Nov 25, 2020 Last Updated 8:03 AM, Nov 25, 2020

Escribe Pablo Montenegro, cuerpo de delegados ferroviario línea Sarmiento

Finalmente, se concretó la caravana convocada por el combativo cuerpo de delegados del ferrocarril Sarmiento, encabezado por Rubén “Pollo” Sobrero. La enorme movilización, que combinó cientos de ferroviarios y ferroviarias que marcharon a pie, en autos y en motos a lo largo de varias cuadras colapsando el centro porteño, tuvo lugar el último viernes 20. La acción en repudio al robo del último trimestre de la paritaria 2019, vencida en marzo de este año, y del mísero 7% a partir de octubre sin retroactivo firmada por la Verde de Sasia, partió desde Plaza Miserere y fue hasta el Ministerio de Transporte, frente a la Casa Rosada.

Se trató de una movilización unitaria que contó con la participación no solo de ferroviarios del Sarmiento. También hubo importantes delegaciones del Mitre, del Roca, del Belgrano Norte y del San Martín, porque la bronca trasciende las diferencias políticas y las diferentes líneas. 

Encabezada por la gran bandera Bordo del Cuerpo de Delegados del Sarmiento, la marcha estuvo, en todo su recorrido, imponiendo fervorosamente el reclamo contra la rebaja salarial de la Verde, acompañada por el repique de bombos y redoblantes y el estallido de pirotecnia, matizados por el colorido de banderas que identificaban a distintas agrupaciones opositoras de diversas líneas y los cánticos contra la rebaja salarial. Los autos llevaban adheridos afiches reclamando el 40%, los retroactivos adeudados y asambleas en todas las líneas para elegir representantes paritarios en cada una de ellas y la exigencia a la directiva de un plan de lucha nacional por estas reivindicaciones. Un pintoresco trencito, repleto de banderas y globos bordó oscuro con la inscripción “7% es rebaja salarial”, daba un toque de color particular.

La caravana y marcha mostraron la bronca y la predisposición a la pelea, tanto de la base ferroviaria como de la conducción democrática y de lucha de la Bordo que se niegan a ser la variable de ajuste, junto con los jubilados y los estatales, de este gobierno peronista. Un antagonismo inmenso con la política de las conducciones burocráticas de la CGT y de las CTA que, en pos de sostener sus privilegios, actúan como contención de la bronca de los trabajadores y garantizan que el ajuste pase en todos los gremios para beneficiar a los empresarios, los banqueros y el FMI.

La marcha concluyó con un acto frente al Ministerio de Transporte en el que hablaron dirigentes y referentes de las distintas líneas (ver discursos https://youtu.be/_uVNvY8Pyqk), que terminó con la exigencia de Sobrero a la conducción de Sasia para que se retire de la mesa de negociación paritaria y convoque a un plan de lucha de todas las líneas del país. También enfatizó en la necesidad de seguir buscando la unidad de acción para pelear por el  salario y llegar a realizar distintas medidas si continúan siendo desoídos los reclamos de la base.

En la recorrida por las calles de la Ciudad de Buenos Aires, desde Once hasta el Ministerio de Transporte, en la Plaza de Mayo, la multitudinaria marcha ferroviaria recibió la simpatía del pueblo trabajador, identificado con el reclamo salarial contra el ajuste del gobierno y la burocracia sindical cómplice. Instalados frente al ministerio, y ante la gran bandera del cuerpo de delegados del Sarmiento, los dirigentes hicieron uso de la palabra. A continuación reproducimos fragmentos de los discursos. 

Mónica Schlotthauer, cuerpo de delegados del Sarmiento y diputada nacional electa Izquierda Socialista, FIT-Unidad

“Estamos acá orgullosos y agradecidos con cada uno de los compañeros que, con mucho esfuerzo y mucho valor, se hicieron presentes para decirle al gobierno que no vamos a aceptar la rebaja salarial que pretenden imponernos. ¡Malditos todos los empresarios que se la llevan en pala, malditos los funcionarios que se guardan en el bolsillo las sobras de esos negociados y maldita la conducción gremial de los cuatro gremios que se agachan a firmar lo que les pide el gobierno, y sin chistar! Acá estamos los que venimos a reclamar el 40%, acá estamos los que pedimos que nos paguen el retroactivo que nos deben desde enero, que se lo tragaron, y acá estamos también, compañeros, los que decimos ¡grande, grande la unidad con los compañeros del San Martín, grande la unidad con el Mitre, grande la unidad con el Roca y el Belgrano! Sigamos construyendo unidad. Pero reclamamos en cada ferrocarril asamblea y plan de lucha nacional, que se retiren de toda negociación hasta que paguen el retroactivo y el 40% que nos robó al salario la inflación”.

“Café” Ruiz Díaz, Comisión de Reclamos del cuerpo de delegados del Sarmiento

“Esto no se para, porque el día 15 la directiva se junta con el gobierno a discutir y, ya que estamos frente al Ministerio de Transporte, les preguntamos ¿no somos esenciales nosotros compañeros? Nosotros en la pandemia pusimos el pecho en el trabajo […] Por eso, compañeros, tenemos que seguir insistiendo, acá no pasa por un cuerpo de delegados, no pasa por un ‘sectorcito’, pasa por la unidad de todos los ferroviarios y decirle de vuelta a Sasia ¡que se levante de la mesa y organice la lucha para recuperar lo perdido!”.

Gloria Luna, lista Bordó del Mitre 

“Hay algo que aprendí en todos estos años de ferroviaria. Y lo que aprendí es que a la burocracia y al gobierno les duele cuando nos ven a todos juntos peleando por el salario. Por eso, esta jornada de hoy es muy importante. Tenemos una burocracia que hace años viene entregando el convenio, el salario y las condiciones laborales”.

Roberto “Quebradora” Gómez, lista Bordó del Belgrano Norte

“Nosotros tenemos que exigir nuestros delegados en la mesa paritaria. No puede estar más un directivo que no sabe de las necesidades, porque ellos no viajan más en tren, ellos viajan en coche. Hoy los delegados viajamos en tren, los que somos delegados de los trabajadores. Hoy en el sindicato el secretariado nacional es empresario y es corrupto”.

Hugo Testa, lista Bordó del Roca

“No es popular darle un 7% de aumento a los estatales, a los enfermeros, al personal de la salud, a los trabajadores, a los ferroviarios. Vinimos acá para torcerle el brazo al gobierno y que destine la plata, no para pagar la deuda externa, sino para pagar el sueldo de los trabajadores, de los jubilados”.

Marcelo Riquelme, agrupación AGV del San Martín

“Tenemos que estar todos juntos para encontrar un equilibrio y enfrentar al aparato. Esta reunión, esta convocatoria, es única, es de ferroviarios. Imagínense una convocatoria así si no estuviera la pandemia, sería más impresionante todavía. Compañeros, vamos por la unidad, bajemos los egos, tengamos humildad y vamos a ser cada vez más fuertes”.

Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general Unión Ferroviaria Haedo

“Quiero decir que lo principal del ferrocarril no son los fierros, ni los rieles, ni los durmientes. Lo principal son los trabajadores ferroviarios, y ahí se muestra claramente cuál es la política del gobierno. Pero no venimos solamente a hablar por nosotros, no nos podemos olvidar de aquellos compañeros ferroviarios que durante años estuvieron trabajando y hoy están jubilados. Esos compañeros que están por debajo de la línea de la pobreza […] hacemos un llamado a reforzar la unidad, hacemos un llamado para encontrarnos nuevamente para organizar la próxima marcha y acciones. Si es necesario, vamos a parar las actividades el día 15 si la burocracia quiere firmar una nueva entrega. Estaremos en las calles, compañeros, felicitaciones a todos, ha sido una jornada de mucho esfuerzo, ha sido una jornada maravillosa y demostramos a todos aquellos que están de rodillas que nuestro gremio tiene dignidad, tiene una base bárbara, y que no nos van a pasar por arriba. ¡Fuerza compañeros, vivan los ferroviarios!”.

Escribe Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys

Las repercusiones sobre los dichos de la ministra Soledad Acuña en relación con querer responsabilizar a la docencia y a nuestra formación por la crisis del sistema educativo, de tratarnos de pobres y fracasados y llamar a las familias a que nos controlen y denuncien, se mantuvieron durante estos días en las noticias. Pero fundamentalmente entre la docencia, que no ha dejado de expresar su repudio e indignación, sumándose a las distintas campañas impulsadas fundamentalmente por Ademys, para que Soledad Acuña se vaya. Generó un rechazo nacional de docentes, sindicatos y personalidades de todo el país.

Nuevamente, y al igual que frente a la implementación de las burbujas para garantizar la presencialidad en las escuelas, Ademys ha sido el sindicato que se ha puesto a la cabeza de la campaña “fuera Acuña”, convocando a la docencia el pasado miércoles a una clase pública en las puertas del Ministerio de Educación y denunciando esta nueva agresión a la docencia. Ayer también participamos de la concentración en la Legislatura convocada por los rectores de los veintinueve institutos de formación docente de la CABA y los estudiantes terciarios, al cumplirse dos años de la sanción de la creación de la Unicaba y el intento de cerrar los profesorados. Justo esta semana Acuña sinceró para qué lo quiso hacer.

Juntos por el Cambio se mantuvo en silencio la primera semana, con la excepción de Patricia Bullrich, quien apoyó a la ministra. Luego se sumó Macri y Larreta respaldó a “quien solo trabaja por más y mejor educación”. Esto demuestra que Acuña expresó de manera cruda cuál es el pensamiento del gobierno en relación con la educación y los trabajadores. El ataque a los institutos de formación docente fue central en el discurso de Acuña, buscando convertir a los docentes en meros transmisores de las políticas oficialistas.

Mientras tanto, la dirección peronista kirchnerista de la UTE salió a rechazar formalmente estas expresiones pero se negó a realizar acciones conjuntas con Ademys para brindarle a la docencia un canal de participación y movilización para concretar la salida de Acuña. La propia Ctera ha sacado un documento donde demuestra que quieren una reacción contenida, que no concluya con la salida de Acuña del ministerio. Es que, en definitiva, muchas de estas políticas de Acuña son sostenidas también en todo el país por el ministro Nicolás Trotta y los gobernadores provinciales en el ajuste educativo, en las condiciones salariales y laborales de la docencia.

Para que se vaya Acuña, como para frenar el ajuste educativo en todo el país, lograr salarios dignos y presupuesto para la escuela pública será necesario mantener la coordinación de los sindicatos y la docencia opositora para la lucha. Que haya plata para educación y no para el FMI y la educación privada.

La Federación de Trabajadores de la Alimentación cerró un acuerdo paritario de 25,5% para los dos cuatrimestres que le faltaban completar. Sumado al 6,5% obtenido anteriormente, la paritaria que va de mayo de 2020 a abril de 2021 redondea 32%, en seis cuotas que se terminan de cobrar en marzo. El acuerdo firmado está varios puntos por debajo de la inflación proyectada para el año, con lo cual perdemos poder adquisitivo y lleva el salario básico inicial a 47.000 pesos, por debajo de la canasta de pobreza, calculada en 50.000. Además es no remunerativo. No aporta el 11% a las jubilaciones ni el 3% al Instituto de Seguridad Social de Jubilados y Pensionados.

Los trabajadores de la alimentación fuimos esenciales durante toda la cuarentena, miles de compañeros se contagiaron de Covid y no cobramos ningún tipo de bono. Esto pese a que las empresas del rubro vendieron lo mismo, y en algunos casos más, que en 2019.

El sindicato tuvo veinticinco reuniones paritarias con las patronales y el Ministerio de Trabajo para llegar al acuerdo, pero la única medida de fuerza que tomó fue una caravana al Obelisco la semana pasada. Frente a esta realidad, en distintos lugares de trabajo los compañeros expresaron su descontento con el acuerdo. Es el caso de los trabajadores de Arcor Córdoba y de Bagley San Luis y Totoral, donde los compañeros se concentraron en las puertas de las fábricas. En el caso de Bagley San Luis, la patronal, como represalia, no dejó a los compañeros del turno noche ingresar en la planta. Llamamos a seguir organizados en los lugares de trabajo dando la pelea por salario y condiciones de trabajo dignas.

Corresponsal

 

 

Escribe Pablo Lopreiato

El pasado 20 de noviembre se firmó un acuerdo salarial entre Foetra, junto a la Mesa de Unidad Sindical, y las tres empresas, Telecom-Cablevisión, Movistar y Claro, en el que se determinó 20% de octubre a febrero en cuatro tramos. Hasta diciembre recibiremos 10 por ciento. El 10% restante en 2021. Desde la Lista Roja venimos planteando la necesidad de un salario acorde a la canasta familiar. La conducción debe convocar a un plenario y discutir un plan de lucha con asambleas en cada edificio y rechazar el pacto social entre el gobierno, la UIA, la CGT y la CTA. Coincidimos, junto con miles de compañeros, que hace falta una nueva conducción sindical que esté al servicio de las necesidades de las/los telefónicas/os. Es por eso que debemos organizarnos para fortalecer un espacio claramente opositor y antiburocrático, tal como lo venimos haciendo desde la Lista Roja en las asambleas, en las caravanas y en acciones a las comerciales como parte de la Granate Blanca.

El 20 también estuvimos en la caravana convocada por la familia de Matías Dimuro al cumplirse casi un mes de la muerte evitable del compañero contratista de la negrera Global Connect, que presta servicio para la multimillonaria Claro, a la que se repudió y escrachó. Nos dirigimos al Ministerio de Trabajo, donde la mamá de Matías logró presentar un petitorio reclamando que se ocupe de lo que le sucedió a su hijo. Fue secundada por una compañera de Izquierda Socialista y un compañero de la Lista Roja.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa