Sep 21, 2021 Last Updated 6:39 PM, Sep 18, 2021

La izquierda tiene que seguir en el Congreso.

El Frente de Izquierda Unidad hará su cierre de campaña este miércoles 8 a las 17:30hs brindando una conferencia de prensa en Bartolomé Mitre 1265 (CABA). La Lista 1A es la mayor unidad de la izquierda que hemos logrado en estas elecciones.

 

Estarán presentes Nicolás Del Caño y Myriam Bregman (PTS); Romina Del Plá y Gabriel Solano (PO) y Mercedes Trimarchi y Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista). Listas que también integran la actual diputada nacional Mónica Schlotthauer, el Pollo Sobrero, y los actuales legisladores de CABA Mercedes De Mendieta y Pablo Almeida. Estos referentes estarán acompañados por las principales candidaturas tanto de CABA como de Provincia de Buenos Aires.

 

Juan Carlos Giordano (diputado nacional y pre candidato en la lista que encabeza Nicolás Del Caño en provincia) señaló: “Necesitamos que la izquierda siga en el Congreso. Para fortalecer las luchas contra el ajuste y llamar a rechazar la ley que preparan para avalar el pacto Macri-FMI que cuenta con el apoyo de Todos, Juntos, Randazzo y hasta Milei y Espert. Por eso la unidad de la izquierda tiene que seguir en el Congreso.”

 

Mercedes Trimarchi (pre candidata a legisladora en la lista que encabeza en CABA Myriam Bregman y dirigente de la agrupación de mujeres Isadora) finalizó: “En toda la campaña acompañamos las luchas de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Y nos movilizamos por la agenda ambiental, por los humedales y contra la megaminería. No hay que votar al Frente de Todos, al macrismo o al nefasto Milei. El único voto útil es para tener bancas de izquierda que acompañen tus reclamos.”

 

Contactos:

 

Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo

Mercedes Trimarchi: +54 9 11 5956-1007 @mercedestrimar

Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda


Escribe Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la Seccional Oeste de la Unión Ferroviaria y candidato a senador provincial, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

En estas elecciones a millones de trabajadores se les presenta una gran contradicción. Diariamente vamos a trabajar y tenemos que enfrentarnos a los ajustes de las patronales, que se niegan a dar aumentos salariales, que quieren que trabajemos más y más rápido, que no quieren respetar los convenios colectivos de trabajo, toman personal en negro y contratado sin pagar aportes patronales ni jubilatorios, muchas veces nos maltratan -sobre todo a las compañeras- y, cuando les conviene o cuando quieren amedrentarnos, despiden a cualquiera sin ningún motivo.

Ante estas políticas de la patronal, millones se encuentran desamparados porque los sindicatos están dirigidos, en su mayoría, por una burocracia sindical traidora que siempre encuentra excusas para defender a la patronal. Le dice a los trabajadores que hay que tener “comprensión” con los patrones, que la culpa es de “la crisis económica”, que nos conviene aceptar y no hacer nada porque no hay trabajo, etcétera. Y muchas veces son directamente ellos los cómplices que denuncian ante la patronal a los trabajadores que quieren luchar por sus derechos.

No es casual que en las elecciones los burócratas sindicales y muchos empresarios apoyen y hasta vayan como candidatos en las listas del Frente de Todos. Es que esa burocracia de la CGT y las CTA defiende a este gobierno y su política de ajuste, de salarios a la baja, inflación, desocupación y jubilaciones de pobreza. A cambio, el gobierno les garantiza millones sin control en las obras sociales, que son utilizados para mantener sus privilegios. Por eso se parecen más a los empresarios ricos mientras nosotros tenemos salarios de miseria. Este lunes 30, Fernández les entregó 7.000 millones de pesos y antes de fin de año les dará 4.000 millones de pesos más.

No puede ser que reclamemos diariamente, que repudiemos a estos burócratas traidores y, en el momento de las elecciones, darles el voto al gobierno y a esos dirigentes sindicales.
Contra ellos, miles de trabajadores estamos construyendo un sindicalismo combativo y democrático. Luchamos por nuestros derechos, siempre apoyamos los reclamos obreros y enfrentamos a la burocracia sindical peronista. Este nuevo sindicalismo, donde muchos nos organizamos en el Plenario del Sindicalismo Combativo, apoya e integra las listas del Frente de Izquierda Unidad. Por eso, para darle continuidad a nuestros reclamos y nuestras luchas, para fortalecernos para seguir enfrentando a la burocracia sindical, es que los llamamos a votar al FIT Unidad lista 1A.

Juan Carlos Giordano, actual diputado nacional por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad (FIT-U) y precandidato al mismo cargo en la lista 1A FITU que encabeza Nicolas Del Caño, estuvo este sábado 28 de agosto recorriendo Merlo.

Giordano estuvo acompañado por Rubén “Pollo” Sobrero, también candidato a primer senador por la Primera Sección Electoral en la Lista 1A del FIT Unidad.

Participó de una radio abierta en la Plaza de Merlo junto a las y los candidatos locales y luego Giordano y Sobrero brindaron un conversatorio en la inauguración de un nuevo local de Izquierda Socialista (Güemes 2497-Merlo).

Sobrero señaló: “Es un orgullo que me hayan elegido para integrar las listas de la unidad de la izquierda junto al FIT-Unidad que encabeza Nicolás del Caño, Romina Del Plá, el Gringo Giordano y mi compañera ferroviaria y actual diputada Mónica Schlotthauer. En estas elecciones el “voto útil” es a la unidad de la izquierda que conquistamos con el Frente de Izquierda Unidad con la Lista 1A”.

Giordano finalizó: “Necesitamos diputadas y diputados de izquierda que sigan en el Congreso para llevar la voz de los que luchan, las mujeres y la juventud y repudiar el pacto con el FMI que el gobierno se apresta a votar con el macrismo después de las elecciones.”

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

Juan Carlos Giordano, actual diputado nacional por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad (FIT-U) y precandidato al mismo cargo en la lista 1A FITU que encabeza Nicolas Del Caño, estará este sábado 28 de agosto recorriendo Merlo.

Giordano estará acompañado por Rubén “Pollo” Sobrero, también candidato a primer senador por la Primera Sección Electoral en la Lista 1A del FIT Unidad.

A las 15 hs. habrá una radio abierta en la Plaza de Merlo junto a las y los candidatos locales y a las 16:30 Giordano y Sobrero brindarán un conversatorio en la inauguración de un nuevo local de Izquierda Socialista (Güemes 2497-Merlo).

Sobrero señaló: “Es un orgullo que me hayan elegido para integrar las listas de la unidad de la izquierda junto al FIT-Unidad que encabeza Nicolás del Caño, Romina Del Plá, el Gringo Giordano y mi compañera ferroviaria y actual diputada Mónica Schlotthauer. En estas elecciones el “voto útil” es a la unidad de la izquierda que conquistamos con el Frente de Izquierda Unidad con la Lista 1A”.

Giordano finalizó: “Necesitamos diputadas y diputados de izquierda que sigan en el Congreso para llevar la voz de los que luchan, las mujeres y la juventud y repudiar el pacto con el FMI que el gobierno se apresta a votar con el macrismo después de las elecciones.”

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

Mientras los políticos del peronismo y de la oposición patronal se pelean por los votos haciendo promesas que nunca cumplen, los trabajadores ven derretir sus salarios, consumidos por una brutal inflación. Es el resultado de políticas al servicio de los grandes empresarios aplicadas desde hace décadas. Aquí presentamos algunas de las propuestas de Izquierda Socialista y el FIT-Unidad para recuperar el poder adquisitivo del salario.


Escribe Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la Unión Ferroviaria Seccional Oeste y candidato a senador provincial Buenos Aires, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

El aumento de los niveles de pobreza e indigencia es insoportable. Pero la pobreza no es causada por una plaga divina, es la expresión concreta del robo salarial y de la reducción de derechos laborales practicada por las grandes patronales. Para eso se apoyan en las políticas del gobierno y la complicidad de una dirección sindical burocrática y traidora. Un ejemplo fue el índice inflacionario de 29% calculado para el presupuesto de este año. El gobierno de Alberto Fernández recomendó que los acuerdos paritarios se ajusten a ese porcentaje. Pero con una inflación rondando 50% anual, y preocupados por la bronca de las bases en época electoral, el gobierno y los burócratas acordaron reabrir las paritarias. Sin embargo, el daño ya está hecho. La pérdida causada por estos convenios a la baja es enorme ya que muchos de los nuevos reajustes serán pagados en cuotas y hasta el año próximo.

En esto no hay grietas en el gobierno peronista ni en la oposición patronal de Juntos por el Cambio y la derecha libertaria. Todos gobiernan para garantizar las ganancias empresariales. Los datos no mienten. Desde principios de 2019 hasta hoy, el Indec informa una inflación de 76 por ciento. Los alimentos aumentaron 86%, la carne y las verduras 110%, los lácteos y las frutas 70%, el pan 86% y la yerba 80 por ciento. En lo que va de este gobierno peronista kirchnerista el costo de la canasta básica alimentaria, que determina el umbral de la indigencia, aumentó 86%, y la que marca la línea de pobreza, 73 por ciento.

¿Cuántas paritarias se firmaron con estos índices? Ninguna. “Según Cifra, un centro de investigaciones ligado a entidades gremiales kirchneristas, el salario real de los trabajadores privados en blanco cayó 9,7% promedio entre el segundo trimestre de 2019 y el segundo de 2021 y 19% contra el cuarto de 2017…” (Clarín, 21/8/2021). Si la pérdida de los trabajadores en blanco fue de casi 10% en ese período, imaginemos lo que perdieron los informales. O sea, con Macri perdíamos, pero con los Fernández seguimos perdiendo. La recuperación salarial y las “heladeras llenas” prometidas por el presidente nunca se cumplieron.

Pobres más pobres y ricos más ricos

Pero en nuestro país no solo se cuentan pobres. Hay un sector que aun durante la pandemia se ha enriquecido mucho. No es cierto que las grandes empresas estén en dificultades. Esos fueron argumentos utilizados para despedir y suspender personal. Recordemos el caso del despido de 1.400 operarios de parte de Techint, del megaempresario Paolo Rocca, en el inicio de la pandemia. Grandes empresarios, formadores de precios como los supermercadistas y productores de alimentos, laboratorios y grupos farmacéuticos, el agronegocio, las petroleras y el sistema financiero, por ejemplo, han acumulado ganancias colosales. Lejos de colocarlas al servicio de mejorar los niveles de vida de la población trabajadora, las depositan en paraísos fiscales o en inversiones especulativas. Ahí está el dinero para mejorar sustancialmente los salarios.

Mercado Libre, de Marcos Galperín, registró una ganancia neta de 68,2 millones de dólares en el segundo trimestre de 2021. El propio Grupo Techint obtuvo ganancias por 65.000 millones de pesos en los primeros seis meses de este año. Arcor y Molinos, dos empresas formadoras de precios de alimentos, obtuvieron grandes ganancias en el primer trimestre de este año. La primera, que en agosto acaba de distribuir 2.700 millones de pesos entre sus accionistas, obtuvo una ganancia de 3.857 millones de pesos. La segunda declaró 1.180 millones de pesos. Ambas destacan que este resultado se debe a la reducción de costos, léase despidos y baja de salarios. Otra de las “ganadoras” es Ledesma, de los Blaquier, que desde junio de 2020 a febrero de 2021 registró un beneficio neto de 5.160 millones de pesos.

La Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) presentó un informe en el que detalla que este año prevé incrementar 97% las exportaciones y 80% la producción respecto de 2020. Al sector financiero tampoco le fue mal en la pandemia. Entre enero y septiembre de 2020 la rentabilidad neta ascendió a 121.327 millones de pesos. Esto es una ganancia de 450 millones de pesos por día. Estos resultados fantásticos no son la expresión de la genialidad empresarial, sino de una superexplotación tremenda con salarios miserables. Estudios actuales demuestran que en nuestro país, con una hora y 45 minutos, el trabajador paga su jornada laboral, significa que el patrón se embolsa las restantes seis horas y cuarto de su producción. Ese es el “secreto” de los empresarios exitosos.  

Utilizar ese dinero para empezar a superar la pobreza y la indigencia

Entonces plata hay y es la que producen los trabajadores con su esfuerzo. Hay que usar esas ganancias al servicio de mejorar el nivel de vida, fundamentalmente a través del salario. Desde Izquierda Socialista y el FIT-Unidad demostramos que con esas ganancias es posible fijar un salario mínimo de 100.000 pesos y una jubilación de 64.000 pesos, dinero necesario solo para cubrir los gastos mínimos de una familia. Para eso hay que exigirles a todas estas grandes empresas que paguen ese salario y aplicarles un verdadero impuesto a la riqueza para compensar el aumento de las jubilaciones.

Te invitamos a sumarte a este proyecto de la izquierda. Los que te acompañamos a diario en las luchas, desde el Plenario Sindical Combativo y el FIT-Unidad queremos llevar este debate al Congreso para aprobarlo apoyados en tu movilización. Vení con la izquierda a denunciar a los partidos patronales y a la burocracia sindical cómplices de estos grandes empresarios. Votá y ayudanos a conseguir votos para este proyecto para impedir que millones de familias obreras sean empujadas a la marginalidad. En las PASO, estas propuestas estarán representadas en la Lista 1 A Unidad de la Izquierda, colaborá para que se hagan realidad.
 

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa