Sep 22, 2021 Last Updated 8:10 PM, Sep 21, 2021

Desde el pasado 28 de abril se ha iniciado una rebelión popular, de centenares de miles de la clase trabajadora, indígenas, campesinos, afros, jóvenes y mujeres, contra una reforma tributaria y paquetazo económico antipopular. El gobierno de Duque se vió obligado a “retirar” la anunciada reforma. Después de ese primer triunfo, organizaciones convocantes anunciaron que el paro continúa por el retiro de todo el paquetazo, contra la represión y por fuera Duque.

El 28 de abril el Comando Nacional de Paro integrado por las tres centrales sindicales (CUT, CTC y CGT) y la Federación de docentes (Fecode), convocó a un paro nacional al cual también se sumaron organizaciones estudiantiles, la Minga indígena y organizaciones de diversas comunidades rurales y urbanas.
El paro desbordó a las direcciones y se extendió después del 28 de abril. Se expresó en las principales ciudades del país a través de masivas movilizaciones. El epicentro ha sido la ciudad de Cali, capital del Valle del Cauca, donde las protestas han sido particularmente masivas y el paro es casi total con cortes de caminos y rutas hacia las zonas aledañas. El martes 4 continuaban las movilizaciones, paros y bloqueos de calles y rutas en Cali, Bogotá y en las principales ciudades.
Ante la gigantesca movilización el gobierno derechista de Iván Duque intentó primero aplastarla con una violenta intervención militar, en especial en la ciudad de Cali, en donde organizaciones denunciaron el asesinato de 30 manifestantes, y hay centenares de heridos y presos. Sin embargo, no pudo sacar a los manifestantes de las calles ni en Cali ni en otras ciudades.
Y después de cuatro días de protesta masiva, el gobierno tuvo que retroceder y solicitó al Parlamento no votar por el proyecto de ley de reforma tributaria que presentó hace pocos días atrás.
 
Paquetazo hambreador

El paquetazo económico hambreador, para hacer pagar al pueblo la crisis económica y la deuda externa, incluía una reforma tributaria o fiscal con aumento de impuestos al pequeño comercio y campesinos, impuestos al servicio de agua, electricidad y hasta funerarios de un 19%, impuesto (IVA) a productos de la canasta familiar, también una reforma laboral facilitando la tercerización y precarización laboral, una reforma de salud con más privatización de la salud y una reforma jubilatoria. El mismo gobierno de Duque hizo público que el 73% de las recaudaciones vendrían de las personas naturales y sólo el 27% de las empresas, en un país donde el sector financiero en el año 2020 sólo pagó por impuestos el 1,9% de sus millonarias utilidades.
Ahora el gobierno, afirma que se retira la reforma tributaria, que era la principal demanda, aunque no la única, del paro. Luego renunció su ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla. Todo esto es un triunfo directo de la inmensa movilización popular.
Por otra parte, desde hace años el gobierno de Duque ha continuado la expropiación a sangre y fuego de las tierras de los campesinos e indígenas, entregando tierras a terratenientes y fuentes hídricas y los recursos naturales y mineros a las multinacionales imperialistas.
Duque es el hombre de Alvaro Uribe (presidente desde el 2002 al 2010), que encabezó la más fuerte represión ilegal paramilitar.
Ya en el 2019 hubo grandes protestas contra la política económica pro empresarial y pro imperialista del gobierno de Duque y de su ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla.
 
La movilización debilitó a Duque

La organización Colectivos Unidos, simpatizante de la UIT-CI en Colombia, impulsó y es parte de esta gran movilización popular. En reciente declaración señala:
“El Presidente Duque y todos sus funcionarios que hasta la semana hablaban fuerte por radio y televisión, hoy esconden sus caras para no exponerse al escarnio público”.
Partidos capitalistas y reformistas parlamentarios, como el antiguo partido Liberal, el Partido de la U y Cambio Radical, señalaron su oposición a ciertos aspectos del proyecto de reforma tributaria. Mientras que la Iglesia y gremios económicos patronales ofrecieron sus “buenos oficios” para promover un “diálogo nacional” con las “fuerzas vivas”. Aunque en el fondo apoyaron el ajuste antipopular, ahora tratan evidentemente de frenar la movilización popular con el “diálogo”.
 
La lucha continúa y enfrenta a la brutal represión

Pese al retiro de la reforma tributaria por el gobierno, gran parte del pueblo trabajador y la juventud no cree ni en Duque ni en los partidos del Parlamento y por eso vuelven a salir a las calles después del anuncio del retiro de la reforma tributaria.  El triunfo ha tonificado la rebelión y enfrenta a las fuerzas represivas de Duque en las calles. El plan de militarización está fracasando y la movilización popular no se ha detenido, pese a esa represión criminal.
El domingo 2 de mayo se difundió esta declaración en Cali: “Las organizaciones sociales, estudiantiles, sindicales, indígenas, populares, de mujeres, barriales […] que estamos promoviendo […] el paro nacional en Cali y el Valle del Cauca […] reconocemos que hemos ganado una primera batalla ante la decisión del gobierno de retirar la Reforma Tributaria, pero NO hemos ganado la lucha, hasta que no se retire TODO el Paquetazo de Duque que incluye la Reforma Laboral, Reforma a la Salud y Reforma Pensional, hasta que no se haga justicia por las personas asesinadas, heridas y capturadas […] y sobre todo hasta que Duque no renuncie, no cesará el PARO sobre Cali y el Valle del Cauca”
El Comando Nacional de Paro (CUT, CTC, CGT y Fecode), por su parte, después del retiro de la reforma tributaria, declaró: “Con este anuncio del gobierno no se desactiva la movilización, la gente en las calles está pidiendo mucho más que este anuncio de retiro”. Y convocan a nuevo paro y gran movilización desde el miércoles 5 de mayo.

Para la continuidad de la lucha, son necesarias tanto las Asambleas Populares a las que convocan en Cali, como un Encuentro Nacional con participación democrática de todas las organizaciones en lucha, representantes de bloqueos y de las asambleas populares, para discutir el pliego de demandas y las medidas de lucha para derrotar al gobierno y su paquetazo.
Lo importante es que la lucha sigue en todo el país. ahora planteándose la eliminación de todo el paquetazo económico y que se vaya Duque. También se reclama basta de represión, fuera la militarización de las ciudades, por la disolución de la odiada policía antidisturbios, el Esmad, libertad a los detenidos y castigo a los responsables de los crímenes represivos.
Desde la UIT-CI nos solidarizamos con el pueblo colombiano y llamamos a la más amplia unidad de acción internacional, con protestas frente a las embajadas y consulados del mundo. Desde la UIT-CI llamamos al apoyo y solidaridad internacional para que triunfe la gran rebelión popular del pueblo colombiano.
 
Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)
4 de mayo de 2021

Salió Correspondencia internacional, dedicada a la pelea global de los trabajadores y los sectores populares por la vacunación masiva. Acciones y movilizaciones que se expresan en cada país. 

Pedí tu ejemplar a quien te hace llegar este periódico, o a través de nuestras redes sociales 

Facebook, Instagram, Twitter. Whatsapp: 11 6258-8523.

El sábado 8 de mayo se realizará el II Encuentro Internacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud impulsado por la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores - Cuarta Internacional (UIT-CI). 

Participarán del encuentro representantes de la salud de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Panamá, Perú, México y Venezuela, entre otros. Anotate: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Para presenciarlo podés conectarte a las redes de la UIT-CI en Facebook y YouTube

Según el país, los horarios son los siguientes:

Colombia, México, Panamá y Perú a las 15. 

Bolivia, Chile, Estados Unidos (NY), República Dominicana y Venezuela a las 16.

Argentina y Brasil a las 17.

Estado Español, Francia e Italia a las 22.

¡Sumate!

 

El 14 de abril la Organización Mundial del Comercio (OMC) se reunirá en Ginebra para debatir el tema de la eliminación o suspensión de las patentes, las cuales hoy son controladas por las grandes transnacionales farmacéuticas, lo que viene restringiendo el acceso a miles de millones de personas a las vacunas contra el Covid-19, especialmente en los países más pobres.

La cumbre de la OMC es producto de la gran presión internacional que se viene desarrollando en todo el mundo por la liberación de las patentes. Un vasto movimiento mundial que involucra a gobiernos, organizaciones no gubernamentales y diversas personalidades se ha venido gestando desde hace por lo menos seis meses.

Desde la Unidad Internacional de las Trabajadoras y Trabajadores Cuarta Internacional (UIT-CI) no tenemos ninguna expectativa en lo que pueda resolver la OMC. Se trata de un organismo representante del sistema capitalista imperialista que es el responsable de la debacle social y de salud que estamos viviendo. La OMC lleva tiempo avalando a las patentes y a las multinacionales farmacéuticas.

Por todo eso estamos convocando para el próximo 14 de abril a una jornada internacional de denuncia y exigencia, por las redes sociales y donde se pueda de manera presencial, exigiendo vacunas para todas y todos y por la eliminación o suspensión de las patentes. Solo con una gran protesta y una movilización mundial de las y los trabajadores, en especial de la salud, y de los sectores populares se podrá cambiar este rumbo.

Mientras en el mundo se sigue agravando la pandemia con nuevas cepas y más contagios, hay escasez de vacunas y una desigualdad en su distribución. Hasta marzo se habían aplicado en todo el mundo 489 millones de dosis en una proporción de 6,27 cada cien habitantes.

Se está produciendo lo que algunos han llamado un apartheid de vacunas, evidenciado en la desigual distribución de las vacunas entre países ricos e imperialistas y los más pobres, donde vive la mayoría de la población del planeta.

Para romper esta camisa de fuerza, impuesta por las normas que rigen en el capitalismo mundial, es menester liberar las patentes que hoy controlan las grandes farmacéuticas, poniendo a disposición de todos los científicos y laboratorios existentes en el mundo el conocimiento y las técnicas que hoy están en manos de las grandes transnacionales, lo cual permitiría la producción masiva de las vacunas, terminando así con el apartheid que hoy restringe el acceso de los países más pobres.

India y Sudáfrica, con el apoyo de 99 países, presentaron una propuesta de emergencia ante la Organización Mundial del Comercio para suspender temporalmente las patentes de las vacunas y tratamientos relacionados con el Covid-19 mientras persista la pandemia. Sin embargo, los gobiernos de esos países se limitan a solicitudes formales ante los organismos internacionales pero no llaman a movilizar. Parte del reclamo es exigir a esos gobiernos que se pronuncien abiertamente y que llamen a movilizar.

Existen otras importantes iniciativas por la liberación de las patentes impulsadas por Médicos sin Fronteras, Oxfam y, más recientemente, el llamamiento por una Vacuna de los Pueblos (The Peoples Vaccine) encabezado por el premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus, secundado por los actores George Clooney y Forest Whitaker, la actriz Sharon Stone y el músico Peter Gabriel, entre otros, y más de un millón quinientas mil personas en todo el mundo que han suscrito el documento hasta el momento.

La UIT-CI es parte de este movimiento internacional y en ese marco convocamos a realizar una jornada internacional el próximo 14 de abril.

Por tal razón, llamamos a todas organizaciones populares, sindicales, juveniles y políticas que coincidan con este reclamo a coordinar acciones unitarias este 14 de abril en cada uno de nuestros países exigiendo que las patentes de las vacunas del Covid-19 sean eliminadas para poner a producir, en forma urgente, a máxima capacidad a todos los laboratorios y centros científicos del mundo. Para que exista una distribución de vacunas libre y gratuita para todos los pueblos del mundo.

Llamamos a desarrollar una jornada con acciones presenciales donde sea posible, y por las redes sociales con videos cortos, fotos con carteles que digan #No a las patentes, Vacunas para Todas y Todos, tuitazos y otras iniciativas.

Unidad Internacional de las Trabajadoras y los Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)

11 de abril de 2021

 

A un año de la llegada de la pandemia las condiciones de vida de las mujeres trabajadoras se han recrudecido. La precarización económica y laboral, la desigualdad y la violencia contra las mujeres son las otras pandemias que crecen día a día con la combinación de la crisis sanitaria y económica capitalista. Somos la mayoría de las que nos encontramos en el trabajo informal y en la subcontratación, sin ningún derecho, sin seguridad social, sin estabilidad laboral y con salarios de hambre. Somos las más vulnerables en tiempos de crisis, las primeras despedidas y en sufrir bajas salariales, forzadas a romper el confinamiento para salir a trabajar y buscar el sustento, poniendo en riesgo nuestra salud y la de nuestras familias. Los empresarios en acuerdo con los gobiernos, aprovechan la pandemia para superexplotarnos, profundizando los contratos precarios y la flexibilización, lo que afecta principalmente a las trabajadoras en todo el mundo, como ocurre en el conjunto de América Latina dónde la informalidad es moneda corriente, en particular entre las jóvenes.

En el sector salud somos mayoría de las enfermeras, médicas, personal que se encuentran en la primera línea de batalla enfrentando la pandemia sin equipos e insumos. Otra rama fuertemente feminizada, es el sistema educativo, donde las mujeres somos quienes estamos al frente de la educación a distancia. Actualmente en varios países estamos en las escuelas con un regreso a una presencialidad sin recursos ni presupuesto necesario. A esto se suma el incremento del trabajo de cuidados y domésticos, que cumplimos mayoritariamente las mujeres, con dobles o triples jornadas que se han hecho más extenuantes. En las ramas industriales, somos la mayoría de las trabajadoras de las ramas peores pagas como ocurre en la industria textil, dónde recibimos los salariaos más bajos.

La violencia de género no ha dejado de crecer de manera atroz, los feminicidios aumentan debido a la impunidad y complicidad de los gobiernos. En México se ha pasado de 10 a 11 mujeres por día asesinadas en plena pandemia, la ONU reportaba que 243 millones de mujeres habían sufrido violencia sexual o física hasta el mes de abril del año pasado y se pronosticaba que está se incrementaría en los siguientes meses de la pandemia, en confinamiento las llamadas a números de emergencia por violencia de género aumentaron hasta cinco veces en varios países. Tampoco se detuvieron los crímenes de odio hacia la comunidad de la diversidad sexo genérica.

En medio de la pandemia, millones de mujeres se han visto obligadas a migrar, huyendo de la persecución de regímenes autoritarios, de guerras o de la pobreza. Son forzados a trabajar informalmente bajo condiciones de precariedad extrema y ONU calcula que hasta el 80% de las migrantes sufre violencia sexual durante su tránsito o son víctimas de trata y explotación sexual. Así que las mujeres migrantes y refugiadas están condenadas a la inseguridad económica y física y pobreza, al igual que otras trabajadoras, con efectos mucho más severos. La falta de acceso a los servicios básicos de salud debido a las guerras civiles, los ataques imperialistas, la movilidad, la pobreza y la discriminación social y estatal las dejó privadas de las medidas de prevención o tratamientos básicos contra el Covid-19, y mucho menos de las vacunas.

Mientras tanto, los gobiernos aprovechan la pandemia para enriquecer a las grandes farmacéuticas con las patentes de las vacunas, haciendo una distribución inequitativa y coartando el derecho a la salud, serán los países más pobres y la clase trabajadora en conjunto la que pagará con su salud y su vida estos designios criminales. Por eso, somos parte de la campaña internacional de “Vacunas para todas y todos”, exigiendo que se termine con las patentes y el negocio de unos pocos laboratorios en detrimento de un plan de vacunación masiva y gratuita en todos los países.

Desde la Unidad Internacional de las y los Trabajadores – Cuarta Internacional llamamos a este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, a fortalecer la organización y la movilización de la lucha feminista en todos los países, a luchar contra los planes de ajuste que imponen los gobiernos que tienen el propósito de cargar sobre nuestras espaldas la crisis capitalista, despojándonos de nuestros derechos, sin atender la violencia y la desigualdad que nos azota, prefiriendo cuidar las ganancias de las grandes empresas y seguir pagando las deudas externas a los organismos imperialistas como el FMI, nosotras nos pronunciamos ¡Alto al pago de las deudas externas!¡Mayor presupuesto a salud, educación, trabajo y para erradicar la violencia de género! ¡Que la crisis no la paguen las mujeres trabajadoras!

Llamamos a que las mujeres trabajadoras no dejemos de movilizarnos y organizarnos en la defensa de nuestros derechos, ya que constantemente los gobiernos, la Iglesia y todas las instituciones religiosas, las trasnacionales continúan imponiendo políticas reaccionarias anti-derechos, como se hizo en Honduras y Polonia, en donde se avanzó con la prohibición del aborto, o en Turquía, en donde el gobierno de Erdogan quiso derogar la Convención Estambul, que es una ganancia de las mujeres para la prevención de la violencia machista. Todas medidas reaccionarias que atacan los derechos de las mujeres y acentúan la criminalización contra las mujeres. Es cada vez más claro, que en esta sociedad capitalista y patriarcal las mujeres no debemos dejar de luchar.

Convocamos a unirnos alrededor de campañas internacionales que nos permitan sumar y fortalecer al movimiento feminista independiente de los gobiernos contra toda forma de violencia sobre las mujeres, que este 8M sea una movilización histórica, en la que se demuestre, que a pesar de la pandemia, las mujeres seguiremos tomando las calles, alzando la voz por ¡Ni una asesinada, ni una presa política, ni una desaparecida más!; brindemos todo el apoyo a las trabajadoras de la salud en su lucha por tener condiciones laborales dignas que les permitan combatir a la pandemia de manera eficaz. Luchemos contra las patentes de las vacunas, que haya vacunas para todas y para todos, por la inmunización universal.

Que la marea verde que ascendió desde Argentina inunde todos los continentes con fuerza para seguir exigiendo a los gobiernos, desde las calles, la legalización del aborto. Defendamos los plenos derechos de las mujeres migrantes y refugiadas ¡que se abran las fronteras! Y unamos nuestras luchas contra el racismo, la xenofobia, y toda forma de criminalización y represión de nuestro movimiento. ¡No detendrán nuestra movilización por la defensa plena de nuestros derechos! ¡No lo permitiremos! ¡no nos callarán!

Llamamos a las mujeres trabajadores, jóvenes precarizadas, a las migrantes, de los sectores populares a organizarse en los centros de estudio, en los sindicatos, lugares de trabajo y en los barrios, para participar masivamente de las movilizaciones así como para garantizar la huelga allí dónde logramos imponerla a pesar del rol de las burocracias sindicales. Por un movimiento feminista anticlerical, anticapitalista, antirracista y antipatriarcal contra toda forma de explotación y opresión. Este 8M a las calles por nuestros derechos y para que la crisis la paguen los capitalistas.

 

Mujeres de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores - Cuarta Internacional

3 de marzo de 2021

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa