Oct 21, 2021 Last Updated 1:04 AM, Oct 22, 2021


Escribe Juan Carlos Giordano
Diputado Nacional por Izquierda Socialista /FIT Unidad

 

Anoche estuvimos acompañando a Nicolás Del Caño junto a los principales referentes del FIT Unidad en el debate de candidatos de la provincia de Buenos Aires. Se repitió la misma escena de la semana anterior en Capital con Myriam Bregman: solo el Frente de Izquierda Unidad planteó la salida que necesita el pueblo trabajador, las mujeres, la juventud, las y los jubilados y quienes defienden el ambiente contra el saqueo y la destrucción ambiental. Por eso es tan necesario que la izquierda siga en el Congreso y fortaleciéndose como alternativa política.

Quedó claro con el debate que si no hubiera estado la izquierda hubiera sido otra cosa. ¿Quién planteaba que hace falta un inmediato aumento de salario y jubilaciones sino el Frente de Izquierda? ¿Que hay que terminar con la precarización laboral y levantar la guardia contra la reforma laboral? ¿Que el problema del hambre y la pobreza es la deuda externa y el FMI y que solo el FITU propone dejar de pagar? ¿Quién dice claramente no a la megaminería y postula la defensa de los humedales sino el FIT Unidad?

De arranque en el bloque “calidad institucional” Nicolás Del Caño arremetió diciendo ¿de qué “calidad institucional” estamos hablando si la política argentina se decide en las oficinas del FMI?”

Tolosa Paz dijo en un momento “todos ven que estamos saliendo”, salvo los 5 millones de votantes que le dieron la espalda en las PASO, nos podríamos preguntar. Santilli habló como si no fuera parte del macrismo que gobernó con tarifazos, endeudamiento serial y en CABA con Larreta, donde crece el negocio inmobiliario y la gente en situación de calle. Se eligieron entre ambos al final para intentar mostrar que hay “solo” dos alternativas patronales en juego. Pero sus acusaciones mutuas los develan: son los que vinieron gobernando en los últimos años siendo responsables del crecimiento del hambre y la pobreza. Precisamente por eso el Frente de Izquierda fue tercera fuerza nacional y sacó más de un millón de votos.

Del Caño enfrentó el doble discurso de Victoria Tolosa Paz cuando le enrostró que cambiaron la movilidad jubilatoria para ajustar a los jubilados y pagarle al FMI. “Ustedes hablan de Macri y la pandemia pero hasta sectores de su gobierno reconocen que ajustaron a los jubilados”. Y agregó que si bien el macrismo de Juntos presentó un proyecto de ley para eliminar las indemnizaciones por despido el gobierno avala la reforma laboral como se hizo en la multinacional Toyota donde la burocracia del Smata la apoyó. También cuando denunció a Larreta que desalojó a madres que piden una vivienda en la Villa 31 al mejor estilo Berni cuando hizo lo mismo con las topadoras en Guernica. Y recordó que un spot del Frente de Todos dice “sí a la ley de humedales” mientras el peronismo la cajonea en el Congreso y son los defensores de la megaminería.

En el tema inseguridad, salvo el Frente de Izquierda, todos los candidatos arrancaron con “más poder para la policía” como si fortalecer a la bonaerense del gatillo fácil y sus entongues con el delito fuera la salida. Como dijo alguien, “parecían comisarios más que candidatos”. Una competencia por más mano dura. Espert llegó a proponer bajar más la edad de imputabilidad a los 12 años. Tolosa Paz, la “progre”, dijo “fue Kicillof el que creó más cárceles en la provincia”. Solo Del Caño denunció que la inseguridad y la violencia se deben a la crisis capitalista y a la propia participación y complicidad de policías, jueces y políticos patronales con el delito. Y que contra el narcotráfico hace falta legalización de la marihuana para terminar con el negocio apañado en la ilegalidad.

En el mano a mano, el formato del programa obligó a que Del Caño polemice con Espert (no se puede elegir a quienes ya habían elegido antes). Espert fue un cambalache. Mostró que su “libertad”, igual que la de Milei, es solo para defender a los de arriba. Dijo que Argentina “pagando o no pagando la deuda se va a hundir igual”, mientras adelantó que si es diputado va a votar el acuerdo con el Fondo Monetario. No se pronunció contra las off shore cuando lo intimó Del Caño; dijo que los repartidores tienen garantías laborales y quedó en evidencia que hasta último momento quería ir en las listas macristas, lo que muestra que de nuevo no tiene nada. Espert junto a la oscurantista Cinthia Hotton volvieron al planteo cavernícola de sacar la ESI de las escuelas, contra el aborto o que hay que aumentarle el sueldo a las Fuerzas Armadas.

El peronista Randazzo pasó de desdibujado a aburrido hablando de sus 22 proyectos de ley. Randazzo es una figura residual del peronismo, ex funcionario de Cristina, que las encuestas dicen que ni siquiera ingresaría como diputado.

El debate pasó. Los analistas hacen referencia a “lo mejor y peor” de cada candidato. Nosotros nos fuimos con una convicción, que “ganó el Frente de Izquierda Unidad” al ser los únicos que repudiamos al FMI, decimos que la plata tiene que ir a salario y trabajo, defendemos la salud y educación pública, a los pibes flexibilizados, quienes decimos ni un paso atrás en el derecho al aborto legal y tantos otros temas. Y solo la izquierda tiene una propuesta de fondo para combatir los graves problemas del pueblo trabajador que no es más que un gobierno de las y los trabajadores y el socialismo.

Por todo esto es más necesario que nunca que la izquierda siga en el Congreso Nacional y en las legislaturas. Una clara razón para votar al FIT Unidad el 14 de noviembre para que haya diputados y diputadas de izquierda.

 

Contactos:
Juan Carlos Giordano: 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

DECLARACIÓN UNITARIA

Desde un conjunto de organizaciones populares y de izquierda, intelectuales y militantes de diferentes sectores, entendemos que de cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre, resulta importante expresar nuestro apoyo a las listas del FIT-U. Consideramos que en el marco electoral, es la única opción anticapitalista que se postula por el no pago de la deuda externa, en contra del modelo extractivista y por una salida para la clase trabajadora y los sectores populares. Más allá de los matices y diferencias que podamos tener, creemos que en este escenario de crisis política, económica y social es necesario fortalecer una opción desde la izquierda anticapitalista, mientras apostamos a la construcción de poder popular y a la movilización social por todas las reivindicaciones del pueblo trabajador.

Invitamos a leer la declaración completa y a sumarse con la firma.
https://www.facebook.com/102056348856807/posts/125543929841382/

Hilo Rojo
Colectivx Militante

El “Gringo” atendió a la redacción de El Socialista en su oficina 927 del piso 9 Anexo del Congreso. “Las mansiones de los bloques tradicionales están del otro lado”, comenta. Ocupa con Mónica Schlotthauer las dos bancas en nombre de Izquierda Socialista que le quedan al Frente de Izquierda Unidad hasta fin de año. Le preguntamos sobre varios temas y entusiasmado afirmó: “estamos en condiciones de consagrar diputadas y diputados el 14 de noviembre”.  
 
En el despacho hay varios carteles: “No al pago de la deuda. Abajo la megaminería. Defensa de los humedales. Apoyo al pueblo palestino. Las vacunas están en Garín”. Son las pancartas que el Gringo y Mónica ponen en sus bancas cuando hay sesiones. “Somos las únicas voces que hablamos de esto”, nos dice. Y marca una perspectiva: “si somos el tercer país en el podio mundial con más empresas offshore y se va a avalar un nuevo pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI )es evidente que este sistema capitalista se lleva toda la riqueza que genera nuestro pueblo trabajador mientras crece la indigencia. Esto pasa ahora con Alberto y antes pasó con Macri. Hay que darle una oportunidad a la izquierda, ¿no?”
 
ES-¿Qué pasó en la última sesión?

-Fracasó. El macrismo de Juntos no dio quórum. Y el peronismo tampoco lo logró por defección de sus propios diputados y bloques aliados. Quienes se venían movilizando por el etiquetado frontal y otras leyes quedaron frustrados ante este juego electoralista del oficialismo y de la oposición patronal. Nosotros desnudamos la maniobra. El macrismo pide votos para poner “freno” al autoritarismo y quedarse con la presidencia de la Cámara. ¡Mirá su preocupación! Mientras quiere sacar la indemnización por despido. Y el Frente de Todos pide el voto para que se le permita gobernar, dice, “contra la derecha”. El gobierno habla contra la derecha y pone a Manzur de Jefe de Gabinete. ¿Manzur es progre? Y reconoce la herencia macrista. ¿Pagar la deuda que dejó Macri es “antiderecha”? Un engaño total.


Giordano en la sesión en cámara de diputados
 
ES-¿Todos coinciden en reconocer la deuda con el FMI?

-Claro. Acá no hay grietas. “Todos”, “Juntos” y hasta Milei y Espert han dicho que sí. Solo el Frente de Izquierda se opone a este nuevo pacto de dependencia, ajuste y coloniaje. Reconocer como legítimos los 45.000 millones de dólares que le pidió Macri al FMI para la bicicleta financiera es increíble. Por eso es tan importante seguir teniendo diputadas y diputados de izquierda que denunciemos esto y sigamos peleando para que la plata vaya a salario, trabajo, salud, educación y a un plan de 500.000 viviendas populares para dar trabajo a dos millones de desocupados como lo hemos propuesto a través de nuestro proyecto de ley. “FMI o Frente de Izquierda”, esa es la disyuntiva.
 
ES-¿La deuda usurera se lleva todo?

-Todo. Ya en diciembre de 2019 con la ley de emergencia que votaron el peronismo y el macrismo se destinó 4.500 millones de dólares para ello. Este año ya se pagó más de deuda que lo que va a Salud o Educación. Hace dos semanas le pagaron 1.900 millones al FMI. El presupuesto 2022 destinará cinco veces más para deuda que para vivienda. También se les reducen partidas a las sentencias ganadas por los jubilados. Se viene un tarifazo del 35 al 40% por la quita de subsidios. Y se miente con una inflación del 33% cuando será del 45%, eso sí, mientras el gobierno habla de “reconstrucción”.
 
ES-¿Cristina critica esto?

-Ojo. Cristina critica para desmarcarse de la debacle electoral pero La Cámpora votó la movilidad jubilatoria que ajustó terriblemente a los jubilados. No hay que dejarse engañar cuando algunos dicen “hace falta más kirchnerismo”. Les decimos que el kirchnerismo es gobierno y comparte los trazos gruesos de este modelo económico para ajustar, pagar deuda y salvar al FMI.
 
ES-¿El gobierno “oyó el mensaje de las urnas”?

-Eso dice. ¿Te parece? Mandó proyectos de ley para sacarle impuestos a las petroleras y gasíferas de Vaca Muerta y el Agronegocio; anunció 35 proyectos mega mineros y le sacó todas las retenciones a la industria automotriz mientras flexibilizó el convenio en Toyota con la complicidad de la burocracia sindical del Smata.

Los spots oficiales dicen “Sí” se puede”. Diría yo, ¡se puede seguir gobernando para los de arriba mientras entregan bicicletas, heladeras o migajas sociales que en días se devora la inflación! Hablan de combatir un capitalismo “neoliberal” por otro capitalismo productivo. ¿Qué tiene de productivo beneficiar a multinacionales, aplicar un ajuste, pagarle al FMI y dar paliativos sociales? Eso ya fue repudiado por cinco millones de sus propios votantes, parte de los cuales votaron al Frente de Izquierda. Si a eso le sumamos el gabinete de terror con Aníbal Fernández y Manzur, te diré que el malhumor social crece.


Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista), Nicolás Del Caño (PTS), Romina del Plá (PO) y Alejandro Bodart (MST), candidata y candidatos en Provincia de Buenos Aires
 
ES-¿La izquierda tiene una gran oportunidad para noviembre?

-Con el más de millón de votos que logramos en las PASO siendo tercera fuerza nacional por encima de la derecha, podemos lograr varias bancas lleguen al  Congreso en noviembre. A fin de año ponemos en juego las dos que logramos en 2017. En esta elección se eligen diputadas y diputados y para un luchador, mujer o joven no es lo mismo que la izquierda siga o no en el Congreso.

Nuestras bancas además de ganar como un trabajador y ser rotativas están puestas al servicio de los reclamos obreros y populares, ambientales y juveniles. El sindicalismo combativo va en nuestras listas. Solo el Frente de Izquierda Unidad (FIT Unidad) se opone a la megaminería y se moviliza por la ley de humedales. Por eso es tan importante consagrar nuevas bancas en el Congreso, las legislaturas e incluso lograr concejales si crecemos en la votación.

Siempre en las elecciones generales crecemos. La bronca contra el gobierno sigue. Peronistas y kirchneristas decepcionados nos dicen “esta vez los voy a votar a ustedes”. Somos muy optimistas. Y también se trata de fortalecer con el voto a una alternativa política de los trabajadores y de la unidad de la izquierda que nunca gobernó y enfrentó a todos los gobiernos del ajuste.



Celeste Fierro (MST), Gabriel Solano (PO) Myriam Bregamn (PTS) y Mercedes Trimarchi (Izquierda Socialista) candidatas y candidato en CABA


Escribe Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la Unión Ferroviaria Oeste y candidato a senador provincial por Izquierda Socialista/FIT Unidad

Los candidatos del macrismo de Juntos, los libertarios de Milei y Espert, repiten lo mismo desde hace décadas: “hay que liquidar los derechos laborales, porque impiden las inversiones patronales”. Larreta ya hace campaña por la eliminación de las indemnizaciones.

Los del Frente de Todos lo hacen con más diplomacia e hipocresía. Critican al macrismo, pero hace décadas (recordemos el gobierno de Menem, en los ’90) los gobiernos peronistas vienen avanzando en eliminar conquistas laborales, muchas logradas en el primer gobierno de Perón. Tanto el gobierno nacional como los gobernadores siguen atacando los derechos laborales, generan trabajos flexibilizados con las apps, en educación y salud, contratos temporales, etcétera.

El ejemplo más brutal ocurrió la semana pasada en Toyota. La multinacional bate récords de producción de la Hilux y “necesita” producirla de lunes a sábado sin parar. Los sábados se pagan extras y los obreros no van masivamente, porque todo lo que cobran se lo sacan por el “impuesto a las ganancias” (¡impuesto al salario!), que el gobierno nunca anuló. Entonces la burocracia del Smata acordó cambiar el convenio laboral, por un “paquete semanal” de horas de trabajo, distribuidas de lunes a sábados, con francos rotativos en la semana y los sábados son obligatorios y se dejan de pagar “extras”. A cambio de un “bono” de 8 mil pesos, la mitad de lo que cobraban por los sábados y que igual se lo descuentan por “ganancias”. ¡Se pierden francos, extras, dificultan los horarios semanales, rebajan el salario y las patronales logran más producción y ganancias! Ese es el Frente de Todos de Fernández, Kicillof y la burocracia traidora de la CGT.

Que una “asamblea obrera” lo aprobó, es otra mentira. Himno nacional, un solo orador (Sergio Pignanelli hijo, sucesor en Smata Zárate, aunque nunca trabajó), ninguna explicación, ninguna intervención explicando el voto negativo, votación por sí o por no a mano alzada, menos de la mitad votando a favor, sin ningún conteo y con todo el aparato burocrático observando amenazantes qué votaba cada trabajador... Eso es “la democracia” para estos burócratas.

Hay que luchar y enfrentar estas y todas las medidas de flexibilización laboral del Frente de Todos, que también aplica Juntos de Macri y apoyan los “libertarios” de Milei y Espert. Y para fortalecer al nuevo sindicalismo democrático y combativo, hay que votar al Frente de Izquierda Unidad.


Escribe Mercedes Trimarchi, candidata legisladora porteña por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El último informe del Indec reveló que el 40,6% de las personas en nuestro país se encuentran bajo la línea de pobreza. Son familias enteras que con sus ingresos no llegan a cubrir lo necesario para alimentarse y vestirse. Allí, se encuentran la mayoría de las familias cuyas jefas de hogar son mujeres. Y, también, la mayoría de la juventud, ya que casi el 60% de las personas con menos de 30 años se encuentra en situación de pobreza.

La situación es alarmante. La falta de empleo o de un sueldo que cubra la canasta básica hoy calculada por arriba de los 100.000 pesos es el principal problema que el gobierno no resuelve. Los planes sociales de ayuda económica se calculan en 14.000 pesos y no alcanzan para nada. Así lo relatan por ejemplo las mujeres de la villa 31 que fueron brutalmente desalojadas por Larreta y que reclaman viviendas ya que una habitación con baño compartido cuesta 19.000 pesos. Lo mismo visibilizó el jóven de 17 años en la Expo Jóven de La Matanza, cuando tildó de “chorros, vagos y miserables a los políticos que gobiernan el país”.

Desde el FIT Unidad acompañamos cada lucha de las mujeres, las disidencias y la juventud por vivienda, trabajo, salud, educación, contra el cambio climático y contra la violencia de género. Y lo hacemos con una política completamente diferente a la del Frente de Todos, el macrismo de Juntos y de Milei porque partimos de proponer desconocer la deuda externa y dejar de pagarle al FMI. Es urgente destinar esos recursos a solucionar los principales problemas de la mayoría de las familias trabajadoras, empezando por las mujeres, disidencias y la juventud que son los sectores más golpeados por la crisis económica y social. En las próximas elecciones del 14 de noviembre te pedimos que nos acompañes con tu voto porque la izquierda tiene que estar en el Congreso y en las legislaturas para enfrentar el ajuste, el saqueo y al FMI.   
 

Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Tesis sobre el guerrillerismo (1986)
Historia del PST 2 - Del gobierno de Cámpora a la muerte de Perón
Actualización del Programa de Transición - Nahuel Moreno - 1980
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa