Apr 17, 2021 Last Updated 7:19 PM, Apr 16, 2021

Izquierda Socialista

En medio de la segunda ola de la pandemia del covid-19 en la Ciudad de Buenos Aires se baten records de contagios y los hospitales ocupan casi la totalidad de las camas de terapia intensiva. En el marco de un masivo paro docente en la Ciudad encabezado por Ademys y otros gremios y en la Provincia por los SUTEBAS combativos, el gobierno de Fernández se vio obligado a anunciar el paso a virtualidad temporal,  dejando en claro que aunque lo quieran esconder la presencialidad en las escuelas es un gran foco de contagios.

Por el otro lado, H. Larreta en la Ciudad dice que llevará a la justicia la medida de virtualidad en las escuelas, basándose en estadísticas manipuladas y falsas que ponen en peligro la vida de la comunidad educativa.  Larreta dice preocuparse por que los niñxs estén en las escuelas, pero no dice nada de los miles que todos los años quedan sin vacantes en las escuelas.

 Al respecto el legislador porteño Pablo Almeida declaró “Larreta directamente nos miente, niega la realidad que vemos todos los días. Las escuelas son focos de contagio, las escuelas no están en las condiciones sanitarias adecuadas, falta personal docente y auxiliar y esos protocolos perfectos de los que habla son inaplicables. Todo esto producto de la desinversión creciente en la educación pública. No lo decimos solo nosotros, lo dijo la docencia con el contundente paro de ayer.”

En este contexto el bloque del Frente de Izquierda-Unidad presentó un proyecto en la legislatura porteña para poner la capacidad productiva de la Ciudad para el combate de la pandemia.

“Nuestra propuesta es volcar a los laboratorios y la industria farmacéutica de la Ciudad a la producción masiva de vacunas y medicamentos contra el coronavirus. Proponemos  utilizar la capacidad productiva de la Ciudad junto con las millones de dosis de la vacuna Astra-Zeneca que se producen en Garín que deberían quedar en el país. En nuestro proyecto también proponemos que se haga un aumento salarial de emergencia a las y los trabajadores de salud en primera línea de combate contra la pandemia.  Necesitamos una vacunación masiva para lograr inmunizar a la población” declaró Pablo Almeida legislador por Izquierda Socialista en el FIT-U

CONTACTO
Legislador Pablo Almeida: 11-3377-0008 @palmei
Facebook: Pablo F. Almeida
Prensa: 1161934551

Las nuevas medidas del gobierno, tanto en lo sanitario como en lo social, son insuficientes y parciales. Solo un parche que no ayudan a frenar la segunda ola. Además, son tardías, cuando ya lleva semanas la agudización de la pandemia y el crecimiento de los contagios.

Es indudable que se necesitan medidas de fondo que el gobierno se niega a tomar. En especial, que aparezcan la vacunas que se producen en Garín a un promedio de 24 millones de dosis por mes mientras el gobierno permite que se vayan a México y Estados Unidos en vez de envasarlas acá. Y que se invierta en salud y los fondos se destinen a ayudas económicas y para aumentar los salarios jubilaciones. Para ello había que imponer impuestos especiales a los bancos y multinacionales. Nada de eso hace el gobierno. Ahora ante la evidencia del drama de la segunda ola improvisa estas medidas.

El presidente Alberto Fernández y la ministra Vizzotti le vienen echando la culpa de la segunda ola a la gente que “no se cuida”. Que el contagio es “por las reuniones sociales”. Cuando desde hace un año tanto el gobierno como la oposición de Juntos por el Cambio habilitaron que se trabaje en toda la actividad industrial.

El gobierno no hace testeos suficientes, las patronales no es cierto que cumplen con los protocolos y millones están obligados a viajar como ganado en transportes colapsados. En Toyota y VW, por ejemplo, cerraron turnos por Covid. “Un vagón del Sarmiento es como una fiesta clandestina”, dicen los ferroviarios.

El presidente llego hasta decir que hay un “relajamiento del sistema de salud”. Esto apunta contra el personal que está en la primera fila. Millones de profesionales y trabajadores de la salud están super explotados, con pluriempleo y salarios de pobreza. La ministra Vizzotti los culpó de que se contagian por irresponsables, cuando se cambian de ropa o toman mate. En Neuquén hay una rebelión del personal de la salud pública porque le dieron un 15% de aumento después de más de un año sin incrementos.

El debate entre el gobierno y la oposición patronal macrista sobre cierre o no de escuelas es un debate falso. Fernández tuvo que tomar esa medida cuando la venían negando, obligados por los reclamos y protestas de los docentes. La suspensión de las clases presenciales en el AMBA les está dando la razón a los docentes que lucharon y decían con razón que no era conveniente porque era una locura empujar a millones de alumnos, docentes y padres a la presencialidad a cualquier costo, en medio del crecimiento de los contagios y cuando las escuelas no estaban preparadas. Lograron la suspensión de clases y ahora siguen con el resto de sus reclamos. Tanto el gobierno nacional como Larreta venían hablando de una “normalidad” que no existe en ningún lado. Ni en ningún país vecino, ni en el mundo, ni acá. 

El presidente también habló de la vacuna, pero la vacuna no aparece. Y sigue siendo cómplice de que se sigan yendo al exterior los 24 millones de dosis para Astrazeneca que se producen en Garín sin que ninguna dosis se haya destinado al país. El gobierno compró 22 millones de esas dosis y pagó el 60% de su valor por adelantado y la vacuna no llega.

Por otro lado, el gobierno tampoco toma medidas de fondo en lo social. Solo paliativos completamente insuficientes. El aumento del 4,8% de la inflación de marzo va a acrecentar la pobreza que ya había llegado al 42% nacional. El gobierno sacó el IFE y no lo quiere reponer. Anunció $15.000 por única vez para la AUH que representan 100 millones de dólares, cuando pagó de deuda externa 60 veces más desde que asumió. Tampoco hay anuncios para asistir a los talleres, kioscos y pequeños comercios. El gobierno sigue empujando a que millones tengan que salir a buscarse el sustento sin tomar medidas para que puedan, por lo menos, aminorar la circulación. ¿Dónde está el famoso “Estado presente” que pregona el gobierno?

Desde Izquierda Socialista decimos claramente que hay que tomar medidas de fondo en la emergencia. Hay que incautar los millones de dosis de la vacuna de Garín para envasarlas acá e inmunizar a la población argentina como parte de una producción masiva local de las mismas apelando a los laboratorios públicos y privados. Hay que centralizar el sistema de salud para hacer frente a la pandemia. Hay que volcar millones de pesos a los hospitales y al personal de salud, aumento en la emergencia sus salarios al valor de la canasta familiar ($88.000 para una familia tipo).

Por otro lado, rechazamos que se disponga de las Fuerzas Armadas o con la bonaerense represora y corrupta del repudiable Berni para hacer cumplir las medidas. Recordemos que al comienzo de la cuarentena hubo detenciones arbitrarias, casos de gatillo fácil con la excusa de “hacer cumplir la cuarentena”, e incluso la desaparición forzada y posterior asesinato de Facundo Castro. Hoy la Gendarmería ocupó Andalgalá y hay 11 detenidxs por luchar contra la megaminería del gobernador peronista con el apoyo nacional.

Hay que aumentar salarios y jubilaciones al mismo valor. Implementar un salario social de emergencia de $59.000 para quienes lo necesiten. Créditos a tasa cero y eximición de impuestos y tasas a pequeños comercios. Para todo ello hay que suspender todo pago de deuda externa e imponer un fuerte impuesto a las ganancias de bancos, multinacionales, petroleras, gasíferas, privatizadas, multinacionales y oligarcas del campo, como lo proponemos desde el Frente de Izquierda Unidad, para que con los 20.000 millones que se podrían recaudar se combata de verdad la pandemia del coronavirus y la pandemia del hambre y la pobreza.

Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad
15 de abril 2021

Contacto
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Facebook: Juan Carlos Giordano
Prensa: 1160540129 @PrensaIzquierda

Tags

El 4,8% de marzo acumuló en el primer trimestre un incremento de 13% de inflación según el INDEC. La suba fue fogoneada por los aumentos en Educación (28,5%), prendas de vestir y cuando no, los alimentos, como la leche, huevos, aceites, carnes, verduras y el pan.

El diputado nacional Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista FIT-U, señaló: “Si hacemos una proyección de la inflación 2021 rondará el 45/50%, lejos del 29% anunciado por el gobierno. Y lejos del 29/31% y en cuotas en que se están firmando las paritarias con la complicidad de la CGT y la CTA. Este aumento subirá considerablemente los índices de pobreza. Es la otra pandemia, la del hambre e indigencia que golpea contra el pueblo trabajador”.

Giordano puntualizó: “Los empresarios, multinacionales y formadores de precios aumentan todo con total impunidad. El gobierno aplicó precios cuidados y máximos pero las cosas aumentan todos los días. Hay que imponer precios máximos y proceder a aplicar la Ley de Abastecimiento para tomar fuertes sanciones e intervenir la cadena de precios y obligar a que pongan los alimentos y artículos de primera necesidad a precios accesibles. No puede ser que cae el consumo y los precios sigan subiendo”.

Juan Carlos Giordano, finalizó: “Hay que exigir un aumento de salarios y jubilaciones al valor de la canasta familiar. Por eso están peleando ejemplarmente el personal de Salud de Neuquén. Y un IFE de emergencia de $59.000, un seguro al desocupado, asistencia a los pequeños y medianos talleres en la emergencia a tasa cero y eximición de impuestos. Para esto hace falta plata, que hay que lograr con la suspensión de todo pago de la deuda externa y un impuesto especial extraordinario a las ganancias de grandes empresas, bancos y multinacionales para lograr 20.000 millones de dólares y combatir de verdad la segunda ola y la pandemia del hambre y la pobreza”.

Contacto
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Facebook: Juan Carlos Giordano
Prensa: 1160540129 @PrensaIzquierda

Tags

Este miércoles 14/4 nos concentramos frente a la Organización Mundial de la Salud en Argentina (Marcelo T. de Alvear 684, Piso 4, CABA) para hacer un acto cuando, en Ginebra, la OMC (Organización Mundial de Comercio) se reune para tratar el tema de las patentes de vacunas contra el Covid. Desde Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad somos parte de las acciones internacionales que realizará la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI) y del movimiento mundial para que se liberen las patentes, y lograr vacunas para todas y todos.

Denunciamos que las patentes son controladas por las grandes transnacionales farmacéuticas y laboratorios. Estos restringen el acceso a las vacunas a miles de millones de personas, al punto de que en 130 países pobres no se ha aplicado ninguna dosis. Se descubrieron varias vacunas, pero no hay una producción masiva para inmunizar a la población mundial. Reclamamos que se termine con este gran negocio privado, liberando las patentes para que miles de laboratorios en el mundo puedan producir millones de dosis y haya vacunas para todas y todos.

Sabemos que la OMC es un organismo imperialista responsable de la debacle social y de salud, que viene avalando las patentes. Pero apostamos a que una gran protesta y movilización internacional pueda cambiar este rumbo, poniendo a disposición de todos los científicos y laboratorios del mundo el conocimiento y las técnicas para hacer una producción masiva de vacunas.

Ya India y Sudáfrica, con el apoyo de 99 países, reclaman ante la OMC que se suspendan las patentes mientras dure la pandemia. Sin embargo, los gobiernos de esos países se limitan a solicitudes formales, no llaman a movilizar y todo queda en nada. Incluso en Argentina, que es firmante del pedido, Alberto Fernández permite que se vayan las 24 millones de dosis por mes, producidas en Garín para Astrazeneca. Una cantidad tal que permitiría avanzar de a saltos en la vacunación en el país.

El reclamo por liberar las patentes lo sostienen también Médicos sin Fronteras, Oxfam y personalidades como George Clooney, Sharon Stone y Peter Gabriel, entre otros, y más de un millón quinientas mil personas en todo el mundo que han suscrito a un documento con esa exigencia. Coincidimos con muchas organizaciones populares, sindicales, juveniles y políticas que llaman a tomar distintas iniciativas este 14 en cada país, con actos presenciales, virtuales, en redes, videos, fotos, etcétera.

Nuestro diputado nacional Juan Carlos Giordano, a su vez, solicitó una entrevista para ese mismo día a las 14:30 con el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Argentina, Enrique Pérez, a fin de hacer llegar este reclamo. Nos encontramos el 14 para gritar "No a las patentes de vacunas", "Que se incauten las vacunas de Garín, para vacunar a todas y todos".

Tags

El 14 de abril la Organización Mundial del Comercio (OMC) se reunirá en Ginebra para debatir el tema de la eliminación o suspensión de las patentes, las cuales hoy son controladas por las grandes transnacionales farmacéuticas lo que viene restringiendo el acceso a miles de millones de personas a las vacunas contra el Covid-19, especialmente en los países más pobres.

La cumbre de la OMC es producto de la gran presión internacional que se viene desarrollando en todo el mundo por la liberación de las patentes. Un vasto movimiento mundial que involucra a gobiernos, organizaciones no gubernamentales y diversas personalidades se ha venido gestando desde hace por lo menos 6 meses.

Desde la Unidad Internacional de las Trabajadoras y Trabajadores Cuarta Internacional (UIT-CI) no tenemos ninguna expectativa en lo que pueda resolver la OMC. Se trata de un organismo representante del sistema capitalista-imperialista, que es el responsable de la debacle social y de salud que estamos viviendo. La OMC lleva tiempo avalando a las patentes y a las multinacionales farmacéuticas.

Por todo eso estamos convocando para el próximo 14 de abril a una jornada internacional de denuncia y exigencia, por las redes sociales y donde se pueda, de manera presencial, exigiendo vacunas para todas y todos y por la eliminación o suspensión de las patentes. Sólo con una gran protesta y una movilización mundial de las y los trabajadores, en especial de la salud, y de los sectores populares se podrá cambiar este rumbo.

Mientras en el mundo se sigue agravando la pandemia con nuevas cepas y mas contagios, hay escasez de vacunas y una desigualdad en su distribución. Hasta marzo se habían aplicado, en todo el mundo, 489 millones de dosis en una proporción de 6,27 cada cien habitantes.
Se está produciendo lo que algunos han llamado un “apartheid de vacunas”, evidenciado en la desigual distribución de las vacunas entre países ricos e imperialistas y los más pobres, donde vive la mayoría de la población del planeta.
Para romper esta camisa de fuerza, impuesta por las normas que rigen en el capitalismo mundial, es menester liberar las patentes que hoy controlan las grandes farmacéuticas, poniendo a disposición de todos los científicos y laboratorios existentes en el mundo el conocimiento y las técnicas que hoy están en manos de las grandes transnacionales.  Lo cual permitiría la producción masiva de las vacunas, terminando así con el apartheid que hoy restringe el acceso de los países más pobres.

India y Sudáfrica, con el apoyo de 99 países, presentaron una propuesta de emergencia ante la Organización Mundial del Comercio para suspender temporalmente las patentes de las vacunas y tratamientos relacionados con la Covid-19, mientras persista la pandemia. Sin embargo, los gobiernos de esos países se limitan a solicitudes formales ante los organismos internacionales, pero no llaman a movilizar.  Parte del reclamo es exigir a esos gobiernos que se pronuncien abiertamente y que llamen a movilizar en cada país.
Existen otras importantes iniciativas por la liberación de las patentes impulsadas por Médicos sin Fronteras, Oxfam, y más recientemente el llamamiento por una Vacuna de los Pueblos (The Peoples Vaccine) encabezado por el premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus y secundado por los actores George Clooney y Forest Whitaker, la actriz Sharon Stone y el músico Peter Gabriel, entre otros, y más de un millón quinientas mil personas en todo el mundo que han suscrito el documento hasta el momento.

La UIT-CI es parte de este movimiento internacional y en ese marco convocamos a realizar una jornada internacional el próximo 14 de abril.
Por tal razón llamamos a todas organizaciones populares, sindicales, juveniles y políticas que coincidan con este reclamo, a coordinar acciones unitarias este 14 de abril en cada uno de nuestros países exigiendo que las patentes de las vacunas del Covid-19 sean eliminadas, para poner a producir, en forma urgente, a máxima capacidad a todos los laboratorios y centros científicos del mundo. Para que exista una distribución de vacunas, libre y gratuita, para todos los pueblos del mundo.
Llamamos a desarrollar una jornada con acciones presenciales donde sea posible, y por las redes sociales con vídeos cortos, fotos con carteles que digan: #No a las patentes, Vacunas para Todas y Todos, twitazos, y otras iniciativas.

Unidad Internacional de las Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI)
11 de abril de 2021

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa