Jul 24, 2021 Last Updated 9:56 PM, Jul 24, 2021

Izquierda Socialista

La lista “1A Unidad de la Izquierda” se presentó hoy llevando como candidatos centrales en provincia de Buenos Aires a Nicolás del Caño, Romina Del Plá, Néstor Pitrola, Guillermo Kane, Juan Carlos Giordano y Mónica Schlotthauer; y en CABA a Myriam Bregman, Gabriel Solano, Alejandrina Barry y Mercedes Trimarchi.

La alianza la integran los partidos fundadores del Frente de Izquierda: el PTS, el Partido Obrero e Izquierda Socialista. La lista presentará candidatos en Jujuy, Salta, Catamarca, San Juan, La Rioja, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Misiones, Chaco, La Pampa y Santa Fe, además de Capital. En provincia de Buenos Aires, se presentarán candidatos en 100 municipios.

Nicolás Del Caño, Romina Del Plá y Juan Carlos Giordano sostuvieron: “Estamos anunciando un frente que agrupa a las expresiones más representativas de la izquierda en todo el país. Venimos de una gran elección en Jujuy y en Misiones, que marcan las perspectivas de un salto electoral del Frente de Izquierda. La base de este crecimiento es indudablemente el desencanto que existe con la política del gobierno nacional, que tiene por norte el ajuste y los pactos con el Fondo Monetario. Bajo el gobierno de Macri y ahora con Fernández, el Frente de Izquierda Unidad estuvo siempre del mismo lado: junto a los trabajadores, las mujeres y la juventud. Vamos a esta campaña electoral con la referencia que construyó la izquierda en todo el país, y a levantar las grandes causas populares contra los partidos del ajuste, el saqueo y la entrega nacional. Nuestras listas están integradas por compañeras y compañeros que vienen encabezando las luchas obreras y populares, en los barrios, en el movimiento de mujeres, o el movimiento estudiantil. La lista Unidad de la Izquierda expresa este esfuerzo común por poner en pie una alternativa de los trabajadores para romper con las variantes del peronismo o Juntos por el Cambio, responsables de la enorme crisis que atraviesa el país”.

PTS - PO - Izquierda Socialista

 

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Facebook: Juan Carlos Giordano
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

 

Charla que realizamos con Miguel Sorans, dirigente de Izquierda Socialista FIT-U en Argentina y de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores - Cuarta Internacional (UIT-CI)

Tags

Lamentablemente habrá dos listas del FIT Unidad en las PASO. Es lo que desde Izquierda Socialista quisimos evitar hasta último momento. Pero en esta oportunidad el divisionismo del MST de Celeste Fierro y Alejandro Bodart lo impidió. Al presentar su propia lista para las PASO el MST divide al FIT-U ante los partidos del sistema. Por eso habrá dos opciones: la lista unitaria integrada por PTS, PO e Izquierda Socialista, por un lado, y la otra, solitaria y divisionista, la del MST.

El MST pasó de postular una “Gran Paso de toda la Izquierda” a terminar yendo solo y por separado dividiendo al FIT Unidad. Una política equivocada que toda luchadora y luchador tiene que detenerse a considerar.

En una carta que envió al resto de los partidos del FIT-U tres días antes de que venciera el plazo de presentación de las candidaturas este 24 de julio (ver Periodismo de Izquierda, 21/07/2021), el MST intentó encubrir su política divisionista con una propuesta de “último momento”, cuando lo cierto es que ya había decidido de antemano que iban a las PASO con lista propia.

Cualquiera puede consultar la página web del MST para verificar lo que estamos diciendo. Ahí va a encontrar, por ejemplo, una nota con fecha 8 de julio donde proclaman a Bodart “encabezando la lista del MST a diputados nacionales por la Provincia” y lo mismo se dice de Ripoll y de Luciana Echevarría en Córdoba, o sea, 16 días antes del cierre de las listas unitarias del FIT-U. Como parte de esa misma política también dividieron en las elecciones municipales de Santa Fe presentando el 12 de julio su lista contra la unitaria de PTS, PO e Izquierda Socialista. Bodart en Realpolitik dijo el 14 de julio ante la pregunta del periodista sobre cómo sería la competencia en provincia de Buenos Aires que anunciaba, respondiendo “Bodart-Del Caño”.

Estos hechos demuestran que el objetivo del MST no es ninguna unidad como simula, sino ir a las PASO para competir por los cargos. La misma carta deja esto al descubierto cuando dice textualmente “aunque es prácticamente un hecho que vamos en dos listas a las PASO queremos hacer el último intento para agotar la posibilidad de una lista común”. Y hacen una propuesta que nunca hicieron en la Mesa del FITU, de distribución de candidaturas buscando una mejor ubicación de cargos. Sabiendo que era imposible de aceptar.

El MST argumenta para justificar su divisionismo que “es malo que se consoliden tendencias hegemonistas y personalistas en el frente”. Claro que estamos en contra de todo hegemonismo y lo combatimos. ¿Pero que sería “hegemonismo” para el MST? Según su carta: “No es positivo que siempre encabecen los mismos compañeros o compañeras y que sería muy positivo que los diputados/as electos vuelvan a sus actividades previas después de dos mandatos parlamentarios, como señal clara de que somos distintos a la partidocracia tradicional que se atornilla en las bancas -y los sindicatos- (…) Todo esto es sano, ayuda, dinamiza, da un ejemplo a la clase obrera y ayuda a desenmascarar la práctica de los partidos burgueses”.

Este tipo de argumentación (“no atornillarse en las bancas”) puede sonar bien a los oídos de muchas compañeras y compañeros, pero esconde varias equivocaciones de fondo.

En primer lugar, pinta un panorama falso de que el FIT-U obtuviera cantidades de diputados y con mandatos de años. Es irreal. No existe tal “atornillamiento” que dice el MST. Precisamente el gran logro del FIT-U, que es hasta elogiado desde afuera de la izquierda, es que existe un acuerdo de rotación en los mandatos del cual participan todos los partidos integrantes del Frente. Esto no existe en los partidos patronales ni en los sindicatos.

En segundo lugar, es totalmente equivocado comparar a los dirigentes del FIT con la “partidocracia tradicional” o la burocracia sindical. El MST dice que deberíamos “Dar una señalar clara de que somos distintos a la partidocracia tradicional que se atornilla en las bancas y los sindicatos”. Esto no hace más que favorecer los falsos argumentos de que el problema de los gobernantes es que “se atornillan a sus cargos”, “que no dan paso a una renovación” o que llegan a los cargos y “se corrompen”. Cuando el problema de fondo de los políticos del sistema no es que se “atornillen” a sus cargos o que no se dejen “renovar”, sino que los usan para gobernar para la burguesía, las multinacionales y el FMI. También hemos visto muchas renovaciones que mantuvieron las mismas políticas de ajuste.

El MST dice también que el FIT debe dar ejemplos “a la clase obrera”. Pero la clase obrera sabe muy bien que el divisionismo es liquidador cuando se trata de enfrentar a la patronal y a la burocracia sindical. Lo mismo vale en el terreno político. Dividir para intentar hacer más conocidos a sus propias figuras es debilitar el campo de la clase obrera (en este caso la independencia política conquistada con el programa del FIT Unidad).

El MST habla de “(R)evolucionar a la izquierda” con nuevos “perfiles” y candidatos que serían las y los dirigentes del MST. Pero tampoco es cierto que sean “lo nuevo” en la izquierda. Alejandro Bodart y Vilma Ripoll son viejos conocidos en el ámbito de la izquierda. Incluso ambos ya han sido legisladores varios años. Pero el problema son las trayectorias. Alejandro Bodart fue legislador por CABA como integrante del frente de centroizquierda que encabezaba Pino Solanas enfrentando al FIT.

Ese argumento también lo usan en Córdoba para cuestionar a nuestra compañera Liliana Olivero, la referente de la izquierda más conocida y hasta reivindicada por propios y extraños, puesto que se ganó merecidamente en la lucha de clases y por ser abanderada de la unidad de la izquierda y de la lucha de las mujeres en esa provincia. En Córdoba se presenta el MST como lo “nuevo” y “renovador” con Luciana Echevarría, pero tampoco es así. Porque la compañera Echevarría, años atrás, fue candidata y legisladora provincial del MST en una alianza electoral que encabezaba Luis Juez, que terminó siendo embajador del gobierno de Mauricio Macri.

El MST dice a su vez “tenemos matices y queremos mostrar nuestro perfil” en las elecciones. Pero todos tenemos matices entre los partidos que conformamos el FITU, por eso somos partidos distintos y el FITU es una unidad. La pregunta es la siguiente: ¿Por “matices” provocan un divisionismo funcional a los partidos tradicionales? Además, decir que van a hacer valer esos matices y su perfil en las PASO, ya es un adelanto que van a direccionar la campaña contra la lista unitaria del FITU y no contra los candidatos patronales.

También dice que el FIT es “sectario y cerrado a la participación de referentes de la izquierda anticapitalista en lo social, ambiental, cultural, de los DDHH o feminista-lgbti sobre la base del correcto programa del FITU”. ¿Pero quién les ha cerrado las puertas a referentes de esos sectores? Nadie. ¿O acaso no se les ha propuesto a Luis Zamora y al Nuevo Mas a que se sumen y se han negado lamentablemente una vez más?

El MST critica al FIT por sectario y cerrado, pero su “amplitud” lo llevó a sellar acuerdos con Luis Juez y Pino Solanas. Luego fue con el Nuevo Mas contra el FIT en 2017. Y cuando decidió incorporarse al FIT, en 2019. se lo aceptó sin ninguna traba ni condicionamiento, más que aceptar el programa y un criterio sensato en su ubicación como cuarta fuerza del FIT, acorde a los resultados electorales previos de cada fuerza. Hasta se le puso el aditamento “Unidad” al Frente de Izquierda para mostrar ese nuevo paso unitario. Pero ante la primera elección que lo ponía a prueba como la de este año, y desconociendo el arduo y trabajoso espíritu unitario mediante acuerdos, consenso, equilibrios entre las distintas fuerzas y la rotación de las bancas que vinimos construyendo con el FIT, el MST divide al FIT-U en las PASO.

Llamamos a la vanguardia obrera, popular, de mujeres, juvenil y barrial a sacar conclusiones y a fomentar políticas unitarias para seguir fortaleciendo al Frente de Izquierda Unidad. Eso se concreta hoy en apoyar y votar por la izquierda que se une en estas PASO para enfrentar con más fuerza al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio. Votar a la lista 1A “Unidad de la Izquierda" que integramos unidos PTS, PO e Izquierda Socialista.

Comité Ejecutivo de Izquierda Socialista
24 de julio de 2021

Plataforma Electoral / Declaración de Principios / Bases de Acción Política

 

El FRENTE de IZQUIERDA y de TRABAJADORES “UNIDAD” lucha por la independencia política de los trabajadores de los distintos bloques capitalistas que expresan el gobierno, sus opositores patronales y las diferentes variantes de la centroizquierda.

Lo hace en base a un planteo obrero y socialista y de independencia de clase, levantando un programa para impulsar la movilización política de los trabajadores y sectores explotados contra el gobierno y las patronales. El Frente de Izquierda Unidad se presenta como una referencia política para quienes luchan por la independencia de los sindicatos y la expulsión de la burocracia sindical y sus patotas, y por la independencia de todo movimiento popular del capital y su Estado.

Este frente unitario, que nuclea a la casi totalidad de las fuerzas de izquierda de nuestro país, interviene en común en este proceso electoral en el marco de una gran crisis nacional que la clase capitalista quiere hacer pagar a las mayorías obreras y populares. El gobierno de Alberto Fernández que prometió “volver a llenar la heladera”, es el administrador del ajuste, junto a la derecha de Cambiemos y los gobernadores de todo el arco político patronal, en un país que durante la pandemia se agudizaron a niveles históricos la pobreza, la desocupación y los despidos.

Esto sucede mientras millones de dólares, esquilmando los recursos nacionales, se siguen destinando a la fraudulenta deuda externa al FMI y los buitres. El FMI, como representante del capital financiero imperialista, viene por más: una nueva reforma previsional y ley de flexibilización laboral, mientras decenas de miles de dólares seguirán yendo a los especuladores y a los pagos de la deuda.

En estas elecciones en medio de la catástrofe capitalista la izquierda se presenta para fortalecer las luchas del pueblo trabajador y presentar una salida obrera y socialista contra el régimen del FMI que han llevado al país al desastre social, económico y sanitario.

El Frente de Izquierda Unidad se valdrá de la campaña electoral para movilizar políticamente a la clase obrera y luchadores populares en todo el país, para que los trabajadores establezcan su propia salida a la presente crisis nacional. La lucha electoral del Frente de Izquierda Unidad está al servicio de organizar a los trabajadores en la lucha por su propio gobierno.

Señalamos que el pueblo trabajador no está condenado a tener que soportar un mal mayor o un supuesto mal menor. Hay otra salida, y es la que postula nuestro Frente: que la crisis la paguen los que la generaron, las grandes patronales, los banqueros, los terratenientes y el imperialismo. Es decir, que la crisis la pague la clase capitalista que ha llevado al país al desastre actual.

Sostenemos la independencia política de los trabajadores y trabajadoras frente a cualquier variante patronal, incluyendo las denominadas progresistas, y no vamos a llamar a apoyar directa o indirectamente a alguno de estos campos en pugna. Planteamos una salida de independencia de clase que supere esta trampa a la que pretenden meter al pueblo. 

Planteamos imponer mediante la lucha y la movilización una salida política propia de los trabajadores: poner fin a la tutela del FMI y por un plan económico y una reorganización integral del país cuya prioridad es la defensa de la vida del pueblo trabajador. Rechazamos de plano todo apoyo a las patronales agrarias, industriales, financieras y de servicios, alianzas políticas-electorales con la centroizquierda y acuerdos permanentes con la burocracia sindical.

El "Frente de Izquierda de Trabajadores - Unidad" plantea los siguientes puntos y los pone a consideración de las organizaciones de trabajadores, estudiantiles, populares, para que sean parte de un plan de lucha, para que esta vez, la crisis la paguen los capitalistas, en el camino de imponer un gobierno de trabajadores. Basta de tregua de la CGT, CTA y de toda la burocracia sindical con el gobierno y las patronales. Paro nacional y un plan de lucha para imponer este programa:

 

  1. Salario mínimo igual al costo de la canasta familiar indexado mensualmente según el aumento real del costo de vida. Anulación del impuesto al salario. Asignaciones familiares para todos y todas.
  2. Un IFE de $40.000 para todas las familias necesitadas.
  3. Aumento inmediato de salario y jubilaciones. Que nadie gane menos del valor de la canasta familiar. Ante la escalada de la inflación, indexación mensual de salarios y jubilaciones.
  4. Prohibición de despidos y suspensiones. Expropiación y estatización de toda empresa que cierre, puesta a producir, bajo el control de los trabajadores. Basta de trabajo precario y no registrado. Todos a planta permanente. Trabajo para todos, reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario entre ocupados y desocupados. Abajo la reforma laboral flexibilizadora. Por el triunfo de todas las luchas de las y los trabajadores contra los despidos, cierres y las medidas de ajuste.
  5. Anulación de la reforma previsional. Por el 82% móvil y el aumento del haber mínimo que cubra la canasta de los jubilados. Pago de las retroactividades correspondientes. Que la ANSES esté bajo la administración directa de jubilados y trabajadores Por la restitución de los aportes patronales que fueron rebajados.
  6. Eliminación del IVA de la canasta familiar. El salario no es ganancia. Anulación inmediata del impuesto “a las ganancias” sobre los salarios. Impuestos progresivos a las grandes fortunas. Impuestos extraordinarios a las ganancias de los grandes capitalistas (banqueros, terratenientes y grandes empresarios) para resolver las necesidades más acuciantes del pueblo trabajador. Comités de control de precios y abastecimiento popular.
  7. Ruptura con el FMI. No al pago de la deuda. Nacionalizar la banca y el comercio exterior para evitar la fuga de capitales, cuidar a los pequeños ahorristas y brindar créditos accesibles y populares. Por un gobierno de trabajadores que imponga ese plan económico obrero y popular, priorizando el trabajo, la salud y la educación, debatido y gestionado por los propios trabajadores.
  8. Anulación de los tarifazos. Nacionalización y estatización sin pago de todas las empresas privatizadas bajo control, administración y gestión de trabajadores y control de los usuarios populares. Nacionalización y estatización de todo el sistema ferroviario y del subte (transporte y carga) bajo control, administración y gestión de los trabajadores de todos los niveles y control de los usuarios populares. Nacionalización sin pago del 100% de YPF y de todas las empresas petroleras: por una empresa nacional estatal única que funcione bajo el control y la gestión de sus trabajadores. Nacionalización y estatización de la denominada Hidrovía (Cuenca del Paraná) bajo control de trabajadores, usuarios y poblaciones ribereñas, y de todos los puertos bajo control obrero. Por un plan nacional energético controlado por los trabajadores que lleve gas natural y luz a todos los hogares.
  9. Nacionalización -sin indemnización y bajo administración y control de trabajadores-, de la banca y el comercio exterior, la minería y el gran capital agrario e industrial. Por un plan económico debatido y gestionado por los trabajadores.
  10. Declaración unilateral del Estado argentino de liberación de todas las patentes de las vacunas contra el Covid-19, y toda la farmacología e instrumentos necesarios para combatir la pandemia.
  11. Vacunas para todas y todos. Declaración de utilidad pública del laboratorio Mabxience del grupo Insud-Pharma de la localidad de Garín, provincia de Buenos Aires, donde se produce el principio activo de millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19 para Astrazeneca. Declaración de utilidad pública de todos los laboratorios que tengan insumos o maquinarias para producir las vacunas en la Argentina.
  12. Centralización estatal de todo el sistema de salud bajo el control de las y los trabajadores y profesionales de la salud en camino a la nacionalización.
  13. Nacionalización sin pago de los laboratorios que lucran con la salud del pueblo. Por la provisión de medicamentos gratuitos a quienes lo necesitan. Por la expulsión de la burocracia sindical de las obras sociales, y su control democrático por parte de comités de trabajadores elegidos en la base.
  14. Expropiación de la oligarquía terrateniente, de los grandes pooles de siembra, así como de los monopolios cerealeros, aceiteros, lecheros y frigoríficos. Expropiación de los cuatro mil principales propietarios, respetando los derechos de los campesinos pobres, pueblos originarios y pequeños chacareros que no exploten mano de obra asalariada. No a la expulsión de sus tierras de campesinos y originarios. Basta de trabajo no registrado para los trabajadores rurales.
  15. Abajo la megaminería a cielo abierto. Fuera las multinacionales imperialistas como la Barrick, Chevron, Yamana Gold y Panamerican Silver. Contra toda actividad saqueadora y contaminante. No al fracking. Expropiación de esas firmas sin indemnización y que reparen los daños causados, garantizando los empleos con igual salario y producción bajo control obrero, las comunidades y pueblos originarios que han sido afectados por la producción, junto a profesionales de universidades públicas. Prohibición de fumigaciones aéreas con agrotóxicos. Prohibición de megagranjas porcinas destructoras del medio ambiente, la salud y generadoras de pandemias. Defensa de los humedales y de los bosques nativos. Prohibición de los desmontes. Anulación del proyecto de saqueo del mar argentino por parte de Equinor. No al plan del complejo agroindustrial argentino y del gobierno. No a la ley de hidrocarburo. Protección al ambiente marino contra el saqueo pesquero, la industria petrolera, las granjas salmoneras marinas y otras actividades que pongan en riesgo su biodiversidad.
  16. Defensa de la educación pública y gratuita. Conectividad gratuita para todos los docentes y alumnos. Basta de subsidio a la educación privada. Fuera la iglesia de la educación. Abajo la Ley de Educación Superior. Que el Estado deje de financiar a la Iglesia Católica. Por una educación nacional única, estatal, gratuita y laica.
  17. Vivienda para las familias trabajadoras. Por un plan nacional de viviendas populares de calidad y urbanización de las villas y asentamientos. Por impuestos progresivos a las viviendas ociosas de los especuladores inmobiliarios. No a la criminalización de las luchas por tierra y vivienda. Basta de desalojos.
  18. Basta de femicidios y trans/travesticidios y demás crímenes de odio. Ni una menos. Presupuesto para combatir la violencia de género, no para la deuda y el FMI. Por los derechos de las mujeres Por el desmantelamiento de las redes de trata. A igual trabajo, igual salario. Jardines de primera infancia gratuitos en los lugares de trabajo y estudio. Por plena libertad para ejercer la elección de su sexualidad. Implementación de la ESI laica, científica y con perspectiva de género. Contra toda forma de opresión sexual. Abajo los edictos persecutorios y cualquier forma de opresión o discriminación contra gays, lesbianas, travestis, intersexuales y transexuales. Aparición con vida de Tehuel.
  19. Basta de gatillo fácil. Abajo las reformas reaccionarias y represivas del Código Penal y Procesal Penal. Anulación de las leyes “antiterroristas”. No a la baja de la edad de imputabilidad. Anulación de la Ley del arrepentido. Abajo la reaccionaria reforma al Código Procesal Penal en la Ciudad que incorporó las figuras del “agente encubierto” y “agente revelador” para armar causas contra las organizaciones populares en tiempos de ajuste. No al espionaje y a la infiltración de las organizaciones populares. Disolución de los órganos de inteligencia para espiar a los luchadores obreros y populares. Anulación de las causas judiciales contra luchadoras y luchadores obreros y populares. Libertad a Sebastián Romero y demás presos por luchar. Reclamamos el cierre de las causas y la absolución contra todos los luchadores perseguidos: César Arakaki, Daniel Ruiz, Viviana Toros y los 27 estudiantes de la Universidad de Córdoba y la Universidad Nacional de Río Negro.
    Alberto Fernández, Berni y los gobernadores del Frente de Todos y de Cambiemos reprimen las luchas obreras y populares como vimos en Guernica, contra familias pobres que peleaban por tener un techo en medio de la pandemia, en ArreBeef donde la represión fue contra obreros despedidos, en Chubut contra las marchas ambientales, en la Formosa de Insfrán, en Jujuy con Morales y en CABA con Rodríguez Larreta reprimiendo a las trabajadoras de la salud. Basta de represión a las luchas.
  20. Justicia por Jorge Julio López, Luciano Arruga, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel y las víctimas de la Masacre de San Miguel del Monte. Juicio y castigo a los policías implicados en los asesinatos de Luis Espinoza, Facundo Castro, Lucas Verón, Ariel Valerian, Brandon Romero, Josué Lagos y todas las víctimas de la violencia policial durante la pandemia.  Cárcel a los responsables políticos de los asesinatos de Carlos Fuentealba, Mariano Ferreyra y las y los luchadores asesinados.  Cárcel común, perpetua y efectiva a los genocidas y sus cómplices civiles, a los responsables de los crímenes de la Triple A y a los asesinos del gatillo fácil. Fuera la gendarmería y policía de los barrios populares.
  21. Que todo legislador, funcionario o juez gane lo mismo que un obrero especializado o un docente. Revocabilidad de todos los mandatos por los propios electores. Por una cámara única, con miembros elegidos utilizando el conjunto del país como distrito único.
  22. Elección popular de fiscales y jueces con mandatos revocables. Eliminación de todos sus privilegios de casta. Juicios por jurados. Que todo juez gane lo mismo que un docente. Que cesen en sus cargos todos los jueces en funciones que juraron por el estatuto de la dictadura. No al Consejo de la magistratura y a al actual método de designación de los magistrados.
  23. Fuera la burocracia de los sindicatos. Apoyo al sindicalismo combativo. Por la independencia de los sindicatos del Estado y los gobiernos de turno. Por la más plena democracia sindical y por el derecho de los trabajadores a organizarse sin injerencia y control estatal. Por elección de paritarios en asamblea. Que la CGTs y la CTAs rompan con el gobierno y dejen sus compromisos con las patronales y sus partidos y llamen a un plan de lucha nacional por el salario, contra el trabajo precarizado e informal y las tercerizaciones, por vacunas para todos y todas. Apoyo al sindicalismo combativo y antiburocrático. Por direcciones de los sindicatos antiburocráticas y combativas, de carácter clasista, basada en la democracia sindical. Apoyamos la autoorganización de los trabajadores contra la regimentación de la burocracia sindical y los partidos patronales.
  24. Abajo los reaccionarios códigos civil y comercial y procesal penal.
  25. Por un gobierno de las y de los trabajadores impuesto por la movilización de los explotados y oprimidos y por el socialismo.
  26. Fuera ingleses y la OTAN de Malvinas. Contra el bloqueo y cualquier tipo de agresión imperialista contra Cuba. Por una política internacional de apoyo a la rebelión obrera y popular en todo el mundo, por la expulsión del imperialismo de todos los países, por la unidad socialista de América Latina, por el socialismo internacional.
  27. Solidaridad con la resistencia del pueblo palestino contra el Estado sionista y racista de Israel.

 

Convocamos a los trabajadores, a las corrientes de izquierda y a todos los luchadores a integrarse y sumar su apoyo al Frente, para que la clase obrera no sea “colectora de nadie”, sino dueña de su propio destino político.

Partido de Trabajadores por el Socialismo – Partido  Obrero – Izquierda por una Opción Socialista - Movimiento Socialista de los Trabajadores.

 

¡Plata para salario y trabajo, no para el FMI!

Todos ya gobernaron con salarios y jubilaciones de pobreza. Esta vez hay que apoyar y votar a la izquierda. Macri se fue repudiado por los tarifazos y el endeudamiento con el FMI. Pero a un año y medio de gobierno del Frente de Todos los problemas se agravan. Alberto Fernández ganó con muchas expectativas, pero son miles los decepcionados con su gobierno. Dice que gobierna para los más vulnerables pero siguen la inflación, los salarios de pobreza, las jubilaciones de indigencia, los despidos y hasta sacó el IFE.

Nos quieren hacer creer que hay solo dos opciones en estas elecciones, el gobierno o la oposición patronal de Macri. No es cierto. Hay una alternativa para el pueblo trabajador, las mujeres y la juventud que es el Frente de Izquierda Unidad. Solo el FIT Unidad viene señalando que la plata tiene que ir a salario, trabajo, salud, educación y vivienda, no para la deuda externa y el Fondo Monetario. ¿Cómo se van a priorizar los pagos de una deuda usurera y fraudulenta en plena pandemia por encima de las necesidades del pueblo trabajador?

Desde el Frente de Izquierda venimos acompañando las luchas obreras y populares e impulsamos al sindicalismo combativo contra la burocracia sindical que traiciona. Decimos que hay que incautar las millones de vacunas que se producen en el laboratorio de Garín de Hugo Sigman para evitar que se vayan al exterior y no vuelven. Plata para combatir la violencia de género, no para la deuda. ¡No a la megaminería! Apoyamos las luchas de los pueblos latinoamericanos encabezadas por las nuevas generaciones. Y ponemos nuestras bancas al servicio de una salida de fondo. ¿Cómo no darle la oportunidad a la izquierda unitaria para que se fortalezca?

Votar al Frente de Izquierda es fortalecer la pelea para que la crisis la paguen los capitalistas, no la clase trabajadora y la juventud. Votar al FIT Unidad para enfrentar el mayor ajuste que se viene después de las elecciones con más fuerza. En nuestras listas van quienes venimos conquistando la mayor unidad de la izquierda desde hace más de 10 años con el Frente de Izquierda. Queremos seguir por ese camino de unidad. Por eso es equivocado que el MST de Celeste Fierro y Bodart haya dividido al FIT en las PASO yendo con lista propia.

Ya se largó la campaña electoral. Mientras seguimos apoyando los reclamos de los trabajadores, las mujeres y la juventud te pedimos que nos ayudes a difundir estas propuestas y candidatos entre amigos, familiares, compañeros de trabajo, estudio y barrio. Si con el Frente de Todos de Alberto Fernández sigue el ajuste del FMI y Juntos por el Cambio de Macri, Larreta y Vidal ya gobernó con tarifazos y más endeudamiento, apoyá entonces al Frente de Izquierda Unidad.

 

 

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa