Nov 25, 2020 Last Updated 8:03 AM, Nov 25, 2020


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

Marcela y Juana, dos valientes mujeres que luchan por tierra y vivienda en Guernica, han pronunciado conceptos muy reveladores (ver reportaje). En el acto que se llevó a cabo el pasado miércoles 4 en La Plata en repudio al desalojo, Marcela, referente de una agrupación de mujeres de la ocupación, dijo: “Me siento defraudada, voté a este gobierno porque pensé que nos iba a cambiar un poco, pero no”. Y Juana agregó: “Estoy decepcionada. Lo voté con la expectativa de cambiar a Macri, pero estamos en la misma”.

Hace unos meses, en la lucha contra la fusión de Austral con Aerolíneas, un delegado aeronáutico dijo en un acto público: “Yo voté a este gobierno pero no para que me quite el convenio colectivo ni desguace a la empresa”. Un delegado recientemente despedido de Aerolíneas fue más allá: “El gobierno de Alberto Fernández vino a hacer con la empresa lo que no pudo Macri”, dijo. Comentarios similares se escuchan también entre el personal de la salud y de enfermería, docentes, jóvenes precarizados o entre las mujeres que luchan por sus derechos. En concreto, crece la desesperanza entre distintos sectores populares con el gobierno.

El desgaste del gobierno se empieza a sentir con muestras de frustración y desesperanza en algunos casos, hasta llegar a la ruptura en otros, como por ejemplo el de las mujeres de Guernica que citamos, donde el gobierno les hizo falsas promesas y luego las desalojó violentamente. Hay también enojo entre muchos trabajadores que se enteraron de que el gobierno va a sacar el IFE el año próximo. Ni qué hablar de los jubilados, donde el gobierno prepara una nueva ley de movilidad jubilatoria para seguir atacando sus ingresos. ¿Y los que esperaban el famoso “impuesto a la riqueza”?

Muchos comparan el discurso oficial con la realidad y sacan conclusiones. No es para menos. La gran mayoría de los trabajadores votó a Alberto Fernández y al Frente de Todos para sacarse de encima el ajuste de Macri, pero el ajuste sigue. También les hace mucho ruido el tema de la deuda externa y el FMI preguntándose cómo puede ser que en medio de la pandemia el gobierno reciba al Fondo Monetario para pagar una deuda usurera que contrajo Macri para aceitar la bicicleta financiera.

El gobierno, para salvar su responsabilidad, culpa a Macri y a la pandemia de todos los problemas, pero lo cierto es que las medidas que viene tomando son para beneficiar a los grandes empresarios, no a los más vulnerables. Por eso una amplia franja obrera, popular y juvenil no ve soluciones al drama social. Tampoco ve que la salida sea Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich o los nuevos derechistas Espert y Milei.

A todas estas compañeras y compañeros que están haciendo la experiencia política con el gobierno peronista les decimos que desde Izquierda Socialista en el FIT Unidad vamos a seguir acompañándolos en los reclamos cotidianos, postulando al sindicalismo combativo contra la burocracia de la CGT, las CTA y los movimientos sociales cómplices, incluido el propio Grabois, que no hizo nada por las familias de Guernica. Y que para combatir el hambre, la pobreza y la desocupación hay que tomar medidas de fondo, como propone la izquierda.

Volviendo al reportaje, a Juana también se le preguntó qué opina del apoyo que les está brindando la izquierda, y dijo: “Me siento recontenida y chocha, están y nos apoyan, están en todas las marchas, nos acompañan en las asambleas, nos hacen más fuertes”. Esto revela que a la izquierda se la ve como una referencia. Llamamos entonces a fortalecer una alternativa política de los trabajadores y la unidad de la izquierda como lo estamos haciendo con el Frente de Izquierda Unidad para luchar por una salida de fondo al servicio de las grandes mayorías obreras y populares.  

 

 

El Frente de Izquierda Unidad realizará un acto en repudio a la nueva visita al país del Fondo Monetario Internacional. La cita es frente a las puertas del Ministerio de Economía.

Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista en el FIT-Unidad, señaló: “Viene una nueva misión del FMI para hacer un nuevo pacto con el gobierno para pagar una deuda usurera y fraudulenta contraída por Macri. Deuda que fue a financiar la fuga de capitales, no para salario, trabajo o vivienda como se podría creer. No puede ser que en el medio de la pandemia y el crecimiento de la pobreza el gobierno peronista de Alberto Fernández siga priorizando los pagos de la deuda y se disponga a firmar un pacto que va a significar más ajuste, entrega y sometimiento”.

Giordano finalizó: “El gobierno ya está aplicando un ajuste por exigencia del FMI. Ahora se apresta a cambiar la movilidad jubilatoria para seguir robándole a los jubilados, va a sacar el IFE el año que viene y ya el Presupuesto 2021 va a destinar cuatro veces más para la deuda que para vivienda, mientras las familias de Guernica fueron desalojadas violentamente. Decimos Fuera el FMI, ningún pacto con el Fondo Monetario, que la plata vaya a salarios, jubilaciones, salud y educación, no para la deuda y que la crisis la paguen los capitalistas, no el pueblo trabajador”.

Contactos:

Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo

Facebook: Juan Carlos Giordano

Prensa: 1160540129 @PrensaIzquierda

Se acaba de confirmar que el presidente yanqui Donald Trump perdió las elecciones. Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista-FIT Unidad, señaló al respecto:

“Compartimos los festejos que se están dando en Estados Unidos en gran parte de los trabajadores, el movimiento antirracista, el movimiento de mujeres y la mayoría del pueblo estadounidense y las masas del mundo. Salió derrotado el presidente y magnate derechista, imperialista y racista que negó el coronavirus, desmanteló el sistema de salud, defendió la policía asesina de George Floyd y somete a los pueblos del mundo con sus planes de ajuste. Trump era el presidente del capitalismo imperialista mundial que solo ofrece hambre, desigualdad social y es una amenaza para el planeta con la destrucción ambiental”.

Giordano finalizó: “Que haya sido derrotado Trump no implica cifrar ninguna expectativa en Joe Biden, quien ganó en nombre del otro partido patronal imperialista como lo es el Partido Demócrata que cuando gobernó con Obama no solo no solucionó ningún problema de los trabajadores, los afrodescendientes o el pueblo pobre, sino que ante la crisis capitalista de 2008 salvó a los bancos y multinacionales e impulsó también los planes de ajuste en el resto del mundo. Por eso apostamos a que el pueblo estadounidense siga movilizado por sus reclamos contra el nuevo gobierno. Y decimos que Biden no significará ningún beneficio para Argentina como quiere hacer creer Alberto Fernández, quien apuesta a que el nuevo presidente yanqui influya para acordar un nuevo pacto con el FMI que significará más ajuste, endeudamiento y sometimiento. Por eso vamos a repudiar la nueva visita del Fondo Monetario a Argentina este martes desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda Unidad”.

Contactos:

Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo

Facebook: Juan Carlos Giordano

Prensa: 1160540129 @PrensaIzquierda


Entrevistamos a nuestro diputado nacional y dirigente de Izquierda Socialista, Juan Carlos Giordano, sobre lo ocurrido en Guernica. El “Gringo”, junto con nuestras diputadas Schlotthauer y Trimarchi y toda nuestra militancia, estuvo desde el comienzo solidarizándose y también el día del desalojo. Nos atendió al término de la conferencia de prensa que se hizo este lunes para repudiar los dichos de Berni, que culpó a la izquierda de tirar gases, convocada por dirigentes del FIT Unidad junto con organizaciones sociales de la ocupación y organismos de derechos humanos, el apoyo de Nora Cortiñas, el CELS, el Serpaj y el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. “Hay que sacar conclusiones para compartir con los luchadores que votaron al gobierno”, nos dice, entusiasmado, Giordano.

ES–¿Cómo viviste el desalojo? 

JCG–Cuando llegué, de madrugada, ya habían arrasado y quemado gran cantidad de casillas. Digo casillas, pero para los ocupantes era lo único que tenían. “Era mi casita que compartía con mis hijos”, dijo una madre. Se ensañaron. Incendiaron hasta el merendero y la escuelita. Arremetieron contra mujeres, ancianos y niños, las nuevas generaciones víctimas del hambre, la pobreza, la desocupación. Por eso cayeron muy mal entre los votantes peronistas, los periodistas, las mujeres del feminismo ligado al gobierno y su base progresista las imágenes de las topadoras. Esto hace crecer la bronca y la decepción con el gobierno. Porque, de última, coincidió con lo que pedían Juntos por el Cambio y la justicia patronal.

ES–¿Berni culpó a la izquierda?

JCG–¿Puede ser tan siniestro? Cuatro mil efectivos, topadoras, excavadoras, helicópteros, balas de goma, cuatriciclos, gases y detenciones arbitrarias. Y encima Berni dice que la izquierda tiró los gases y “tenía un arsenal”. Sacó un spot diciendo que defiende “la vida, la libertad y la propiedad privada”. ¿De quién? De los vecinos seguro que no. La vida, la libertad y la propiedad privada de la empresa El Bellaco S.A, que no tiene títulos, ni posesión. Berni defiende la propiedad del negocio inmobiliario. En vez de hacer viviendas ahora van a hacer ahí canchas de golf o más barrios privados y countries.

ES–¿Qué dijo Kicillof?

JCG–Que en Guernica inauguró una “respuesta integral, novedosa y que no hubo represión”. O sea, hubo un desalojo “progre” que había respetado los derechos humanos y todas las garantías habidas y por haber. ¡Mirá las imágenes y respondete vos mismo la pregunta!

ES–¿El gobierno miente?

JCG–El peronismo es puro doble discurso. Quiere simular algo en los dichos, opuesto a lo que hace en los hechos. Dice que con el anterior gobierno la Gendarmería y el aparato represivo eran malos porque los dirigía Patricia Bullrich, pero ahora es bueno porque lo dirige un gobierno “nacional y popular”. Pero es la misma bonaerense que hizo desaparecer a Facundo Castro, que fue beneficiada con un aumento de sueldos, pertrechada con 30.000 millones de pesos, con más patrulleros, armas y equipos represivos y es socia de cuanto accionar corrupto y delictivo hay. Como se dice hoy, “el gobierno amaga con la izquierda y aplica con la derecha”.

ES–¿Quiénes son los dueños de las tierras de Guernica?

JCG–Nadie. No hay dueños. Ese predio estaba abandonado desde hace cincuenta años. Es una aberración que, sin título ni posesión y en un predio abandonado, se llevara a cabo un desalojo contra familias despojadas de un pedazo de tierra. La inmobiliaria y fondo de inversión El Bellaco S.A se presentó con un plano trucho. Sus orígenes se remontan a la última dictadura militar, en la que sus ejecutivos estaban ligados a los militares. Lo reveló la revista Crisis. El Bellaco tiene un mero boleto de compraventa, sin certificación, y mucho menos escritura. Encima debe impuestos desde 1983. En Guernica busca ampliar el barrio privado San Cirano, un emprendimiento destinado a viviendas de lujo y un club exclusivo. Kicillof se la pasa hablando de los countries que no tienen papeles y no pagan impuestos. ¡Acá hay uno, Kicillof! ¡Pero las topadoras las mandaste a Guernica! 

ES–¿Y cuando el gobierno responsabiliza a la justicia?

JCG–Es una excusa. Dice que la bonaerense es una “auxiliar de la Justicia” y que sí o sí tenía que actuar. Sorprende que mientras el gobierno hace campaña contra la justicia para quedarse con el manejo de los jueces para salvar a Cristina no haya hecho nada para evitar el desalojo violento. ¿Por qué no desobedeció negándose a poner a su disposición a la bonaerense? ¿Por qué no declaró de utilidad pública esas tierras y construyó allí las viviendas? Quería mostrar mano dura contra las ocupaciones y la izquierda. Quedó claro.

ES–¿Dicen que la izquierda rechazó todas las propuestas?

JCG–El Cuervo Larroque miente de manera escandalosa. Hace campaña de que fue al lugar, ofreció plata, materiales de construcción, refugios, pidió prórrogas al desalojo, actuó con varios ministerios, etcétera. Pero la pregunta fatal que no puede responder es por qué no les dio solución a las 1.400 familias que reveló el último censo, donde participó gente de su ministerio, organismos de derechos humanos y delegados de la ocupación. El gobierno desconoció la cifra y solo les ofreció palos. Dijo mentirosamente que le había solucionado el problema al 85% de la gente y que el 15% restante era violento, intransigente, una minoría ligada a la izquierda. Falso. El gobierno quiso comprar a las familias con 30.000 pesos y un bolsón, promesas falsas y actas con ayudas que nunca llegaron. El gobierno quería sacarse el problema de encima. Hizo una promesa de reubicar a parte de la gente a seis meses, pero cuando le fueron a pedir garantías rompió la mesa de diálogo y avaló el desalojo. Ya tenía la decisión tomada.

ES–¿Quiénes más avalaron el desalojo?

JCG–Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Desde la noche anterior al desalojo el presidente se comunicó con Kicillof para darle el apoyo. Lo mismo hizo Cristina. Berni es uno de los “funcionarios que funciona” para ella.

Remarco, para cerrar el cuadro, que el Cuervo Larroque es el presidente de La Cámpora, creada por Máximo Kirchner; Kicillof, ex ministro de Cristina, y Berni el privilegiado de la actual vicepresidenta. O sea, estamos hablando de que actuaron los más conspicuos políticos del kirchnerismo en Guernica.

ES–¿Ese día se votó el presupuesto 2021?

JCG–Justo cuando desalojaron Guernica el Congreso aprobó la denominada “ley de leyes” a pedido del FMI, por supuesto con el voto en contra de los diputados del Frente de Izquierda. Ahí se fija un brutal ajuste, se saca el IFE el año que viene y se disponen cuatro veces más para la deuda externa que para vivienda. Si a esto le sumás que el gobierno viene beneficiando a la UIA, el agronegocio, a las petroleras, las mineras y les bajaron las retenciones a los agroexportadores, es fácil darse cuenta para quién gobierna.

ES–El gobierno está en contra de las tomas y defiende la propiedad privada. ¿Y las viviendas?

JCG–Y las viviendas no aparecen. Hay 1.800 asentamientos en Buenos Aires reconocidos por Kicillof, pero dice que hay que esperar. El faltante nacional es de cuatro millones de viviendas. El peronismo hace décadas que gobierna la provincia de Buenos Aires y el país, y la falta de viviendas crece. Cuando dice que está en contra de las tomas, es que está en contra de solucionar el problema habitacional. Cuando gobernó el peronismo la obra pública era para los negociados de Lázaro Báez, no para quienes la necesitan.

No solo la derecha de Macri defiende la propiedad privada, también el peronismo. La propiedad de Vicentin, de los oligarcas, de los ricos de Puerto Madero, de los usureros de la deuda y el FMI. Porque de la propiedad privada de los vecinos, de los trabajadores y los jubilados a quienes les esquilman sus ingresos, nadie habla, ni la defiende, salvo la izquierda.

ES–¿Querés darnos una reflexión final?

JCG–Sí. Para compartir con los trabajadores, mujeres y jóvenes que votaron al Frente de Todos para terminar con el desastre de Macri. La pregunta que nos debemos hacer es ¿para quién gobierna el Frente de Todos? ¿Para los de arriba o para los más vulnerables? Los más vulnerables estaban en Guernica y fueron expulsados a palos. Los de arriba y el FMI son recibidos con alfombra roja y ni siquiera se les ha aplicado el impuesto a la riqueza. Esto no es casualidad. Muchos empiezan a decir “para esto no lo voté”. No es cierto que el gobierno empezó por los vulnerables, como dice. La postal de Guernica lo desmiente. Desde la izquierda estuvimos con las familias porque es una lucha justa, piden tierra para vivir. Luchamos por un plan de viviendas populares para dar techo y trabajo genuino como parte de una salida de fondo. Por eso les ofrecemos a los desencantados con este gobierno un puesto de lucha desde Izquierda Socialista y el FIT Unidad para pelear por ello de ahora en más.

Este miércoles 4 habrá una marcha en La Plata. La concentración es a las 12 hs en la estación de tren de esa ciudad y posterior movilización a la gobernación.

Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad, va a participar de la misma. Giordano, quien estuvo en Guernica cuando se produjo el repudiable desalojo, señaló: “Vamos a marchar contra la política de Larroque, Kicillof y Berni bendecida por Alberto Fernández y Cristina Kirchner de desalojar violentamente con topadoras a familias indefensas para despejar el lugar que no tiene dueños y estaba abandonado y ponerlo al servicio del negocio inmobiliario. Está claro que con esta postal represiva en Guernica este gobierno peronista del Frente de Todos no es para los más vulnerables sino para los ricos, grandes empresarios y el Fondo Monetario”.

Giordano finalizó: “Justo cuando se desalojó a las familias en Guernica se aprobó el presupuesto 2021 a pedido del FMI, donde se dispone cuatro veces más para la deuda externa que para vivienda. Desde Izquierda Socialista en el FIT Unidad exigimos un inmediato plan de viviendas populares para quienes lo necesitan, empezando por Guernica, con plata que va a una deuda usurera y fraudulenta y un verdadero impuesto a los bancos, multinacionales y grandes capitalistas”.

Contactos:

Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo

Facebook: Juan Carlos Giordano

Prensa: 1160540129 @PrensaIzquierda

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa