Jun 15, 2021 Last Updated 4:25 PM, Jun 15, 2021

Este lunes 14 de junio a las 11 hs se llevará a cabo un acto de repudio frente a la Embajada de Venezuela en Argentina (Avenida Luis María Campos, 170, CABA). Está convocado por distintas organizaciones de izquierda. Estarán presentess la diputada y diputado nacionales Mónica Schlotthauer y Juan Carlos Giordano de Izquierda Socialista en el FIT-U, entre otros.

 

La justicia controlada por el gobierno de Nicolás Maduro condenó el pasado 8 de junio a 15 años de prisión al obrero y preso político Rodney Álvarez, de la empresa Ferrominera del Orinoco. Lo hizo sin ninguna prueba sobre su supuesta culpabilidad.

 

Rodney Alvarez es acusado falsamente por el asesinato de Renny Rojas en una asamblea laboral de Ferrominera del Orinoco el 9 de junio de 2010. Pero de esa muerte es culpable Héctor Maicán, quien disparó y fue visto y grabado por las cámaras de seguridad.

Alvarez estuvo detenido durante 10 años sin sentencia mediante un juicio irregular, donde se violaron el derecho de defensa y el debido proceso, y ahora lo sentenciaron definitivamente.

 

La condena se dio días después que lo culpara el burócrata sindical del gobierno, Carlos López, en una audiencia judicial sin la presencia del abogado principal de Alvarez (enfermo de Covid) y donde a su segundo abogado no se le permitió exponer sus alegatos.

Rodney Álvarez se encuentra preso desde el 11 de junio de 2010 por un montaje judicial organizado por el antiguo gobernador del estado Bolívar, General Francisco Rangel Gómez; el actual Ministro del Trabajo, José Ramón Rivero; y la burocracia sindical del gobierno de Chávez. Lo responsabilizaron de un crimen que no cometió para liberar de responsabilidad a Héctor Maicán, burócrata sindical del partido de gobierno Psuv.

 

“El gobierno antiobrero y dictatorial de Maduro con la condena del preso político obrero Rodney Álvarez sigue su criminalización y persecución a las trabajadoras y trabajadores que protestan por sus reivindicaciones laborales, denuncian actos de corrupción y mantienen una militancia política con independencia de clase. El gobierno lo hace para continuar aplicando el paquetazo de ajuste contra el pueblo trabajador mientras beneficia a empresas transnacionales, a las grandes patronales locales y a la alta burocracia del Estado”, repudiaron Schlotthauer y Giordano.

 

Schlotthauer y Giordano señalaron: “Exigen también la liberación de Rodney Alvarez la OIT y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras Maduro niega la existencia de presos políticos en Venezuela. Apoyamos el reclamo que hacen en Venezuela distintas organizaciones entre ellas nuestro partido hermano Partido Socialismo y Libertad (PSL) en repudio y exigiendo su libertad.”

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 11 3119-3003
Monica Schlotthauer: 11 6458-5777
Mariano Moreno (Prensa Izquierda Socialista):  1160540129

Este jueves 10 de junio asumirá nuevamente como diputada nacional Mónica Schlotthauer (Izquierda Socialista) en reemplazo de Nicolás del Caño (PTS). Todo como parte de las bancas rotativas del Frente de Izquierda Unidad.

Hasta fines de 2021 las bancas del FIT-U serán ocupadas por Schlotthauer y el actual diputado Juan Carlos Giordano, también de Izquierda Socialista.

Schlotthauer es delegada ferroviaria del combativo ferrocarril Sarmiento junto al “Pollo” Sobrero y parte de la mesa del Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo. Tiene 58 años, Vive en Isidro Casanova (La Matanza), fue diputada nacional en 2019 y diputada provincial en Buenos Aires en 2016.

Se la conoció aún más cuando en 2019 dejó su banca como diputada nacional y volvió a trabajar en el sector limpieza del ferrocarril. Como diputada siempre percibió un ingreso como trabajadora, repudiando los dietazos que se fijan diputados y senadores. Siempre jura por la memoria de los 30.000 y los caídos del PST. Y compromete su banca en pelea por un gobierno de les trabajadores y una Argentina Socialista.

Schlotthauer presentó varios proyectos de ley, entre ellos el que dispone el no pago de la deuda externa, en defensa de la educación y la salud pública y gratuita, por el cupo trans en todo el sistema de transporte de la Argentina, entre otros. Es referente de la Casa que Abraza como red de acompañamiento que lucha contra la violencia de género en el ferrocarril y de la pelea por el cupo femenino en las especialidades. Y fue firmante junto con Giordano del proyecto que se hizo ley por el aborto legal, seguro y gratuito.

Mónica fue Delegada antiburocrática desde los 19 años en sanidad, militante durante la dictadura militar en el PST. Denunció junto a los ferroviarios del Sarmiento la masacre de Once y lucha por justicia desde entonces. Se la ve permanentemente en los reclamos obreros y populares, las mujeres y de la juventud. Es parte de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) y brega por la unidad de la izquierda y una alternativa política de los trabajadores como lo estamos haciendo con el Frente de Izquierda Unidad.

 


 

Contacto

Mónica Schlotthauer: 11 6458-5777
Facebook: Mónica Schlotthauer
Mariano Moreno (Prensa Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

 

La diputada de Izquierda Socialista/FIT Unidad, Mónica Schlotthauer, se hizo presente en el frigorífico ArreBeef, en la localidad de Pérez Millán (Buenos Aires, a 250 km de CABA), para llevar su solidaridad a los trabajadores despedidos.
La patronal, de poderosos empresarios que facturan en dólares, evade impuestos y fuga divisas, paga salarios de pobreza y somete a los trabajadores a maltratos y condiciones laborales inhumanas.
Schlotthauer declaró: “Todos los políticos patronales que dicen que hay que abrir este país al mundo para que progrese nos mienten. Resulta que nos enteramos de que ArreBeef es uno de los mayores exportadores de carne y paga salarios de hambre a sus trabajadores y los echa si reclaman o quieren organizarse sindicalmente. Este es un modelo de pobreza para los trabajadores y tenemos que luchar contra él”.     

Corresponsal

El sábado 3 de octubre, integrantes del cuerpo de delegados del ferrocarril Sarmiento, entre los que estaba nuestra compañera diputada Mónica Schlotthauer, junto con compañeros de Izquierda Socialista Sur, fueron a la toma de Guernica para llevar su solidaridad y coordinar una próxima donación de alimentos.

Recorrieron la zona y pudieron hablar con delegadas de los cuatro barrios –20 de Junio, San Martín, La Lucha y La Unión–, que informaron sobre los insumos que están necesitando, a lo que los delegados del Sarmiento e Izquierda Socialista se comprometieron a hacerles llegar. También conversaron sobre la organización de la toma y cómo afrontan las distintas dificultades que se les imponen. “Acá hay muchas mujeres que escaparon del martirio de la violencia de género, ante la ausencia de respuesta del Estado nos organizamos para tener un techo donde vivir con nuestros hijos, lejos de la violencia”, comentó una delegada del barrio 20 de Junio.

Schlotthauer, al final del recorrido, señaló: “Miles de familias son empujadas a vivir en condiciones precarias, entre ellas muchas madres solteras, y a ocupar un pedazo de tierra. No al desalojo de Guernica, viviendas dignas ya para quienes las necesiten”.

Escribe Mónica Schlotthauer, delegada ferroviaria del Sarmiento y diputada nacional electa Izquierda Socialista/FIT Unidad

Orgullosas y emocionadas, las ferroviarias del Sarmiento vivimos la reincorporación de nuestra compañera Gisela, despedida en febrero de 2018 por la gerencia macrista. El servicio médico de la empresa la acusó por faltar mucho sin justificación, cuando Gisela estaba viviendo violencia de género en su casa mientras, además, criaba cuatro pequeñxs hijxs.

En vez de protegerla y ayudarla, consciente de las denuncias que Gisela había hecho, la empresa la persiguió y la despidió.

Pero las ferroviarias de Mujer Bonita es la que Lucha, la lista Bordó y el cuerpo de delegados, junto con los compañeros de la línea, la defendimos sin descanso.

La lucha contra su despido marcó un antes y un después. Logramos que se cumplieran las licencias por violencia de género, que deberían estar en todos los convenios, y que la empresa diera respuesta y contención a las compañeras que atraviesan esas situaciones cuando antes solo lo hacíamos a pulmón desde la red feminista de La Casa que Abraza.

Durante más de dos años golpeamos muchas puertas por Gisela. La echó la gerencia macrista, pero la gerencia peronista “progre” no lo revirtió inmediatamente. Fuimos al nuevo Ministerio de Mujeres y Diversidad y no obtuvimos respuestas. Finalmente, logramos que el Inadi se pronunciara por la reincorporación, ya que su despido violaba la ley 26.485, y la empresa tuvo que hacer lugar a nuestro reclamo.

Gisela ya está trabajando, es un gran triunfo. Pero queremos que vuelva a trabajar en el Sarmiento y con el mismo salario, antigüedad y categoría que tenía en 2018. Con el nuevo convenio que firmó la burocracia de la Verde, los que ingresan cobran la mitad que la categoría más baja. Una vergüenza. Pretenden que Gisela trabaje en el Área de Mujer de la empresa, dependiente del ministerio, donde estaría expuesta a casos de violencia. Ella no quiere ser un objeto decorativo en una oficina, quiere ser la operaria de limpieza que era cuando fue despedida.

Con la alegría de su vuelta, seguimos luchando por lo que falta. ¡Bienvenida de nuevo compañera!

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa