Oct 28, 2021 Last Updated 3:19 PM, Oct 28, 2021

Escribe Miguel Lamas, dirigente de la UIT-CI

Con el neologismo en inglés “Striketober” (una combinación entre la palabra “huelga” y la palabra “octubre”) se denominó en Estados Unidos a la ola de huelgas en el mes de octubre. Trabajadoras, trabajadores y, especialmente, jóvenes de centenares de grandes empresas exigen mejores condiciones de trabajo, mejores salarios, y mejor atención de salud.
 
La poderosa empresa Deere & Co, principal fabricante de maquinaria agrícola de Estados Unidos que el último año tuvo una ganancia de 6.000 millones de dólares, tiene a sus 10.000 empleados en huelga desde el 14 de octubre, después de rechazar el acuerdo laboral que proponía la empresa. En California y Oregón fueron 24.000 enfermeras y empleados de salud del consorcio sanitario Kaiser Permanente, superexplotados por esta empresa privada de salud que obtuvo gigantescas ganancias. También en la empresa de alimentos Kellogg’s, la fabricante de cereales, sus 14.000 trabajadores y trabajadoras dejaron sus puestos de trabajo e hicieron piquetes de huelga frente a las plantas de Nebraska, Michigan, Pennsylvania y Tennessee. El gremio de taxistas neoyorquinos el 15 de octubre bloqueó el Puente de Brooklyn. Y hasta en Hollywood se plantaron miles de maquilladores, iluminadores, sonidistas y operadores de cámara que lograron imponer un acuerdo con mejoras laborales importantes.

Estos huelguistas son de sectores sindicalizados, en un país en el que sólo el 11% está sindicalizado. Pero el periódico financiero The Street señala: “Somos testigos de la “Gran Huelga de 2021”, y la componen mayormente millones de trabajadores no organizados y en áreas de empleo de bajos sueldos […] Muchos de los nueve millones de trabajadores que no han retornado a trabajar están, de hecho, en huelga para obtener algo mejor”.

Estados Unidos se caracteriza por la casi total falta de derechos laborales. El despido de un trabajador se hace de un día para otro por simple voluntad del patrón. En muchas empresas formar o integrar un sindicato es causal de despido. En varios Estados se anularon los contratos colectivos, es decir se desconocieron de hecho los sindicatos. La salud es un privilegio carísimo y para pocos, los trabajadores tienen planes de salud pagos por las empresas, pero a menudo son precarios y sólo los cubren muy parcialmente.

Desde 2018 crece el descontento y la lucha

Aunque muchos periodistas atribuyen la ola de huelga a la “post pandemia” y mayor demanda de mano de obra, la lucha contra los bajos salarios y falta de derechos laborales tuvo un gran incremento desde 2018 y 2019. En el 2018 se destacaron las grandes huelgas de docentes en varios Estados. Y en 2019 una huelga de sus 50.000 trabajadores paralizó durante cincuenta días la General Motors, logrando un importante triunfo de sus demandas.
En el 2020 la pandemia frenó las huelgas por motivos laborales, pero se produjo el gigantesco movimiento antirracista después del asesinato de George Floyd. Fue un estallido social, las movilizaciones populares más grandes desde la guerra de Vietnam, e incluyó también huelgas. Fue el movimiento que llevó a la derrota de Trump. Si bien sus objetivos no fueron por demandas laborales, sino contra la criminal represión racista, movilizó y dio enorme fuerza y conciencia de su poder de lucha a millones de jóvenes trabajadoras y trabajadores.    
Desde la UIT-CI apoyamos estas luchas sindicales, y llamamos a la plena solidaridad de la clase trabajadora internacional, ya que la recuperación militante del movimiento obrero norteamericano indudablemente ayudará enormemente a la lucha internacional de los trabajadoras y trabajadores.  

Hace falta una alternativa socialista de los trabajadores

En los últimos años, como ocurre en muchos otros países del mundo, crece en Estados Unidos una inmensa nueva vanguardia juvenil, de mujeres y de los sectores más explotados y oprimidos, que se está rebelando contra la inhumana explotación capitalista. Encuestas realizadas en el 2019 indican que una mayoría de la juventud norteamericana se identificaba como “socialista”.  Esto tuvo una expresión política deformada con el sector de Bernie Sanders en el Partido Demócrata, que llegó a ser mayoritario en las bases de la interna demócrata. Sanders se dijo “socialista”, pero terminó renunciando a su precandidatura y apoyando a Biden, que ahora gobierna como siempre lo hicieron los demócratas o republicanos del brazo de los grandes empresarios.

Para los millones de jóvenes, trabajadoras y trabajadores, que se entusiasmaron con Sanders, y que luchan por sus derechos laborales, es la hora de comenzar a pensar en una alternativa independiente socialista de los trabajadores, para terminar con el capitalismo que gobierna Estados Unidos y el mundo, sostenido políticamente en ese país por el bipartidismo Republicano-Demócrata.

A continuación reproducimos el texto que se está firmando en Brasil e internacionalmente:

“Por la reincorporación Bruno da Rosa y André Balbina, y por la apertura de negociaciones con los barrenderos de Río de Janeiro
Los trabajadores de la Compañía Municipal de Limpieza Urbana (Comlurb) de Río de Janeiro exigen el fin del recorte de derechos y la congelación salarial (ni siquiera se ha negociado el convenio colectivo para 2020). Se trata de un sector esencial, que actúa en la limpieza de la ciudad, que nunca se detuvo en la pandemia del Covid-19.

Para exigir dignidad, han mantenido reuniones y protocolos con la dirección de la empresa. El 20 de octubre realizaron una gran marcha hasta la sede del municipio pidiendo el cumplimiento de las reivindicaciones.
Sin embargo, no sólo no obtuvieron respuestas, sino que fueron objeto de persecución y prácticas antisindicales (cambios arbitrarios de turnos para impedir que los activistas asistan a las manifestaciones, por ejemplo). Esto alcanzó el punto más alto el 22 de octubre, cuando Bruno da Rosa, miembro del Comité de Negociación, votado en asamblea por el Sindicato de Trabajadores de la Limpieza, fue despedido. Una acción arbitraria e ilegal (contraria a su estabilidad como miembro de la CIPA), que debe ser revertida. El mismo día, el barrendero André Balbina, activista del sector, también fue despedido arbitrariamente.

En lugar de perseguir y despedir a los trabajadores y a sus dirigentes sindicales, el presidente de Comlurb y el intendente Eduardo Paes deberían haber recibido a los representantes del sector para escuchar sus demandas y valorar su trabajo.
Quienes firman este texto piden la reincorporación de Bruno da Rosa y André Balbina, el fin de la persecución y el despido de activistas del sector, además de sumarse a la petición de apertura inmediata de las negociaciones con los trabajadores de Comlurb.”

Firmas: Argentina: Nicolás del Caño, dirigente del Partido de los Trabajadores Socialista PTS/FITU; Miryam Bregman, dirigenta del PTS/FITU; Claudio Dellecarbonara, diputado provincia Buenos Aires PTS/FITU y miembro por la minoría de la directiva de Agtsyp (subte); Alejandro Vilca, recolector de residuos y diputado provincial Jujuy PTS/FITU; Romina del Plá, secretaria general Suteba La Matanza (docentes) y dirigenta del Partido Obrero (PO/FITU); Gabriel Solano y Nestro Pitrola, dirigentes del PO/FITU; Amanda Martin, secretaria gremial Ademys y legisladora CABA PO/FITU; Juan Carlos Giordano, diputado nacional Izquierda Socialista/FITU; Mónica Schotthauer, diputada nacional Izquierda Socialista/FITU y delegada ferroviaria línea Sarmiento; Mercedes de Mendieta y Pablo Almeida, legisladores Caba Izquierda Socialista/FITU; Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general Unión Ferroviaria seccional Oeste; Edgardo Reynoso, dirigente del Cuerpo de Delegados línea Sarmiento; Angélica Lagunas, secretaría general ATEN Capital (docentes); Liliana Olivero, diputada Córdoba (mc) Izquierda Socialista/FITU; Mariana Scayola, secretaria general Ademys (docentes CABA) y Jorge Adaro, secretario adjunto; Mercedes Trimarchi dirigenta de la agrupación de mujeres Isadora; Alejandro Bodart, Celeste Fierro, dirigentes del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST/FITU); Luciana Echevarria, diputada provincial Córdoba MST/FITU; Guillermo Pacagnini, secretario general Cicop; [...] Siguen las firmas

Brasil: Deputado Federal Glauber Braga, PSOL-RJ; Deputada Estadual Luciana Genro, PSOL-RS; Deputado Federal Marcelo Freixo (PSB); Babá – fundador do PSOL e dirigente da CST; Roberto Robaina – Vereador PSOL- RS; Milton Temer – Jornalista e fundador do PSOL; Lujan Miranda – Dirigenta da PSOL; Vereador Lindbergh Farias (PT-RJ); Ricardo Antunes sociólogo, escritor y docente de la Unicamp, Jorge Souto Maior, Juez Laboral de SP y profesor de la USP […] siguen las firmas.

Ver firmas completas en: www.uit-ci.org

 

Desde octubre del 2020 el Banco Santander Totta de Portugal inició un proceso de reestructuración, cerrando sucursales y avanzando con despidos y suspensiones colectivas. Ya hubo un 20% de despidos del total de la nómina, más de 1200 trabajadores que fueron despedidos en el último año. En noviembre del 2020 se eligió la nueva Comisión de Trabajadores y subcomisiones del banco, como representación gremial. Desde enero del 2021 han iniciado diferentes protestas y luchas denunciando los despidos masivos, las suspensiones, cierre de sucursales y un plan de la patronal del banco para avanzar sobre los derechos sindicales y de representación, despidiendo a 74 miembros de las sub comisiones de trabajadores, entre ellos a Jorge Mendes, miembro de la Comisión Nacional de los Trabajadores.

Se ha iniciado una campaña contra estos despidos, en defensa de los trabajadores y de su representación gremial y contra el despido de Jorge Mendes. Campaña internacional que impulsa también el Movimiento Alternativa Socialista (MAS) de Portugal.
 
Ver petitorio y firmas en: www.uit-ci.org

 

Por Miguel Ángel Hernández, dirigente PSL de Venezuela

22/10/2021- La organización cubana, Archipiélago, fundada a raíz de las protestas del pasado mes de julio, había convocado a una Marcha por el Cambio, contra la violencia, a favor de la democracia, los derechos humanos, y la libertad de los presos políticos, a realizarse el día 20 de noviembre. No obstante, el gobierno del Partido Comunista Cubano (PCC) decidió llevar a cabo los ejercicios militares Moncada entre el 18 y 19 de ese mes, y al 20 lo declaró día de la Defensa Nacional. Esta artimaña tiene como objetivo, militarizar las principales ciudades de Cuba, y obstaculizar la realización de las marchas.

Ante eso, el grupo Archipiélago decidió adelantar las movilizaciones previstas a realizarse en La Habana y otras ciudades para el 15 de noviembre. Sin embargo, el gobierno represor y de partido único negó el permiso para las mismas, alegando que las movilizaciones convocadas serían una “provocación con fines desestabilizadores”. Y no reconociendo “legitimidad en las razones que se esgrimen para la marcha”.

Desde la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional (UIT-CI), como socialistas revolucionarios, repudiamos esta prohibición y su fundamentación, similar a las que hace cualquier gobierno capitalista que acusa a toda movilización popular de “desestabilizadora”. Podremos tener diferencias con sus convocantes, pero reconocemos su derecho a la protesta. Cosa que en Cuba no se permite a nadie.

El pasado 11 de julio, miles de personas salieron espontáneamente en La Habana y otras ciudades del país a protestar contra el paquete de ajuste que el gobierno de Díaz Canel viene aplicando desde el mes de enero, el cual ha profundizado el hambre, la pobreza y la desigualdad en el país. Ante eso el gobierno cubano reprimió y denunció que las manifestaciones eran “pagadas e incentivadas por el imperialismo”. Ese día los sectores populares más pobres y la juventud, salieron a las calles porque ya no aguantan más la pobreza y el profundo deterioro de su nivel de vida.

La plataforma Archipiélago es una organización que encabeza el dramaturgo Yunior García, quien fue detenido en las manifestaciones de julio. Esta es una organización amplia y diversa, con predominio de sectores ligados a la centro derecha cubana, si bien no coincidimos con sus posiciones políticas, desde la UIT-CI reivindicamos el derecho que tienen todos los cubanos y cubanas de manifestarse y movilizarse por sus reclamos.

En Cuba las trabajadoras, los trabajadores, jóvenes y el conjunto del pueblo, tienen muchas razones para marchar y protestar. Tanto por libertades democráticas como por la grave crisis social que padecen. Rechazamos que el gobierno siga utilizando el argumento del bloqueo imperialista para cercenar las libertades democráticas, proscribir el derecho a huelga y criminalizar la protesta popular.

Por supuesto que el bloqueo y las más recientes sanciones impuestas por el imperialismo norteamericano, también inciden en la crisis social cubana. Ese mismo bloqueo que desde nuestra corriente siempre hemos rechazado y combatido junto a los pueblos del mundo, pero no obstante, esta no es la causa fundamental de la dramática situación social que sufre el pueblo trabajador cubano.

En Cuba no hay ningún socialismo. Desde hace años se ha restaurado un capitalismo “a la cubana”. Lo cierto es que el pueblo cubano está harto de que mientras las trabajadoras y trabajadores ganan salarios miserables de $ 15 al mes, explotados por transnacionales o por el gobierno a través de las empresas mixtas con capitales privados, los dirigentes del Partido Comunista Cubano, los militares, funcionarios del régimen y los nuevos burgueses viven con grandes lujos y privilegios, con acceso a dólares y a las Tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), donde incluso adquieren productos importados.

Desde la UIT-CI reivindicamos el derecho del pueblo trabajador cubano a movilizarse por libertades democráticas y contra el ajuste del gobierno.

La izquierda crítica cubana tiene la responsabilidad de organizarse y de coordinar a todos los grupos e individualidades que siguen reivindicando el socialismo, para luchar por una nueva revolución socialista y contra el régimen dictatorial de partido único.

Estamos por la movilización obrera y popular para terminar con los salarios de 15 y 20 dólares, por un salario digno. Por la eliminación de las aberrantes Tiendas en Moneda Libremente Convertible, que perpetúan la desigualdad. Basta de salarios especiales y privilegios para los funcionarios del régimen y del PCC. No a las empresas capitalistas, mixtas o privadas. Por la reestatización de todas esas empresas bajo control de sus trabajadores.

Plenas libertades para el pueblo y los trabajadores cubanos. Libertad para los presos políticos. Por el derecho a disentir y protestar; por el derecho a huelga, a la libertad y autonomía de las organizaciones sindicales, estudiantiles y populares. Basta de régimen de partido único, por la libre organización de partidos políticos. Libertad de expresión e información; libre uso del internet y redes sociales. No más censura, plena libertad en el arte y la cultura; plena autonomía académica en las universidades.

Por una nueva planificación económica centralizada con democracia obrera y popular con el objetivo de revertir la restauración capitalista. Por recuperación del monopolio del comercio exterior. Incremento de la inversión en salud y educación.

Es necesario luchar por un gobierno de los trabajadores y el pueblo, por el verdadero socialismo con democracia obrera y popular. Para ello se requiere construir una alternativa política revolucionaria. En esta tarea la izquierda crítica tiene una gran responsabilidad.

Escribe Adolfo Santos

No es novedad que los poderosos de todo el mundo esconden sus fortunas mal habidas en paraísos fiscales. En 2016 conocimos los “Panamá Papers”. Ahora, una nueva denuncia surgida de la investigación de más de 600 periodistas en 117 países, dan cuenta de casi 12 millones de operaciones financieras efectuadas por políticos, empresarios y millonarios de más de 90 países.

Como en la original caja de Pandora de la mitología griega que contenía todos los males del mundo, esta denuncia nos muestra adónde va a parar una parte de los dineros de la corrupción. Muchos de los nombres están relacionados con políticos patronales que durante sus campañas electorales prometen acabar con este flagelo, por eso la mayoría de las veces los verdaderos “dueños” se ocultan detrás de empresas ficticias o de testaferros que protegen su identidad.

Lamentablemente nuestro país, que tiene más del 40% de pobres e indigentes, está en el podio de estas maniobras financieras. La lista de argentinos involucrados en los “Pandora Papers” ocupa el tercer lugar con 2.521 “afortunados”. Solo se pierde con la Rusia de Putin, 4.437, y con Gran Bretaña, 3.501.

En la larga lista de evasores hay para todos los gustos. Aparece el fallecido Daniel Muñoz, ex secretario personal y señalado como “valijero” de Néstor Kirchner. Ernesto Clarens, reconocido financista de los Kirchner, uno de los arrepentidos en la causa de los cuadernos y procesado por lavado de dinero. Jaime Durán Barba, consejero permanente de Mauricio Macri, así como Mariano Macri, hermano menor del ex presidente. Otra de las figuras surgidas de esta caja de Pandora es Zulemita Menem, hija del ex presidente peronista y Humberto Grondona hijo del fallecido Julio, ex titular de la AFA.

También hay empresarios, que llegan a sumar cuentas bancarias de millones de dólares, aunque viven despidiendo, pagando salarios miserables y pidiendo subsidios al estado. Entre esos nombres figuran Hugo Sigman (Insud) y Marcelo Figueiras (Richmond) vinculados a la poderosa industria farmacéutica y al negocio de las vacunas contra el Covid-19. Ambos muy bien relacionados con el gobierno peronista.

Los informes del “Pandora Papers” indican graves maniobras financieras y una enorme evasión fiscal. No pueden quedar impunes. Exigimos la repatriación y el embargo de todos esos capitales depositados en paraísos fiscales y que se coloquen a disposición de resolver los graves problemas sociales mientras se realiza una amplia investigación sobre los orígenes y la legitimidad de esos dineros.

Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Lecciones de Octubre
Guevara: Héroe y mártir (1967)
Argentina y Bolivia: un balance (polémica con la guerrilla 1969-1972)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa