Sep 27, 2021 Last Updated 8:44 PM, Sep 26, 2021


Escribe Mónica Schlotthauer, candidata diputada nacional por Izquierda Socialista FIT Unidad

El Frente de Izquierda Unidad es la única fuerza en estas elecciones que plantea que hay que poner en marcha un programa de emergencia, obrero y popular, que atienda las más urgentes necesidades generadas por las dos pandemias, la sanitaria ya la social. Lo hacemos, a la vez, desde la defensa de una conquista que ya lleva diez años, la de la unidad de la izquierda, expresada en la lista 1A, la de los fundadores del FIT, donde confluimos compañeras y compañeros de Izquierda Socialista, el PO y el PTS. Te invitamos a votarnos para que sigamos teniendo diputadas y diputados en el Congreso nacional y en las Legislaturas provinciales.

Aumento de emergencia de salarios y jubilaciones

Juntos por el Cambio nos hambreó durante cuatro años. Los salarios y las jubilaciones se derrumbaron. Durante los dos años del gobierno del Frente de Todos nuestros ingresos no se  recuperaron, al contrario, siguieron perdiendo contra la inflación.

Los jubilados y los trabajadores del Estado, incluyendo docentes y trabajadores de la salud, vieron sus sueldos y haberes ajustados, señales dirigidas al FMI para demostrar que se quiere cumplir con sus demandas. Los trabajadores privados tuvieron paritarias a la baja tanto en 2020 como este año, con la anuencia del gobierno de Alberto Fernández y la complicidad de la burocracia sindical, que jugaron a garantizarles las ganancias a las grandes patronales a costa del bolsillo popular. Los trabajadores precarizados perdieron más aún y no se los protegió siquiera aumentándoles el salario mínimo, vital y móvil, hoy en niveles de indigencia.

Milei y Espert, que se presentan como “lo nuevo”, ponen como ejemplo a Menem, que llevó los salarios y las jubilaciones a niveles de indigencia.
Frente a todo esto, la propuesta del FIT Unidad es clarísima, un aumento salarial de emergencia para que nadie gane menos de 106.361 pesos (valor de la canasta familiar calculado por los trabajadores de ATE-Indec) y que, a partir de allí, se actualice ese mínimo mensualmente de acuerdo al aumento del costo de vida. A la vez, que se reabran todas las paritarias, sin techo alguno.

Respecto de las jubilaciones, planteamos también un incremento de emergencia que lleve la mínima a 64.039 pesos (el valor de la canasta, según los cálculos de Defensoría de la Tercera Edad) y que, a partir de allí, se aplique el 82% móvil.

Ingreso de emergencia de 40.000 pesos para todo el que lo necesite

Millones perdieron sus ingresos durante la pandemia. Fueron despedidos o no pudieron salir a hacer las changas con las que se mantenían anteriormente. El gobierno de Alberto Fernández, el año pasado, apenas si les otorgó una ayuda (IFE) que terminó siendo de 5.000 pesos mensuales por grupo familiar. Peor aún, en 2021, nuevamente para mostrarle al FMI que se estaban haciendo los deberes y se cumplía con el ajuste, directamente se lo eliminó. Juntos por el Cambio y Milei-Espert incluso cuestionan estas ayudas miserables.
Nosotros proponemos que se otorgue un IFE mensual de 40.000 pesos a todo el que lo necesite mientras dure la pandemia.

Plan de viviendas populares para dar trabajo genuino y resolver el déficit habitacional

El desempleo sigue creciendo en nuestro país. A los millones de puestos que ya se habían caído del mercado de trabajo, se suman los que se perdieron durante la pandemia. El gobierno de Alberto Fernández ni siquiera hizo cumplir la “prohibición de despidos” que él mismo había decretado. Miles se quedaron sin trabajo con la anuencia del Ministerio de Trabajo y, otra vez, de la burocracia sindical.

Hay que generar urgentemente trabajo genuino. Una expresión importante de la pobreza y la marginación creciente se expresa en un déficit habitacional de casi cuatro millones de viviendas.
Tanto Juntos por el Cambio, como Espert y Milei, dicen que el desempleo se resolverá con más “flexibilización laboral” y pérdidas de derechos para los trabajadores. ¡Esto ya sucedió con Menem en los ’90 y, al revés, la desocupación aumentó y se tornó crónica.

Desde el FIT Unidad, una vez más, somos los únicos que tenemos una propuesta concreta y simple, poner en marcha ya mismo un plan para construir 500.000 viviendas populares que generen inmediatamente dos millones de puestos de trabajo.

Suspender inmediatamente los pagos de deuda externa y romper con el FMI

Seguramente te estarás preguntando de dónde se sacará la plata para poner en marcha todas estas propuestas que enunciamos. El FIT Unidad es lo opuesto a lo que plantean los partidos patronales, que en campaña prometen cualquier cosa que después no van a cumplir. Tanto el Frente de Todos, como Juntos por el Cambio, o Milei y Espert solo dicen la verdad cuando están frente a los grandes empresarios o los funcionarios de los organismos internacionales. Allí se acaba la “grieta”, tal como lo veremos después de la campaña, cuando todos juntos en el Congreso voten a favor del plan de ajuste del FMI.

Solo la izquierda se opondrá, como lo hizo siempre, porque dice que exactamente allí está la plata para llevar adelante lo que planteamos anteriormente, así como para resolver otras urgentes necesidades populares, como la salud o la educación. Hay que dejar de pagarle a los usureros internacionales esa deuda ilegítima e inmoral y hay que terminar con las exigencias del FMI, porque ahí está el dinero para financiar este programa de emergencia.

Aumentarles los impuestos a los ricos y bajárselos al pueblo trabajador

Los grandes empresarios se quejan de que pagan muchos impuestos y por eso “no pueden invertir”. ¡Mentira! Pagan migajas, e incluso fugan y evaden millonadas. Incluso, cuando se anuncia algún “gran impuesto” en su contra, como sucedió con el impuesto a la riqueza de este gobierno, al final terminan pagando monedas que no le hacen cosquillas a la fortuna de nadie.

Solo el FIT Unidad plantea que hay que imponer un impuesto a las grandes riquezas de verdad. Que alcance a las grandes empresas, a los bancos, a las multinacionales, a las megamineras y a los monopolios del agronegocio.
Como contrapartida, al que sí hay que bajarle los impuestos es al pueblo trabajador. Hay que terminar con el vergonzoso impuesto al salario (“ganancias”) y sacarle el IVA a todos los productos de la canasta familiar. Hay que hacer realidad la vieja y justa consigna. Que los impuestos los paguen los ricos y los que más ganan, no el pueblo trabajador.

 

Los actuales diputados del Frente de Izquierda Unidad, Mónica Schlotthauer y Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista), acaban de presentar un proyecto de ley para que se implemente de forma inmediata un plan de emergencia para la construcción de 500.000 viviendas populares con el fin de combatir el déficit habitacional y el desempleo crónico, ya que el mismo generaría 2 (dos) millones de puestos de trabajo genuino (ver texto completo al final).

Giordano y Schlotthauer son pre candidatos a diputados nacionales en la Lista 1A del Frente de Izquierda Unidad que encabeza en Provincia de Buenos Aires Nicolás Del Caño.

El articulado del proyecto dispone que el plan “será financiado con fondos que se van del país para pagar una deuda externa usurera y fraudulenta a los organismos financieros internacionales, bonistas y al FMI” y también con “un verdadero impuesto especial que grave de verdad las ganancias de bancos, multinacionales, terratenientes y grandes empresarios”.

Schlotthauer y Giordano señalaron: “El déficit habitacional es un problema crónico que alcanza a casi cuatro millones de familias, un tercio de la población. De ese total, 1,5 millón de hogares necesita una nueva vivienda, el resto (60%) habita en casas sin servicios o hacinadas. Hay 4.416 asentamientos informales y es casi imposible pagar un alquiler. En este marco es inconcebible que el gobierno nacional siga pagando una deuda usurera y cumpliendo con el FMI y no destine esa plata para vivienda, lo cual generaría dos millones de puestos de trabajo genuino directos y otros miles indirectos”.

“Una vivienda popular, con servicios, ronda los 30.000 dólares. Quiere decir que gran parte de las 500.000 viviendas que proponemos se podrían haber construido con los 12.000 millones de dólares que el gobierno pagará hasta fin de año de deuda externa. Está claro que Alberto Fernández prioriza a los usureros internacionales y al FMI. Macri nos endeudó y ahora el gobierno paga, mientras el déficit habitacional y el desempleo se agravan día a día. Decimos claramente: la plata tiene que ir a viviendas, salarios, jubilaciones, trabajo, salud y educación, no para la deuda y el Fondo Monetario”, concluyeron Schlotthauer y Giordano.

Texto completo del proyecto: 3660-D-2021

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mónica Schlotthauer: 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

 

En el día de la fecha fueron detenidas violentamente las compañeras Verónica Villamarin y Natalia Jimena Gallegos por parte de la policía bonaerense. El accionar represivo tiene como fin garantizar las obras sobre la cuenta del Arroyo Morón. Se trata de un negociado comenzado por el gobierno macrista y ahora continuado por el del gobernador Kicillof que supone avasallar completamente territorios de humedales y las propias condiciones de vida en los barrios lindantes. Si bien las compañeras fueron liberadas, por la presión ejercida por las familias, vecinas y vecinos de los barrios lindante y la Correpi, ahora es necesario rechazar cualquier tipo de procesamiento a quienes pusieron valientemente el cuerpo a la resistencia ante este nuevo avasallamiento de una obra que no cuenta con ningún tipo de estudio de impacto ambiental ni sanitario. ¡Libres y desprocesadas las queremos!

Todo nuestro apoyo desde mi banca y la de Juan Carlos Giordano, por parte de Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda Unidad, así como también de Ambiente en Lucha.

Contacto

Mónica Schlotthauer: 1564585777

Mariano Moreno (prensa): 1560540129


Escribe Mónica Schlotthauer, diputada nacional provincia de Buenos Aires, por Izquierda Socialista/FIT Unidad

El 12 de septiembre hay que votar en las PASO y el 14 de noviembre se elegirán los candidatos que ocuparán las bancas que están en juego. Son elecciones llamadas de medio término en las que no se elige presidente ni gobernadores, se votan diputadas, diputados y senadores al Congreso nacional y legisladores.

¿Por qué son importantes para los luchadores y la izquierda?

Desde 2013 la izquierda tiene bancas en el Congreso nacional y las Legislaturas. Esto se logró con la fuerza de la unidad conquistada por el Frente de Izquierda en 2011 entre sus tres partidos fundadores, el PTS, el Partido Obrero e Izquierda Socialista. De esta forma, Juan Carlos Giordano y quien escribe, Mónica Schlotthauer, de Izquierda Socialista, somos los actuales diputados nacionales hasta fin de año tras las renuncias de Nicolás del Caño (PTS) y Romina del Plá (PO) como parte de la rotación de bancas del FIT Unidad. Bancas que en estas elecciones ponemos en juego. Es decir, se decide si el Frente de Izquierda Unidad va a conservar su espacio en el Congreso para seguir llevando la voz de las trabajadoras y los trabajadores, las mujeres y disidencias, la juventud, las jubiladas y los jubilados y el pueblo pobre.

Que la izquierda renueve su mandato es de suma importancia para los luchadores. Porque las elecciones pasan y solo las bancas de izquierda son las que seguirán apoyando los justos reclamos. Lo podemos probar con la actuación que tuvimos en todos estos años. Por eso la izquierda tiene que seguir estando en el Congreso como parte del terreno que se ha ganado desde abajo en la clase trabajadora junto al sindicalismo combativo, en la marea verde que conquistó el aborto legal, como vocera de los reclamos de la juventud explotada y superprecarizada, oponiéndose a la megaminería del saqueo y la contaminación. Todas estas legítimas expresiones deben tener su representación en el Congreso desde las bancas del FIT Unidad. En concreto, no es lo mismo tener que no tener bancas obreras y populares.

Muchas veces hemos obtenido los votos necesarios para tener más bancas, pero los pisos proscriptivos lo han impedido. Así sucedió en la provincia de Buenos Aires en las elecciones de 2019, en las que obtuvimos más de 348.000 votos, pero el piso proscriptivo de 3% del padrón electoral nos impidió tener más representantes en el Congreso. Lo mismo sucedió este año en Jujuy, donde hicimos una gran elección logrando ser segunda fuerza en San Salvador y tercera a nivel provincial, pero otra vez el elevado piso proscriptivo de 5% del padrón electoral (más allá de los que vayan a votar) nos volvió a impedir la renovación de las bancas que ya teníamos.

En estas elecciones llamamos a darle la oportunidad a la izquierda que se une, que está en las luchas, que enfrenta el ajuste y que postula una salida de fondo ante tantos males capitalistas para que siga en el Congreso. Que la bronca contra las falsas promesas de los políticos tradicionales no te haga desperdiciar tu voto eligiendo el “mal menor”, no yendo a votar, o hacerlo por personajes de derecha como Milei o Espert que se postulan como “antisistema”, cuando son también representantes del viejo ajuste que ya venimos sufriendo.

Tal vez no estés de acuerdo con todas nuestras propuestas. Pero si sos un luchador, un trabajador o un joven, seguramente reconocés que somos coherentes y consecuentes, que no hacemos política para enriquecernos, nuestra remuneración es la misma que percibe una maestra, y que siempre vamos a estar de tu lado. Por eso te pedimos tu voto.

Se trata de un compromiso mutuo, que apoyes a la unidad de la izquierda que representamos con la lista 1A del FIT Unidad, con Nicolás del Caño y Juan Carlos Giordano en la provincia de Buenos Aires; Myriam Bregman y Mercedes Trimarchi en CABA y en Córdoba la lista 2B con Liliana Olivero y Laura Vilches. Nosotros ratificamos una vez más que vamos a seguir apoyando tus reclamos.

Los capitalistas no quieren que el pueblo trabajador y los sectores populares tengan su propia expresión política. Por eso ponen trabas para impedir la presencia de una izquierda fuerte que enfrente en el Congreso el ajuste que se viene, algo que inevitablemente hará en las calles. Danos tu voto.

Mónica Schlotthauer, actual diputada nacional de Izquierda Socialista y precandidata al mismo cargo en la lista 1ª del FITU que encabeza Nicolás del Caño en Provincia de Buenos Aires, visitará Jujuy este jueves 26 y viernes 27 de agosto en el marco de la campaña electoral.

La diputada participará este jueves 26 de un conversatorio en La Plaza del Trabajo (Maipú 512) a las 18 horas y de otros encuentros con la militancia y simpatizantes del Frente de Izquierda Unidad, trabajadoras y trabajadores, del movimiento de mujeres y feministas, y recorrerá distintos medios de prensa junto a Fernanda Giribone, pre-candidata provincial a diputado nacional por Izquierda Socialista en el FITU Lista1A.

Schlotthauer señaló: "Viajo para sumarme al apoyo del Frente de Izquierda Unidad jujeño que ha obtenido resultados brillantes en las pasadas elecciones provinciales y se apresta para repetirlo en las PASO en la lista encabezada a diputado nacional por Alejandro Vilca.  Desde el FIT Unidad Lista1A alertamos que hay una falsa polarización entre el PJ y Juntos por el Cambio. Sus diputados van a votar el pacto Macri-FMI que prepara el Frente de Todos en el congreso pasadas las elecciones. Entre ellos no hay grietas. Contra Gerardo Morales y Rivarola decimos que la plata tiene que ir a salario, trabajo, salud, educación y vivienda, no para el FMI."

Contactos:

Mónica Schlotthauer: 11 6458-5777 @monschlotthauer
Fernanda Giribone (Candidata provincial): +54 9 3885 08-3936

Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa