Sep 20, 2020 Last Updated 2:54 PM, Sep 20, 2020

Informe de Jorge Adaro: Llamamos a la unidad de los sectores combativos y anti burocráticos para enfrentar el pacto de la burocracia de CTERA con el gobierno, y avanzar en una nueva conducción democrática y de lucha

Para defender la escuela pública, los salarios y los derechos docentes, hay que luchar contra el ajuste de Fernández y los gobernadores. Llamamos a la unidad de los sectores combativos y anti burocráticos para enfrentar el pacto de la burocracia de CTERA con el gobierno, y avanzar en una nueva conducción democrática y de lucha.

  1. Hoy el mundo está cruzado por dos pandemias: la del coronavirus y la social. Millones de contagiados, centenares de miles de muertos por COVID. Y, si veníamos de una crisis económica del capitalismo mundial desde el 2008, esta ha pegado un salto tal que se considera la peor de su historia, salvo las dos guerras. Con miles de millones de pobres y de personas sin acceso al agua, se profundizan las diferencias sociales a extremos inéditos, como que los 8 capitalistas más ricos del mundo posean lo mismo que 3.700 millones de personas.

  2. Todos los gobiernos, las multinacionales, banqueros y grandes empresarios, han decidido fuertes medidas de ajuste, para que la crisis nuevamente la paguemos los trabajadores y el pueblo. Cuentan con el apoyo de las burocracias sindicales de todos los colores, que pactan con ellos desmovilizar y que pasen el ajuste.

  3. Pero luego de un impasse por la irrupción del Covid, y pese al rol desmovilizador de las conducciones burocráticas y reformistas, los trabajadores y sectores populares vamos retomando las luchas que en 2019 recorrieron el mundo. La más importante es la rebelión en EEUU en repudio al asesinato de George Floyd, a manos de la policía racista. Y se combina con la convulsión social en un país con 40 millones de desocupados, con un presidente negacionista como Trump, con más de 5 millones de contagiados y más de 165 mil muertos. Pero ya hay luchas en todos los continentes y esa es la dinámica general, como lo acaba de mostrar el pueblo del Líbano exigiendo la renuncia del presidente.
  1. En la Argentina el gobierno de Alberto Fernández va en la misma línea internacional. Sus medidas garantizan las ganancias de los grandes empresarios y multinacionales, con subsidios millonarios y pago de salarios y aportes patronales. En medio de la emergencia pagó puntualmente miles de millones de dólares al FMI y a los banqueros de los Fondos Buitres. Y ahora acaba de llegar un acuerdo celebrado por toda la oposición patronal y por el FMI, acuerdo que reconoce todo el fraude de la bicicleta financiera y la fuga de capitales con el gobierno de Macri y hará que todo el pueblo argentino les pague más de 50 mil MD. Ahora se apresta a acordar con el FMI, que exigirá una serie de medidas aun más anti populares para garantizarse el pago de la deuda. Hay casi 500 mil nuevos despedidos, millones de desocupados y de niños en la pobreza absoluta. Se congelan y hasta rebajan los salarios. Mientras el gobierno tiene el doble discurso de “defender a los que menos tienen” o que enfrentará a los empresarios, “los vivos de siempre”, en realidad no toma ninguna medida en ese sentido. Las amenazas de cobrar impuestos a las grandes riquezas o de expropiar a la estafadora Vicentín, fueron pura espuma.
  1. Y el gobierno, luego de implementar una correcta cuarentena temprana que evitó un desastre sanitario, inició muy prontamente la “flexibilización” de la cuarentena, ante el reclamo de las grandes empresas. Millones de trabajadores se ven obligados a viajar en transporte público. Y la falta de ayuda alimenticia y económica necesaria a desocupados, trabajadores en negro, cuentapropistas o pequeños comerciantes, los obliga a arriesgar su salud para salir a buscar el peso. Por todo eso es que crece exponencialmente el número de contagiados y muertos por Covid. Y la dinámica es muy preocupante.

  2. Todas estas medidas anti populares del gobierno, las ha realizado con el aval de la burocracia sindical de la CGT y CTA. Han permitido los despidos, las rebajas y congelamientos salariales, el no funcionamiento de las paritarias, la rebaja de las jubilaciones, la flexibilización de la cuarentena, que no haya protocolos sanitarios en miles de empresas y un gran etcétera de agachadas. Todas las luchas que se han dado, fueron por fuera y a pesar de la burocracia sindical, fábricas por despidos, LATAM, mineros, camioneros, estatales, trabajadores de salud, docentes. Y esta será la dinámica general de las próximas luchas: desbordar a las conducciones traidoras. En estas luchas surgen miles de nuevos activistas. Y crece la coordinación del sindicalismo combativo, que apoya y trata de unificar a los luchadores, nucleados en el Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC) que encabeza el ferroviario Rubén Pollo Sobrero, junto a centenares de dirigentes y delegados, como los del Sutna, docentes de ADEMYS, los SUTEBA Multicolores y las oposiciones y minorías de gremios docentes, los médicos de la Cicop, Ceramistas de Neuquén, etc.
  1. Estos elementos de la realidad económico, política y social, se replican en el sistema educativo y en la situación de la docencia. Más allá del doble discurso progresista y de algunos cambios cosméticos en relación al gobierno de Macri y Cambiemos, y a pesar de que muchísimos docentes tienen expectativas en que este nuevo gobierno de los Fernández y el peronismo aún puede mejorar las cosas, la política que está aplicando Trotta en educación sigue los mismos lineamientos generales que los gobiernos anteriores, como el de los Kirchner. Sigue con la política que exige el Banco Mundial, el BID y los grandes empresarios. Ataque y congelamiento de salarios, a los derechos laborales docentes, desinversión de la escuela pública promoviendo la privatización del sistema educativo, manteniendo los subsidios a la educación privada, ajustando a los docentes y jubilados, manteniendo las evaluaciones externas, las reformas en los niveles medio y terciario, vaciamiento de obras sociales y caja de jubilaciones. Es lo que seguirán haciendo Fernández y los gobernadores, y que deberemos enfrentar.

  2. Las medidas de Fernández y los gobernadores las aplican con el aval de la burocracia docente de CTERA y demás gremios amigos. Hace unos días aceptaron el 0% de aumento para la segunda parte del año. En muchas provincias no tienen aumento salarial desde 2019, como en Santa Fe donde dirige AMSAFE Sonia Alesso, secretaria general de CTERA. En otras directamente no cobran o lo hacen en cuotas y con deudas como Chubut o Santa Cruz. Reivindicaron que Trotta dio una línea de créditos para que los docentes compremos nuestra propia computadora para trabajar, que no sirvió para nada. Y están dejando que avance el regreso presencial a las aulas con el “protocolo burbuja” de Trotta, como en San Juan.

  3. La docencia en estos años realizamos infinidad de conflictos, salimos por miles enfrentando las políticas de ajuste y privatización. Las maestras salteñas, de Neuquén, Santa Cruz, Chubut, CABA, en Buenos Aires y varias provincias más. Fueron luchas que se rebelaron a los frenos de las burocracias provinciales y de CTERA. Por eso siguieron surgiendo y fortaleciéndose organismos de lucha como los plenarios provinciales de delegados convocados por los SUTEBA Multicolores en Buenos Aires, ADEMYS en CABA, SUTE en Mendoza, GDA en Formosa, las asambleas autoconvocadas en Salta o Chubut, la coordinación de las seccionales y directivos opositores de ATEN o ASMAFE Rosario y otras, las oposiciones en Córdoba, Santa Cruz, y en varias provincias.

  4. Las traiciones de CTERA y los burócratas de la lista Celeste, como Baradel, Monserrat, López, Guagliardo, Alesso, Goodman, son la razón principal por la que tanta lucha y voluntad docente no haya logrado grandes triunfos contra los gobernadores y el gobierno nacional. Las desorganizan y las aíslan por provincia y lugar, destruyendo la razón de ser de CTERA: coordinar y unificar las luchas docentes en todo el país. Por eso nosotros buscamos y llamamos permanentemente a que las luchas se coordinen y nacionalicen. Les exigimos a CTERA y sus dirigentes que llamen a medidas nacionales en apoyo, pero mientras reclamamos a las conducciones provinciales que realicen asambleas, le den continuidad a la lucha y busquen la nacionalización y coordinación con los docentes combativos y otros gremios en lucha, para evitar el aislamiento y el desgaste.

  5. Por eso desde Docentes en Marcha también impulsamos la coordinación nacional de la oposición docente, para apoyar las luchas. Y también para conformar un frente antiburocrático opositor que pueda disputarle a la burocracia de CTERA y en todas las provincias las conducciones de los sindicatos, para ponerlos al servicio de la democracia y los reclamos docentes. Hay que retomar la coordinación que impulsamos desde hace unos años con el Encuentro Nacional de Docentes Opositores, que sirvió para organizar la pelea contra los ajustes de Macri y Cambiemos y apoyar provincias en lucha. Esa coordinación también se debe extender al resto de los trabajadores que luchan contra el ajuste y que enfrentan a las burocracias de sus sindicatos. Por eso desde Docentes en Marcha llamamos a que todos los luchadores nos sumemos al Plenario del Sindicalismo Combativo, PSC.
  1. Dentro de la oposición tenemos acuerdos para enfrentar las medidas del gobierno y las capitulaciones de las burocracias, que nos permiten luchar unidos. Y también debates y diferencias, que no deben impedir la unidad. Hay sectores como la CCC/PCR/Azul y Blanca, que se están pasando al lado del apoyo al gobierno. Si ellos siguen con esa política, de apoyo al gobierno por encima de los intereses de los docentes, coincidiendo con la burocracia Celeste, no pueden seguir actuando en la Multicolor. Llamamos a los docentes que apoyan a la Azul y Blanca, a que les exijan que rompan con su apoyo al gobierno y retomen la unidad multicolor con los opositores. Otras agrupaciones opositoras, como los dirigentes de “Rompiendo Cadenas” por ejemplo o del colectivo “Otro sindicalismo es posible”, dudan en salir a denunciar claramente al gobierno como ajustador y a la burocracia Celeste como traidora, ante las expectativas que el nuevo gobierno concitó en muchos docentes y trabajadores. Pendulan entre “denunciar” o “aconsejar” al gobierno y a la burocracia, llevando confusión a los luchadores docentes sobre el ajuste y la desmovilización que impone la burocracia. Los llamamos a que definan una oposición clara y frontal contra el gobierno y que también se sumen al Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC). Con una política similar actuaban los docentes de la Marrón/PTS, que priorizaban la unidad de acción con la burocracia Celeste por sobre la unidad con los sectores combativos, dividiendo la coordinación y la fuerza de las acciones de lucha impulsadas por la oposición. Afortunadamente hace unas semanas se incorporaron al PSC, después de más de dos años atacándolo equivocadamente, lo que es un gran avance para fortalecer la oposición combativa. Ahora es fundamental que sean consecuentes con este paso unitario y que no dividan más la unidad multicolor en la base docente, ni en las luchas ni en las elecciones, como ocurrió en ATEN Neuquén, por ejemplo, donde la división permitió que la burocracia recuperara el sindicato. A aquellos dirigentes opositores que aún siguen actuando bajo los lineamientos de las conducciones burocráticas de la CTA de Yasky, Micheli o Godoy, en la FND, los llamamos a que abandonen esos espacios y se retomen la unidad y la coordinación nacional de docentes opositores, y se integren al PSC. Llamamos al resto de las agrupaciones con las que actuamos juntos en las multicolores y el PSC, como Tribuna/PO, a que no duden en apoyarse en esa unidad para impulsar la lucha cotidiana. Exigiéndoles a todas las burocracias que rompan sus pactos con los gobiernos y llamen a planes de lucha, pero confiando en que la consulta democrática a las bases nos da la fortaleza necesaria para salir a luchar, aunque la burocracia no quiera hacerlo. Fortaleciendo polos antiburocráticos que, además de dar pelea en las elecciones sindicales, se potencien como organismos de coordinación y lucha, que superen la inacción de la burocracia. Esa debe ser la razón central de la coordinación opositora, ponernos al servicio de luchar unidos en defensa de la educación pública y el salario.
  1. Para todas estas tareas es que llamamos a todos a integrarse a Docentes en Marcha y fortalecer la multicolor, impulsar la coordinación nacional de docentes opositores, fortalecer el PSC, y las alternativas unitarias, democráticas y de lucha en cada sindicato y en CTERA. Debatamos en las comisiones y en el plenario general, buscando las mejores propuestas de resoluciones para este nuevo Encuentro Nacional.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa