Los debates en el Frente de Izquierda: ¿Asamblea Constituyente con poder?

(Tiempo estimado: 3 - 6 minutos)

los debates en el frente de izEscribe Miguel Sorans, dirigente de Izquierda Socialista

La profundización de la crisis política del gobierno de Macri, al calor de la crisis económica, vuelve a poner sobre el tapete viejos interrogantes en el pueblo trabajador. ¿Cuál es la salida ante esta debacle? ¿Cuál es la alternativa al ajuste y al gobierno patronal de Macri? ¿Qué propone la izquierda y el FIT? En el FIT tenemos una gran coincidencia en temas de fondo como, entre otros, el programa de lucha para derrotar el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores o el no pago de la deuda externa. Pero han surgido diferencias en algunas consignas políticas. En especial con el PO sobre el significado y ubicación de la consigna de Asamblea Constituyente.

El debate por esta consigna ha ido surgiendo en la mesa nacional del FIT en el intercambio para lanzar una campaña de agitación nacional para responder en forma unitaria a la crisis política y social actual con acciones comunes en la calle, que culminará con un gran acto del Frente en noviembre en un estadio. Lamentablemente, por diferencias en las consignas no hemos podido por ahora avanzar, ya que primero el PTS y luego el PO, pusieron la consigna Asamblea Constituyente como centro de la convocatoria, con la cual no coincidimos desde Izquierda Socialista.
Propusimos realizar una campaña de agitación nacional del Frente de Izquierda con estas tres consignas centrales: “Abajo el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores”, “No al pago de la deuda externa” y “Paro nacional de 36 horas el 24 y 25 de septiembre y plan de Lucha nacional”. En la carta de Izquierda Socialista (29/8/2018, El Socialista Nº 401) decíamos: “Sinceramente no vemos que una propuesta central del FIT sea plantear una salida electoral como lo es proponer una elección de diputados para una Asamblea Constituyente justo cuando lo que predomina son los conflictos sociales”. No rechazábamos que la consigna Asamblea Constituyente fuera parte del sistema de consignas, pero no coincidimos con que fuese la central. Para Izquierda Socialista debemos mantener una perspectiva de clase, y por eso el eje es impulsar las luchas obreras y populares en el camino estratégico de la lucha por un gobierno de los trabajadores.

El “poder” de una asamblea constituyente, ¿es obrero o burgués?
Pero la mayor diferencia la tenemos con los compañeros del PO ya que ellos han reafirmado su equivocada consigna central de “Fuera Macri. Asamblea Constituyente con poder”. Así, el debate ya no pasa por la ubicación de esta consigna democrática (que es parte del programa de Izquierda Socialista) entre las que venimos levantando. Ya no es simplemente proponer que Asamblea Constituyente sea central o no, sino que es otra consigna diferente. El PO la cambia para que sea una forma de “poder”, o sea de gobierno alternativo al gobierno patronal de Macri. Izquierda Socialista, como toda la izquierda y los trabajadores, lucha para derrotar al gobierno de Macri, el FMI y las multinacionales. Todos decimos “Macri no va más”. Pero la gran discusión entre los trabajadores y los sectores populares es cuál es la salida. Porque los peronistas kirchneristas también dicen que se vaya Macri, la campaña del “helicóptero”. Ellos también proponen reemplazarlo por otro gobierno, pero un gobierno patronal, para que vuelva Cristina y el peronismo en las elecciones de 2019 o ante un posible adelanto de ellas. Ante el “no va más Macri” el FIT tiene una respuesta en su programa: luchamos por otro gobierno, un gobierno de los trabajadores.
El PO sale con otra propuesta, por fuera de la independencia de clase: “Asamblea Constituyente con poder”. ¿Qué significa esta consigna? Es una consigna de nuevo gobierno. Ellos mismo lo aclaran: “Nosotros luchamos por una Constituyente que sustituya al actual poder político” (Carta de PO (7/9/2018). Los militantes del PO encima la llevan a debatir a las asambleas sindicales. Algunos activistas pueden quedar confundidos ante la cuestión “con poder”. ¿Pero de que se trata? ¿Sería un poder obrero y popular? No. Lo opuesto. Porque la convocatoria a una Asamblea Constituyente es un llamado a elecciones de diputados constituyentes en todo el país. ¿Qué pasaría con ese llamado electoral de emergencia hoy, en 2018? Sería formar una Constituyente con mayoría de diputados de partidos patronales, del PRO, de la UCR, del peronismo en todas sus variantes y con algunos diputados del FIT. Sería un poder mayoritario patronal. Más de lo mismo. O sea, sería un poder de la burguesía, lo opuesto a un poder obrero y popular por el cual luchamos.
La dirección del PO justifica esta consigna de poder burgués diciendo que se “debe tender un puente entre la envergadura de la crisis de régimen, de un lado, y una conciencia política de las masas que aún no han asumido la lucha por un gobierno propio, del otro. Por eso asociamos ‘Fuera Macri …’ a la lucha por una constituyente libre, soberana y con poder” (Carta de PO (7/9/2018).
Ante la conciencia política atrasada de los trabajadores, el PO decide abandonar la lucha permanente del FIT y de los socialistas revolucionarios por ganar a la clase trabajadora para la conciencia de clase. En concreto, en medio de una agudización de la crisis del gobierno y el régimen burgués y de una huelga general, el PO propone no salir a propagandizar entre las masas y su vanguardia, que la única salida de poder, para imponer cambios de fondo, es la independencia de clase, lograr un gobierno de los trabajadores.

Ante el agravamiento de la crisis del país: luchamos por un gobierno de los trabajadores y el pueblo
Para Izquierda Socialista, el FIT debe encarar este período claro de agudización de la crisis política y social que lleva a que millones de trabajadores, mujeres y jóvenes cuestionen al gobierno patronal de Macri y el FMI, con una clara propuesta política de clase. Debemos decirle al pueblo trabajador que la salida de fondo pasa por lograr otro gobierno, que no será burgués. Un poder obrero y popular: un gobierno de los trabajadores. La cosa no pasa por adelantar los comicios ni por elecciones de Asamblea Constituyente. Para ese objetivo de fondo es que el FIT, en forma permanente, debe impulsar las luchas, el éxito de un paro de 36 horas, y se juega, junto con el sindicalismo combativo, por la continuidad con un plan de lucha para derrotar el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores, para imponer el no pago de la deuda y un plan económico alternativo obrero y popular, en la perspectiva de lograr otro gobierno.
En el FIT podemos seguir este debate político, como otros tantos que existen. Pero eso no debería poner obstáculos para avanzar en un acuerdo para lanzar una agitación política unitaria y un plan de acción contra el gobierno y el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores.

Opina el lector

Nombre 
Mensaje 
Localidad 
Teléfono 
email