Congreso de la Nación: No al aumento de las dietas

(Tiempo estimado: 3 - 6 minutos)

no al aumento de las dietasEscribe Claudio Funes

Macri avaló el incremento de las dietas. Todos los partidos patronales acuerdan con los privilegios. El único que se opone es el Frente de Izquierda.

En plena polémica por los canjes de pasajes con los que los legisladores engordan sus ingresos, el presidente Macri planteó que en realidad lo que se debe elevar son las dietas de los senadores y diputados. El canje de pasajes es un sobresueldo que cobran con el visto bueno de los gobiernos de turno. Ahora lo quieren blanquear con un aumento de la dieta. Defienden hasta la última instancia sus privilegios. Por ello, tanto el presidente, como el senador Pichetto, aplican la política del príncipe de Salina, personaje de la novela El gatopardo: “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. El senador no tiene empacho en manifestar, a pesar de las escandalosas cifras que cobran diputados y senadores, que las dietas deben ser equiparadas al salario de un juez de cámara federal. […] “entiendo que aun descontando Ganancias, sería un haber razonable”. La dieta de un senador nacional, con adicionales como desarraigo, hoy se acerca a 120.000 pesos en mano. La de un diputado es algo menor. Pablo Tonelli, diputado macrista, realizó una propuesta en el mismo sentido.

Macri había abierto la puerta para esto diciendo:“Si los diputados creen que su salario no es suficiente, tienen que blanquear la necesidad de tener uno mejor”. Pero es Macri, con su política de ajuste, el que impone paritarias con techos de 12% y 15% a los trabajadores. Para él no necesitan un ingreso mejor. Lo mismo piensa Vidal, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, que había manifestado que un maestro debería ganar al menos 40.000 pesos y hoy, sin ponerse colorada, les ofrece un aumento de pobreza de 15% sin cláusula gatillo.
La propuesta del aumento de la dieta es compartida por la mayoría de los legisladores patronales. Todos están de acuerdo con los privilegios. Dicen, para justificarse, que trabajan todo el año y que por eso es injusto lo que ganan. Es indignante.¡Ellos no pueden vivir con más de 100.000 pesos mensuales, pero un jubilado sí debe poder vivir con menos de 8.000! Es un premio por haberle robado a los jubilados con la ley de reforma previsional y ser cómplices de un gobierno que viene castigando a los sectores populares con tarifazos.

Pretenden cobrar más para seguir votándole las leyes de ajuste a Macri.

Con el nuevo dietazo todos cierran filas, en este tema no hay grieta que valga, salvo la oposición de izquierda. Según informó el sitio Parlamentario.com, el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó (PRO), se reunió con Mario Negri (UCR), Agustín Rossi y Cristina Álvarez Rodríguez (FpV-PJ), Graciela Camaño y Marco Lavagna (FR), Pablo Kosiner (Justicialista) e Ivana Bianchi (Unidad Justicialista). Allí se avanzó en discutir el reemplazo del sistema de canje, que permite obtener un sobresueldo de hasta 45%. Los legisladores porteños y del Gran Buenos Aires son los que más lo utilizan. Prefieren el dinero en el bolsillo que conocer “in situ” los dramas provinciales.

El canje, utilizado por casi todos los diputados y senadores patronales, es un privilegio que no están dispuestos a perder. Es por ello que nuestro diputado Juan Carlos Giordano, junto con el resto de las bancas del FIT, viene insistiendo en que se vote una ley para que todo diputado, funcionario y juez gane lo mismo que un trabajador. Nuestros diputados ganan eso y ponen el resto de su dieta y los pasajes al servicio de las luchas y de la construcción de una alternativa política de izquierda y socialista. 


Carrió: “jefa sindical” del privilegio

Elisa Carrió insiste en que el canje está bien. “Hoy un secretario de juzgado gana más que yo. Creo que el sistema es injusto, los diputados trabajan todo el año…yo tendría que estar ganando 80% más por antigüedad, yo tendría que estar ganando 300.000 pesos” […].

La abanderada de la “República” los canjeaba cada mes por efectivo. Así se llevaba un sobresueldo mensual de 19.300 pesos adicionales durante los primeros seis meses del año 2017 y 40.000 durante la segunda mitad, cuando una resolución de Emilio Monzó duplicó el valor de canje de pasajes. Así embolsó, durante 2017, 355.800 pesos por pasajes no utilizados. ¡49 jubilaciones mínimas!

Carrió defiende como nadie el bolsillo de los diputados patronales, por ello ironizó: “Soy la nueva jefa sindical de todos ustedes”.


Solanas: “Es lógico que los legisladores ganen más”

Pino Solanas, el senador por Proyecto Sur, siempre dijo ser una alternativa al bipartidismo PJ-UCR. Pero ahora, ante el tratamiento del aumento de la dieta, cierra filas con los partidos que dice enfrentar. Es parte del coro que defiende el dietazo. Solanas pidió “equiparar el sueldo de los senadores ya que no puede pasar que cobren menos que un empleado calificado”. “Los sueldos de la administración pública deben tener cierta lógica y racionalidad”. Pero se animó a más y subió la apuesta:“Acá hay una enorme contradicción con el tema de los pasajes, porque de toda la administración pública lo que cobran los senadores es lo más relegado de todo”. Es evidente que Pino desconoce lo que ganan un docente o un trabajador de la salud.


No hay grieta para acomodar parientes

Una nueva polémica se suma a la del canje de pasajes de los diputados y senadores. Ahora se conoce un nuevo privilegio: sumar parientes a la planta del Congreso. Muchos miembros de las dos Cámaras legislativas ingresaron a sus hijos, sobrinos y otros. El senador Fernando “Pino” Solanas tiene, entre sus 32 asesores, a su sobrina María Julia. Sus antecedentes laborales acreditan que fue empleada, desde 2012 a 2014 de… la Legislatura porteña. El diputado kirchnerista Leopoldo Moreau tiene nombrada a su hija Carmela, que cobra 51.000 pesos, y a su hijastra Lucía. El senador de PRO Federico Pinedo tiene 15 asesores, su hermano Enrique es director general de Relaciones Institucionales, cobra 72.000 pesos. Carlos Reutemann, senador peronista por Santa Fe, cuenta con 16 asesores, entre ellos su esposa María Verónica y su ex yerno Fernando.

El jefe de los senadores del PJ Miguel Ángel Pichetto sumó como asesora a su hija Haydeé, con un sueldo de 51.690 pesos. El diputado massista De Mendiguren ubicó a su hijo Ignacio, criador de caballos de carrera. Carlos Menem tiene como uno de sus asesores a su hermano Eduardo, que todos los meses embolsa 72.000 pesos.

La lista continúa sin que la atraviese ninguna grieta.

Opina el lector

Nombre 
Mensaje 
Localidad 
Teléfono 
email