Apr 20, 2024 Last Updated 6:17 PM, Apr 19, 2024

Escribe Lautaro Tochi dirigente Juventud Izquierda Socialista

En los últimos años han aparecido figuras de la extrema derecha que hacen recordar a las épocas más terribles de nuestra historia. Algunos ejemplos son Bolsonaro, Kast, Fujimori o el propio Milei en Latinoamérica; Trump en EEUU, Le Pen, Meloni, Vox o Viktor Orban en Europa.

Hablando mal y pronto, fachos han existido siempre, pero lo novedoso es que vienen surgiendo una serie de movimientos que encuentran espacios propicios para expresar y replicar sus ideas, haciendo mella en un sector descontento de la clase trabajadora y de la juventud, corriendo la agenda hacia derecha y llegando a ser gobierno en algunos casos.

Sin dudas se trata de vertientes políticas muy peligrosas que lejos de encarnar “algo nuevo” representan lo más reaccionario del sistema con planteos que son profundamente antiobreros, machistas, misóginos, xenófobos, negacionistas de la crisis ambiental y negacionitas/apologistas del terrorismo de Estado.

Las bases materiales podemos encontrarlas en la profunda decadencia del capitalismo y el fracaso de las distintas expresiones políticas del sistema. Vivimos en un mundo totalmente desigual donde las 8 personas más ricas del mundo tienen más riqueza que la mitad de la población mundial.

En la etapa actual del imperialismo las fuerzas productivas no sólo no se desarrollan, sino que se están destruyendo. Los innegables avances en ciencia y tecnología en manos de gobiernos capitalistas lejos están de ser utilizados para mejorar la vida de las personas, sigue habiendo guerras y se siguen aplicando planes de ajuste y saqueo.

El resultado de esto es, lisa y llanamente, que la gente está harta. Porque llegar a fin de mes es una terrible odisea, porque conseguir un trabajo estable se ha vuelto un privilegio o pensar en tener una vivienda propia es un sueño cada vez más lejano. La indignación de millones es contra los partidos y políticos del régimen que no dan respuestas a estas problemáticas. Esa desconfianza se la han ganado tanto los partidos de la derecha tradicional como los autodenominados progresistas que han gobernando y/o gobiernan reduciendo los salarios, aplicando represión contra luchadores y pactando con multinacionales saqueadoras.

En esas traiciones se encuentra el caldo de cultivo para que vuelvan a resurgir variantes ultraderechistas o neofascistas que, apoyados en los sectores más regresivos del sistema, encarnan la bronca de amplias franjas de trabajadores y jóvenes que no encuentran rumbo.

Pero no se trata de una “ola conservadora” o la “vuelta del fascismo” a secas como pregona un sector del progresismo. Expresiones como Trump y Bolsonaro no pudieron aplicar a fondo la política que pretendian, de hecho, tras su primer mandato, salieron repudiados masivamente pasando por movilizaciones como el Ele Nao o la rebelión antiracista desatada por el asesinato contra George Floyd. Incluso salieron debilitados de las intentonas golpistas que sus “fanáticos” encabezaron tanto en el Capitolio como en Brasilia.

La lucha de clases sigue siendo definitoria en la política mundial y muchas experiencias recientes demuestran, por un lado, que la clase trabajadora, las mujeres y la juventud están dispuestas a salir a luchar; y por el otro, que no hay lugar para medias tintas o reformas parciales, por lo tanto la tarea principal pasa por construir organizaciones propias de la clase trabajadora y los sectores oprimidos que sean capaces de superar a las direcciones traidoras y que se apoyen en el peso de la movilización para rechazar estas variantes reaccionarias e impulsar un programa socialista en camino a cambiar este sistema podrido, poniendo los principales resortes de la economía al servicio de las necesidades humanas.

Escribe Pili Barbas, dirigenta Nacional Juventud Izquierda Socialista

En los últimos años en nuestro país han tomado peso expresiones reaccionarias de derecha que llegan a negar y reivindicar lo que fue la etapa más oscura con la última dictadura militar. Recordamos discursos de Mauricio Macri o Patricia Bulrich que llega a desconocer que fueron 30.000, abonando al discurso de los “dos demonios”. Javier Milei es otro defensor de la dictadura, que llego a ser asesor de Bussi quien fue un genocida. Además de respaldar a ultra derechistas con Vox y Trump, y apoyar a Bolsonaro y sus acciones golpistas en enero de este año.

Es preocupante como en un sector de la clase trabajadora y especialmente en un sector de la juventud entran estos discursos maquillados de ideas de “libertad” o contra la “casta”. Hay que ser claros la defensa por los derechos humanos debe ser una de las principales bandera que levante la juventud en nuestro país y en todo el mundo.

Las dictaduras genocidas son orquestadas para aplastar a la clase trabajadora y la juventud. No hay salida para la miseria que vivimos día a día de la mano de más represión y mano dura. La única salida es la organización y la pelea en las calles por las conquistas de nuestros derechos, hasta lograr tirar de una vez por todas sistema capitalista que nos oprime y explota. Por eso, ante el avance de estos sectores reaccionarios, necesitamos ser miles en las calles el 24 de marzo.

Y sin olvidar que en estos años de democracia también hubo desaparecidos, como Julio Lopez. Luciano Arruga, Santiago Maldonado, Facundo Castro y Tehuel. Y que todos los gobiernos radicales y peronistas también mantuvieron figuras nefastas en el poder como Milani o Berni. Por eso la única salida es la organización por izquierda.

Porque no olvidamos, ni perdonamos. Seguimos marchando de la mano del Encuentro Memoria Verdad y Justicia con los sectores independientes de los gobiernos, que no bajaron los brazos contra la impunidad de ayer y de hoy.

Escribe Joaquín Caporale, Izquierda Universitaria - Psicología UNLP

Año tras año nos encontramos luchando y debatiendo entre compañeres lo difícil que se nos hace poder seguir estudiando en la escuela sin trabajar o poder cursar en terciarios o universidades: es imposible costearnos una compu, internet, las fotocopias para estudiar, ir hasta la facultad o el colegio a cursar, etc. Encima si conseguimos laburo es precarizado, mucho esfuerzo y ganamos poco. Con horarios que se nos hace imposible estudiar.

Les estudiantes y les pibes dimos muchas luchas importantes: por el boleto estudiantil, por becas integrales, por comedores para revertir esta situación. Tuvimos triunfos, como también represalias de los gobiernos que no quieren que conquistemos nuestros derechos. Hagamos un poco de historia.

En la década del ‘60 hubo luchas estudiantiles contra la dictadura de Onganía, que intentaba imponer la apertura de universidades privadas y recortes presupuestarios. En el ‘66, sucedió “La noche de los Bastones Largos”, donde la policía irrumpió en cuatro facultades de la UBA (Exactas y Naturales, Arquitectura, Filosofía y Letras e Ingeniería) reprimiendo a estudiantes y docentes. En el 69 fue el Cordobazo, donde obreros y estudiantes salimos juntos a la calle a repudiar a la dictadura.

En 1975 se dió una fuerte lucha por el boleto estudiantil. Les estudiantes habían sido protagonistas de la conquista del boleto educativo contra el gobierno de Isabel Perón. Pero en la noche del 16 de septiembre de 1976 un grupo de estudiantes secundaries fueron secuestrades, torturades y desaparecides en La Plata por la Policía Bonaerense de la mano de Ramón Camps y Etchecolatz. La conocida como “La noche de los lápices”. Año en el que comenzó la dictadura militar genocida de Videla que persiguió a docentes y estudiantes, para amedrentar la camada que había surgido de aquel Cordobazo en 1969.

Les estudiantes y les jóvenes fuimos protagonistas de muchísimas luchas más en los 80, en los 90, en el Argentinazo de 2001. Contra la dictadura genocida, contra la impunidad, contra el ajuste y la privatización de la educación pública. Y tantas otras.

Más cercano en el tiempo, en el 2018, se dió la toma de más de 50 facultades a nivel nacional: una ran rebelión estudiantil que peleó por el aumento de salario docente, más presupuesto, becas y condiciones dignas de cursada. En Córdoba, fueron veintisiete estudiantes procesades por la ocupación pacífica del Pabellón Argentina de la UNC. La causa judicial que inició con el gobierno de Macri, hoy continúa bajo el gobierno de Fernández con la complicidad de las autoridades universitarias, criminalizando a les estudiantes.

A lo largo de la historia, vemos ataques a la educación pública, pero también nuestra resistencia y lucha.

En este marco aparecen sectores reaccionarios como Milei que se dicen defensores de la “libertad”, pero reivindican la dictadura militar y la represión: como sucedió en el ‘66, en el ‘76 o procesando a les estudiantes que luchan en 2018. Piden "bala o cárcel" si peleamos por defender la educación pública o pedimos aumento de salario.

Encima para este 2023, tanto el Frente de Todos como Juntos por el Cambio pactaron un ajuste del 15% en educación. No hay diferencias a la hora de priorizar el pago de la deuda externa y al FMI antes que nuestros derechos.

Nosotres tenemos que seguir organizándonos y luchando. Desde la Juventud de Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad rechazamos el ajuste al servicio del FMI del gobierno nacional de Alberto y Cristina, y denunciamos a las federaciones, centros de estudiantes y a los sindicatos, que están en manos de la Franja Morada (UCR), el kirchnerismo y el peronismo que son cómplices de dejar pasar este brutal ajuste y las persecuciones a nuestres compañeres que luchan.

¡Aumento de presupuesto para educación! ¡Becas integrales! Boleto educativo ya.
Que se abran los archivos de la dictadura.
Absolución a les compañeres de la UNC.

¿Por qué es importante que exista una lista unitaria del Frente de Izquierda-Unidad en la próximas elecciones?

Subí el volumen y escuchá nuestra propuesta

¡Sumate a la campaña unitaria contra las PASO en el FIT-Unidad!

#PASO2023 #elecciones2023 #fitunidad #Izquierda #Unidad #Argentina #Milei #Alberto #CFK #hora2023

Gracias @eiomoldavsky una vez más, te queremos!

 

Escribe Pili Barbas, dirigenta nacional de la Juventud de Izquierda Socialista/FIT Unidad

Comenzando el 2023, el superministro Massa junto al ministro de Educación Perczyk anunció entre bombos y platillos el aumento del 22% en el monto de las becas Progresar.

Este aumento significa que el monto mínimo será de 9000, lo cual es una burla ante la inflación actual, quedando muy por detrás del monto que necesitan miles de pibxs para seguir estudiando. Este anuncio se da la misma semana que aumentó en AMBA el transporte público, lo cual será un golpe directo para la clase trabajadora, y especialmente para la juventud a la cual se le dificultará aún más mantener sus estudios. Recordemos que a mediados del año pasado Massa intentó recortar miles de becas por la “incompatibilidad” con las becas Potenciar Trabajo. Este gobierno no para de tomar medidas de recorte que expulsan de la posibilidad de estudiar a jóvenes en todo el país.

Todo esto está enmarcado en un ataque completo a la educación pública, que tiene su correlato con la votación del presupuesto 2023 que votaron de conjunto tanto el Frente de Todos como Juntos por el Cambio, donde ya se prevé un ajuste del 15%. Sin dudas el plan del gobierno nacional de Alberto Fernandez junto a Massa es priorizar el pago de la deuda externa antes que la educación. Desde la Juventud de Izquierda Socialista rechazamos estas políticas del gobierno nacional, como también denunciamos a las federaciones y centros de estudiantes que están en manos del Franja Morada, el kirchnerismo y el peronismo como cómplices de dejar pasar este brutal ajuste. Sin dudas este año será fundamental la pelea por la exigencia de presupuesto para educación en todos nuestros lugares de estudio, para que ningún pibx se quede sin poder estudiar. Para conseguir becas integrales acordes a la inflación, el boleto educativo a nivel nacional y condiciones dignas de cursada.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

EL FIT-U SE REUNIÓ CON EL EMBAJADOR DE CUBA Y RECLAMÓ LA LIBERTAD DE LAS Y LOS PRESOS POR LAS PROTESTAS DEL 11 DE JULIO DE 2021

EL FIT-U SE REUNIÓ CON EL EMBAJADO…

04 Abr 2024 COMUNICADOS DE PRENSA

Milei y Benegas Lynch contra la educación pública y obligatoria / Ctera debe llamar a parar y marchar el 23 de abril

Milei y Benegas Lynch contra la edu…

10 Abr 2024 El Socialista N° 580

Repudio a la brutal represión de Milei, Patricia Bullrich y Jorge Macri

Repudio a la brutal represión de M…

10 Abr 2024 COMUNICADOS DE PRENSA