Universidad Nacional de Córdoba ¡Abajo la contrarreforma de Juri y Franja Morada!

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

La movilización estudiantil dio un primer paso contra la reaccionaria asamblea universitaria en la que el rector Juri y Franja Morada pretenden modificar los estatutos para profundizar la injerencia de las empresas en la universidad. Vuelven a convocarla el 15 de diciembre.La movilización estudiantil dio un primer paso contra la reaccionaria asamblea universitaria en la que el rector Juri y Franja Morada pretenden modificar los estatutos para profundizar la injerencia de las empresas en la universidad. Vuelven a convocarla el 15 de diciembre.

Escribe Lautaro Tochi

El 19 de noviembre el movimiento estudiantil arremetió contra los embates privatizadores de la gestión macrista del rector Juri y Franja Morada, al impedir que sesionara la antidemocrática y reaccionaria asamblea universitaria. En esta, 247 consejeros pretenden desplazar del debate y decisión a los miles de ciudadanos universitarios. Se obstaculizó así el avance de un paquete de reformas, cuyo eje es profundizar la mercantilización de la educación, al convertirla en una herramienta directamente al servicio de los empresarios. Por ello, se pretendía votar la incorporación de éstos y de burócratas sindicales al Consejo Superior, como parte de un paquete que incluye al Sistema de Créditos y al Plan de Compromiso Estudiantil (pasantías no rentadas).

La gestión de Juri, lejos de escuchar los reclamos que hemos levantado en asambleas y movilizaciones con su máxima expresión en la toma del Pabellón Argentina, vuelve a convocarla para el 15 de diciembre a 30 kilómetros de Córdoba, dejando al descubierto una vez más su carácter antidemocrático.

Esta asamblea, también tiene en su temario la elección directa de las autoridades, un histórico reclamo estudiantil. Mientras la gestión promueve una elección ponderada por claustros, la cual reduce el valor del voto de los estudiantes, el kirchnerismo de los decanos K, junto a La Mella y La Bisagra, proponen una doble ponderación, agregándo la ponderación también por facultades.

Desde la Juventud de Izquierda Socialista planteamos que la elección directa debe ser una persona igual a un voto. Con las propuestas de ponderación, las camarillas docentes buscan seguir usando la UNC para sus negociados.

Para la próxima asamblea Juri lanzó una propuesta nueva que empalma con lo sugerido por el núcleo de decanos kirchneristas: el desdoblamiento de la asamblea, votando la elección directa en abstracto ahora y dejando la decisión sobre el mecanismo de ponderación para 2017. Queda al desnudo que la pelea de las agrupaciones kirchneristas radica en reacomodar sus fuerzas dentro de las camarillas de la UNC, para disputar la posibilidad de imponer un rector afín y no en rechazar el conjunto de medidas privatistas que esta asamblea busca aprobar. El movimiento estudiantil junto a los docentes deben impedir una vez más que sesione esta asamblea reaccionaria e ir a un 2017 donde derrotemos definitivamente esta intentona privatista y podamos, en forma democrática con el conjunto de los estudiantes, avanzar en nuestras demandas, empezando por el inmediato aumento presupuestario, continuando con una verdadera democratización y la expulsión de empresarios y camarillas de nuestra universidad.