Jun 05, 2020 Last Updated 6:44 PM, Jun 4, 2020

El asesinato policial de George Floyd ha desatado una rebelión popular en todo Estados Unidos contra Trump. Las movilizaciones son ya las manifestaciones de masas más grandes desde las movilizaciones contra la guerra de Vietnam o las marchas antirracistas cuando fue asesinado el gran líder negro Martin Luther King en 1968. Los hechos se combinan con el desastre de la pandemia y de la crisis económica con 42 millones de desocupados.

Escribe Miguel Lamas

Las protestas contra el racismo se extienden hasta en un centenar de ciudades de todo el país, entre ellas algunas tan importantes como Chicago, Las Vegas, Los Ángeles, Detroit, Nueva York, San Francisco o Washington, llegando incluso a las puertas de la Casa Blanca.

Los manifestantes consiguieron romper la valla erigida por la policía frente a la residencia presidencial. Hubo lanzamiento de adoquines, piedras y botellas, y tras once horas de protestas, la policía dispersó a los manifestantes -que amenazan con volver- con gases lacrimógenos. Dentro de la Casa Blanca, Trump tuiteaba: "Estaba dentro, seguí cada movimiento… Si los manifestantes ("grupos organizados") hubieran traspasado la valla les habrían recibido con feroces perros y temibles armas".

Trump escondido bajo la cama… en su búnker

Pero… Trump, con o sin sus “feroces perros”, salió corriendo a meterse en su búnker blindado subterráneo contra bombardeos…, escondido por su custodia, mientras una enorme multitud lo insultaba muy cerca. Después en una teleconferencia insultó a todos los 50 gobernadores de los estados del país: "parecen idiotas" e "imbéciles". Y estalló con mensajes de venganza: "Tenéis que vengaros. Tenéis que dominar. Tenéis que detener a la gente y ponerla a juicio y hacer que vayan a la cárcel durante mucho tiempo". "El mundo", concluyó, "se está riendo de vosotros".

Las furiosas declaraciones de Trump llegan cuando se cumple una semana desde la muerte del afroamericano George Floyd a manos del policía Dereck Chauvin en la ciudad de Minneapolis. En estos siete días, más de 120 ciudades de Estados Unidos han sufrido manifestaciones de masas, saqueos, quemas de patrulleros y comisarías. Centenares de miles de manifestantes, muchos afroamericanos, pero también enorme cantidad de jóvenes hombres y mujeres blancos.

Nadie hace caso al toque de queda

Una de las crónicas destaca que los disturbios crecen a “ambos lados del país como Oakland (California) y Atlanta (Georgia)”. Pero también en Nueva York, Washington, Detroit, Houston y Charlotte.

De nada sirvió en Minneapolis el toque de queda decretado por el gobernador del Estado, Tim Walz, que comenzó a las 20:00 horas del viernes por la noche y que, presumiblemente, duraba hasta las 6:00 de la mañana.

La imagen de control y blindaje de las calles que las autoridades habían mostrado a lo largo del día se desmoronó en minutos. La protesta se trasladó a otra comisaría cercana, creció en número, y todo empezó de nuevo.

Empezaron los destrozos, los saqueos y los incendios. Con la comisaría rodeada por la protesta y los policías encerrados en sus dominios incapaces de hacer cumplir el toque de queda.

El gobernador anunció el sábado la movilización de la Guardia Nacional estatal, una decisión sin precedentes en los 164 años de historia de este cuerpo en el estado.

Policías y grandes celebridades se suman a la protesta

En muchos distritos se incorporaron policías a las marchas de protesta. Las escenas de alto impacto visual se replicaron en estados como Nueva York, Nueva Jersey, Florida, y en ciudades como Washington y Des Moines, con policías arrodillados y algunos oficiales levantando un puño frente a los manifestantes en contra del racismo.

El legendario ex jugador de la NBA Michael Jordan, el seis veces campeón del mundo de Fórmula 1 Lewis Hamilton,  el futbolista francés del Paris Saint-Germain, Kylian Mbappé. se han sumado a la creciente lista de deportistas de todo el mundo que han denunciado la muerte por asfixia de George Floyd. También celebridades del espectáculo como Madonna que publicó un video en solidaridad con las protestas.

¿Se generaliza la rebelión social?

Este movimiento alcanzó tal amplitud porque se combina con la profunda crisis económica. El PBI de Estados Unidos cayó 11% en el trimestre, y hay 42 millones de trabajadores despedidos. El coronavirus afecta mayoritariamente a los pobres, latinos y negros. Esto en el contexto de una salud pública casi inexistente, que no atiende a millones de personas.

Por eso esta indignación contra el gobierno de Trump, es algo más generalizado que solo la lucha antirracista, aunque esto no sea un tema menor. Hoy es una lucha que plantea otros temas de fondo como el empleo y la salud pública.

Crecen las expresiones de repudio mundial al crimen de George Floyd y al accionar racista de Trump. Desde la UIT-CI, como socialistas e internacionalistas, nos sumamos a ese movimiento mundial de apoyo a la rebelión popular antirracista, exigiendo justicia para George Floyd y cárcel a sus asesinos; basta de represión y toque de queda; fuera la Guardia nacional y los soldados de las calles de Estados Unidos; libertad a todos los detenidos de las protestas. Hay que derrotar al gobierno de Trump y toda su política reaccionaria, racista e imperialista.

Están despertando, por la crisis brutal, los trabajadores y la juventud de Estados Unidos. Esto tiene importancia mundial, porque ocurre en el mayor país del capitalismo, en el propio imperialismo yanqui. Y ayudará enormemente a las trabajadoras y trabajadores que luchan en todo el mundo por terminar con este sistema capitalista-imperialista que nos lleva al desastre de salud, económico, ecológico y social.

El crimen de George Floyd tuvo impacto mundial. Referentes de la cultura implementaron en las redes sociales el Blackout Tuesday, el apagón de las redes sociales contra los crímenes racistas. Los deportistas no fueron la excepción. El martes 2 de junio Lionel Messi publicó una foto con la pantalla en negro y utilizó los hashtags #BLM y #blackouttuesday. El primero es la abreviatura de Black Lives Matter, en español “las vidas negras importan”.

Otros grandes deportistas participaron en esta causa: Kylian Mbappé, Neymar, Stephen Curry, de la NBA, Usain Bolt ex atleta jamaiquino, Michael Phelps, nadador norteamericano y el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos, y el campeón mundial de box Floyd Mayweather, entre otros.

Gregg Popovich, ex entrenador de los Spurs y del seleccionado de básquet de Estados Unidos, se desató contra Donald Trump: “cobarde”, “idiota trastornado” y “sin cerebro”. El ex Chicago Bulls y actual entrenador de los Warriors, Steve Kerr, publicó en su cuenta de Twitter: “Esto es un asesinato. Asqueroso. En serio, ¿qué demonios pasa con nosotros? El mítico Kareem Abdul-Jabbar, máximo anotador en la historia de la NBA y poseedor de seis anillos de campeón, publicó este domingo una durísima columna en el diario Los Ángeles Times donde denunció el “racismo institucional”.

En la goleada 4-1 del Borussia Möenchengladbach sobre el Union Berlín, el futbolista ítalo-francés Marcus Thuram festejó uno de sus dos goles hincando su rodilla en el suelo. La imagen se viralizó en segundos y la propia cuenta oficial de Twitter del club la publicó con el título “No necesita explicación”. Mientras que Jadon Sancho pidió justicia en uno de sus festejos de los tres tantos que anotó en la goleada del Borussia Dortmund ante el Paderborn con una remera que decía “justicia por George Floyd”. El equipo de fútbol inglés Liverpool también se sumó al repudio.

Celebridades de la cultura son parte del repudio, la cantante Beyoncé destacó que no se debe “normalizar este dolor”. “Todos hemos visto su asesinato a plena luz del día”, dijo la estadounidense en la red social Instagram. Madonna también lanzó un mensaje de apoyo a la familia de Floyd y a los miles de estadounidenses que se han lanzado a las calles a protestar por su muerte. “La gente está marchando por todo Estados Unidos protestando por el brutal asesinato de George Floyd y tantos otros. Y tenemos el derecho de hacerlo como estadounidenses”, dijo la neoyorquina.

La joven cantante Billie Eilish también se sumó: “Sí todas las vidas importan, ¿por qué matan a los negros por ser negros? ¿Por qué son perseguidos los inmigrantes? ¿Por qué se les da a los blancos oportunidades que no tienen las personas de otras razas?”.

La lista la completan, entre otros, la presentadora y actriz Oprah, la actriz Mia Farrow, el popular cómico sudafricano Trevor Noah, Cardi B, Ariana Grande, John Boyega, Justin Bieber, Demi Lovato, Jamie Foxx, Viola Davis, Lupita Nyong’o, Ava DuVernay y Janelle Monáe.

 

 

Desde Izquierda Socialista, como parte de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores - Cuarta Internacional, somos parte de la campaña internacional en pedido de justicia para George Floyd, recientemente asesinado por la policía de Minnesota en Minneapolis, Estados Unidos.

¡Sumá tu adhesión!

Ver las fotos de la campaña

www.uit-ci.org

Instagram: @uit_ci

Facebook: Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores

Twitter: UitCi

Ver la declaración de la UIT-CI



Estado Español, Galicia. Obreros cortan autopista contra despidos

Miles de personas, entre ellas una multitud de obreros de Alcoa (multinacional del aluminio), han protagonizado este domingo una protesta, con corte en la Autovía (autopista) del Cantábrico, A-8, a la altura de Ribadeo, Lugo, como muestra de su rechazo al anuncio de la multinacional de despedir a 534 trabajadores, alegando una situación “insostenible”. 

“Ha sido una protesta sorpresa. La gente se está empezando a calentar”, indicó el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan. También hubo en esta jornada quema de neumáticos.


Brasil. ¡Hasta las hinchadas de fútbol! ¡Fuera Bolsonaro!

Pese a los más de quinientos mil contagios y 28.000 muertos por coronavirus –aunque se supone que las cifras reales son superiores–, Bolsonaro ha negado la gravedad de la pandemia y ahora está impulsando manifestaciones contra los gobernadores que ordenaron la cuarentena, hace trabajar a la mayor parte del país e incluso ordenó el reinicio del fútbol. Para mayor indignación del pueblo trabajador, que ve esto como una política criminal, Bolsonaro y su familia están siendo investigados por la policía federal y por la Justicia por hechos de corrupción. 

Tampoco se tomaron medidas efectivas para fortalecer el sistema de salud pública. 

El domingo 31, integrantes de hinchadas organizadas de algunos clubes de fútbol –Corinthians y Palmeiras, entre otros–, muchos vestidos de negro y con mascarillas, marcharon en San Pablo contra el autoritarismo de Bolsonaro. También hubo manifestaciones en Río de Janeiro y otras ciudades. La CST/PSOL, sección brasileña de la UIT-CI, participó y llamó a organizar el próximo domingo una gran jornada de lucha contra Bolsonaro, con las hinchadas de fútbol, con apoyo de trabajadores de la salud que también están haciendo movilizaciones por su seguridad y derechos, e invitó a las organizaciones de izquierda y centrales sindicales a marchar para exigir una cuarentena sin hambre, con salarios, una renta básica para los que no tienen empleo y equipamiento para los hospitales.


Mundo y capitalismo:  Covid-19 y aumento del hambre

Un artículo del diario yanqui The Washington Post indica que el hambre en el mundo podría matar muchísimo más que el coronavirus. Según informes de la ONU, 265 millones más de habitantes, que no tendrían qué comer, morirían de hambre si no reciben ayuda. Agregamos nosotros que esto es por la caída de sus precarias economías saqueadas por el imperialismo año a año en centenares de miles de millones de dólares en riquezas naturales y producto del trabajo. 

Mark Lowcock, secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, afirmó que: “A diferencia del Covid-19, ya existe una cura para esta crisis, alimentos… pero el problema no es la escasez de alimentos, sino el dinero en las manos de las personas para comprarlos”.

Se calcula que evitar una hambruna catastrófica costará 90.000 millones de dólares. Esto es el 1% del dinero que los países ricos han asignado para “fortalecer sus economías” (es decir, para darle a las multinacionales y los banqueros). También es un 5% de lo que se gasta en armas en el mundo. Y una fracción menor de lo que los países semicoloniales, donde está la mayoría de los que sufren hambre, pagan de deuda externa.

Sin embargo, dice Lowcock, “lamentablemente solo han recaudado alrededor de 1.000 millones de dólares (¡poco más del 1% de lo que haría falta, según la ONU!). De ese monto, los Estados Unidos han contribuido con 164 millones de dólares, siendo así solo el segundo mayor contribuyente, después de Alemania”. 

¡Es decir una limosna, una pequeñísima fracción de las inmensas riquezas que succionan de los países semicoloniales con deudas fraudulentas y la extracción de recursos! ¡Es evidente que el no pago de la deuda a estos chupasangres imperialistas es un acto de elemental justicia! 


Estado Español. Entrevista a dirigente de la huelga de Nissan de Barcelona 

https://www.facebook.com/914017598631031/posts/3255320127834088/ 

 

Campaña internacional: Justicia para George Floyd y cárcel a sus asesinos

Compartimos las imagenes de esta campaña que impulsamos desde la UIT-CI, en pedido de justicia para George Floyd, recientemente asesinado por la policia de Minnesota en Minneapolis, Estados Unidos. Suma tu adhesión!

Argentina

 

Brasil

 

Venezuela

 

 

Panamá

 

 

Chile

Estado Español

 

Bolivia

Estados Unidos

México

Turquía

República Dominicana

Solidaridad desde Palestina

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa