Feb 27, 2024 Last Updated 10:28 PM, Feb 26, 2024

El dato es devastador. Según el Observatorio de la UCA el 57,4% de la población es pobre en el país que produce alimentos para 400 millones de personas. Del 45% de pobreza que dejó el gobierno peronista anterior se pasó en solo dos meses con Milei a tener 27 millones de pobres de los cuales 7 millones son indigentes. Milei dijo que el dato “es un dibujo” y culpa de ello al “modelo de la casta” y a “la destrucción de los últimos cien años”. Sin embargo, prometió que iba a gobernar para que Argentina “no se transforme en una villa miseria”, con los deplorables resultados a la vista.

La pobreza es la consecuencia lógica de años de ajuste de gobiernos radicales, peronistas y del PRO que ahora crece con Milei tras la aplicación de un brutal ajuste ultraderechista. Un enorme ataque antiobrero y antipopular centralmente con el hundimiento de salarios y jubilaciones. “Vinimos a cambiar el país, la motosierra y la licuadora no se negocian”, dijo Milei. Pero como alertamos en la campaña electoral, la motosierra de Milei es contra el pueblo trabajador, la clase media y los pequeños comerciantes.

“Esta vez el esfuerzo va a valer la pena”, dijo el ministro de economía Luis Caputo, intentando hacer creer que al final del túnel puede haber algo de luz. Macri decía lo mismo y nos llevó a otro desastre.

El gobierno viene de sufrir un duro revés al caer la llamada “Ley Ómnibus”. Pese a que había acordado con el PRO, la UCR, los gobernadores, el espacio Federal de Pichietto y Carrió y sectores del peronismo, el gobierno tuvo que retirarla. El repudio al ajuste de los trabajadores con la huelga general del 24 de enero y las enormes manifestaciones en todo el país con cacerolazos y asambleas vecinales, sectores de la cultura, sindicatos combativos, piqueteros, la izquierda y otros, golpearon a la “oposición dialoguista”. Sobre todo, a los gobernadores, que vieron lo que se les podía venir en sus provincias si la avalaban un cien por ciento. Por eso reclamaron que parte del millonario “impuesto país” fuera coparticipable, entre otros puntos, para poder afrontar los reclamos salariales y sociales. El gobierno, con su inoperancia política denunciada hasta por sus políticos amigos, quiso seguir las negociaciones fuera del recinto y la volvió a comisión. La ley cayó y el gobierno quedó muy debilitado. Para disimular, Milei dijo que fue a propósito “para desnudar a los que defienden la casta” y salió a insultar a los gobernadores y a todos los “aliados”, hasta López Murphy que estaba de acuerdo con toda la ley. Ahora denunció al Congreso como una “cueva de ratas” y salió a difamar a Lali Espósito, como parte de su ataque y recortes a la cultura, siendo repudiado por millones. Por todo esto los analistas políticos empiezan a dudar de la “capacidad” de Milei para hacer alianzas y seguir con su plan motosierra sin poner en riesgo la estabilidad política.  

Milei, aun golpeado, quiere seguir ajustando a través de decretos antidemocráticos. El vocero presidencial Adorni se preguntó “por qué tanta saña con un gobierno que tiene pocas semanas”. Pero los datos de más inflación y pobreza son la explicación. Ya se escucha decir “para esto no lo votamos” y varias encuestas revelan la caída de su popularidad, que en 21 de los 24 municipios del Conurbano ya tiene más rechazos que apoyos.

El paro general arrancado a la CGT el 24 de enero con movilizaciones multitudinarias fue una fuerte muestra de voluntad de lucha del pueblo trabajador. La caída de la Ley Ómnibus tonificó la pelea. Siguen las acciones y movilizaciones vecinales, populares y de piqueteros y van creciendo las luchas de los trabajadores. La marcha y toma del Conicet, las asambleas de estatales contra los despidos, la convocatoria a un paro nacional de ATE. Los bancarios hacen grandes asambleas en defensa del Banco Nación. Las y los ferroviarios del Sarmiento luchan contra la privatización del ferrocarril protagonizando el Tren de la Resistencia junto a las asambleas del Oeste. El paro nacional de La Fraternidad. Los paros de Sanidad y ahora de Ctera y otros gremios docentes que se suman a los paros docentes en CABA y varias provincias. Habrá un importante acto el 1 de marzo de la coordinación de los sectores en lucha. Se viene una gran movilización del movimiento de mujeres y disidencias con una acción unitaria convocada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y el Ni Una Menos para el próximo 8M, día internacional de las mujeres trabajadoras. Y se avecina el primer 24 de marzo con un gobierno ultraderechista que reivindica la dictadura, el cual será masivo.
 
Héctor Daer de la CGT reconoce que “alrededor de un 30% de las actividades han recompuesto los salarios y ninguna de manera satisfactoria, por lo que se viene un grado de conflictividad importante”. Pero la CGT se niega a ponerle fecha a un nuevo paro general. Hay que seguir exigiendo a la CGT y CTA que lo hagan como parte de un plan de lucha nacional. Redoblando la pelea, impulsando la coordinación de todos los sectores, apoyando los reclamos en curso. Es lo que venimos haciendo y sosteniendo desde Izquierda Socialista con el sindicalismo combativo, la izquierda y todos los sectores que quieren derrotar el plan de Milei. Sectores que hicimos punta aquel 20 de diciembre ganando la Plaza de Mayo contra el protocolo represivo, los cacerolazos, luego el paro del 24 y la resistencia frente al Congreso contra la feroz represión de Bullrich.

Se demostró que se pueden frenar las medidas del gobierno. Hay que avanzar impulsando una Coordinación Nacional de todos los sectores en lucha, por la caída del plan Milei. Y por un plan económico alternativo obrero y popular, para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores. Exigiendo un inmediato aumento de salarios y jubilaciones que igualen a la canasta familiar. Dejando de pagar la deuda externa al FMI e imponiendo fuertes impuestos a los grandes empresarios, bancos y multinacionales. Fortaleciendo para todo ello al Frente de Izquierda Unidad. 
 

Foto de portada: Gustavo Weiss (Camarco), Javier Bolzico (Adeba), Daniel Funes de Rioja (UIA), Mario Grinman (CAC), Marcos Pereda (Cicyp), Javier Milei.
Algunos de los que ganan con el gobierno de Milei


Escribe José Castillo

En dos meses de su plan “motosierra” y “licuadora” el conjunto del pueblo trabajador ha visto pulverizados sus ingresos y vive un auténtico drama. Pero del otro lado, están los privilegiados, los que gracias a Milei y sus políticas están ganando miles de millones.

Milei ganó las elecciones afirmando que la crisis la iba a pagar “la casta y no el pueblo”. Así convenció a un sector del pueblo trabajador que, harto del ajuste y el doble discurso del anterior gobierno de Alberto, Massa y Cristina, confió equivocadamente en La Libertad Avanza y le dio el voto. Pasaron dos meses, con salarios y jubilaciones pulverizados y crecimiento exponencial de la pobreza y la indigencia.  Pero no es cierto que todos pierdan. Por el contrario, hay una extensa lista de “privilegiados” que están ganando más que nunca.

La devaluación y la “libertad de precios”

El ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, arrancó decretando una feroz devaluación del 118%. Esto significó un enorme traspaso, de miles de millones de dólares, a los monopolios agroexportadores (Cargill, Dreyfuss, ADM, Cofco, Aceitera General Deheza, Viterra, Bunge) y a las transnacionales del gas y el petróleo (Tecpetrol del Grupo Techint-, Panamerican Energy -Bulgheroni-, la francesa Total, la yanqui Chevrón, entre otras).

El gobierno de Milei eliminó todos los controles y precios máximos. Automáticamente, las empresas de consumo masivo pasaron a una furiosa remarcación. Los márgenes de ganancia de Arcor, Molinos, Coca Cola, Pepsico, Quilmes, Procter&Gamble, Unilever, Ledesma, Natura, Nestlé, Danone, Mastellone, Johnson&Johnson y Kimberly Clark, crecieron astronómicamente.

La “desregulación” para los grupos concentrados

Milei dice que el DNU y la Ley Ómnibus eliminarán centenares de regulaciones “obsoletas” y que tiene como objetivo “hacerle la vida más fácil a los argentinos”.¡Mentira!
La liberación de precios regulados dio lugar a aumentos desaforados de las empresas de medicina prepaga, lideradas por OSDE y Swiss Medical. El líder de la cámara que las agrupa y dueño de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, sigue anunciado descaradamente nuevos aumentos, a la vez que, asociado con OSDE, tomó el control de la Superintendencia de Servicios de Salud (el lobo cuidando a las ovejas).

Los banqueros también tuvieron su parte. Se les liberó de todos los controles, lo que significa millones de dólares a favor de Brito (Macro), Escasany (Galicia) y de los extranjeros Santander, BBVA, HSBC o ICBC.

Tanto el DNU como la fallida Ley Ómnibus están llenas de capítulos escritos “con nombre y apellido”. Todo apunta a favorecer a patronales monopólicas, nacionales y extranjeras, favoreciendo la concentración económica y las ganancias de estos grupos, que aparecen cruzados entre ellos en los sectores donde realizan sus mega-negocios. Así, aparece repetidamente Eduardo Elzstain, dueño no sólo de grandes emprendimientos inmobiliarios y shoppings con el grupo IRSA, sino que también gana por el lado financiero (es presidente del Banco Hipotecario). Además, con la eliminación de la ley de Tierras, será gran beneficiario a través de Cresud, otra de sus empresas que ya acumula 27 campos y casi 900.000 hectáreas.

Una parte muy importante del ajuste de Milei es la suba de las tarifas de energía. Ahí hay un gran ganador, Marcelo Midlin, del grupo Pampa Energía, dueño de Edenor y Transener y accionista mayoritario de Transportadora de Gas del Sur. También gana el empresario peronista José Luis Manzano, con participación en Edenor; Jorge Brito, que no se limita sólo al negocio bancario sino que además es uno de los dueños de Camuzzi Gas Pampeano y Paolo Rocca, con Techint, que también es socio de Transportadora de Gas del Norte junto con Eduardo Eurnekián, el dueño de los aeropuertos y ex jefe de Milei. Techint recibió además un beneficio extra, la presidencia nada menos que de YPF. A todo este listado tendríamos que agregar a Marcos Galperín, beneficiario de todo tipo de privilegios para Mercado Libre.

El listado de ganadores de la política de Milei no podría concluir sin mencionar a los ganadores de siempre: el FMI y los pulpos acreedores, que ya cobraron más de 4.000 millones de dólares sólo en estos dos meses.

¡Plata hay!

Milei proclamó el slogan “no hay plata”. ¡Por supuesto que hay plata! El problema es quién se la lleva. El FMI, demás usureros, banqueros y grandes capitalistas, hambreando al pueblo trabajador. Desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda Unidad decimos que hay que hacer a la inversa. Imponer un plan económico alternativo que comience por no pagar más la deuda externa, romper con el FMI y ponerles grandes impuestos a estas patronales, para así empezar a resolver las más urgentes necesidades populares.

Misceláneas

Escribe Atilio Salusso

Me confundí
Esto dijo Oscar Zago, presidente del bloque de Diputados de la Libertad Avanza (LLA). Se refería al papelón legislativo que protagonizó al no tener idea del reglamento de la Cámara. Pidió la vuelta a comisión de la Ley Omnibus en vez de un cuarto intermedio, lo que obligó a que volviera a fojas cero. Igual la ley ya estaba muerta. Otro papelón lo protagonizó Milei diciendo que la derrota parlamentaria había sido “un triunfo rotundo” porque había desenmascarado a la casta. Sin embargo, después de caída la ley, llamó “traidores, delincuentes, ladrones, estafadores, corruptos, parásitos, mugre de la política” a quienes votaron en contra.

Palito le canta al genocida
El genocida Jorge Antonio Olivera tiene tres condenas a cadena perpetua, se fugó dos veces y falsificó certificados para romper la prisión domiciliaria. Beneficio que le dio la justicia por edad avanzada (“cuestiones humanitarias”). Por estos días festejó las “bodas de oro” con un show de humor, la presencia de Cecilia Pando y la actuación de Palito Ortega, quien abrazó al genocida e invitó a subir al escenario junto a su esposa. Palito fue gobernador de Tucumán, Senador Nacional y candidato a vicepresidente en la fórmula con Eduardo Duhalde.

Mosquitos
La ola de mosquitos se suma al malestar popular por la malaria cotidiana. Encima durará 20 días más. Nubes del denominado “mosquito inundación” pululan por CABA y Buenos Aires. Eventos extremos como las grandes lluvias, propias del cambio climático, llevan a ello. Y quienes siempre aprovechan para ganar sea como sea son las multinacionales. Miles apelan a “bañarse” con repelente. Pasa que el precio del líquido salvador en manos de la multinacional yanqui SC Jonhson (repelente Off y Raid) subieron un 170%. El Off, por ejemplo, en comercios barriales supera los $6.000.  

Diputada Prosionista
“Tengo ganas de empezar colecta para que vayan a Gaza todos los que son parte de murgas, colectivos GLTBI y agrupaciones de izquierda de FSOC y Puán y flamean banderas palestinas. Juntarles guita no solo para el pasaje, también para la estadía. Así van y la viven y nos cuentan cuando vuelven cómo les fue siendo quienes son acá, en Argentina, disfrutando de los derechos humanos y la sociedad plural y liberal en la que vivimos”. Esto escribió en X (ex Twitter) la diputada nacional Sabrina Ajnecht (PRO), presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión.


Escribe José Castillo

Con casi un 50% de inflación en apenas dos meses, queda claro que Milei eligió a la clase trabajadora para hacerle pagar el brutal ajuste. Es más urgente que nunca un aumento de emergencia para no seguir cayendo en la pobreza y la indigencia.

Milei, quien se presentaba como “el experto” que iba a frenar la inflación, hizo exactamente lo contrario. La Argentina tiene hoy la inflación más alta del mundo. Los números son aterradores. 25,5% en diciembre y 20,6% en enero, lo que da una interanual para todo 2024 arriba del 250% ¡Y encima el gobierno sale a festejar estos números! (llegó a decir que “había que llevar en andas” al ministro Caputo).

¿Qué significan estos números? Que las y los trabajadores perdieron en promedio el 15% de su poder adquisitivo sólo en el mes de diciembre. Según un estudio del economista Lavih Abraham, en diciembre los trabajadores registrados del sector privado perdieron el 11 por ciento de sus salarios, los no registrados el 14 por ciento y los estatales el 16 por ciento. Se calcula que en enero hubo otro retroceso, en promedio del 10 por ciento. En concreto, afirma Abraham, las y los asalariados perdieron de conjunto un billón de pesos, ese fue su “aporte” al ajuste.

La situación es dramática. Según el informe que publican mensualmente las y los trabajadores y técnicos de ATE Indec, una familia tipo necesita para subsistir la suma de 931.323 pesos. Pero el salario promedio en blanco, según el indicador oficial RIPTE, está en 375.973 pesos, claramente por debajo de la línea de pobreza que alcanzó los 595.000 pesos. Y todos estos números son sabiendo que la suba de precios continúa en febrero, donde se destacan los aumentos del transporte y ya están llegando las primeras boletas de la luz con incrementos incluso superiores a los anunciados por el gobierno. Sin contar la suba de la canasta escolar.

Mientras tanto, el gobierno decreta un salario mínimo, vital y móvil para febrero (o sea a cobrar en marzo) de 180.000 pesos y para marzo (a cobrar en abril de 202.800), ambas cifras por debajo de la canasta de indigencia que el último registro daba que alcanzó los 285.000 pesos. Una auténtica vergüenza.

Las jubiladas y jubilados pagan con su hambre el ajuste

Las jubilaciones, por su parte, llevan también una poda del 20% en la mínima y más del 37% en el resto (que ni siquiera percibe el bono de 55.000 pesos). Según la Defensoría de la Tercera Edad, la canasta de él y la jubilada ya está en más de 500.000 pesos. Para comparar, digamos que seis millones de jubiladas y jubilados perciben menos de 200.000 pesos (el 86% del total).
En concreto, sobre un total de dos billones de pesos de superávit primario (el número del que se jactan el ministro Caputo y el presidente Milei), las jubilaciones aportaron un recorte de 890.000 millones de pesos (casi la mitad).

El gobierno se jacta de haber logrado un “déficit cero” en el mes de enero. Pero la realidad es que lo logró hambreando a los jubilados, congelando los sueldos estatales y planes sociales, eliminando el envío de alimentos a los comedores populares y reduciendo prácticamente a cero las transferencias a las provincias. Esto último significa que todas las obras públicas están paralizadas (lo que anticipa una ola de miles de despidos en la construcción), y un ajuste nunca visto sobre la educación y la salud pública (hasta se ha llegado a paralizar la entrega de medicamentos oncológicos). A esto hay que sumarle los tarifazos en el transporte (tanto en el AMBA como en el interior del país). 

Basta de inflación, aumento de salarios

Se necesita de manera urgente un aumento de salarios y jubilaciones de emergencia. En el caso de los salarios, para que nadie gane menos que el valor de la canasta familiar y, con la velocidad de la inflación imperante, que esos incrementos se actualicen mensualmente según la suba del costo de vida. Del mismo modo, hay que aumentar las jubilaciones para que la mínima alcance al menos el valor de la canasta de la Tercera Edad.

Hay que terminar con la carestía, con los abusos y remarcaciones de precios. Es necesario poner precios máximos a todos los productos de la canasta familiar y establecer un estricto control para que se cumpla, aplicando para ello las sanciones que prevé la Ley de Abastecimiento (multas, clausuras y hasta expropiación).

Tenemos que enfrentar el ajustazo de Milei. Por eso debemos exigir a la CGT y las CTA que lancen un nuevo paro general, acompañado por un plan de lucha que logre frenar la “motosierra” y la “licuadora” que este gobierno hambreador y antiobrero tienen encendida apuntando contra el pueblo trabajador. 

Escribe Adolfo Santos

Nunca antes habíamos asistido a un ajuste tan rápido y brutal como el que está llevando a cabo el gobierno ultraderechista de Milei al servicio de los grandes empresarios y el FMI. En poco más de dos meses viene licuando con saña los salarios, jubilaciones y planes sociales, produciendo un aumento exponencial de la pobreza y la indigencia.

La CGT y CTA ante el gran ajuste, el crecimiento del malhumor social y la exigencia de paro y plan de lucha del sindicalismo combativo, cacerolazos y asambleas populares se vieron obligadas a convocar un paro general con movilización el 24 de enero. Fue una exitosa medida que, junto a las movilizaciones posteriores, resultó uno de los elementos decisivos para derrotar la pretensiosa Ley Ómnibus del gobierno.

Sin embargo, después de esa importante medida de fuerza que demostró una clara voluntad de lucha de la clase trabajadora y de sectores populares, las direcciones sindicales burocráticas no estuvieron en las movilizaciones frente al Congreso reprimidas por Bullrich repudiando la ley, volviendo a la inmovilidad, limitándose a declaraciones. “El gobierno está generando todas las condiciones para una nueva medida”, dijo Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la CGT. En el mismo sentido se expresó Pablo Moyano: “No vamos a poner fecha todavía, pero se está discutiendo el paro general”.  

Mientras tanto, el gobierno no saca el pie del acelerador aplicando medidas contra la clase trabajadora, las y los jubilados y demás sectores populares. Es lo que acaba de suceder en el Consejo Nacional de Salarios (CNS). Reunido el 15 de febrero, la CGT solicitó un aumento del 85% sobre los 156 mil pesos fijados en diciembre, los empresarios lo rechazaron y el gobierno decidió que el nuevo salario mínimo vital y móvil irá a 180 mil en febrero y 202 mil en marzo. Con eso, el deterioro del SMVM será de más del 20% en tan solo tres meses. Hasta el propio Daer convocó a un paro en Sanidad para este jueves 22 y la Fraternidad a un paro de trenes.

No es tiempo de titubeos ni medias tintas. Desde Izquierda Socialista en el FITU junto al sindicalismo combativo exigimos a la CGT y CTA que le den continuidad al paro del 24 con un nuevo paro general y un plan de lucha con movilización para derrotar el plan de ajuste de Milei y el FMI. Esencialmente por un inmediato aumento de emergencia de salarios y jubilaciones igual a la canasta familiar y contra los despidos, por comida y ayuda social para los desocupados. Para impulsar estas medidas llamamos a realizar asambleas en los lugares de trabajo y a profundizar todas las formas de coordinación de la protesta social que se vienen dando: asambleas barriales, culturales, del movimiento ambiental, de mujeres, con cacerolazos y otras formas organizativas que surjan.


Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

20,6 % inflación enero / La motosierra “avanza” contra el pueblo trabajador

20,6 % inflación enero / La motosi…

14 Feb 2024 COMUNICADOS DE PRENSA

Quiénes ganan y quiénes pierden con Milei

Quiénes ganan y quiénes pierden c…

21 Feb 2024 El Socialista N° 577

Jueves 15 de febrero, FFCC Sarmiento  Pollo Sobrero: “Invitamos a sumarse al Tren de la Resistencia”

Jueves 15 de febrero, FFCC Sarmient…

14 Feb 2024 COMUNICADOS DE PRENSA

¡Pararle la mano al ajustazo de Milei!

¡Pararle la mano al ajustazo de Mi…

21 Feb 2024 El Socialista N° 577