Nov 28, 2021 Last Updated 2:13 PM, Nov 28, 2021

 

Este jueves 21 de octubre a las 14:30 horas se llevará adelante una conferencia de prensa del Frente de Izquierda Unidad en el Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López (J.B Alberdi 1550) como parte del lanzamiento de la campaña electoral en la Zona Norte bonaerense.

Estarán presentes Rubén “Pollo” Sobrero, candidato por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad a senador provincial por la primera sección electoral y secretario general de la Unión Ferroviaria Seccional Oeste y Juan Carlos Giordano, actual diputado nacional por Izquierda Socialista en el FITU y candidato al mismo cargo en la lista que encabeza Del Caño.

Sobrero y Giordano estarán junto a las y los candidatos de los municipios de la zona.

Sobrero señaló: “El gobierno dijo que este año la inflación iba a ser del 29%. Con eso alineó a las patronales y a la CGT y CTA para que pacten salarios a la baja. Pero la inflación interanual es del 52%. En ese marco la CGT marchando a favor del gobierno es una vergüenza. Por eso el sindicalismo combativo va en las listas del Frente de Izquierda Unidad”.

Giordano enfatizó: “El peronismo ya no es salida para el pueblo trabajador. El Frente de Todos ajusta, paga la deuda y gobierna para el saqueo de los grandes empresarios, bancos y multinacionales. El 14 de noviembre no hay que votar ni por el Frente de Todos, ni al macrismo de Juntos. Necesitamos diputadas y diputados de izquierda que defiendan al pueblo trabajador en las calles y en el Congreso”.

Contactos:

Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo

Ruben Sobrero: +54 9 11 6422-6661

Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda


Escribe Juan Carlos Giordano
Diputado Nacional Izquierda Socialista/FIT Unidad

El pasado sábado 16 de octubre la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner brindó un discurso en el Encuentro Nacional de Jóvenes de La Cámpora en la ex ESMA. Tocó varios temas e hizo definiciones sobre la actualidad del peronismo. Señaló “el peronismo está más vigente que nunca”. Lo hace en un momento crítico, donde el Frente de Todos que ella integra acaba de perder cinco millones de votos en las PASO y sufre una enorme crisis política.

En su conferencia buscó elevar la puntería, hasta con argumentos históricos, para tratar de poner un freno a la grave crisis que vive el peronismo y su gobierno. Millones que lo apoyaban lo abandonan o descreen. Entre ellos miles y miles de jóvenes.

Cristina lo reconoció. Dijo que entre el peronismo y el macrismo de Juntos en elecciones anteriores sacaban el 90% y ahora bajaron al 70% graficando que hay un 30% que se va a los “extremos”. Uno de ellos “son los que quieren expropiar todo”, aludiendo al Frente de Izquierda, aunque no lo mencionó explícitamente. El otro sería Milei. Mostró así su preocupación de que sectores de la clase trabajadora y de la juventud voten o simpaticen con el Frente de Izquierda Unidad.

¿Qué dijo Cristina para tratar de salvar al peronismo? Su afirmación central es que “el peronismo está más vigente que nunca”, argumentando contra la izquierda y el socialismo. Trata de demostrar que el peronismo es la alternativa porque busca un “capitalismo con control y distribución estatal”. Supuestamente sería opuesto a un capitalismo “sin el rol del Estado” como sostienen el macrismo y la ultraderecha de Milei.

Cristina dijo que el capitalismo es “el sistema económico de producción de bienes y servicios que se ha demostrado más eficiente”, y recordó la caída del Muro de Berlín en 1989, rematando su definición con que el “sistema socialista o comunista” fracasaron.

Cabría preguntarse entonces, si fuera cierto que el capitalismo “se ha demostrado eficiente” y el “peronismo sigue vigente” porque lo “regula, ordena y controla”, cómo es posible que estemos cada vez peor. Han pasado distintos gobiernos, entre ellos varios peronistas (el de los años ´70, los ´90, los doce años K y los dos años del Frente de Todos) y Argentina solo exhibe más indigencia, desigualdad social, dependencia y depredación ambiental. Desde la caída de la dictadura en 1983 ya pasaron 38 años, 30 de los cuales gobernó el peronismo. El debate es muy necesario entonces.

Hay una sola explicación. Ni el capitalismo es “eficiente” para la clase trabajadora y el pueblo, ni el peronismo “regula y ordena” en beneficios de los de abajo.

Cristina dice que el capitalismo es el sistema más eficiente, cuando es el que nos ha llevado a la amenaza actual de la humanidad y de la naturaleza. No hay un capitalismo especulativo-malo (Macri) y otro productivo-bueno (peronismo). El capitalismo es un único sistema mundial en beneficio de una minoría. Y el socialismo no fracasó. Fracasó un falso socialismo burocrático. Por eso las masas tiraron abajo el Muro de Berlín y esos regímenes dictatoriales que desde Izquierda Socialista y el FITU repudiamos.

Cristina habló de una relación virtuosa entre “capital y trabajo” … ¡pero siempre termina ganando el capital! No hay ningún “rol del Estado” que pueda evitar ese “desbalanceo”, como graficó ante los jóvenes. Las reglas capitalistas no funcionan como dice Cristina. El sistema capitalista-imperialista es para salvar a unos pocos y hundir en la desesperación a millones.

Fue Cristina quien enarboló la frase de que en su gobierno los empresarios “se la llevaban en pala”. Ella misma recordó una charla que tuvo con un importante empresario de la alimentación para recordarle que en su gobierno hicieron super ganancias, preguntándose por qué ahora “no la quieren”. “Es un problema cultural de anti peronismo”, les dijo a los jóvenes.

Recordemos cuando Cristina se sacaba fotos con los Ceos de la Barrick, cuando trajo a Repsol que nos saqueó el petróleo y el gas y luego hizo un pacto secreto con Chevron. Por eso no es cierto que en 2003 cuando asumió el peronismo kirchnerista se dieron millones de puestos de trabajo y hubo una “cadena social ascendente”. Si fuera así, no hubiera perdido las presidenciales en 2015 con el macrismo de los tarifazos y el endeudamiento sideral.

Cristina solo critica la “concentración del capital”. ¿Pero qué hizo su gobierno contra ello? Los grandes grupos siguieron manejando monopólicamente la industria alimentaria, las petroleras y gasíferas se llevaron nuestros recursos naturales, siguieron las privatizadas y los bancos fueron otros de los grandes ganadores de su “modelo”.

El rol del Estado que reivindica Cristina es para seguir salvando las ganancias capitalistas. Esa es la cruda realidad. Lo prueban los actuales incentivos a las multinacionales de hidrocarburos, el agronegocio, las retenciones cero a Toyota, los 35 proyectos mega mineros en danza y fundamentalmente el “rol del Estado” para beneficiar a los usureros de la deuda y al FMI.

Cristina les dijo a los jóvenes que “con Néstor le dijimos chau al FMI”. Pero fue para la tribuna. En 2006 le pagaron de contado 10 mil millones de dólares al Fondo Monetario predicando que se terminaba el endeudamiento y no iba a haber más dependencia económica, mientras en los 12 años de gobierno peronista kirchnerista se pagaron 200.000 millones de dólares de deuda y la misma aumentó de los 190.000 millones originarios a 240.000 en 2015. Y llevó a cabo el canje de deuda que venía de la dictadura reconociendo a los usureros bonos devaluados cuando había sido el Argentinazo el que impuso el no pago. Ahora, bajo este nuevo gobierno peronista del Frente de Todos se pagaron 12.000 millones de deuda y se está negociando el endeudamiento que nos dejó Macri hasta con el aval de una ley del Congreso. Propuesta de la cual coinciden tanto el peronismo, el macrismo de Juntos y los “libertarios” Milei y Espert. Solo el FIT Unidad está en contra.

El FIT Unidad lucha para poner las riquezas del país al servicio de combatir la miseria y la destrucción ambiental, no para beneficiar a una minoría parasitaria de empresarios, bancos y oligarcas. Solo suspendiendo los pagos de la deuda externa y rompiendo con el FMI, nacionalizando la banca y el comercio exterior, reestatizando las privatizadas bajo control y gestión de trabajadores y organizaciones de usuarios y planificando la economía en beneficio de las amplias mayorías saldremos adelante. Combatiendo al capitalismo y luchando por otro sistema, el socialista, con plena democracia para los trabajadores y el pueblo.

Pasando en limpio estas reflexiones, decimos que si se quiere tomar de referencia el histórico 17 de octubre podríamos decir que, para lograr la justicia social, la independencia económica y soberanía política tienen que gobernar los trabajadores y el pueblo. Algo que nunca ocurrió, aunque la ex presidenta haya dicho que “el peronismo tuvo la impronta de incorporar a los trabajadores al sistema de decisión de la política nacional”.

No se trata entonces de reinventar al peronismo con recetas que ya fracasaron sino de empujar denodadamente para que se siga fortaleciendo una alternativa política de los trabajadores, las mujeres, la juventud y de la unidad de la izquierda como lo estamos haciendo con el Frente de Izquierda Unidad.

Mientras seguimos este rico debate con los trabajadores y la juventud, el 14 de noviembre llamamos a votar por diputadas y diputados de izquierda que en las calles y en el Congreso sigan apoyando los reclamos obreros y populares y de esa manera se siga fortaleciendo una alternativa política obrera y socialista para combatir los males capitalistas.

 

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

 

Este domingo se hizo el acto en conmemoración al 17 de octubre en Plaza de Mayo y hoy se moviliza la CGT en apoyo al gobierno.

El diputado nacional de Izquierda Socialista y actual candidato del Frente de Izquierda Unidad, Juan Carlos Giordano, señaló: “Estos actos son en apoyo al gobierno que está aplicando un ajuste para pagarle al FMI. Por eso fue repudiado en las PASO. A no dejarse engañar. La salida viene por izquierda”.

Giordano señaló: “En Plaza de Mayo usaron la sensible fecha del 17 de octubre para hablar del “no pago de la deuda” e intentar mostrar a un peronismo con tinte “nacional y popular” tras la derrota en las PASO. Pero en el acto estuvieron los mismos políticos y candidatos de este gobierno que aplica el ajuste y paga la deuda condenando a millones al hambre y a la pobreza. Estaban Kicillof, la candidata Tolosa Paz, Espinoza de La Matanza, Larroque, Santoro y burócratas sindicales. Apelan a un falso discurso “anti FMI” para intentar recuperar parte de los votos perdidos, de los cuales una parte muy valiosa fue al Frente de Izquierda Unidad”.

Giordano agregó: “En el acto también se pidió “más kirchnerismo” cuando es la propia Cristina Kirchner quien ordenó que se pague la deuda de Macri y su delfín Manzur viajó a Estados Unidos para ello. El único que propone dejar de pagar la deuda usurera y romper con el FMI destinando esa plata a salario y trabajo es el Frente de Izquierda Unidad. Todos están por pagar, el Frente de Todos, el macrismo de Juntos y los “libertarios” Milei y Espert”.

Giordano prosiguió: “El acto de hoy de la CGT es vergonzoso. Movilizan por “la unidad del peronismo” pero no mueven un dedo en apoyo a los trabajadores, son cómplices del robo salarial y jubilatorio y avalan la reforma laboral como el Smata en Toyota y otros gremios. Ante esta burocracia sindical traidora postulamos al sindicalismo combativo que va orgullosamente en las listas del Frente de Izquierda Unidad con el Pollo Sobrero a la cabeza”.

Giordano finalizó: “El peronismo ya no es salida para el pueblo trabajador. No es cierto que está “más vigente que nunca” como dijo Cristina este sábado. El Frente de Todos ajusta, paga la deuda y gobierna para el saqueo de los grandes empresarios, bancos y multinacionales. Por eso el 14 de noviembre no hay que votar ni por el Frente de Todos, ni al macrismo de Juntos. Necesitamos diputadas y diputados de izquierda que defiendan al pueblo trabajador en las calles y en el Congreso fortaleciendo una alternativa política de los trabajadores, las mujeres y la juventud para luchar por una salida de fondo, como lo es el Frente de Izquierda Unidad”.

Contactos:

Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

El 3,5% de inflación en septiembre es un robo al bolsillo popular. La inflación del último año llegó al 52,5%. Cada aumento en los precios populares hace crecer la pobreza e indigencia.

“Se necesita un aumento inmediato de salarios y jubilaciones al valor de la canasta familiar. Esto es lo que reclama el sindicalismo combativo y la izquierda. No puede ser que los monopolios formadores de precios aumenten sideralmente la carne, leche, frutas, verduras, aceite y yerba mate en un 25% más que la inflación mientras los ingresos populares siguen por el suelo”, denunciaron las bancas nacionales de Izquierda Socialista en el FIT Unidad con Mónica Schlotthauer y Juan Carlos Giordano.

Schlotthauer señaló: “El gobierno le sigue dejando las manos libres a los grandes empresarios que recuperan de esta forma sus márgenes de ganancias poniendo el valor de los alimentos al valor del dólar blue mientras pagan salarios y jubilaciones en pesos devaluados”.

Giordano agregó: “El gobierno dijo que este año la inflación iba a ser del 29%. Con eso alineó a las patronales y a la CGT y CTA para que pacten salarios a la baja en las paritarias. Pero la inflación va a ser el 45% en 2021. ¿Quién se lleva la diferencia? Los grandes empresarios (que luego la fugan a los Pandora Papers) y el gobierno que la destina a pagar una deuda usurera al FMI como hizo con el robo de la movilidad jubilatoria al mejor estilo Macri”.

Schlotthauer finalizó: “La canasta familiar para una familia tipo ascendió a 108.000 pesos según ATE Indec. La media salarial está en la mitad y la jubilación mínima es de $25.000 cuando la canasta para un jubilado llegó a $75.000. ¿Esto es “escuchar la voz del pueblo” y “ponerle plata al bolsillo de la gente”? La CGT va a hacer un acto en apoyo al gobierno mientras es cómplice de todo esto y pacta la reforma laboral como el Smata en Toyota. Otra razón más para apoyar al sindicalismo combativo que lucha y votar para que la izquierda siga estando en el Congreso”.

Contactos:

Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mónica Schlotthauer: +54 9 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

El “Gringo” atendió a la redacción de El Socialista en su oficina 927 del piso 9 Anexo del Congreso. “Las mansiones de los bloques tradicionales están del otro lado”, comenta. Ocupa con Mónica Schlotthauer las dos bancas en nombre de Izquierda Socialista que le quedan al Frente de Izquierda Unidad hasta fin de año. Le preguntamos sobre varios temas y entusiasmado afirmó: “estamos en condiciones de consagrar diputadas y diputados el 14 de noviembre”.  
 
En el despacho hay varios carteles: “No al pago de la deuda. Abajo la megaminería. Defensa de los humedales. Apoyo al pueblo palestino. Las vacunas están en Garín”. Son las pancartas que el Gringo y Mónica ponen en sus bancas cuando hay sesiones. “Somos las únicas voces que hablamos de esto”, nos dice. Y marca una perspectiva: “si somos el tercer país en el podio mundial con más empresas offshore y se va a avalar un nuevo pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI )es evidente que este sistema capitalista se lleva toda la riqueza que genera nuestro pueblo trabajador mientras crece la indigencia. Esto pasa ahora con Alberto y antes pasó con Macri. Hay que darle una oportunidad a la izquierda, ¿no?”
 
ES-¿Qué pasó en la última sesión?

-Fracasó. El macrismo de Juntos no dio quórum. Y el peronismo tampoco lo logró por defección de sus propios diputados y bloques aliados. Quienes se venían movilizando por el etiquetado frontal y otras leyes quedaron frustrados ante este juego electoralista del oficialismo y de la oposición patronal. Nosotros desnudamos la maniobra. El macrismo pide votos para poner “freno” al autoritarismo y quedarse con la presidencia de la Cámara. ¡Mirá su preocupación! Mientras quiere sacar la indemnización por despido. Y el Frente de Todos pide el voto para que se le permita gobernar, dice, “contra la derecha”. El gobierno habla contra la derecha y pone a Manzur de Jefe de Gabinete. ¿Manzur es progre? Y reconoce la herencia macrista. ¿Pagar la deuda que dejó Macri es “antiderecha”? Un engaño total.


Giordano en la sesión en cámara de diputados
 
ES-¿Todos coinciden en reconocer la deuda con el FMI?

-Claro. Acá no hay grietas. “Todos”, “Juntos” y hasta Milei y Espert han dicho que sí. Solo el Frente de Izquierda se opone a este nuevo pacto de dependencia, ajuste y coloniaje. Reconocer como legítimos los 45.000 millones de dólares que le pidió Macri al FMI para la bicicleta financiera es increíble. Por eso es tan importante seguir teniendo diputadas y diputados de izquierda que denunciemos esto y sigamos peleando para que la plata vaya a salario, trabajo, salud, educación y a un plan de 500.000 viviendas populares para dar trabajo a dos millones de desocupados como lo hemos propuesto a través de nuestro proyecto de ley. “FMI o Frente de Izquierda”, esa es la disyuntiva.
 
ES-¿La deuda usurera se lleva todo?

-Todo. Ya en diciembre de 2019 con la ley de emergencia que votaron el peronismo y el macrismo se destinó 4.500 millones de dólares para ello. Este año ya se pagó más de deuda que lo que va a Salud o Educación. Hace dos semanas le pagaron 1.900 millones al FMI. El presupuesto 2022 destinará cinco veces más para deuda que para vivienda. También se les reducen partidas a las sentencias ganadas por los jubilados. Se viene un tarifazo del 35 al 40% por la quita de subsidios. Y se miente con una inflación del 33% cuando será del 45%, eso sí, mientras el gobierno habla de “reconstrucción”.
 
ES-¿Cristina critica esto?

-Ojo. Cristina critica para desmarcarse de la debacle electoral pero La Cámpora votó la movilidad jubilatoria que ajustó terriblemente a los jubilados. No hay que dejarse engañar cuando algunos dicen “hace falta más kirchnerismo”. Les decimos que el kirchnerismo es gobierno y comparte los trazos gruesos de este modelo económico para ajustar, pagar deuda y salvar al FMI.
 
ES-¿El gobierno “oyó el mensaje de las urnas”?

-Eso dice. ¿Te parece? Mandó proyectos de ley para sacarle impuestos a las petroleras y gasíferas de Vaca Muerta y el Agronegocio; anunció 35 proyectos mega mineros y le sacó todas las retenciones a la industria automotriz mientras flexibilizó el convenio en Toyota con la complicidad de la burocracia sindical del Smata.

Los spots oficiales dicen “Sí” se puede”. Diría yo, ¡se puede seguir gobernando para los de arriba mientras entregan bicicletas, heladeras o migajas sociales que en días se devora la inflación! Hablan de combatir un capitalismo “neoliberal” por otro capitalismo productivo. ¿Qué tiene de productivo beneficiar a multinacionales, aplicar un ajuste, pagarle al FMI y dar paliativos sociales? Eso ya fue repudiado por cinco millones de sus propios votantes, parte de los cuales votaron al Frente de Izquierda. Si a eso le sumamos el gabinete de terror con Aníbal Fernández y Manzur, te diré que el malhumor social crece.


Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista), Nicolás Del Caño (PTS), Romina del Plá (PO) y Alejandro Bodart (MST), candidata y candidatos en Provincia de Buenos Aires
 
ES-¿La izquierda tiene una gran oportunidad para noviembre?

-Con el más de millón de votos que logramos en las PASO siendo tercera fuerza nacional por encima de la derecha, podemos lograr varias bancas lleguen al  Congreso en noviembre. A fin de año ponemos en juego las dos que logramos en 2017. En esta elección se eligen diputadas y diputados y para un luchador, mujer o joven no es lo mismo que la izquierda siga o no en el Congreso.

Nuestras bancas además de ganar como un trabajador y ser rotativas están puestas al servicio de los reclamos obreros y populares, ambientales y juveniles. El sindicalismo combativo va en nuestras listas. Solo el Frente de Izquierda Unidad (FIT Unidad) se opone a la megaminería y se moviliza por la ley de humedales. Por eso es tan importante consagrar nuevas bancas en el Congreso, las legislaturas e incluso lograr concejales si crecemos en la votación.

Siempre en las elecciones generales crecemos. La bronca contra el gobierno sigue. Peronistas y kirchneristas decepcionados nos dicen “esta vez los voy a votar a ustedes”. Somos muy optimistas. Y también se trata de fortalecer con el voto a una alternativa política de los trabajadores y de la unidad de la izquierda que nunca gobernó y enfrentó a todos los gobiernos del ajuste.



Celeste Fierro (MST), Gabriel Solano (PO) Myriam Bregamn (PTS) y Mercedes Trimarchi (Izquierda Socialista) candidatas y candidato en CABA

Fotogalerías

 
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Guevara: Héroe y mártir (1967)
Nuestras diferencias sobre Key Issues (1975)
Editorial CEHuS: Historia del PST - Tomo I
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa