cuidado ambiental”.

Desde Ambiente en Lucha opinamos que la caída del memorándum binacional debe usarse como un paso adelante para continuar la pelea en cada territorio donde quieran avanzar con estas fábricas de pandemias. Mientras seguimos exigiendo una respuesta oficial en la que se dé por finalizada la negociación entre ambos Estados, continúa siendo nuestra tarea principal coordinar con BFS desde todo el país la solidaridad con Chaco y cada provincia donde los gobernadores peronistas o radicales quieran avanzar con estas iniciativas.

Enseñanzas para seguir la pelea

Hubo una única organización socioambiental en todo el país que no se sumó a la convocatoria del 25A de la BFS, Jóvenes por el Clima. No es casualidad que se trate de una agrupación cuyos referentes están llamando a votar por el Frente de Todos en las próximas elecciones. La independencia política de los gobiernos es indispensable para poder ser consecuente en la lucha contra la depredación ambiental.

Pero al mismo tiempo es importante saber que mientras sigan gobernando los partidos que lo hacen para las multinacionales y el pago de la deuda externa, las iniciativas del extractivismo capitalista no van a tener fin. Por eso es clave en estas elecciones apoyar a quienes acompañan cada una de estas luchas y plantean de forma unitaria una transformación de fondo para organizar la transición ecológica, energética y alimentaria sobre la base de terminar con el lucro capitalista y dar respuesta a las necesidades populares. ¡Vamos con las listas unitarias del Frente de Izquierda Unidad Lista 1A!
 

Escribe Pili Barbas, candidata a legisladora porteña por Izquierda Socialista /FIT Unidad

El día 12 de agosto del 2021 se cumplió el bicentenario de la Universidad de Buenos Aires. Como parte de la misma queremos resaltar cuáles son los cimientos en los cuales se forma, que al día de hoy, ante tantos intentos de avance y ajuste de todos los gobiernos de turno, sigue siendo una de las universidades más importantes de Latinoamérica

El lema “200 años formando futuro”, con el cual celebran las autoridades con el rector Barbieri a la cabeza, parece simplista si pensamos que ellos no reconocen las luchas que se dieron en tantos años de historia para que la Universidad de Buenos Aires sea hoy lo que es. Y sobre todo, carece de perspectivas de los desafíos que tenemos, para defender y  para construir una universidad verdaderamente democrática que esté al servicio del pueblo trabajador.

La gratuidad en la universidad y el cogobierno universitario (con representación de docentes, graduadxs y estudiantes) en el consejo superior y consejos directivos, fueron conquistas que se dieron en el marco de movilizaciones y grandes peleas que dio el movimiento estudiantil junto a muchos docentes.

Varias de ellas, también coincidieron con el ascenso y fueron dadas en conjunto con las movilizaciones del movimiento obrero, como lo fue en la Reforma Universitaria de 1918 en Córdoba, que traería para la Universidad de Buenos Aires, unos años después, un aire de luchas que permitieron la autonomía y el cogobierno universitario.

Los grandes  logros pedagógicos, culturales y científicos que se pueden reconocer en nuestra universidad junto a las conquistas democráticas estuvieron llenas de contradicciones y conflictos. La UBA en todos estos años, en lo educativo y cultural fue una caja de resonancia de las luchas de nuestro país.

Los años más oscuros y trágicos tuvieron su peso en nuestra universidad, con cientos de estudiantes y docentes desaparecidxs por la dictadura genocida. Años antes, la Noche de los Bastones Largos, había provocado no sólo la represión, sino también el desmantelamiento de numerosos grupos de investigación y la pérdida para el país de más de mil docentes.

Más acá en el tiempo, con el gobierno de Menem se dio el puntapié de uno de los cambios de orientación más significativos en la historia de la UBA. En sintonía con la política imperialista impulsada por el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio se promulgó la Ley de Educación Superior (LES), resistida por toda la comunidad educativa,  que al dia de hoy ningún gobierno, ni el Kirchnerismo, ni Macri, ni Alberto Fernandez dieron vuelta atras. Y donde grandes multinacionales se empezaron a involucrar en los planes de estudios y posgrados.

En su bicentenario podemos decir entonces que nuestra universidad, se sostiene por años de luchas y resistencias. Que sigue de pie, ante un ahogo presupuestario que se profundiza año tras año, que se ve reflejado en los miles de docentes ad honorem, en los edificios que se caen a pedazos, en la gran deserción estudiantil por no otorgar dispositivos para estudiar durante la pandemia, en el recorte de becas y en históricamente incumplido derecho de un boleto educativo.

Como parte de la Universidad de Buenos Aires tenemos grandes desafíos. Este aniversario  debe celebrarse sin olvidarse del pasado, conscientes de que las conquistas logradas fueron el fruto de luchas, y que esa es la perspectiva para conquistar una universidad democrática, gratuita y de calidad para todxs.

Será una pelea del próximo período poder recuperar la FUBA, hoy en manos de la Franja Morada, y la conducción de los centros de estudiantes, para poder tener las herramientas que permitan organizar al movimiento estudiantil ante todos estos desafíos.






Escribe Pili Barbas, candidata a legisladora porteña

El gobierno peronista de Alberto Fernández sigue anunciando medidas cosméticas para la juventud, que no resuelven en absoluto las acuciantes necesidades de trabajo digno y educación para que podamos forjarnos un futuro.

El lunes 10 de agosto, durante  un acto en Tecnópolis, el presidente Alberto Fernandez, como inicio de la semana de las Juventudes, lanzó el segundo volumen del “Plan Programar” que apunta a dar capacitación a unxs 60.000 jóvenes. Esta campaña del gobierno no es para nada casual, se enmarca en un contexto donde tiene que dar respuesta a miles de jóvenes que tuvieron expectativas en sus promesas. Este plan pide como requisitos para inscribirse tener acceso a internet y dispositivos móviles. Una hipocresía total, si pensamos  que miles de jóvenes están hace un año sin esos recursos para poder continuar cursando sus estudios. El propio gobierno reconoció que en el 2020 más de 6 millones de pibxs tuvieron problemas de conectividad. Entonces es obvio que no serán “la mayoría” quienes puedan acceder al plan, sino todo lo contrario.

Hace unas semanas, con la misma intención de dar alguna respuesta mediática para la situación de precarización y ajuste que se vive entre la juventud, el gobierno había lanzado el plan “Te sumo” para insertar en la vida laboral a lxs jóvenes de entre 18 a 24 años. Según este programa, supuestamente se crearán 50.000 puestos de trabajo, donde el Estado pagará el 70% del salario a las empresas que lxs contratan, a un mísero sueldo de 25.000. ¡Salarios de miseria, y encima subsidiados por el Estado! ¡Esa es el famoso plan para dar oportunidades a lxs jóvenes! Sin dudas las medidas de este gobierno están lejos de estar a la altura de las soluciones que necesita la juventud.
Es cierto que venimos de años de ajuste sobre nosotrxs por parte del gobierno macrista, pero la realidad es que este gobierno solo ha profundizado el desempleo y la precarización laboral.

En este año 2021 se estima que 6 de cada 10 menores de 18 años son pobres, y que 7 de cada 10 menores de 25 tienen trabajos precarizados. A esto hay que sumarle  lxs miles de jóvenes que no pudieron continuar sus estudios, porque el gobierno nunca destinó presupuesto para conectividad y por el brutal recorte que se implementó este año en las becas Progresar. Mientras tanto, y como contrapartida, el gobierno nacional siguió pagando rigurosamente los vencimientos de deuda externa.

Ante esta cruda realidad que vivimos como juventud y las  expectativas incumplidas del gobierno nacional, es importante discutir qué alternativa queremos para nuestro futuro como  jóvenes.
Ni Alberto Fernandez es opción, ni Juntos por el Cambio, ni los espacios que aparecen como “nuevos” como Milei y Espert. Que utilizan en sus discursos la palabra “libertad”, pero ocultan que son los mismos que apoyaron la dictadura militar, que formaron parte y apoyaron el menemismo, y que su salida es avanzar con más ajuste, privatizaciones y flexibilización laboral.

Para nosotrxs, la salida para toda esta crisis pasa por dejar de pagar la deuda externa y que esa plata vaya para crear trabajo genuino, IFE, y presupuesto educativo para becas y conectividad para poder estudiar.
Ante lxs candidatxs patronales que ya gobernaron, apostamos a la unidad de la izquierda, que sale a luchar y que ahora está representada en la lista  1A del Frente de Izquierda Unidad. La única alternativa unitaria que plantea una salida de fondo para la juventud.


Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Carta abierta al PST(C) sobre A Luchar (1987)
Conceptos políticos elementales (1986)
España: con las Cortes, cortar la monarquía (1977)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa