Apr 14, 2021 Last Updated 9:42 PM, Apr 14, 2021

Escribe Mariano Barba

Con una adhesión popular pocas veces registrada en la provincia, los trabajadores de salud autoconvocados organizados en la interhospitalaria llevan adelante más de una decena de cortes en las  rutas provinciales centradas en la zona petrolífera, alrededor de la formación de Vaca Muerta donde se extrae la mayor producción de gas y petróleo de la zona.

Cerca de los cincuenta días de lucha llevan adelante miles de trabajadores ya que rechazan el mísero aumento del 15 % otorgado por el gobierno siendo que desde diciembre del 2019 no se tocaba el salario. Los sanitaristas que fueron aplaudidos el año pasado, ahora fueron ninguneados por el gobierno. Reclaman un incremento del 40% perdido en el 2020, el pase a planta de centenares de contratados y otras reivindicaciones del sector. Encima el 15% otorgado en febrero fue firmado por la burocracia de ATE, encabezada por Carlos Quintriqueo, contra las asambleas de la totalidad de los hospitales que habían rechazado ese porcentaje. De la noche a la mañana los burócratas firmaron el acuerdo, y con esa misma velocidad los trabajadores hospitalarios comenzaron a organizar la lucha por un aumento superior. Hicieron todo tipo de acciones públicas para visibilizar su reclamo siempre respaldado con medidas de paros.

Así, ante la sordera del gobierno, se llegaron a implementar los cortes de rutas en la zona del petróleo.  Encabezados por enfermeras, mucamas, camilleros, administrativos y algunos médicos, se montaron los cortes de ruta en zonas estratégicas para el suministro de insumos para los pozos de gas y petróleo obtenido por fracking en Vaca Muerta y en el gran yacimiento de petróleo convencional que es Loma La Lata. Ciudades y pueblos muy vinculados a la explotación hidrocarburífera como Añelo, El Chañar, Rincón de los Sauces, Picún Leufú salieron del anonimato nacional porque miles de camiones están varados hace siete días. Las pérdidas estimadas superan los 10 millones de dólares solo de YPF. Esos cortes se sostienen con el apoyo incondicional de las poblaciones y de todo el activismo sindical y popular de Neuquén Capital que viaja diariamente a sumarse a los piquetes. La tensión es muy grande porque el gobierno apuesta al desgaste y azuza a los transportistas a que rompan los piquetes. Pero el gran apoyo popular y la indignación contra el gobierno por no respetar a los trabajadores de la salud hace que se fortalezcan los piquetes en lugar de debilitarse.

Una nueva conducción democrática

La gran rebelión nació bien de la base, con asambleas de los hospitales que votaban medidas de acción y mandataban a sus delegados para coordinar en la interhospitalaria y garantizar la unidad en la calles y en la lucha. El surgimiento de este organismo es una conquista histórica de esta lucha que desplaza a la burocracia totalmente de la lucha. La tensión crece día a día y eso se evidencia en la mesa de negociación que montó el gobierno detrás de la figura de una mediación fiscal para desacreditar a los delegados autoconvocados. El acuerdo de la burocracia de ATE con el gobierno es defendida públicamente por ambos contra los delegados por eso en las cuatro reuniones de mediación nunca hubo propuesta salarial del gobierno. Minutos antes del cierre de esta edición el gobierno anunció por conferencia de prensa el pago en negro de una “asignación especial covid” de 30.000 pesos en tres cuotas. Otra provocación más de las muchas del gobierno. La lucha continua y el fondo de huelga y todas las acciones nacionales de apoyo que se puedan realizar son indispensables para que esta lucha gane. Hoy es el conflicto más importante del país y así lo entendió el FIT Unidad que realizó un acto en la casa de Neuquén en CABA para exigir soluciones al reclamo de los trabajadores. Por eso el fondo de huelga, el aporte de víveres son fundamentales para el sostenimiento de semejante lucha.



Escribe María, trabajadora del Polo de la Mujer

El Ministerio de la Mujer de Córdoba es la dependencia del estado provincial donde se realiza la asistencia y acompañamiento psicológico, jurídico y social de las mujeres en situaciones de violencias. Las trabajadoras, desde el 9 de abril, comenzamos con jornadas de paro de dos horas por turno por tiempo indeterminado en reclamo por mejores condiciones de trabajo contractuales, salariales y para prevenir contagios de Covid.

Las trabajadoras del Polo de la Mujer llevamos años luchando en las calles, acompañadas por las organizaciones sociales, los partidos de izquierda y la Asamblea NiUnaMenos. Hemos logrado que nuestros reclamos sean sentidos por la comunidad, como decimos “somos quienes le ponemos el cuerpo a las violencias, el oído a los relatos más crueles que vomita todos los días el maldito patriarcado”.

Sin embargo, nuestra tarea no es reconocida por el gobierno ajustador de Schiaretti que, junto con la ministra de la Mujer, Claudia Martínez, siguen haciendo campaña política a costa de las mujeres que día a día siguen sufriendo violencias y muriendo en manos de femicidas.

La situación del Ministerio de la Mujer refleja la política del gobierno que sostiene a una mayoría de sus trabajadorxs con monotributos, becas, convenios tercerizados y contratos flexibles, con salarios por debajo del índice de pobreza. Trabajadorxs que no contamos en amplia mayoría con obra social, licencias, jubilaciones ni otros derechos laborales básicos. A esto se le suma la situación de total indefensión frente a la pandemia, ya que no se garantizan las medidas básicas de protección y cuidado.

Por eso las trabajadoras estamos exigiendo pase a planta permanente de todas las trabajadoras y aumento salarial de emergencia. Reconocimiento de la tarea de riesgo psicosocial. Vacunas y condiciones de bioseguridad para todas.

Entrevistamos a Iván Giménez, referente de la lucha de Swiss Just, que nos contó cómo se resolvió el conflicto.

ES.–¿En qué situación se encuentran hoy?

IG–Después de casi dos meses de toma de la sede de la empresa en Lomas del Mirador y del acampe de dieciocho días en la puerta de la planta en General Rodríguez se llegó a un acuerdo de cesación de contrato a la empresa Transfarmaco, que es lo que tendría que haber hecho Just desde un principio. Falta ultimar los detalles acerca de cómo se van a aplicar nuestros derechos adquiridos en la nueva empresa, solamente queda leer bien la letra chica para que no nos perjudiquen en nada, pero en principio conseguimos mantener nuestro mismo sueldo, que nos garanticen la continuidad laboral por veinticuatro meses, que se hagan cargo del transporte de Lomas del Mirador a Transfarmaco, que queda en Escobar, y un resarcimiento por la situación que sufrimos. Un triunfo.

ES.–¿Qué conclusiones sacan de esta lucha?

IG.–Los dieciocho días de acampe fueron muy intensos. Pasamos por diferentes momentos, diferentes sentimientos. Desilusión, desesperación. Pero siempre nos apoyamos entre nosotros, en el compañero y en la asamblea, donde decidimos entre todos cómo seguir la lucha. Esa fue la clave.

Desde ya les queremos agradecer a todos los que nos apoyaron, los partidos políticos, como el de ustedes, las organizaciones sociales, sindicales y a distintos sectores de trabajadores que se acercaron a apoyarnos.

Escribe Guillermo Sánchez Porta

Esta semana se realizará una nueva reunión de la Mesa Nacional del Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC). Aunque hubo declaraciones y acciones de apoyo de todos sus integrantes a los diferentes procesos de lucha que se están dando, distintas polémicas importantes y el accionar de algunas de las corrientes que lo integran, no han permitido que el PSC desarrolle todo su potencial en la crítica situación que vive la clase trabajadora.

Es muy importante que en esta reunión clarifiquemos estas posturas, resolvamos algunas iniciativas fundamentales para las luchas en curso y normalicemos el funcionamiento regular del PSC.

Lo primero que debería estar en la agenda del PSC es el apoyo a los principales procesos de lucha de los trabajadores. Hoy, sin duda la enorme rebelión antiburocrática de los trabajadores de la salud de Neuquén, contra el ajuste del gobierno de Gutiérrez, con paros y múltiples cortes de ruta, es el conflicto al que hay que rodear de toda nuestra solidaridad para que triunfe y para que se fortalezca una nueva conducción democrática, anti patronal y de lucha, que están conformando los autoconvocados. Seguir juntando dinero para el fondo de huelga, evitando que Gutiérrez derrote el conflicto por hambre, impulsar una jornada nacional en su apoyo, que ayude a instalar nacionalmente esta heroica lucha, deben ser algunas de las medidas que debería tomar el PSC.

También el apoyo a la lucha docente que encabezan Ademys y los Suteba Multicolores (con dirigentes integrantes del PSC), con paros y caravanas en defensa de la educación pública, la salud y la vida, por vacunas para todos y suspensión de las clases presenciales. Los trabajadores de la salud de varias provincias y municipios también están en conflicto. Además de varias luchas en gremios como aeronáuticos o fábricas que luchan contra el cierre o ajustes. Estas luchas deben ordenar el funcionamiento y la política del PSC, para acercarles solidaridad e impulsar su coordinación junto al PSC.

Del debate político e intercambio que realicemos, deben salir los ejes de una nueva declaración que denuncie el ajuste del gobierno y las patronales, que presente las propuestas del PSC para que la crisis no la paguemos los trabajadores, para que haya vacunación para todos exigiendo la incautación de las vacunas de Garín, para enfrentar la pandemia del Covid y la pandemia social. Y llame a la coordinación de todos los sectores de lucha contra el ajuste y contra la burocracia sindical traidora, invitando a los nuevos luchadores a sumarse al sindicalismo combativo.

También habría que terminar de formalizar un funcionamiento del Plenario y su Mesa, resolviendo reuniones fijas, más allá de las reuniones de urgencia que debamos realizar por diferentes hechos. Eso permitirá darle una continuidad y regularidad al PSC.

Por otro lado, debemos debatir la convocatoria que el MAC/PTS y el ANCLA/MST han realizado junto a algunos sectores obreros en lucha, para un “encuentro de coordinación” este 17 en Madygraf. Obviamente que todos los integrantes del Plenario estaremos de acuerdo en la necesidad de convocar a reuniones que sirvan para apoyar y coordinar luchas en curso. Es la razón de ser principal del PSC.

Lo lamentable es que el PTS, después de estar años llamando a no sumarse a esta importante coordinación de sindicatos y dirigentes combativos, agrupaciones antiburocráticas y movimientos sociales, nos planteó que había reflexionado y decidido pedir su ingreso al PSC. Pero ahora, desde adentro, sigue trabando su desarrollo, a pesar de que la mesa del PSC aceptó su integración.

En vez de llevar a la Mesa del Plenario la propuesta de organizar un encuentro con sectores en lucha y agrupamientos anti burocráticos, el PTS decidió enviar una carta a la dirección del MST, de Izquierda Socialista y luego al PO, proponiendo que nos sumemos a su encuentro. Recién después de cerrar junto al MST la convocatoria, la envió a la Mesa del PSC para ver si “adheríamos o no”. Una vez más el PTS prioriza su construcción paralelizando al PSC. En vez de llevar esa iniciativa a la Mesa del PSC, debatir a quiénes podríamos sumar, definir el funcionamiento del Encuentro, las propuestas que llevaríamos y ver de qué manera podríamos mostrar un polo de unidad que permitiera proponerles a todos los que participen que ingresen al PSC y así seguir fortaleciendo la única coordinadora de lucha, combativa, antiburocrática que existe en el país, en vez de eso el PTS decide hacer “su encuentro” diciendo que lo llama para “construir una coordinación de los sectores en lucha”… ¿Y el PSC qué es?

Lamentablemente los dirigentes del MST ANCLA desde el ingreso del PTS al PSC se han sumado a todas las actividades divisionistas que el PTS les ha propuesto.

Obviamente, la reunión del PSC no puede ahora organizar el Encuentro ya convocado. Cada corriente y sindicato que integramos el PSC deberá definir si manda una delegación a saludar a todos estos luchadores que se juntarán para tratar de avanzar en la coordinación de las luchas, que la burocracia de la CGT y CTA boicotean. Y proponerles que se sumen a las acciones que resuelva la Mesa del PSC y que se integren, como luchadores, al PSC para coordinar con todos los dirigentes combativos, de manera permanente.

Una vez más llamamos a los compañeros del MAC PTS que terminen con su política divisionista y autoproclamatoria, para sumarse a la construcción conjunta del PSC. Y al MST, que deje sumarse a estas iniciativas que no ayudan a fortalecer ni al PSC ni a la masiva coordinación de luchadores.

Sigamos construyendo el PSC en unidad, con iniciativas y acciones al servicio de la lucha, y de fortalecer a las nuevas conducciones, sumándolas al sindicalismo combativo.

Escribe Mariano Barba

Más de un mes de lucha llevan los trabajadores auto convocados de la salud pública. Su fuerza está intacta a pesar de las provocaciones del gobierno provincial que aplica a rajatabla el ajuste nacional en acuerdo con Alberto Fernández. La primera provocación fue cuando la burocracia de ATE encabezada por Carlos Quintriqueo firmó con el gobierno, al igual que UPCN, una paritaria salarial por solo el 12 % de incremento siendo que desde el 2019 no se tocan los salarios. Los hospitales rechazaron masivamente el acuerdo, igual la burocracia lo firmó. Allí estalló la bronca y comenzó la rebelión de la base. La Inter hospitalaria constituida con representantes de todos los hospitales va coordinando la lucha semanalmente según los mandatos de las asambleas de cada establecimiento. Exigen al menos el 40 % de incremento y el pase a planta permanente de los contratados con motivo de la pandemia.

Hasta ahora realizan todo tipo de actividades, paros, marchas, festivales y la última semana llevaron a cabo un corte de la ruta nacional 22, a la altura de Arroyito, lugar donde hace catorce años fusilaron al docente Carlos Fuentalba. En esta oportunidad los sanitaristas permanecieron cortando la ruta desde las 4 de la mañana hasta las 17 del jueves santo. Una acción de repercusión nacional dado la afluencia masiva de turistas. Un nutrido grupo de militantes de Izquierda Socialista acompañamos, desde el comienzo, esa fuerte acción. Al igual que seguimos acompañando el resto de sus acciones en las calles, como en la enorme caravana con cerca de mil autos que se llevó a cabo el último domingo, demostrando la gran adhesión popular. Al cierre de esta edición estamos, junto a los trabajadores de salud apostados en la ruta del petróleo, donde otra acción sobre las rutas está cerrando el circuito productivo. Se ha iniciado un fondo de huelga que deberá ser muy importante porque el gobierno atacó además la lucha con descuentos masivos de sueldos para quebrar la combatividad de miles de trabajadores hospitalarios. Con un agravante que aumentó la indignación, ya que los diputados de la provincia se incrementaron el sueldo en unos 70.000 pesos mensuales.

 

 

 

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa