Print this page

Cuenca Matanza-Riachuelo: reflejo de los podridos gobiernos capitalistas

Publicado en El Socialista N° 510
Tags


Escribe Francisco Ayala, candidato a concejal Esteban Echeverría por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
Desde su cuenca alta en Cañuelas y General Las Heras, hasta La Boca y Avellaneda, el río recorre 64 kilómetros en cuyas riberas habitan 5 millones de personas.

Recorre 14 municipios. Es uno de los 10 lugares más contaminados del mundo. Alrededor del 80% de la contaminación viene de los desagües cloacales, y entre el 20% y 30% de desechos industriales. Desde hace más de dos siglos todos los gobiernos prometieron medidas para detener la contaminación, sin embargo la situación no deja de empeorar.

En 2006, presionada por las movilizaciones, la Corte Suprema tuvo que fallar a favor de las y los vecinos. Instó al gobierno a crear un organismo que terminó llamándose Acumar. El mismo estaba bajo la responsabilidad del Estado Nacional, que debía trabajar en conjunto con la provincia de Buenos Aires, CABA y los municipios dónde se encuentra la cuenca.

La tarea de Acumar era limpiar los desechos, realizar obras para el tratamiento de afluentes cloacales, controlar y exigir a las empresas que traten sus desechos, o en su defecto que se relocalicen. También hacer un plan de viviendas para que puedan reubicarse todas las personas que están en los lados de los ríos, lagunas y humedales. Se tomó una deuda de 1.300 millones de dólares con el Banco Mundial para llevar adelante dichas tareas, sin embargo en 15 años no se llegó ni a un 25%.

Hoy Acumar la preside Martín Sabatella. Cuando asumió dijo que en los cuatro años de Macri no se había hecho nada, lo cual es verdad. Pero en los casi diez años anteriores de gobierno kirchnerista gastaron millones y la situación no fue muy diferente. A la hora de la destrucción ambiental peronistas (en todas sus variantes) y macristas no tienen grietas.

Una lucha con historia que vuelve a estar en escena

Desde los años ‘80 vecinas y vecinos afectados comenzaron a organizarse en asambleas donde se impulsaban acciones de lucha. Nuestra corriente fue parte de ellas desde el comienzo. A medida que iban viendo que la problemática no era solamente local, comenzaron a unificarse creando coordinaciones como el “Foro Hídrico”, espacio protagonista en la lucha que logró el conocido “fallo Mendoza”.

Tras el fallo la lucha bajó y gran parte del activismo fue dejando de participar o incluso hay quiénes fueron ganados por el kirchnerismo y el macrismo.
Hoy  las nuevas generaciones comienzan a involucrarse y participar impulsando nuevas luchas ambientales o sumándose a las que vienen hace años. Parte de ese proceso son la Asamblea x Rocha en Echeverría o la Asamblea de Lanús contra las graseras.

Es fundamental unificar esas luchas con las que ya vienen hace tiempo como las de Klaukol, Santa Catalina, Villa Inflamable y tantas otras, sumando también a las y los trabajadores de las cooperativas que reclaman ser reconocidos como trabajadores estatales con derechos plenos a la sindicalización, obra social y salario igual a la canasta familiar.

Desde Ambiente en Lucha e Izquierda Socialista venimos participando y llevando el debate de unir las luchas. Es importante seguir ese camino, gran parte de los problemas socioambientales en la zona, como las inundaciones, la contaminación, la falta de agua potable, las enfermedades respiratorias y de la piel, la precarización laboral y tantas más, están atravesadas por la problemática de la Cuenca.
Exijamos que se cumplan las obras y se abran los libros contables para hacer público por qué no las realizaron todavía y que caigan los responsables. Que se trasladen las fábricas contaminantes o sean expropiadas, reconvertidas y estatizadas bajo control obrero. Que se cumpla con el plan de viviendas en base al no pago de la deuda externa. Que todas las personas que están en las cooperativas sean trabajadores estatales.
En estas elecciones las y los candidatos de Izquierda Socialista en el FIT Unidad, lista 1A llevamos estas propuestas. Te invitamos a sumarte y a difundir esta lucha.