May 16, 2021 Last Updated 12:58 AM, May 14, 2021

Escribe Graciela Calderón, secretaria adjunta Suteba La Matanza 

El ministro Trotta va perdiendo su tranquilidad. Sus justificativos de seguir las clases presenciales sin vacunar a docentes ni a la comunidad educativa no se sostienen. Y a la docencia se nos acaba la paciencia y retomamos fuerte la lucha.

Fernández, Trotta, Larreta, Kicillof, todos, aseguran que hay que mantener las clases presenciales sin vacunar a los docentes porque “en las escuelas hay pocos contagios”.  Que “el problema son las fiestas y reuniones sociales”, culpando a la gente. También dicen que “los niños casi no se contagian” y que la pandemia “solo creció fuerte en el AMBA”. Son falsedades y una falta de respeto a las decenas de docentes muertos por Covid-19 en todo el país. En Jujuy ya se habla de once fallecidos.

Ellos quieren ignorar un hecho contundente, a las cuatro semanas del regreso a las clases presenciales explotó la pandemia con casi 30.000 contagios detectados por día. ¿Es que las personas se contagian mayoritariamente en las escuelas? Claro que no. Pero al reiniciar las clases empezaron a movilizarse 15 millones de personas, según el propio gobierno. Y, tal como alertamos desde Izquierda Socialista y los dirigentes docentes combativos, esto era una política “criminal” porque enviaba a encontrarse con el virus a millones y a potenciar los contagios. Eso es lo que pasó. Cuando estallaron los contagios apenas había menos de diez casos de las cepas brasilera o inglesa, entonces no fue porque vinieron miles de turistas. La única explicación, que el gobierno no va a reconocer, es que son las consecuencias de tratar de “normalizar” las clases presenciales a como dé lugar (el doctor Atienza lo explica clara y brevemente en: hhttps://www.youtube.com/watch?v=Adbu06q1qxI&ab_channel=OscarAtienza)

También explotaron los contagios en niños de 3 a 16 años, que el gobierno decía que no se contagiaban. ¡En cuatro semanas aumentaron 300%! Y, yendo a las escuelas, ponen en riesgo a sus familias. Trotta dice que el problema que hay que corregir son los “transportes públicos”, no las escuelas. ¡Pero hace décadas que los transportes públicos no dan abasto y llevan a la gente como ganado! ¿Cómo van a resolver si siguen poniendo en la calle a millones por la presencialidad? Lo del gobierno es un absurdo que trae consecuencias nefastas y muertes. Es hora de que asuman la realidad y den marcha atrás.

Pero como Fernández, Trotta ni los gobernadores “entienden” con palabras, la docencia retomó la lucha. Se resolvieron paros en Ademys CABA y en los Suteba Multicolores, que convergen el 14 en una caravana en el Ministerio de Educación de la Nación. Con tanta fuerza que la burocracia sindical que apoya al gobierno –Ctera, Suteba, UTE (Alesso, Baradel, López)– comenzó a resquebrajarse. UTE fue al pie del paro de Ademys en CABA. Udocba y distritos de FEB se plegaron al paro de los Suteba Multicolores. Ahora dicen que hay que pensar en “suspender la presencialidad cuando sea necesario”. ¡La docencia considera que miles de contagiados y centenares de muertos diarios ya son suficientes para frenar esta política criminal!

Estamos reclamando vacunación masiva ya a docentes, estudiantes y trabajadores incautando las vacunas del laboratorio de Garín. Que se suspendan las clases presenciales para frenar el movimiento de millones. Que se repartan las computadoras que faltan y se dé conectividad gratuita a estudiantes y docentes.

Llamamos a todos los docentes a darle continuidad al plan de lucha de Ademys y los Suteba Multicolores, coordinándolo y extendiéndolo a todo el país. Seguir exigiendo a los sindicatos provinciales y Ctera que rompan su acuerdo con el gobierno y se sumen al reclamo. Llamamos a los trabajadores, familiares y estudiantes a apoyar esta lucha en defensa de la educación pública, la salud y la vida.

Escribe Graciela Calderón, secretaria adjunta Suteba La Matanza 

En la reunión del Consejo Federal de Educación donde aprobaron los nuevos protocolos para el regreso a la presencialidad, los ministros de educación no estuvieron solos. Participaron Hugo Yasky, Baradel de Ctera, y la burocracia sindical docente de UDA, CEA, AMET y Sadop. Pese a todas las críticas que venían haciendo al protocolo de Larreta, todos ellos se “cuadraron” ante las órdenes de Trotta y Fernández, que lo aprobaron y extendieron a todo el país. UTE de CABA, que venía amenazando con no iniciar las clases presenciales, pasó a un tibio “estado de alerta” concurriendo a la escuela. Otra vez la burocracia que siempre critica a Larreta y Cambiemos, termina dejando pasar sus medidas. La deserción de UTE dejó sólo nuevamente al sindicato combativo Ademys y a los docentes que querían luchar, que realizaron un paro de 72 horas, una conferencia de prensa el 17 junto a los Suteba Multicolores que lo apoyamos, y una caravana al ministerio de Educación, acompañados de Familiares por el regreso seguro y dirigentes del Frente de Izquierda. Ademys resolvió continuar el plan de lucha para frenar la presencialidad donde no estén dadas las condiciones sanitarias y un paro de 24 horas el 1º de marzo, junto con los sindicatos combativos del país que realicen una jornada de lucha ese día, en defensa de la educación, la salud y el salario.

En San Juan, la burocracia también llamó a volver a las escuelas, pero miles de docentes se autoconvocaron llamando a parar y realizaron una importante movilización.

En Neuquén, impulsados por la oposición Multicolor y asambleas virtuales multitudinarias, la burocracia Celeste de la TEP de ATEN debió aprobar un paro de cinco días, que luego dejó “en suspenso”.

En Misiones nuevamente la docencia salió a las calles en reclamo salariales y sanitarios. Al igual que Chubut que sigue exigiendo el pago de los meses de salarios adeudados y aumento salarial.

En Buenos Aires, Baradel de Suteba se juntó con Kicillof y dijo que “el inicio de clases el 1º de marzo está garantizado”, aunque la “revinculación con un millón de estudiantes en las escuelas”, que anunció el gobernador en conferencia de prensa, fue otro fiasco, porque el 70% de las escuelas no abrieron por no cumplir siquiera con su propio protocolo. La campaña de los Suteba Multicolores, que llamamos a hacer relevamientos en cada escuela, actas y retirarse si no estaban en condiciones, fue muy fuerte y muchos directivos decidieron directamente no convocar.

Ahora en La Matanza y otras seccionales multicolores, aprobamos no iniciar el 1º de marzo con dos días de paro y movilización, y seguir la campaña de relevamientos y cierres donde no haya condiciones. Y paro el 8 de marzo, día internacional de la mujer. El jueves 25 realizaremos un Plenario provincial para definir medidas unificadas.

Situaciones similares se viven en todas las provincias, Córdoba, Santa Fe, Santa Cruz, Tucumán, etcétera. Se debate la imposibilidad de un regreso seguro a las escuelas por falta de garantías epidemiológicas, sanitarias y de infraestructura. Y la necesidad de un aumento que recupere las pérdidas de estos años, saque al salario docente del nivel de pobreza y blanquee las cifras en negro, para llegar a la canasta familiar.

Ctera y los sindicatos docentes deberían romper su acuerdo con el gobierno y llamar a unificar la lucha en todo el país. Desde la agrupación Docentes en Marcha llamamos a la docencia a exigírselos. Y, junto a todos los sindicatos y seccionales combativas y opositoras, unificar en una jornada nacional de lucha el 1º de marzo, votado ya en Ademys y Sutebas Multicolores.

Escribe Graciela Calderón, secretaria adjunta Suteba La Matanza

La suspensión de clases y la cuarentena de los docentes fue una verdadera pelea que tuvimos que dar para defender la salud de los niños, docentes, auxiliares y millones de familias. No bien se conocieron datos de la pandemia, Izquierda Socialista y los compañeros de Docentes en Marcha comenzamos a exigir que se suspendieran las clases para evitar la posibilidad de contagios masivos. Mientras, impulsamos que donde no se garantizaran insumos e infraestructura escolar necesaria, definiéramos con las familias el cierre provisorio de la escuela. La negativa del gobierno fue apoyada por la burocracia de Ctera y Suteba en la voz de Roberto Baradel: “Por dos muertos no vamos a suspender las clases en todo el país”, dijo.

Días después, el ministro de Educación Trotta decretó la suspensión de clases, pero “con los maestros asistiendo a las escuelas”. Este absurdo fue repudiado por la docencia que, apoyada por los sindicatos combativos, con diferentes medidas, evitó arriesgar su salud. Finalmente, se declaró la cuarentena social para todos. Pero el gobierno insiste en que los docentes tengamos que romper la cuarentena.

Muchos gobernadores, respaldados por la burocracia Celeste y algunas agrupaciones, piden que los docentes (y auxiliares) vayamos “voluntariamente” a realizar diferentes tareas con las escuelas abiertas, como armar bolsones de comida o de materiales escolares, o hacer listados. Larreta, por ejemplo, aprovecha la pandemia para declarar la educación como “servicio esencial” para después ir contra el derecho de huelga. Y obliga a los docentes tercerizados de jornada extendida a que vayan a colaborar a los hoteles donde familias deben hacer cuarentenas por el coronavirus y, si no van, no cobran. También Kicillof, aprovechando que casi 30.000 docentes no pudieron tomar cargos porque se suspendieron los ofrecimientos por la cuarentena y no cobran nada, lanzó un programa que dará a estos docentes $10.000 míseros, con la condición de que vayan a “tareas en las escuelas”, rompiendo la cuarentena. Se los quiere enviar a armar bolsones de comida y repartirlos en las escuelas a centenares de familias que van a retirarlos, sin insumos de seguridad ni aislamiento. Así, además de arriesgar su salud y la de su familia, se compromete la de las madres y padres que se amontonan en las escuelas. Encima, una fuerte denuncia de docentes y padres es que en general los bolsones son minúsculos y no alcanzan para las familias que van, generando mucho malestar.

Izquierda Socialista, Docentes en Marcha, Ademys, los Suteba Multicolores y el sindicalismo combativo hemos rechazado que los gobiernos quieran usar a los docentes para tareas no educativas, arriesgando su salud. Entendemos y compartimos el sentimiento de solidaridad de la docencia para con sus alumnos y familias. Por eso reclamamos que sea el gobierno, provincial o municipal, quien reparta los bolsones, casa por casa, garantizando los materiales de seguridad para los que lo realicen. Y exigimos que se aumente el número de bolsones y la calidad y cantidad de insumos y alimentos de cada uno para que alcance para evitar el hambre en cada familia mientras dure la cuarentena.

El gobierno es el responsable de la salud, la seguridad, el cobro de salarios, ayuda social y la alimentación de todos, los docentes, los trabajadores y el pueblo y las familias. Con el fondo de emergencia, con la plata de los empresarios y de la deuda externa lo tiene que garantizar.

 

Escribe Graciela Calderón, Secretaria adjunta Suteba La Matanza

Estamos en diciembre y el circo de la paritaria montada por Vidal sigue su curso. Comenzó en febrero de 2018 con la oferta salarial de 15% en cuotas, sin cláusula gatillo ni recomposición del 12% perdido en 2017. Luego incorporó una “revisión” en octubre, si la inflación superaba el 15%... La inflación ya pasó el 45% anual, mostrando la tomada de pelo de Vidal a la docencia y a la sociedad, a quien quiso poner en contra de los reclamos docentes.

Ante el repudio de la docencia y la masividad de cada paro, Vidal incorporó unilateralmente “bonificaciones a cuenta de futuros aumentos” cada dos meses, una miseria y sin que nadie comprendiera qué cobraba. ¡Y hasta llegó a cerrar paritarias por decreto en octubre! Más paros obligaron a reabrirlas y llevar a un 31% de aumento anualizado, a 15 puntos de la inflación real.

Si Vidal puede hacer este manoseo es solo por la comparsa que le hacen Baradel, Petroccini y Díaz, burócratas del FUDB (Frente Unidad Docente Bonaerense). Llevaron la política de luchar “con los chicos en las aulas”, rechazando las propuestas gubernamentales pero con paros aislados, sin plan de lucha progresivo. Y ahora, en diciembre, tienen que llamar a parar porque el repudio docente es enorme, pero no porque estén dispuestos a derrotar el ajuste.

Lamentablemente este año los dirigentes de las agrupaciones de los Suteba Multicolores, como la CCC/PCR, PTS, Rompiendo Cadenas y otras, tomaron la política de no hacer nada por fuera del Suteba Celeste. Y el PO/Tribuna Docente no quiso aliarse con nuestra agrupación Docentes en Marcha/Izquierda Socialista para tener la política de impulsar un verdadero plan de lucha y rebelión docente desde los Suteba Multicolores y los Autoconvocados, como hicimos en los años anteriores. Así Baradel y el FUD pudieron implementar su política y evitar los desbordes de otros años.
Seguiremos impulsando la coordinación de los Suteba Multicolores y los Autoconvocados para poder imponerle a la burocracia del FUDB un verdadero plan de lucha que derrote el ajuste de Macri y Vidal, que se invierta plata en educación y salarios, no para el FMI. 

 

Escribe Graciela Calderón • Secretaria adjunta Suteba La Matanza

Después de quince días sin convocar a reuniones, Vidal publicó en el Boletín Oficial un decreto que daba por cerrada la negociación y otorgaba un aumento anual de 19% para todo 2018. El repudio explotó en las escuelas y Baradel y el FUDB llamaron a parar 48 horas. Vidal se vio obligada a convocar nuevamente a paritarias.

Vidal, que en campaña dijo que “un docente debería ganar, al menos, $40.000”, firmó el decreto por un 19%. Encima, de aumento de bolsillo este mes se cobró sólo $500, porque había “adelantos a cuenta” y Vidal consideró que ya estaban absorbidos. Ese aumento es una burla, con una inflación que superará el 40%. Lleva el inicial a $14.800 y el básico queda en miserables $6.435. ¡Los salarios docentes están por debajo de la línea de pobreza!

El ajuste a la educación pública es global

Este brutal ataque al salario se suma a la metralla de medidas contra la escuela pública que Macri y Vidal están tomando. Al desfinanciar el presupuesto educativo, las escuelas se caen a pedazos y llegan a matar trabajadores de la educación, como Sandra y Rubén de la 49 de Moreno, muertos por una explosión de gas. Centenares de escuelas se debieron cerrar para refaccionarlas y decenas siguen sin clases. También buscan liquidar las escuelas especiales, las de adultos, los gabinetes psicopedagógicos y la educación técnica. Los docentes de estas especialidades están en pie de guerra contra estos ajustes. Además de las reformas curriculares, se viene el Operativo Aprender 2018, el Plan Maestro, la Secundaria 2030, todos para poder avanzar en la liquidación de la escuela pública y seguir avanzando en la privatización del sistema educativo. El IOMA está siendo desguazado y quieren liquidar los regímenes de licencias y jubilatorios. En esto Vidal actúa en plena concordancia con Macri, los gobernadores y los planes del Banco Mundial.

Hay que luchar, no ir a rezar a Luján

Las conducciones provinciales del FUDB (Frente Unidad Gremial) de Suteba, Feb, Udocba, con Baradel a la cabeza, eligieron el modelo sindical macrista de “negociar con los chicos en las aulas” y “medidas de fuerza aisladas y epilépticas”. De esta manera frenaron la lucha docente y le dieron al gobierno todo el tiempo necesario para que pase el ajuste y se termine 2018. Ahora, sorprendidos por el decreto mientras pedían la mediación de los obispos y preparaban la marcha a la Basílica de Luján el 20 de octubre, no tuvieron alternativa y llamaron a un paro de 48 horas y asambleas. Pero su política sigue siendo negociar con Vidal y llamar a que, en las elecciones de 2019 votemos al kirchnerismo. Mientras, seguiremos con salarios de hambre y la escuela pública en ruinas.
La base docente quiere retomar la lucha en serio, reclama planes de lucha progresivos e ir al paro por tiempo indeterminado. Esto es lo que debemos exigirle en todas las asambleas a la burocracia del FUDB.

Los Suteba Multicolor llaman al plenario provincial de delegados

Ante esta realidad, los Suteba Multicolor de la Matanza, Tigre, Ensenada y demás, definieron convocar al PPD en Ensenada para el 18 de octubre. Es muy importante tratar de llenarlo de delegados de escuelas, no sólo de las seccionales multicolores, sino de los demás distritos. También que participen masivamente los docentes que se autoconvocan para luchar de las escuelas técnicas, especiales y demás. En el plenario hay que avanzar en resolver medidas de acción para exigirle al FUDB y, si no convoca, autoconvocarlas, mientras nos organizamos y coordinamos para preparar el paro por tiempo indeterminado. Tomar la lucha en nuestras manos será la única manera de derrotar el ajuste de Vidal, Macri y el FMI. Lograr un aumento al básico llevándolo a $20.000, frenar las reformas del Banco Mundial y del FMI, y que se aumente el presupuesto educativo quitando los subsidios a la escuela privada y suspendiendo los pagos de la deuda externa.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa