¡Que ingresen los despedidos de Lear y se paren los aprietes!

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

La tenaz lucha de los despedidos de Lear va desnudando las verdaderas razones de la multinacional yanqui con la complicidad de la burocracia del Smata y el gobierno kirchnerista.La tenaz lucha de los despedidos de Lear va desnudando las verdaderas razones de la multinacional yanqui con la complicidad de la burocracia del Smata y el gobierno kirchnerista.

Escribe: Guillermo Sánchez Porta

La empresa justificó originariamente los despidos por una supuesta merma en las ventas, por baja producción de la Ford, a quien vende sus cables. Pero con números de sus exhorbitantes ganancias internacionales, desnudamos la mentira de la supuesta “crisis”. Ahora la empresa se saca la careta sola. Comenzó a tomar nuevos trabajadores, dejando afuera a los despedidos que reclaman la reincorporación. Además, resolvió hacer turnos rotativos y flexibilizar las tareas, atacando al conjunto de los trabajadores de la planta, tal como denunciaban Marley y los demás delegados, como la principal razón de los despidos: querían sacar de la fábrica a los delegados combativos y a los activistas para poder aplicar el ajuste al conjunto de los trabajadores.

La burocracia Verde del Smata ratifica su complicidad. No movió un dedo por los despedidos y delegados, llegó a movilizar “su gente” para romper la lucha, hizo asambleas tramposas resolviendo su “desafuero” y engañó a los trabajadores planteándoles que, si se sacaba a la interna, se resolvían los problemas en la empresa. Ocurrió todo lo contrario. ¡Y este miércoles 19 en un congreso trucho quieren votar la expulsión de los delegados! ¿Por qué robaron o traicionaron? ¡No! ¡Porque lucharon contra el ajuste patronal!

Cristina no se quedó con chiquitas. Su principal respuesta ante el atropello patronal fue enviar a su secretario de seguridad, Sergio Berni, para reprimir a mansalva a los despedidos y a las organizaciones solidarias. ¡Tan brutal fue que hasta una jueza tuvo que prohibir a la gendarmería que vaya a Lear! Jamás el gobierno denunció a la patronal. Y el ministro Tomada -que recibió a delegados junto a los diputados del FIT, Castillo, Del Caño y nuestro compañero Gringo Giordano- sólo atinó a decir que “ellos no pueden hacer nada” contra la multinacional yanqui. Ahí mueren sus bravuconadas “anti yanquis”.

Scioli, Massa y la oposición patronal también mostraron su rostro. El gobernador jamás apoyó ni hizo nada para defender el trabajo de 200 familias bonaerenses. Y Massa ni si- quiera insinuó solidaridad, pese a que la planta está en “su Tigre querido”...

La solución a este conflicto es simple. Que reingresen los despedidos que quieren seguir trabajando y que se terminen los aprietes y la flexibilización a todos los obreros de Lear. Eso es lo que reclamamos desde el primer día los dirigentes y militantes de Izquierda Socialista y los integrantes del Encuentro Sindical Combativo. El “Pollo” Sobrero estuvo acompañando la protesta de la semana pasada junto a la regional norte de nuestro partido frente a la fábrica, y otras organizaciones.

Toda nuestra solidaridad para los despedidos. Contra las sanciones del Smata. Que el gobierno nacional y provincial dejen de apoyar a la multinacional y obliguen a los yanquis a cumplir la legislación argentina.

Juan Carlos Giordano - Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires

Ezequiel Peressini - Legislador Provincial de Córdoba

Anisa Favoretti - Legisladora Provincial de Santiago del Estero

Rubén "Pollo" Sobrero - Secretario General de la Unión Ferroviaria Seccional Oeste

Liliana Olivero - Candidata a Diputada Nacional por Córdoba

Laura Marrone - Legisladora de la Ciudad de Buenos Aires

Mónica Schlotthauer - Legisladora de la Provincia de Buenos Aires

Angélica Lagunas - Legisladora Provincial de Neuquén

José Castillo - Economista del FIT y dirigente nacional de Izquierda Socialista

Lecciones de Octubre - Ya a la venta

 

tapa revista internacional n 39

A 40 años del golpe de estado genocida de 1976 homenaje al PST

La agrupación Mundanas ha enviado por las redes un comunicado cargado de mentiras que confirma lo que venimos denunciando desde hace meses; que existe una campaña de calumnias contra nuestra organización que afirma que "defendemos a pedófilos".