Sep 28, 2020 Last Updated 2:32 PM, Sep 27, 2020

Esta semana recibimos un golpe muy duro. Izquierda Socialista en el FIT Unidad ha perdido a cuatro valiosos militantes. Fallecieron Javier “Joto” Ávila, Iván Ávila, Jorge Alvareda y Camila Rodríguez. Los dos primeros, como consecuencia del Covid19. Algunos de larga militancia en las filas de nuestro partido -desde el PST de los años 70 y de las últimas décadas-, otres, como Camila, quien pertenecía a Isadora y había ingresado el año pasado a Izquierda Socialista. Los unía la lucha por un mundo mejor y la pertenencia a un partido revolucionario y una organización Internacional, la UIT-CI. Todos imprescindibles, por ser parte de las luchas obreras, populares y de las mujeres, y por luchar por un gobierno de los trabajadores y el socialismo.

A todos ellos se les ha rendido y rendirán sus merecidos homenajes, ante su familia, compañeros de trabajo, estudio y militancia, en las redes sociales y reuniones partidarias. En esta pequeña nota de despedida queremos manifestar nuestro dolor y solidaridad en nombre de la Dirección Nacional de Izquierda Socialista a los familiares de estos queridos compañeros/a y a quienes compartieron el día a día de su militancia cotidiana, y a las Regionales Sur y Oeste de nuestro partido a las cuales pertenecían. Nos comprometemos a continuar la lucha por una Argentina y un mundo socialistas, lucha que era también la de ellos.

Desde distintas organizaciones de nuestro país y otras partes del mundo hemos recibido los primeros mensajes de solidaridad, las cuales agradecemos enormemente, incluso reflejándolos en sus propias páginas web. Entre ellas, la de dirigentes y agrupaciones sindicales combativas, del Plenario del Sindicalismo Combativo y partidos políticos (del Frente de Izquierda Unidad -PTS y La Izquierda Diario, PO, MST-, de Convergencia Socialista, Opinión Socialista, MTR) y las de nuestros partidos hermanos de la UIT-CI (PSL-Venezuela; IDP-Turquía, CST-Psol-Brasil; LI-Estado Español; UNIOS-Perú; Propuesta Socialista-Panamá, entre otros) y del MAS de Portugal.

Joto, Iván, Jorge, Camila… ¡Presentes! ¡Hasta el socialismo siempre!
Izquierda Socialista, 26 de septiembre de 2020

Hoy tristemente despedimos a nuestro compañero Joto. Mientras se nos cierra el pecho de angustia lo recordamos entrando en los años 70 a las filas del PST, del trotskismo morenista. Militó incasablemente en la construcción de nuestro partido en el MAS de los 80, el MST e Izquierda Socialista hasta sus últimos días.

Joto fue obrero de múltiples fábricas textiles, metalúrgicas y también de la UOCRA, junto a su hermano Iván. Estudió y se transformó en docente de escuelas secundarias y CENS. Caminó el barrio con megáfono en mano, gritando por los pibes de la Masacre de Budge. En los 90 la policía se lo llevó esposado de Camino Negro cuando era parte de un corte, junto a toda la técnica 8 y el Negro Toba, en rechazo a la transferencia de las escuelas nacionales a provincia.

Fue parte de la Directiva, entre 2003 y 2006, y Congresal de Suteba Lomas de Zamora Multicolor, peleando contra la burocracia de Baradel y Yasky. Como docente fue un ejemplo, solidario con los pibes y los compañeros en las escuelas medias 9, 26, 24 y en la técnica 8. Toda la docencia lomense lo recuerda organizando sus muestras fotográficas sobre la Historia de Budge. Fanático de la astronomía y de la política.

Esencialmente fue un gran compañero, esposo y padre de cinco hijos. Lo recordamos así, con esa rabia que ponía en su discurso que era coherente con sus actos. Poniéndole el cuerpo a la lucha de clases, con su presencia, su voz y el puño en alto en las movilizaciones. Tal como lo hizo hasta sus últimos días en la lucha contra el vaciamiento de IOMA y para que la obra social respondiera al tratamiento de su compañera, Mabel. Cosa que al final ocurrió, luego de una gran campaña.

Joto era un convencido de que es posible luchar por un mundo mejor, que la clase obrera puede dotarse de una herramienta para organizarse y pelear por sus reclamos, por salario, salud y educación. Un ferviente militante en la tarea de construir nuestro Partido y La Internacional.

Por eso en su despedida, con el puño en alto decimos: Joto, seguiremos tu ejemplo. Viva la lucha de la clase obrera. Viva Izquierda Socialista y la UIT-CI.

Dirección Regional Sur Izquierda Socialista.

 

El martes 22 lamentamos la pérdida de nuestro compañero Iván Ávila, víctima de Covid-19.

Iván ingresó en las filas del morenismo en los años ’70 incorporándose como militante del PST. Obrero de muchas fábricas y también sacrificado albañil de la Uocra, Iván militó en las calles de Ingeniero Budge, Lomas de Zamora, que lo vieron crecer. Fue activista barrial y también un luchador en sus lugares de trabajo. Era un camarada fraternal y cariñoso, con un gran sentido del humor. Irónico, nos sacaba una sonrisa en las reuniones mate y tortilla de por medio en su casa, que muchas veces ofrecía de lugar de encuentro de militancia. Transitó por las filas del MAS, del  MST y de Izquierda Socialista compartiendo innumerables anécdotas con compañeros y amigos. Hoy nos deja,  víctima de este virus que golpea tan duramente a los trabajadores y los sectores populares. Seguiremos en la lucha por un mundo socialista. Iván, querido compañero, ¡hasta el socialismo siempre!

 

El martes 22 falleció nuestro compañero Jorge Alvareda, militante de Izquierda Socialista de Claypole, compañero honesto que participaba de todas las actividades poniendo su granito de arena para la construcción del partido. Desde la Regional Sur saludamos a su familia en este momento doloroso y lo recordaremos en cada lucha. Compañero Jorge, ¡hasta el socialismo siempre!

 

Escribe Mariano Barba

Si hay una lucha obrera emblemática desde 2001 en adelante, es la de los ceramistas de Neuquén, que encabezados por los obreros de Zanon iniciaron las gestiones obreras para salvar su fuente de trabajo. Como toda experiencia importante del movimiento obrero, tiene entre sus gestores fundamentales a trabajadores con nombre y apellido. A finales de la década del ’90 la seccional Neuquén del sindicato Soecn era dirigida por la vieja burocracia propatronal, más amiga del empresario italiano Luigi Zanon que de los obreros. Hubo dos activistas que le salieron al cruce a esa vieja burocracia, Mario Balcaza y Miguel Ramírez. Y es justamente a Miguel a quien estamos despidiendo, lamentablemente, ya que falleció la semana pasada tras una dura lucha contra el cáncer.

Llegó a Neuquén en búsqueda de un mejor porvenir luego de partir de su provincia natal, Entre Ríos, y de trabajar en varias fábricas. A Miguel lo conocimos en la puerta de la fábrica, en el paro nacional de finales de los ’90 convocado contra Menem por el MTA. En esa oportunidad, la burocracia ceramista llamó a no parar y los obreros de Zanon decidieron parar. Desde ese momento, Miguel no se detuvo ante las amenazas de la burocracia y la patronal e inició un camino, junto a Balcaza, fundamental para tirar a la comisión interna burocrática. Por sus méritos en organizar la resistencia a la patronal y a la burocracia fue electo miembro de la nueva comisión interna antiburocrática y posteriormente integró la primera comisión directiva del sindicato combativo. Además, fue uno de los fundadores de la Agrupación Marrón. Defendió y aplicó a rajatabla la democracia sindical. No dudó en ser el organizador del campamento que derivó en la ocupación de Zanon en 2001/2002. Sus ollas populares y la administración del almacén de alimentos fueron inolvidables. También lo son las piezas que creaba como matricero para reemplazar a aquellas que se habían roto y no se conseguían.

Fue un compañero solidario, como el mejor, llevaba el apoyo de Zanon a todas las luchas del país, desde la Patagonia hasta Jujuy y Salta, mientras buscaba la solidaridad para las gestiones obreras. Muchos, en nuestro partido, fuimos aportantes de la colecta para Zanon que él encabezó en un acto en el estadio de Obras Sanitarias.

Su personalidad era extrovertida y bulliciosa, por eso se ganó como apodo “el loco Ramírez”, lo de loco porque hablaba muy fuerte, cantaba más fuerte aún y ponía los puntos sobre las íes más fuerte todavía. Con este “loco” andabas derecho o no andabas. No le gustaban las medias tintas, los entuertos ni las trampas de propios ni de ajenos. Esa personalidad lo llevó a jugar un papel fundamental en la lucha contra la burocracia, primero, y a chocar, más de una vez, con sus propios compañeros de la gestión obrera, exigiendo  limpieza en todo, en el trabajo, en la conducta, en las finanzas, en el respeto al otro trabajador, en la vida. Las reuniones amplias de Izquierda Socialista lo tenían como un animador, y en las fiestas de fin de año esperábamos que llegara con las empanadas y el pernil que preparaba junto a su compañera.

Como escribió Angélica en su Facebook: “Se nos fue Miguel, un compañerazo, un amigo, un padre, el compañero de vida de Normita”. Con este recuerdo imborrable e inmejorable despedimos a Miguel y acompañamos a Normita, a sus hijos Sergio y María Laura y a sus nietos con un fuerte ¡hasta el socialismo siempre!

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa