Feb 06, 2023 Last Updated 7:02 PM, Feb 5, 2023

El Frente de Izquierda Unidad se movilizó y realizó una acto en las puertas de donde se celebraba la cumbre de la Celac, para repudiar la presencia del representante del gobierno de Dina Boluarte, exigir la ruptura de relaciones diplomáticas y manifestar nuestro apoyo a la lucha del pueblo peruano. Hablaron nuestro compañero de Izquierda Socialista Pablo Almeida, Christian Castillo (PTS), Celeste Fierro (MST) y Néstor Pitrola (PO). También hicieron uso de la palabra, entre otros, el Nuevo Mas, Opinión Socialista y varios miembros de la comunidad peruana, que se hicieron presentes en el acto, los que además aportaron con música de ese país.

Entramos en un año electoral, donde los partidos patronales que vienen gobernando el país desde hace décadas vuelven a la carga con sus candidatos, para tratar de mantenerse en el gobierno, en el caso del peronismo del Frente de Todos, o de recuperarlo por parte de la oposición patronal de Juntos por el Cambio.  Todos ellos están inmersos en públicos debates sobre las candidaturas. Hasta Milei entró en la danza de nombres, ya que sectores de Juntos por el Cambio quieren acompañarlo en la provincia de Buenos Aires. Es un festival de nombres para ocupar cargos, pero ninguno se preocupa por ver cómo solucionar los gravísimos problemas que afectan al pueblo trabajador.  Con diferencias de discurso entre los partidos, todos tienen como horizonte continuar con el pago de la deuda externa, con el mantenimiento de las multinacionales al frente de todos los servicios públicos, con el saqueo del gas, el petróleo y el resto de nuestras riquezas, y con la aplicación de un ajuste creciente que empeorará la pobreza, la indigencia y traerá una mayor decadencia en la condiciones de trabajo, salud y educación públicas.

Es necesario y urgente que desde el Frente de Izquierda Unidad presentemos nuestros candidatos a cargos nacionales, como lo es la fórmula presidencial, para dar certeza a nuestros electores de que vamos con candidaturas unificadas en las distintas categorías en cada distrito. No queremos las PASO para armar nuestras listas. Eso nos lleva a gastar ingentes esfuerzos en la disputa entre nosotros en vez de destinar toda la fuerza militante a denunciar y enfrentar a los partidos patronales, responsables del desastre de nuestro país.

Creemos que existen posibilidades para lograr una fórmula única. Desde el PTS lanzaron la candidatura presidencial de Myriam Bregman, actual diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires y una referente de la izquierda en nuestro país. Desde el PO, como otro de los partidos integrante del FIT Unidad, proponemos que ocupen la candidatura a la vicepresidencia, por ejemplo con su dirigente Gabriel Solano o con quién ellos decidan. Partiendo de un acuerdo de este tipo podríamos acordar el resto de las candidaturas más importantes en cada distrito, buscando equilibrios en los cargos expectables evitando las proscriptivas PASO. Al servicio de esas candidaturas unitarias desde Izquierda Socialista proponemos a nuestras y nuestros principales referentes y dirigentes en cada provincia, y a la diputada y diputado nacionales electos Mónica Schlotthauer y Juan Carlos Giordano, que ya ocuparon sus bancas y las pusieron al servicio de las luchas y de postular la salida obrera y socialista que levanta el FIT Unidad.



Escribe Izquierda Socialista FIT-Unidad Rosario

Las negociaciones electorales en la provincia están al rojo vivo, mientras Perotti especula con la fecha de las elecciones provinciales. Necesitamos fortalecer al FIT-Unidad.

Con fotos de los referentes de los principales sectores del Frente Progresista (Javkin, Socialistas, PDP y Radicales “progresistas”), y de Juntos por el Cambio, se dio el lanzamiento del “Frente de Frentes”, que confirma al Partido Socialista nuevamente en alianza con el Radicalismo y ahora con el PRO.

Otra muestra de que el PS, Javkin y algunos radicales, están lejos de cualquier “progresismo” y solo buscan un frente para juntar votos, mantener sus bancas, y ganarle al Peronismo, para integrar un nuevo gobierno ajustador contra las y los trabajadores. Es lo mismo que ya hacen en CABA, aliados a Rodríguez Larreta o en Córdoba aliados al PJ de Schiaretti, a quien también apoyaran a nivel nacional.

Por el lado del Peronismo, se confirman las distintas internas con La Cámpora o el Movimiento Evita, que de todos modos, no significan ningún cuestionamiento a la política de ajuste que encabeza Perotti, contra la educación y la salud pública o apoyando a Vicentin contra los trabajadores portuarios. Lo novedoso es que se confirma una alianza del peronismo con Ciudad Futura, que además ya cuenta con funcionarios municipales, como en la Defensoría del Consumidor de la ciudad de Rosario, con oficinas en diferentes barrios. Otra muestra de que los proyectos de centroizquierda “progresistas” terminan en alianzas con los partidos patronales mayoritarios, que gobiernan al servicio de los grandes empresarios.

¡Un nuevo proyecto de centroizquierda para seguir fracasando!

Hace algunas semanas se viene confirmando la alianza entre Carlos Del Frade y Rubén Gustiniani. A la que se sumarían sectores del PS descontentos con la alianza con Juntos por el Cambio, como la ex Ministra de Educación Claudia Balague, quien llevó adelante una firme política de ajuste a la educación. Un ejemplo fue la restricción al derecho a las licencias por enfermedad, con la imposición de la célebre “tablita” de días de reposo autorizados, que lleva su nombre, y que es repudiada por el conjunto de la docencia. O la amenaza de descuento de los días de paro a la docencia, nada que envidiar al gobernador Perotti en ese sentido. También se sumaron dirigentes radicales como Palo Oliver, ex intendente radical de Santo Tomé.

Este rejunte de centroizquierda no tiene propuestas para enfrentar al FMI y la sangría de los pagos de deuda externa. Mucho menos para estatizar los puertos, las cerealeras y las aceiteras que se llevan la riqueza de la provincia y del país, o terminar con el curro de la educación privada donde van a parar millonarios subsidios, para unificar el sistema educativo, siendo único estatal público y gratuito. Básicamente solo quieren proponer medidas parciales para emparchar el desastre actual, y aprovechar la crisis de PS para juntar votos y cargos.

Recordemos que el propio Giustiniani ya fue aliado del PS en el Frente Amplio Progresista en 2021. Alianza oportunista que duro una sola elección, no tuvo ninguna propuesta y cuyo diputado electo termino en alianza con el peronista Schiaretti, el posible aliado de Perotti para 2023.

Fortalezcamos al Frente de Izquierda – Unidad

La centroizquierda ya ha tenido muchas experiencias fracasadas, especialmente cuando llegaron al gobierno. El Frente Progresista de Santa Fe fue un claro ejemplo. En los 12 años de gobierno provincial la pobreza creció mientras las ganancias de las cerealeras y las aceiteras subieron por las nubes, los salarios docentes quedaron entre los peores del país, y el narcotráfico se instaló y creció en poder y relaciones con Políticos, Jueces y Policías.

En Santa Fe necesitamos fortalecer al FIT-U para tener una alternativa de las y los trabajadores, que apoye sus luchas, con las propuestas para un cambio de fondo, arrancando por romper con el FMI y cortar con la sangría de los pagos de la deuda externa, para que tengamos recursos económicos para trabajo genuino, vivienda, salud y educación pública.

Escribe Atilio Salusso

Ya salió el cronograma electoral para las elecciones provinciales y las nacionales con las PASO en agosto y las presidenciales en octubre. Todos los candidatos patronales están en campaña. En estas páginas seguimos argumentando por qué tanto el peronismo como Juntos por el Cambio o Milei no son opción para el pueblo trabajador. Y que la única salida es la izquierda, con la unidad conquistada con el Frente de Izquierda Unidad.

Ante semejante debacle social y política, decimos categóricamente que la salida es la izquierda por varios motivos. Primero, porque si hay un reclamo justo (sea de trabajadoras y trabajadores, mujeres, jubiladas y jubilados, jóvenes o vecinos de los barrios populares) la izquierda siempre está. Es más, muchas veces -la gran mayoría- es la única que se hace presente solidarizándose con las luchas. ¿Por qué no apoyar entonces al FIT Unidad para que siga haciendo lo mismo pero con más fuerza? A su vez, si se está contra los dirigentes sindicales traidores, hay que saber que la izquierda es la única que los combate, por eso impulsa nacionalmente al sindicalismo combativo.

Segundo, el FIT Unidad es la única alternativa política que lucha por un plan económico alternativo obrero y popular. La inflación, los bajos salarios y jubilaciones, el sometimiento a las multinacionales, bancos y al FMI, son la constante de todos los gobiernos, tanto del peronismo como el de Macri y los anteriores. ¿Cómo no apoyar a lo único distinto para que se deje de pagar una deuda usurera y se rompa con el FMI, destinando esos enormes fondos a salario y trabajo?

Tercero, solo la izquierda lucha y propone que gobiernen las y los trabajadores. Solo con un gobierno obrero, popular y de la izquierda se podrá poner fin a tanta explotación y saqueo. Esto se logrará con una Argentina socialista, que expropie a las multinacionales y a los grandes capitalistas, controle la banca, termine con la oligarquía terrateniente e implemente una economía planificada para terminar con el hambre y la pobreza. Una Argentina socialista que solo concebimos con plena democracia para el pueblo trabajador. Somos lo opuesto al falso socialismo de Maduro en Venezuela, Ortega en Nicaragua, la dictadura imperialista china o lo que fue el estalinismo en la ex URSS. El socialismo no fracasó, fracasaron las dictaduras de partido único. El que fracasó es el capitalismo, por eso no va más. Un sistema que solo trajo más miseria, desigualdad social, pandemia, invasiones como la de Ucrania y destrucción ambiental. El capitalismo que tanto defienden Cristina, Macri y el liberfacho de Milei, que no tiene nada de “nuevo”, ya que representa el pasado de Menem y Cavallo y reivindica a los derechistas Bolsonaro y Trump.

Para dar pelea en las luchas, en las calles y en las elecciones, no queda otra que fortalecer al Frente de Izquierda Unidad, que vino creciendo en estos años con propuestas de fondo. Su coherencia y trayectoria llevó a que hiciera importantes elecciones como la de 2021 logrando la mayor cantidad de bancas al Congreso Nacional, bancas en las legislaturas e incluso concejales en el conurbano.

Como dijo una compañera en una charla “con el Frente de Izquierda surgió una esperanza de que las cosas puedan cambiar”. Así es. Hay que cambiarlas y de raíz.

El Frente de Todos y el macrismo se esfuerzan en hacernos creer que hay solo dos opciones, ellos mismos, que se tienen que alternar en el poder. Con ese razonamiento nos han venido gobernando con los resultados a la vista.

El FIT Unidad se tiene que preparar de manera unitaria para el desafío electoral. Desde Izquierda Socialista sostenemos que no se puede dar el lujo de ir dividido a las PASO. Atento a ello estamos proponiendo una fórmula única presidencial con Myriam Bregman-Gabriel Solano, para que nuestra militancia frentista salga unida a dar la pelea electoral. Donde se deben respetar los acuerdos y equilibrios entre las distintas fuerzas que lo conformamos en base a los resultados de las últimas elecciones, y mantener la rotación de las bancas, poniendo para ello a disposición nuestras principales candidaturas.

Llamamos a fortalecer al FIT Unidad para que en las luchas y en las elecciones se transforme en una alternativa cada vez más fuerte, para imponer las transformaciones que necesita el pueblo trabajador. No hay nadie que nos pueda decir que ese camino es imposible. Al contrario, lo que será imposible es salir de esta situación con los mismos que nos vinieron gobernando hasta ahora.

Escribe Gabriel Schwerdt
 
Llegando al final de este año, los principales partidos patronales ya están debatiendo quiénes serán sus respectivas candidatas y candidatos a la fórmula presidencial y en cada distrito. Se impone la necesidad de dar respuesta a las discusiones que se están dando públicamente, ya que detrás de los nombres en danza está el modelo de país que cada coalición defiende.

En el peronista Frente de Todos hay desconcierto ante el anuncio de Cristina Fernández de que no va a ser candidata a ningún cargo en las próximas elecciones ¿Será cierto? Se verá. Lo cierto es que ninguno de los principales candidatos que están sonando en el peronismo, como el propio Alberto Fernández que especula con ir por la reelección o el ministro Sergio Massa, pueden resolver alguno de los problemas de fondo que afectan a los trabajadores y sectores populares. Ya lo están demostrando, son el gobierno del acuerdo con el FMI, del ajuste y la inflación.

Por el lado de Juntos por el Cambio ya son varios los anotados: Bullrich, Larreta, Morales y hasta el propio Macri que sigue sin definir. Quieren una segunda oportunidad pero nada nuevo se puede esperar de quienes ya gobernaron y dejaron al país más endeudado y empobrecido. Hablando de “nuevo”, están los liberfachos con Milei a la cabeza, que se presentará por primera vez como candidato a presidente. Pero sus ideas son viejas, las trataron de implementar los militares en la última dictadura y el menemismo en los noventa con ajustes brutales.
 
La izquierda tiene que tener una fórmula unitaria evitando ir a las PASO

Desde la izquierda no podemos estar ausentes en este debate que ya se está instalando en toda la sociedad.

Falta mucho para las elecciones. Pero mientras los partidos patronales lanzan sus candidatos, desde el FIT Unidad seguimos sin presentar nuestra propuesta. No podemos continuar con especulaciones, ni con precandidaturas de cada partido que compone el frente. Esto no ayuda, ya que fomenta el divisionismo. La peor señal que podemos dar a los miles de simpatizantes del FITU es la idea de que es correcto ir a disputar entre nosotros en las PASO, en vez de poner todos los esfuerzos en denunciar y desenmascarar a los candidatos de los partidos  patronales. Esto ya sucedió en las internas del 2015 y en las elecciones pasadas del 2021. No hay que hacerle ese favor a ninguno de los candidatos de los partidos del ajuste, mucho menos al ultraderechista de Milei y sus secuaces.

Pero además porque hay posibilidades de que logremos una fórmula única. Las compañeras y compañeros del PTS ya lanzaron la candidatura presidencial de Myriam Bregman , actual diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires y una de las principales referentes de la izquierda en nuestro país. El PTS cubrió la candidatua presidencial en las dos últimas elecciones y apoyamos que lo vuelva a hacer. El PO, como otro de los partidos importantes del FIT Unidad, puede ocupar la candidatura a la vicepresidencia, por ejemplo con su dirigente Gabriel Solano o con quién ellos decidan. De esta manera, y con una fórmula presidencial compuesta por el PTS y el PO, se podría acordar el resto de las candidaturas más importantes en cada distrito buscando equilibrios en los cargos expectables. Así todos los partidos que componemos el frente estaríamos contemplados, evitando disputar entre nosotros en las PASO a nivel nacional.

Con el adelanto de las elecciones en la mayoría de las provincias para cargos provinciales, algunas de las cuales no tienen habilitadas las PASO, vamos a tener que acordar. No habría otro mecanismo para resolver las diferencias en cuanto a las candidaturas. Este va a ser un buen ejercicio para lograr un acuerdo global.

Pero además, tenemos otros grandes puntos de acuerdo que son los que han permitido que el FIT Unidad se mantenga a través de los años y crezca. En primer lugar el programa político, que es correcto y da una perspectiva para luchar por un gobierno de las y los trabajadores y una Argentina socialista. En segundo lugar el método de la rotación en los cargos que se logran, lo que ha permitido que los dirigentes de todos los partidos que componemos el Frente participemos de las bancas conquistadas más allá de quién encabece circunstancialmente una lista. Estos dos puntos son los prioritarios al considerar la cuestión de las candidaturas.

Sobre estas bases es que pensamos que se puede lograr una lista única y unitaria del FIT Unidad. Mientras seguimos apoyando y participando de las luchas contra el ajuste, necesitamos una herramieta que desde ahora nos vaya postulando para dar la pelea en las elecciones del año que viene, fortaleciendo la alternativa política de las y los trabajadores y de la izquierda que es el FIT Unidad.

Ya salió la Correspondencia Internacional N°51: La revolución de las mujeres y los pueblos de Irán
Ya salió la Correspondencia Internacional N°50: La invasión a Ucrania agudizó la crisis del capitalismo
Correspondencia Internacional N.49: ¡Fuera Putin de Ucrania! Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Los sujetos históricos (1984)
El Partido y la Revolución - Nahuel Moreno - 1973
China: de la revolución a la restauración capitalista
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Rosario / Liberaron a los trabajadores portuarios

Rosario / Liberaron a los trabajado…

01 Feb 2023 El Socialista N° 553

El “rescate de bonos” de Massa / La salida es dejar  de pagar la deuda

El “rescate de bonos” de Massa …

01 Feb 2023 El Socialista N° 553

Basta de ajuste y pagos al FMI

Basta de ajuste y pagos al FMI

01 Feb 2023 El Socialista N° 553