Sep 20, 2020 Last Updated 2:54 PM, Sep 20, 2020

Informe de Graciela Calderón: Educación pública, estatal y gratuita en pandemia, problemas y desafíos

1.El 2020 será recordado, seguramente en nuestra historia, como el año del COVID-19. Y, en la escuela pública, tal vez como el año de la mal llamada “educación virtual”. Es indudable que, para cualquier trabajador del mundo, Coronavirus o pandemia son y serán sinónimos de enfermedad, cuarentena, muerte, sufrimiento. Porque a esta pandemia se le sumó la otra pandemia: la social, por lo que coronavirus se asocia a miseria, pobreza, aislamiento social, hambre. Las cifras internacionales dicen que 6 de cada 10 niños/niñas en argentina estarán en la indigencia hacia final de año. Es decir que mientras miles de millones pasan pobreza, hay algunos miles de multimillonarios y ricos, multinacionales, banqueros, que se siguen enriqueciendo.

2. Por lo tanto, el aislamiento social es diferente: un puñado lo hace en mansiones, piscinas y gimnasios privados, conectividad, micro cines, clínicas privadas y planes médicos. Mientras, miles de millones no tienen agua potable, ni cuidados sanitarios, viven hacinados, y vemos imágenes de personas que mueren en sus casas o en las puertas de hospitales que no dan abasto. Estas son las crudas y tremendas consecuencias que vemos de un sistema capitalista mundial en decadencia. Sistema responsable de la destrucción del planeta, de la generación de pandemias, de las desigualdades sociales y de la muerte y la miseria de miles de millones. Sistema contra el cual, desde nuestra Agrupación Docentes en Marcha, llamamos a todos los docentes y estudiantes a luchar, enfrentando las medidas de ajuste de los gobiernos en nuestro país y solidarizándonos con las luchas de los docentes, estudiantes y trabajadores del mundo.

3. Como siempre hemos dicho en educación, la escuela es la caja de resonancia de los problemas sociales. Y en estos momentos lo que está pasando es que el Covid, la cuarentena más todas sus consecuencias, cruzan la vida cotidiana de los docentes y nuestros alumnos. ¿Qué ha cambiado? Que a los graves y viejos problemas que teníamos en la escuela pública, se han sumado los graves y nuevos problemas del Covid. Esta definición es muy importante. Porque desde el gobierno y sectores mal llamados “expertos” en educación, hay quienes no tienen vergüenza en definir esta situación como una “oportunidad” y no como una verdadera y grave tragedia. ¿Cuál sería la “oportunidad”? ¡Aprovechar las enormes ventajas de la educación virtual! Dicen que a la virtualidad “obligada” debemos profundizarla, rearmar la educación cambiando criterios, metodologías, contenidos, bajo el eufemismo de “actualizar el sistema educativo”. Dicen que nuestra forma de enseñanza y contenidos “son de hace 100 años”, negando así todos los enormes estudios y avances pedagógicos que hemos logrado con el esfuerzo de docentes, pedagogos y científicos.

4. ¿Qué hay detrás de este nuevo discurso? El primer punto que debemos destacar es que los diferentes gobiernos y los sectores empresariales y del Banco Mundial (que son los que impulsan hace décadas las reformas en los sistemas de educación pública), tratan de responsabilizar a los docentes de la tremenda crisis del sistema educativo. ¿Esa es la realidad? No. La principal causa de la crisis de la educación pública, estatal, gratuita, que fue orgullo de la argentina y dio numerosos premios Nobel, por ejemplo, es la política de desfinanciar el sistema educativo para avanzar en su privatización, como veremos en los debates de las diferentes comisiones. La política impulsada por el imperialismo a nivel internacional fue liquidar el derecho social a la educación pública y gratuita, donde miles de millones de niños y jóvenes podían estudiar gratuitamente. En esta etapa de decadencia del capitalismo imperialista, donde todo es mayor explotación y robo de nuestros recursos, descubrieron que en vez de que los estados “gastaran” miles de millones de dólares para educación pública, había que ir privatizando la educación y que, para poder estudiar, haya que pagar. Así, no sólo se “ahorraban” lo millones de dólares en presupuestos educativos, sino que transformaron a la educación en una mercancía más. Millones de personas deben pagan a los nuevos empresarios educativos, para poder estudiar. De manera brutal en algunos países y más gradual en otros (según el grado de arraigo social del derecho a la educación gratuita, y a las luchas de docentes y estudiantes), hace décadas que avanzan en esa política de liquidación de la escuela pública y de fomento de la educación paga y privatización del sistema educativo. Aquí, en Argentina, desde la dictadura militar de los ´70, pasando por Alfonsín, Menem, De la Rúa, los Kirchner, Macri y ahora Fernández, todos, con diferentes discursos, medidas y leyes, fueron avanzando en la aplicación de este plan de destrucción de la escuela pública y su privatización. Salarios miserables, escuelas en pésimo estado de infraestructura, falta de escuelas, de aulas, de docentes y auxiliares, de insumos, de vacantes, mayor deserción escolar y todas las consecuencias de esa política que todos los gobiernos vienen implementando desde hace décadas por orientaciones del imperialismo, son la principal causa de la crisis y estancamiento de la escuela pública. Los docentes hacemos maravillas para seguir enseñando en estas condiciones. Somos los principales responsables de que la escuela pública argentina siga existiendo y educando a distintos sectores sociales de hijos de trabajadores y empobrecidos. Nos falta de todo, nos siguen quitando de todo y seguimos redoblando esfuerzos para sostener la escuela pública. Los gobiernos mienten en la causa principal de la crisis: en realidad, son el desfinanciamiento y abandono de la escuela pública. Y el impulso de la educación privada, a la que, además, mantiene y extiende los subsidios.

5.Otro punto es la mentira de la educación virtual. Hace años que los gobiernos quieren imponer la “virtualidad” educativa. Nosotros estamos a favor de utilizar la tecnología para una mejor educación pública. Pero los gobiernos y empresarios lo hacen para seguir profundizando el desfinanciamiento del estado, con menos docentes, menos infraestructura y mayor desigualdad social. Para imponer plataformas con contenidos estándar y terminar con la educación adaptada a las realidades sociales de nuestros alumnos. Y para avanzar en el negocio de los empresarios de plataformas educativas que generan miles de millones de dólares anuales. Ellos intentan avanzar en ese sentido, y la docencia y los estudiantes se lo vamos frenando. Pero ahora, con la cuarentena, aprovecharon para imponer este sistema virtual, ante la dificultad de llegar de otra forma a nuestros alumnos. E improvisaron todo. Dejando a millones de alumnos sin ningún tipo de educación ni seguimiento, ante la falta de insumos tecnológicos y conectividad. Súper explotando a docentes. Dejando a miles sin tomar cargos, sin ingresos, en la pobreza. Y ahora quieren que retomemos las clases presenciales, con un ridículo y absurdo protocolo “burbuja” del ministro Trotta, que llamamos a rechazar. Con el discurso de que tenemos que "aprender" a convivir con el coronavirus, nos quieren imponer la "bi modalidad", alternando los días de clases presenciales en las mismas deficiencias edilicias y de condiciones sanitarias que dejamos en marzo. Y el resto de los días manteniendo la mentirosa educación virtual, sin garantizar ni la conectividad ni los insumos tecnológicos para todos los docentes, estudiantes y familias. Es decir, a los viejos problemas del sistema educativo, se suman ahora los nuevos de la mal llamada “educación virtual”. El gobierno quiere “aprovechar” para meter esa virtualidad y seguir avanzando en la privatización de todo el sistema.

6. Hoy tenemos el desafío de defender la escuela pública de los nuevos embates y los nuevos problemas que nos acarrea la política gubernamental. Y, a la vez, no hay perspectivas de soluciones a los viejos problemas. La falta de financiamiento, la privatización del sistema educativo. La infraestructura escolar. Salarios y jubilaciones miserables y nuevos ataques contra el régimen de licencias y el sistema previsional. La destrucción y el robo a nuestras Obras sociales, la desatención sanitaria frente a la pandemia. El desmantelamiento de las escuelas de adultos, especiales, técnicas, la falta de jardines maternales, la precarización laboral y destrucción del Estatuto con docentes contratados por fuera de convenios, la nueva inestabilidad laboral. El ataque y privatización de la formación docente, la reforma en los contenidos curriculares. La desatención a la problemática del movimiento de mujeres y a la Educación Sexual en las escuelas. Y a la cuestión ambiental, que también cada día toma fuerza social.

7. En este nuevo Encuentro Nacional de Docentes en Marcha queremos profundizar sobre estas temáticas, a través del trabajo en las respectivas comisiones y después en la Plenaria General. Queremos que cada uno de nosotros salga mejor armado para entender dónde estamos parados los que defendemos la educación pública, gratuita, estatal, con más y mejores argumentos para desnudar y denunciar esta política del gobierno y del imperialismo. Ubicarnos en qué desafíos y qué nuevos embates del gobierno debemos afrontar en los próximos meses. Y salir a seguir dando pelea, en unidad con todos los sectores que defienden la educación pública. Impulsando la pelea por la renacionalización del sistema educativo. Para volver a que sea el gobierno nacional el único responsable del sostenimiento financiero de los salarios e infraestructura escolar de todas las escuelas del país. Para recuperar la educación pública, estatal, gratuita, científica, laica, de calidad para todos los niños y jóvenes. Para que logremos que la plata necesaria para la escuela pública vaya al presupuesto educativo y no para subsidiar a la educación privada ni para pagar la deuda externa. Espero que este panorama general sirva como marco para los debates en las comisiones.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa