Feb 26, 2020 Last Updated 3:00 PM, Feb 25, 2020

El Socialista entrevistó a Rubén Pollo Sobrero. Es candidato a primer diputado provincial por la primera Sección Electoral de la Provincia de Buenos Aires. Fanático de River y Morón (“Soy pollo, gallo y gallina”, dice), tiene 57 años, 4 hijos, está en pareja con Andrea y vive en el barrio Envión, Haedo, desde hace décadas. El “Pollo” es secretario general de la Unión Ferroviaria Seccional Gran Buenos Aires Oeste, opositor a la burocracia de la lista Verde y referente nacional del sindicalismo combativo. Integra la Mesa Nacional del Plenario del Sindicalismo Combativo de Lanús y es dirigente nacional de Izquierda Socialista.

-¿Estás contento de ser candidato?
Un orgullo. Por mi partido, que me eligió para encabezar a diputado, y de todo el Frente de Izquierda que estuvo de acuerdo. Es algo muy importante porque en estas elecciones votar por el FIT-Unidad es votar en defensa propia. Mientras la CGT traidora va con Alberto, el sindicalismo combativo integra las listas de la unidad de la izquierda. Eso cualquier trabajador lo tiene que reconocer.

-De la pelea sindical pasas ahora a la pelea electoral
Es que las peleas sindicales tienen que tener una resolución política. En el Sarmiento venimos peleando por “un sindicato para los trabajadores y un ferrocarril para el pueblo”. Y esto de un ferrocarril para el pueblo, significa lograr la reestatización de todo el sistema ferroviario poniendo a los trenes bajo control de trabajadores y usuarios. Solo la izquierda lo dice y presentó un proyecto por esto. Es una pelea política, no solo sindical.

-¿Qué significa reestatizar?
Que hay que anular la privatización que viene del peronismo menemista, volver a tender las vías que nos robaron y poner el ferrocarril al servicio de un proyecto de país, no para las ganancias capitalistas. Y para que no haya corrupción, los trabajadores junto a los usuarios lo tenemos que controlar.

-Es una pelea contra todos los gobiernos
Contra todos los gobiernos, claro. Ahora contra Macri, pero la venimos dando con los Kirchner. Hay que recordarles a quienes creen que con Alberto y Cristina puede haber una solución que en los doce años de gobierno kirchnerista subsidiaron millonariamente a las patronales y nos llevaron a la masacre de Once a pesar de las 300 denuncias que hicimos por fallas de seguridad y mantenimiento. O los negociados del soterramiento que vienen del gobierno anterior en beneficio de la corrupta Odebretch.

-Cuando escuchas que bajo el gobierno anterior se respetaba a los trabajadores ¿qué decís?
Que tuvimos que hacer varios paros generales al gobierno anterior y Cristina nos tildaba de “golpistas”. Y nunca me voy a olvidar cuando me fueron a buscar a mi casa con un operativo al estilo Triple A y me metieron en una celda acusándome de “quemar trenes”.

-¿Qué opinas cuando sectores supuestamente “duros” del kirchnerismo te dicen que no se luchó tanto contra Macri como se hizo contra Cristina?
Mienten. Los ferroviarios del Sarmiento de entrada le hicimos un parazo a Macri. Dicen eso para salvar a la burocracia sindical peronista que fue cómplice de este gobierno.

-¿Cómo lo demostrás?
Muy fácil. En las jornadas del 14 y 18 de diciembre contra el robo jubilatorio hubo cien mil personas frente al Congreso acompañadas por el sindicalismo combativo y la izquierda. La CGT carnereó, Camioneros se borró (después Moyano llamó a una misa a Luján) y el peronismo votó con Macri. Ahora dicen que son alternativa. Pero si Macri llegó a tanto con el ajuste fue por esa complicidad. La izquierda estuvo desde el primer momento contra Macri y su ajuste. Daer, Moyano, Pignanelli apoyan a Alberto Fernández, nosotros estamos con el Frente de Izquierda-Unidad. No hay que dejarse engañar. O estás con la burocracia sindical o con el sindicalismo combativo que lucha contra el ajuste. No hay otra.

-Decías al principio que la pelea es política…
Tenemos un movimiento obrero excepcional. Tuvimos un Cordobazo, la dictadura cayó por la movilización, Alfonsín se tuvo que ir por el rosariazo, a De la Rúa con el Argentinazo… pero siguen gobernando los políticos patronales.

-¿Qué nos está pasando entonces?
Tenemos que fortalecer una alternativa política opuesta a las que nos vinieron gobernando. Hay que pelear por un gobierno de los trabajadores. Yo tuve un origen peronista, pero el PJ es la herramienta que vino gobernando para las ganancias capitalistas.
Cuando se comprenda que hay que superar al peronismo por una herramienta política superior, de izquierda, estaremos más cerca para conquistar los cambios de fondo que necesita el pueblo trabajador.

-¿Se ve a la izquierda?
La izquierda está creciendo, estamos más fuertes en las fábricas, en los colegios, entre el movimiento de mujeres, logramos superar el millón de votos en elecciones pasadas, tenemos un reconocimiento enorme y vamos a seguir por ese camino.

-¿Alguna reflexión final?
Felicitar a toda nuestra militancia que gana las calles, las plazas, volantea, pinta, por la unidad dela izquierda que logramos.
Vamos con Nicolás del Caño y Romina del Plá y todas las luchadoras y luchadores que van en nuestras listas. Estamos por otro modelo sindical y por la independencia política de los trabajadores.

Entrevistamos al principal referente del sindicalismo combativo a días del paro y marcha de las CTA a Plaza de Mayo del lunes 24 y del paro general del 25. El Pollo Sobrero, secretario general de la Unión Ferroviaria de Oeste y dirigente de Izquierda Socialista, nos recibe con un mate en el local de la Seccional Haedo. Está apasionado con el paro y reclama un plan de lucha. “Hay que derrotar el ajuste ahora”, dice.

Se viene otro paro general…
–Claro. Es “nuestro” paro. De los que peleamos todos los días, del sindicalismo combativo que lo reclamó desde el mismo día del paro anterior, hace tres meses. La CGT estuvo obligada a convocarlo. Se lo arrancamos a pura presión desde las bases. Tenemos que jugarnos con todo para que sea un parazo que le dé un verdadero mazazo al ajuste de Macri patrocinado por el FMI.

¿Ustedes pidieron que sea de 36 horas?


–Desde el mismo día del paro general anterior del 25 de junio dijimos que había que darle continuidad con otro de 36 horas y una gran movilización a Plaza de Mayo. No se nos escuchó. Pero la CTA Yasky y Micheli llamaron a una marcha el 24 con paro de sus gremios a la que se sumaron Moyano y camioneros, entre otros. Bienvenido sea. La CGT debería sumarse a esa marcha y convocar a parar desde ese día. Ahí estarían las 36 horas. Pero más allá de lo que haga la CGT el paro está, es un hecho y va a ser contundente.

¿Por qué el paro va a ser contundente?
–Porque la situación no se aguanta más. Estamos ante un gobierno antiobrero y propatronal. No van más los despidos, que nos roben impunemente los salarios. El paro va a ser total porque se va a unificar todo el movimiento obrero contra el ajuste. Los estatales y docentes, que están a la vanguardia, con el movimiento obrero industrial, que sufre los despidos y el miedo a salir a luchar ante una burocracia que les mete miedo.
¿Se van a sumar otros sectores, como los estudiantes? 
–Los estudiantes secundarios y universitarios se sumaron y son parte de la lucha. Y si sumamos al movimiento de mujeres somos millones quienes de alguna manera cuestionamos el ajuste y las políticas del gobierno.

¿Los ferroviarios del Sarmiento llaman a asamblea?
–Este miércoles. Como siempre hacemos. Nunca damos un paso sin consultar a los compañeros. No tenemos ninguna duda que se votará marchar y parar masivamente. Aportaremos una nutrida columna en la marcha del 24 junto al sindicalismo combativo se reunió en el plenario de Lanús, que llama a concurrir con una columna independiente. Y al parazo del 25 con los actos y cortes que se hagan.

¿Este será un paro más? 
–No tiene que serlo. No solo por la continuidad que tiene que haber, sino porque la situación de desesperación nos obliga a discutir qué hacemos ante el ajuste, el aumento de la pobreza, la embestida contra los convenios, la continuidad de los despidos que no tiene fin, la inflación, el robo del FMI. Es tremendo lo que está pasando. El paro tiene que ser para repudiar el ajuste y también imponer medidas de emergencia como un aumento salarial ya y que reabran las paritarias. El ajuste y la crisis nos obligan a que los dirigentes demos respuestas de fondo. Los compañeros nos preguntan cuál es la salida y como lo venimos diciendo desde hace años hay que decirles que si se sigue pagando la deuda nos vamos a seguir hundiendo.

¿Te escuché decir que hay que seguirla con 48 horas? 
–Con un nuevo paro de 48 horas, con un plan de lucha nacional, con otra movilización a Plaza de Mayo. Eso exigimos a la CGT y a las CTA. Al plan de ajuste lo vamos a derrotar con un auténtico y verdadero plan de lucha. Es lo mismo que pasa en un gremio, con una marcha no se logran muchas cosas. Pero si hay un plan de lucha… ¡Mirá los docentes de Neuquén! Con varios meses de pelea lograron la indexación trimestral del salario. Si la inflación es del 42% le van a tener que dar ese aumento. Si ellos lo lograron por qué no el conjunto de los trabajadores. O mirá el Astillero, son un ejemplo.

¿Por qué no se logran más triunfos?
Porque los dirigentes burocráticos pactan, acuerdan con las patronales y meten miedo. Son los que firmaron paritarias por el 15%. Por eso estamos construyendo un nuevo sindicalismo que pelea, no se vende y con democracia sindical marca un camino para poder ganar. Por eso batallamos por una nueva dirección antiburocrática y combativa. Es lo que impulsamos con el plenario de Lanús que estamos haciendo en las provincias.

Palabras finales… 
–Hay que hacer asambleas en los lugares de trabajo, sacar pronunciamientos de los cuerpos de delegados, organizarse desde ahora para marchar, parar y reclamar la continuidad de la pelea. Es la oportunidad para darle un duro revés al ajuste.

Escribe Juan Carlos Giordano 
Diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT

El fiscal federal Guillermo Marijuan pidió la declaración indagatoria de Rubén Sobrero. El dirigente ferroviario y de nuestro partido, Izquierda Socialista, había sido denunciado por “incitación a la violencia colectiva” y por “golpista y sedicioso” a través de Santiago Dupuy de Lome, un abogado vinculado a PRO.

Sobrero dijo en la jornada del paro general del pasado 25 de julio, “vamos a seguir empujando por las 36 horas y por un plan de lucha hasta que caiga el gobierno”, pero inmediatamente se retractó, aclarando “quise decir plan económico del gobierno”.
¿Sobrero es el “violento” y no los despidos, el robo salarial y el pacto mafioso con el FMI? ¿Sobrero es “golpista” por repudiar este ajuste que afecta a millones de trabajadores para beneficiar a los usureros y multinacionales? Es ridícula la acusación. Esto es un claro intento de perseguir a Sobrero y, en nombre de él, a los que luchan. Quieren con ello judicializar penalmente el legítimo derecho a la protesta y cercenar la libertad de expresión.

Acusan a Sobrero de “incitación a la violencia” porque dijo que hace falta un nuevo paro de 36 horas… ¿dónde está el delito? En ningún lado. 
Los verdaderos delincuentes son los banqueros mafiosos que se benefician con la timba financiera de este gobierno, no Sobrero. Los violentos son los empresarios que roban el salario a millones de trabajadores, no Sobrero. Este gobierno es el que despidió sin causa a 357 trabajadores de Télam, aplica brutales tarifazos y ha firmado un pacto con el FMI a espaldas del pueblo trabajador… ¿y el violento y golpista es Sobrero? La hipocresía es total.

Esta Justicia que protege a los delincuentes de guante blanco es la que quiere enjuiciar a un luchador. Lo mismo hizo el kirchnerismo cuando Aníbal Fernández acusó sin pruebas a Sobrero diciendo que el Pollo “quemaba trenes”. Una barbaridad. Esto demuestra que todos los gobiernos patronales embisten contra los que luchan porque les duele que, en este caso, Sobrero encabece un justo reclamo con el respaldo de miles de trabajadores que le dicen “vamos Pollo, seguí para adelante”.

El gobierno y la Justicia quieren usar los dichos de Sobrero -a pesar de que ya fueron aclarados-, para dar una señal de “dureza” contra los que enfrentan el ajuste. En Chubut se está acusando a los docentes y estatales que luchan por el salario de “desestabilizadores”, por eso fueron brutalmente reprimidos. En Télam despiden a trabajadores porque “no les da el perfil ideológico”, es decir, son despidos políticos. Por encabezar la huelga docente de Neuquén, que recientemente se ganó, se quiere expulsar de la Legislatura a la diputada Angélica Lagunas de Izquierda Socialista y secretaria general de ATEN Capital.

Este ataque contra Sobrero es también contra los que hicieron el gran paro general del 25 y los miles de dirigentes, delegados y luchadores que participaron en el plenario sindical combativo del pasado 23 de junio en Lanús, del cual Sobrero, como secretario general de la Unión Ferroviaria Oeste, junto a cuarenta sindicatos convocantes, es uno de sus principales impulsores.

Ya se han pronunciado los dirigentes del Frente de Izquierda Nicolás Del Caño, Myriam Bregman y Nathalia Seligra (PTS) y Néstor Pitrola, Gabriel Solano y Romina del Plá (PO). Llamamos a todas las organizaciones sindicales, sociales, políticas, de derechos humanos y a personalidades a repudiar el intento de criminalizar a Sobrero por sus dichos, y a defender el derecho a la protesta, iniciando una gran campaña nacional en su defensa, que no es más que la defensa de todos los trabajadores y demás sectores populares que enfrentan el ajuste.

El Pollo llegó a Córdoba el pasado martes para solidarizarse con los trabajadores y participar de la movilización. Desde bien temprano recorrimos junto a él y a Liliana Olivero los lugares de trabajo donde compartimos reuniones y asambleas que día a día enfrentan el vaciamiento y le ponen el lomo para que el pueblo de Córdoba tenga energía eléctrica a pesar de que el gobierno busca deteriorar el servicio. Entre reportajes de radios y televisión y una concurrida charla en nuestro local partidario, visitamos tanto el edificio central de la empresa como los lugares operativos y las guardias.

(Video de el "Pollo" en Córdoba)

En Villa Revol se concentra el activismo del sindicato, donde están los que hacen el trabajo más duro de la empresa. Mientras compartíamos el desayuno, los obreros más viejos nos comentaron sus experiencias: “En este lugar hay historia, desde acá paramos la privatización y debemos volver a hacerlo”, decía un compañero con lágrimas en los ojos, mientras señalaba una placa de bronce recordando las heroicas luchas de décadas pasadas. En este mismo lugar, donde trabajó Agustín Tosco, en el Taller de Baterías, hay un recordatorio de los tres desaparecidos por la dictadura militar.

“Traigo la solidaridad de los ferroviarios del Sarmiento. No venimos a decirles qué hacer, venimos a hacer lo que ustedes necesiten” , dijo el Pollo mientras se empezaba a notar que la movilización de la tarde iba a ser multitudinaria, como terminó sucediendo.
Antes de la marcha fuimos a la Central Deán Funes y la Guardia Norte, donde nos recibieron con un típico asado lleno de camaradería e intercambio de experiencias. Allí se concretó el compromiso de nacionalizar el conflicto para que en todo el país se enteren que no vamos a dejar pasar la privatización de Schiaretti. La jornada terminó con el Pollo Sobrero hablando en el acto, donde dijo: “A los traidores que están escondidos abajo de la cama y no acompañan a los trabajadores los vamos a ir a buscar. Hay que unir las luchas. Vamos a nacionalizar el conflicto”

Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la Unión Ferroviaria, Seccional Oeste.

Saludamos a los docentes que llaman a parar el 10 de mayo, a los terciaros contra el cierre de los profesorados; están los estatales, choferes de la UTA, despedidos del INTI y el Posadas, metalúrgicos y de la industria. También están las compañeras mujeres que vienen de marchas masivas en el paro del 8M.

Macri acaba de enviar la reforma laboral al Congreso. ¡Desde acá le decimos que no va a pasar! ¡Abajo la reforma laboral! ¡Basta de ajuste y traición de la CGT! ¡Paro general y plan de lucha!

Nuestra primera tarea es apoyar a los que luchan. Eso es lo que hicimos cuando fuimos a darle el apoyo a los choferes de la 620 ante el dolor por el asesinato de Leandro. Hicieron un parazo y fueron acompañados por los vecinos de la zona. ¡Pero cuando se rebelaron pidiendo seguridad los delegados de la UTA huían como ratas! Hoy esos compañeros se están organizando para avanzar contra el traidor Fernández de la UTA.

Otro ejemplo son los docentes de Neuquén. Llevan casi un mes de paro contra el techo salarial. Tienen una conducción combativa que decide todo en asambleas como ATEN Capital. Son un ejemplo porque ya rompieron el techo salarial el año pasado logrando el 30% de aumento y la cláusula gatillo. Lamentablemente Ctera y las conducciones sindicales kirchneristas no llaman a un paro por todos los docentes y en apoyo a Neuquén.
Contra este gobierno negrero sobran fuerzas para luchar. Pero si Macri aplica el ajuste es por la traición de la CGT. Esos burócratas se están peleando por los sillones mientras dejan pasar los despidos y el robo salarial. Son los Cavalieri, Gerardo Martínez; Fernández, de la UTA; Pignanelli, del Smata; Sassia, de la UF, que nos vendió el convenio; Andrés Rodríguez, de UPCN.

Estos traidores pactan cuando venimos de la rebelión contra el robo a los jubilados de diciembre. Después fuimos miles en la marcha del 21F que lamentablemente los convocantes no le dieron continuidad. Por eso seguimos llamando a Camioneros, a la Corriente Federal y a las CTA a que organicen un plan de lucha nacional y llamen a un paro general para derrotar el ajuste de Macri y los gobernadores.

Y como los políticos del ajuste tienen sus partidos patronales, nosotros tenemos que tener nuestra propia alternativa política que es el Frente de Izquierda. Para pelear por un gobierno de la clase trabajadora.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa