Docente muerta en una comisaría

(Tiempo estimado: 2 - 3 minutos)

docente muerta en rosarioEscribe Daniela Vergara, Secretaria de Derechos Humanos de Amsafe Rosario

María de los Angeles París trabajadora docente, bibliotecaria en dos escuelas y miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Bibliotecarias murió la noche del 3 de mayo, dentro de la Comisaría 10, esposada y privada de su libertad. Rápidamente desde la Policía y el Ministerio Público circularon una versión oficial calumniosa con el objetivo de culpabilizar a la víctima y encubrir la violencia institucional. De parte del gobierno provincial lo único que hay es una negativa pública a investigar por parte del ministro de seguridad Pullaro, algo inédito en un funcionario público cuando ocurre una muerte dentro de la comisaría. Además el personal de esa repartición estuvo involucrado en la balacera a la casa del mismísimo gobernador Bonfatti. Una de las armas utilizadas se encontró en un patrullero.

María de los Angeles llegó con vida a hacer una denuncia, se retiró caminando hacia la calle, y luego fue ingresada por la fuerza nuevamente a la comisaría, esposada y privada de libertad por más de una hora. Falleció dentro de la comisaría.

El historial represivo de la policia en Rosario tiene casos terribles de asesinatos de pibes en las calles y dentro mismo de las comisarías. Es por ello que, desde la Secretaría de Derechos Humanos de Amsafe Rosario, junto con el abogado Sebastián Sancevich de la APDH y Enrique Font de la Cátedra de Criminología de la UNR, juntamente con diversas organizaciones políticas, estudiantiles y gremiales exigimos el esclarecimiento del caso y que se haga justicia. No tenemos dudas de que se quiere imponer la impunidad. Los responsables de la comisaría ya deberían estar separados de sus cargos y funciones y sumariados. Como María de los Angeles estaba en una institución oficial como es la comisaría, exigimos que se invierta la carga de la prueba y que sea la propia policía la que demuestre que no cometió un homicidio.

Rescatamos, como lo plantean sus compañeros y familia, el compromiso que tenía María de los Angeles, leyendo cuentos a sus alumnos, proyectando o en actividades sobre la Memoria que han dado cuenta del lugar preponderante que le daba a la literatura, a la educación y a la participación gremial, trabajando incansablemente hasta que salió por última vez de la escuela y nunca más volvió. Repudiamos al ministro de Seguridad por su accionar de encubrimiento y exigimos al gobierno provincial de Lifschitz que asuma su responsabilidad. El martes 16 de mayo se realizó un plenario de delegados que resolvió para el jueves 18 una gran movilización docente. Junto con organizaciones de Derechos Humanos, políticas, sindicales, estudiantiles y sociales, exigiremos en la calle y abrazando a su familia, juicio y castigo para los responsables de la muerte de María de los Angeles París.