Oct 23, 2021 Last Updated 7:46 PM, Oct 23, 2021


Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys y candidato a diputado nacional por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
Decenas de fotos y videos desde las escuelas y los pronunciamientos de la CGT y las CTA en defensa de Ademys y contra los sumarios del macrismo, hacen crecer la solidaridad con los docentes.
 
Desde el sindicato docente combativo Ademys hemos desarrollado una gran campaña de solidaridad en rechazo a los sumarios contra mí y Juan Manuel Di Vicenzo, ambos docentes de la escuela Nº 19 de Villa Soldati, CABA.
Múltiples videos y fotos que pueden verse en las redes sociales con dirigentes docentes y trabajadores de la educación en diversas escuelas y sindicatos de todo el país rechazando los sumarios que impulsan el jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta y su ministra de educación Soledad Acuña en una clara persecución política y sindical contra Ademys.

Recordemos que el viernes 17 de septiembre Fabián Capponi, un funcionario del Ministerio de Educación de CABA, se hizo presente en nuestra escuela Nº 19 de Villa Soldati, donde recibió cuestionamientos por parte de los docentes que rechazaron la presencialidad impulsada por Larreta, que dejó 35 trabajadores de la educación fallecidos y el permanente vaciamiento y abandono de la escuela pública. Capponi se retiró contrariado y regresó media hora más tarde acompañado de dos sujetos, que no se identificaron, en un gesto patoteril. Este acto de provocación generó la reacción de los docentes quienes reiteramos que no era bienvenido.

La ministra de educación Soledad Acuña comunicó el martes 21 de septiembre por redes sociales la instrucción de sumarios a un delegado y a mí como secretario adjunto de Ademys, en un claro mensaje disciplinador hacia los trabajadores y acentuando la persecución política que viene llevando adelante contra nuestro sindicato.

La respuesta de la docencia fue un contundente apoyo a las maestras y maestros que se manifestó el jueves 23 de septiembre en un abrazo realizado a la escuela Nº 19 de Soldati, en el que participaron más de un centenar de docentes, trabajadores de la salud del barrio y familias.

El jueves 7 de octubre realizamos una conferencia de prensa frente a la jefatura de gobierno donde mi compañero Juan Manuel De Vicenzo leyó una conmovedora carta explicando nuestra lucha cotidiana en defensa de la educación pública. También tomaron la palabra un representante de la UTE/Ctera, se leyeron decenas de adhesiones de sindicatos docentes de todo el país y la solidaridad de las legisladoras del Frente de Todos Victoria Montenegro y Lucia Campora, así como los legisladores del FIT Unidad Pablo Almeida y Mercedes de Mendieta (Izquierda Socialista) y Amanda Martín (Partido Obrero). También tomaron la palabra el secretario general de la Unión Ferroviaria Oeste Rubén “Pollo” Sobrero, la secretaria general del Suteba La Matanza Romina Del Pla y cerró la secretaria general de Ademys Mariana Scayola.

Finalmente hemos logrado importantes pronunciamientos en nuestra defensa de la conducción de la CGT con las firmas de Hector Daer, Carlos Acuña y el secretario general de la UDA Sergio Romero. También llegó el pronunciamiento de la CTA de la Ciudad con la firma de su secretario general Eduardo Lopez y de la CTA Autónoma con la firma de su secretario general Ricardo Peidro.

Todas las centrales sindicales se han pronunciado en nuestra defensa y en cada escuela sigue creciendo la solidaridad con Ademys. Cada vez es más grande el rechazo a esta persecución política y antisindical que impulsan Larreta y Acuña y las posibles sanciones que nos quieren aplicar. Llamamos a redoblar la campaña unitaria en todas las escuelas para frenar este atropello.


Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys y candidato a diputado nacional CABA, por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El viernes 17 de septiembre Fabián Capponi, un funcionario del Ministerio de Educación de CABA, se hizo presente en la escuela N°19 de Villa Soldati, donde trabajo desde hace más de veinte años. Capponi viene ganándose el repudio de miles de docentes por ejecutar políticas de precarización laboral y despidos, mientras en el peor momento de la pandemia se mostraba bailando en el ministerio, sin ningún tipo de respeto al distanciamiento, ni uso de barbijo. En este marco, recibió cuestionamientos en nuestra escuela por parte de los docentes que rechazaron la presencialidad sin cuidados sanitarios de Larreta, que dejó 35 trabajadores de la educación fallecidos y el permanente vaciamiento y abandono de la escuela pública. Capponi se retiró contrariado y regresó media hora más tarde acompañado de dos sujetos, que no se identificaron, en un gesto patoteril. Este acto de provocación generó la reacción de los docentes quienes reiteramos que no era bienvenido.

La ministra de educación de CABA Soledad Acuña comunicó el martes 21 de septiembre por redes sociales la instrucción de sumarios a un delegado y a mi como secretario adjunto de Ademys, en un claro mensaje disciplinador hacia los trabajadores y acentuando la persecución política que viene llevando adelante contra nuestro sindicato.

La respuesta de la docencia fue un contundente apoyo a las maestras y maestros que se manifestó el jueves 23 de septiembre en un abrazo realizado a la escuela N°19 de Soldati, en el que participaron más de un centenar de docentes, trabajadores de la salud del barrio, familias y donde también se hicieron presentes los legisladores del FIT Unidad Pablo Almeida, Mercedes de Mendieta y Amanda Martín y la legisladora del Frente de Todos Victoria Montenegro. Ademys y UTE/Ctera también participaron impulsando una fuerte campaña exigiendo el cese de los sumarios y las persecuciones.


Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys y candidato a Diputado Nacional CABA, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

El viernes 27 de agosto 200 docentes de CABA nos reunimos en un gran plenario educativo en apoyo a la Lista 1A del Frente de Izquierda Unidad junto a Myriam Bregman y Gabriel Solano. Con nuestros tres informes sobre la situación nacional y las propuestas educativas abrimos paso a decenas de intervenciones de docentes independientes, con quienes venimos protagonizando la lucha contra la presencialidad criminal y el ajuste del FMI que aplican tanto Alberto Fernández y su ministro Trotta, como Larreta y su ministra Acuña. Hubo un rechazo generalizado a la burocracia sindical kirchnerista de UTE y un reconocimiento al sindicalismo combativo de Ademys. Con entusiasmo y colectivamente discutimos y resolvimos redoblar la campaña electoral y fiscalizar en apoyo a la lista unitaria del FIT Unidad, contra todo divisionismo y por conquistar nuevas bancas de izquierda.

Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys, Docentes en Marcha

El 29 de marzo falleció de Covid-19 el profesor de CABA Jorge Langone, afiliado de Ademys. El paro que convocamos puso en debate la grave situación que vivimos docentes, estudiantes y familias en este simulacro de clases presenciales. Llevamos nuestras denuncias a programas de radio y TV y en TN estuve defendiendo a la docencia ante los ataques reaccionarios de algunos invitados, como la funcionaria Guillermina Tiramonti.

Jorge no fue el primer docente en el país fallecido por Covid-19, lamentablemente esta semana ya son más, pero sí generó mucha indignación en la docencia porteña porque demostró trágicamente la veracidad de las denuncias que venimos realizando. Ante la muerte de un docente, los sindicatos de las provincias y la burocracia de Ctera deberían haber tomado la misma actitud que Ademys, pero sus conducciones kirchneristas mantienen un vergonzoso pacto con el gobierno de Alberto Fernández y permanecen inactivas y abandonan los reclamos docentes.

A cuatro semanas del retorno a la presencialidad se confirmó nuestra denuncia de que la política de Larreta-Acuña, que es la misma que nacionalmente aplican Fernández-Trotta y los gobernadores, es criminal. Crecieron exponencialmente los contagios y, aunque el gobierno quiere responsabilizar a las personas por sus “descuidos”, la única medida que puso en movimiento a millones al encuentro con el virus y su esparcimiento y que explica esta explosión de casos fue el regreso a la presencialidad escolar. Y si no han sido más los docentes contagiados y fallecidos es porque en ningún lugar se implementó realmente el absurdo protocolo gubernamental de las “burbujas cotidianas de treinta alumnos”, sino que en cada escuela docentes y muchos directivos han creado sus propios protocolos. Todos los que tienen hijos en edad escolar saben que las “clases presenciales normales” son un simulacro, no existen.

Esta “nueva ola” de la pandemia, que hizo saltar las mediciones de riesgo epidemiológico en todas las provincias, potencia los peligros de contagios en las escuelas y, ni hablar, en el transporte público. Es una minoría ínfima de docentes la que ha recibido la primera dosis de la vacuna. Y se confirma que hay un alto porcentaje de niños y adolescentes contagiados que tira por la borda otra de las mentiras gubernamentales, que los niños no contagian ni transmiten el virus.

Así no se puede seguir. Hay que frenar ya la presencialidad tal como está, retomando un sistema de virtualidad hasta que los docentes y estudiantes estemos vacunados. Para eso tenemos que exigir al gobierno que las millones de dosis que están en el laboratorio de Garín, en Buenos Aires, se incauten y se vacune a todos. Además, entregar ya computadoras y conectividad gratuita para docentes y estudiantes para retomar la virtualidad sin dejar a nadie por fuera del sistema educativo.

Para esto debemos reclamar a las conducciones sindicales docentes en cada provincia y a la burocracia de Ctera que rompan su pacto con Fernández y los gobernadores, tomen estos reclamos y llamen a un plan de acción para lograrlos.

Llamamos al conjunto de las conducciones docentes antiburocráticas y combativas a que retomemos la coordinación y resolvamos medidas de acción unificadas para defender la educación pública, la salud y la vida de docentes, estudiantes y familias.

Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto Ademys

La ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña, participó del programa “Un café con Fernando Iglesias”, el diputado nacional de Juntos por el Cambio reconocido por ser un provocador de derecha que expresa sin tapujos el pensamiento más reaccionario de su sector.

Allí, quizás entusiasmada y cebada por sus interlocutores, Soledad Acuña no tuvo filtro en decir sinceramente lo que opina de la educación y de los docentes. (ver link: https://youtu.be/Qk_ESFkkFbY)

Sus dichos han generado un repudio generalizado en todos los sectores de la educación y de los derechos humanos por racistas, reaccionarios y muchos otros calificativos. 

Desde el sindicato docente Ademys respondimos duramente y estamos pidiendo que se vaya ya (ver link de Ademys: https://www.ademys.org.ar/v2/total-repudio-a-la-politica-totalitaria-de-acuna/). Si Soledad Acuña tuviera algo de dignidad personal ya habría presentado sus disculpas… y su renuncia.

Las declaraciones de Acuña, además de repudiables, muestran su concepción sobre la educación, el fracaso de su política educativa, su hipocresía, desnudando que todas las críticas que venimos realizando a su política, y ella negaba, eran correctas.

Acuña clarifica que, para el gobierno, el principal problema de la educación es que necesita docentes serviles a los conceptos antiescuela pública y sumisos a los mandamientos de los gobiernos patronales de turno. No quiere docentes ni alumnos con pensamiento crítico, sino repetidores de las ideologías oficiales. Por eso muestra repulsión hacia los profesorados que han formado docentes durante décadas que han llevado a la educación pública argentina al respeto internacional. Como venimos diciendo, no son los profesorados el problema de la crisis educativa, sino la política gubernamental de destrucción de la escuela pública, de privatización, de reducción presupuestaria, de salarios miserables a la docencia y de escuelas destruidas la que está atacando esa calidad educativa que siempre tuvimos.

Y somos los docentes, con nuestro tremendo esfuerzo y lucha, junto con la comunidad educativa de las escuelas públicas, los que estamos sosteniendo la educación pública y evitando que los gobiernos y las Soledad Acuña la terminen de liquidar y privaticen todo el sistema.

Queda claro ahora cuáles eran los verdaderos objetivos de Acuña al querer cerrar los profesorados y montar la Unicaba, querer modificar los programas de estudio y la libertad de cátedra. Por qué liquidó la junta de clasificaciones y apuntó a los nombramientos “a dedo” de docentes serviles. Por qué quiso cerrar las escuelas nocturnas donde estudian los trabajadores. Queda clara su política de achicar la educación a profesores y alumnos de clase alta que tengan la “capacidad social” de viajar por el mundo, los únicos que, según la reaccionaria Acuña, tendrían “capacidad de formar y agregarles un plus” a los estudiantes, mientras los docentes pobres (pobreza generada por el propio gobierno) solo “utilizaríamos” la educación como “tercera opción laboral ante los fracasos anteriores”. Los que venimos de familias trabajadoras o pobres no tendríamos ningún valor para compartir con nuestros alumnos. ¡Ni a Mussolini se le ocurrieron esas ideas!

Acuña desnudó públicamente su repulsión a los docentes de origen pobre, a los profesores “críticos”, a los sindicatos opositores como Ademys, a la “izquierda” que, luchando todos juntos, no le permitimos la implementación de sus planes reaccionarios. 

Queda claro también cómo jugó el peronismo kirchnerismo durante estas últimas décadas, ya que el macrismo no necesitó aprobar ninguna nueva ley para implementar toda esta política reaccionaria y privatista. Solo se apoyó en las leyes del kirchnerismo ya existentes, la Ley Nacional de Educación kirchnerista que habilita todas estas barbaridades. Por eso Acuña dijo que su problema “no fue el kirchnerismo, sino la izquierda”.

Desde Izquierda Socialista siempre fuimos claros y repudiamos y combatimos la Ley de Educación del peronismo kirchnerista, nacionalmente y en cada provincia donde intentan avanzar en su aplicación. Será por eso que desde Ctera la secretaria general Alesso solo pidió a Acuña “que se disculpe”, en vez de, como impulsamos nosotros, exigir que se vaya este personaje nefasto de la derecha política. Sigamos defendiendo la educación pública, los profesorados, un mayor presupuesto con plata de la deuda externa y el fin de los subsidios a la educación privada. Sigamos defendiendo, orgullosos, la educación pública y nuestra tarea docente.

Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Revolución y contrarrevolución en Portugal (1975)
Entrevista en The Militant (1972)
Las perspectivas y la política revolucionaria después del triunfo de la Revolución Nicaragüense (1979)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa