Print this page

Kicillof no da respuestas ni respiro a los trabajadores de la salud Destacado

Escribe Mónica Méndez, Secretaría de Organización de la Cicop (Profesionales de la salud de Buenos Aires).

El viernes 15 realizamos nuestro congreso delegados en la Cicop, en el marco de un plan de lucha contra el ajuste que lleva adelante el gobierno provincial de Kicillof contra el sistema de salud público y sus trabajadoras y trabajadores. La semana pasada paramos con un acatamiento muy alto en los hospitales y centros de salud bonaerenses, y fuimos a La Plata en una nutrida caravana. El paro fue contundente porque necesitamos una verdadera recomposición salarial inmediata.

Además reclamamos por la plena vigencia del "Decreto de desgaste", que refiere a lo previsional, la jubilación anticipada. Por una "Ley de pase", para que licenciadas y licenciados en enfermería sean incluidos en nuestra ley profesional. Y para que se habiliten todas las vacaciones, nos dan licencias a cuentagotas para quienes estuvimos 500 dìas enfrentando a la pandemia. En estos momentos, donde todo está abierto, donde no hay absolutamente ninguna restricción, es una burla y hasta parece un castigo.

No recibimos respuestas a nuestros reclamos, solo un acuerdo salarial de 46.5% al mes de noviembre. Por eso la propuesta fue rechazada por un 99% del congreso de delegados, con mandatos de asambleas por hospital. Los gremios de ATE Salud pública y UPCN ya aceptaron, como lo vienen haciendo desde el inicio de la pandemia: sin ninguna discusión, sin ninguna consulta a la base y firmando lo que el gobierno ofrece.

En este momento, los únicos que estamos parando somos la Cicop. La semana que viene haremos uno nuevo de 24 horas con movilizaciones regionales. Y otro de 48hs en la semana siguiente con la instalación de una carpa en el congreso, que es el centro del país, para que todo el mundo vea nuestra situación, nuestros reclamos y podamos tener una nueva paritaria con un nuevo ofrecimiento que de verdad tenga algún sentido.

Desde Salud en Marcha decimos que plata hay, Buenos Aires es la provincia más rica del país, con un presupuesto muy bajo para Salud. Necesitamos mayor presupuesto, un aumento salarial acorde a la canasta familiar, ningún profesional de la salud puede ganar menos de 100 mil pesos. El gobierno tiene que destinar el dinero que paga y quiere seguir pagando de deuda externa para Salud, así podríamos resolver un montón de problemas de los trabajadores y de la población en general.