Jan 28, 2022 Last Updated 8:53 PM, Jan 27, 2022

La histórica movilización del 8M en Chile con más de 4 millones de mujeres en las calles de todo el país, mostró que la pelea que se abrió el 18 de octubre para que se vaya Piñera y contra el modelo pinochetista de hambre, saqueo y represión que lleva más de 30 años sigue en pie.

Escribe Mercedes de Mendieta, legisladora porteña electa por Izquierda Socialista/FIT Unidad

La jornada internacional de lucha feminista por el día de las mujeres trabajadoras encontró a las chilenas en el centro de la escena mundial, con una de las movilizaciones más grandes de la historia del país. La convocatoria impulsada por la coordinadora 8M se realizó bajo la consigna #FueraPiñera y superó el millón de personas que se esperaban. Los reclamos contra la violencia de género, la represión y por el aborto libre tuvieron un fuerte protagonismo. Es decir, la movilización que combinó la pelea más general abierta en el país contra el gobierno y la herencia pinochetista con los reclamos específicos de las mujeres. Si el 9M no hubo una huelga efectiva, fue por el rol de la burocracia sindical, en especial de la CUT (Central Única de Trabajadores) que dirige el PC con Bárbara Figueroa.
Días atrás, durante el anuncio de la Ley Gabriela, que modifica el código penal ampliando el concepto de femicidio, Piñera hablo sobre “la propensión de las mujeres a ser abusadas”. La ministra de la Mujer Isabel Pla, salió a defender al presidente. Todo esto fogoneó aún más la convocatoria. La presencia de millones en las calles golpeó aún más al gobierno de Piñera y logró un importante triunfo: la renuncia de Pla. La Ministra se encontraba en la cuerda floja ya que desde el 18 de octubre negó  la violación de los derechos humanos, en particular las denuncias contra la violencia política-sexual ejercida por los carabineros a las mujeres y disidencias reprimidas y detenidas durante estos últimos meses de lucha. La renuncia de Pla es una muestra que el camino de la lucha en las calles puede lograr la caída de Piñera.

Chile despertó

Más de cinco meses de movilización continua conmueven al país. Es que Chile no es el mismo que hace tiempo atrás y la lucha continúa. Desde aquel 18 de octubre dónde los secundarios evadieron el metro, la movilización de masas derrotó al estado de sitio y puso en jaque al gobierno y en crisis al régimen. Es que, como dice la frase, Chile despertó. Se cuestiona el sistema de endeudamiento, la privatización de la educación, del agua, de los recursos estratégicos, la precarización laboral. Mientras el ministro de Salud Mañalich dice que Chile tiene “el mejor sistema de salud del planeta tierra”,  miles mueren al año por no ser atendidos en los hospitales y hoy el coronavirus podría generar un colapso del sistema. A  esto se le suma que en Chile se empieza a sentir la recesión económica y el desempleo subió al 7,4% en el último trimestre. Las multinacionales del cobre amenazan con despidos masivos. Todo ello, podría agravarse aún más cuando los efectos de la crisis económica mundial producida por la caída de las bolsas del mundo y el coronavirus lleguen con fuerza al país, que podría producir un salto en la crisis de Piñera.
En estos meses, la Plaza Dignidad se convirtió en un símbolo de la lucha de las y los chilenos. Todos los viernes, de manera desigual, se ha sostenido la movilización marcada por una tremenda represión por parte de los pacos, mientras miles enfrentan los gases lacrimógenos y los perdigones en las calles. En los barrios se mantienen las asambleas territoriales. El gobierno sigue en la cuerda floja y no ha logrado sacar de la calle a las y los chilenos.  El régimen se juega a encauzar el descontento con el plebiscito del 26 de abril por la reforma de la constitución.

Una pelea abierta contra Piñera

En estos meses de lucha creció entre las y los luchadores algunos debates. La primera pregunta que se hacen muchos es porque no cae Piñera si millones han salido a las calles. Todos los partidos del régimen, incluidos el PC y el Frente Amplio juegan para mantener al asesino de Piñera en el poder, si bien algunos sectores burgueses empiezan a ponerlo en cuestión. Es que no quieren que las masas vean el poder que tienen para definir el destino de la historia. La heroica lucha chilena no cuenta con una dirección revolucionaria que plantee ir a fondo para tirar a Piñera y discutir que Chile queremos, con un gobierno de las y los trabajadores y los que luchan.
Otros de los debates entre los luchadores en como intervenir en el plebiscito del 26 de abril. Si bien priman las críticas a este proceso constituyente, el masivo odio contra la Constitución pinochetista hace que sean miles quienes quieran ir a votar por el cambio constitucional. Sin embargo, bajo la propuesta del régimen será el congreso con su composición actual quién reafirme la modificación constitucional con el objetivo de no producir grandes cambios. Desde nuestro partido hermano MST-UIT-CI proponemos participar del plebiscito llamando a votar  “SI” a la reforma constitucional en la primera papeleta e impugnar la segunda ya que ni la Convención Mixta ni la Convención Constituyente responden al reclamo de una Asamblea Constituyente Libre y Soberana. Y seguiremos apostando a la movilización ya que la lucha por el #Fuera Piñera y contra el modelo de hambre y saqueo sigue abierta.


Chile: solidaridad con lxs presxs políticxs

Acompañamos la iniciativa surgida por los músicos de Fantasma Rock de realizar una campaña solidaria juntando dinero para los presos políticos de la heroica e inmensa rebelión del pueblo chileno. Dicha campaña iba a comenzar el próximo 28 de marzo con un festival donde tenían comprometida su presencia varias bandas encabezadas por Las Manos de Filippi. Por motivos de público conocimiento el festival debió ser postergado pero la solidaridad no se detiene. Se encuentran a la venta bonos contribución de 100 pesos y todo lo recaudado será entregado a la Coordinadora por la Libetad de lxs presxs políticxs “18 de octubre”.

Alberto Fernández anunció que el gobierno presentará su proyecto de legalización del aborto. Luego de años de lucha, el anuncio generó muchas expectativas. Pero el movimiento feminista ya tiene su proyecto, el de la Campaña Nacional por el derecho al aborto consensuado por más de 700 organizaciones y presentado con 70 firmas de diputadas y diputados de todos los bloques políticos y que al día de hoy tiene estado parlamentario. ¿Por qué el gobierno no lo apoya?

Escribe Mercedes de Mendieta, Legisladora porteña electa Izquierda Socialista/FIT Unidad

“Dentro de los próximos 10 días presentaré un proyecto de ley de interrupción legal del embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial de embarazo, que permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando tomen la decisión de abortar”, dijo Fernández en el Congreso. Es la primera vez que un presidente reconoce que existe el aborto clandestino y que es un problema de salud pública. Esto es un triunfo de la histórica #MareaVerde que recorrió el mundo por el aborto legal. Ya nadie puede mirar para otro lado.

La masividad de esta lucha puso en agenda la necesidad de este derecho fundamental para las mujeres y personas gestantes, siendo uno de los grandes temas durante la campaña electoral de 2019. Ahora bien, ¿por qué el gobierno se juega a presentar su propio proyecto en vez de tomar el de la Campaña Nacional que se volvió a presentar en el Congreso y por el que venimos defendiendo en las calles desde hace años? Creemos que la respuesta podrá estar en el contenido del proyecto del Ejecutivo.

Los interrogantes sobre el contenido del proyecto

A fines del año pasado, Fernández participó en la presentación del libro “Somos Belén” y dijo públicamente que presentaría un proyecto propio por el derecho al aborto. Desde entonces, comenzaron los interrogantes sobre su contenido y sobre cómo debía posicionarse el movimiento feminista. Lo concreto es que hasta hoy no lo conocemos y la Campaña Nacional no fue consultada ni incluida para su redacción. Desde ya advertimos.

Al día siguiente del masivo pañuelazo del 19F en apoyo al proyecto de la Campaña, el Ministro de Salud Ginés González García dijo que “detalles como la objeción de conciencia, siempre y cuando se garantice que se cumpla el caso, se contemplará. Una institución religiosa, no necesariamente católica, se puede negar”. Este guiño a las iglesias podría significar un claro obstáculo para quienes quieran ejercer el derecho al aborto. No sólo permite la posibilidad de una objeción de conciencia individual por parte de los médicos sino que el ministro deslizó que podría ser institucional. Lo que significa que sanatorios privados o incluso obras sociales y prepagas puedan negarse a la práctica.

El proyecto de la Campaña es el que construimos sin objeción de conciencia, en el que el derecho sea garantizado en los centros de salud públicos y privados e inscripto en el Plan Médico Obligatorio, pensado como un verdadero derecho humano. Un proyecto que incluye el carácter de orden público, es decir obligatoria para todas las provincias, priorizando el derecho de las mujeres y personas gestantes por encima de los acuerdos con las iglesias. Un proyecto que incluye la educación sexual integral y fue construido desde lo colectivo, desde el movimiento feminista, desde las organizaciones que integramos desde hace quince años la Campaña y que fue presentado por octava vez el año pasado.

El gobierno peronista de Fernández tiene mayoría en ambas cámaras y podría dar luz verde para que se apruebe ahora el proyecto de la Campaña. Sin embargo, ha decidido presentar otro, desconociendo a las organizaciones que integramos la Campaña. Por eso insistimos y exigimos que se apruebe inmediatamente, sin dilaciones ni modificaciones, el proyecto del movimiento feminista y no otro, acordado con las iglesias. Llamando desde ahora a enfrentar las maniobras y dispositivos que puedan ocurrir, que vayan en desmedro de nuestro derecho.

Si este año es ley, es una conquista de la lucha feminista

La pelea por el derecho al aborto tiene décadas en Argentina y es una de las grandes banderas de los reclamos del movimiento de mujeres y diversidad. Esta lucha pegó un salto con la #MareaVerde en 2018, arrancó la media sanción en diputados y ganó las calles con millones de movilizadas. Durante este proceso, ganamos el debate social y demostramos que la clandestinidad del aborto es un problema de salud pública, que lleva a cientos de mujeres a perder la vida, afectando a las más pobres y jóvenes. Que es un derecho humano y que es parte de la pelea por la autonomía de nuestros cuerpos y por una maternidad deseada, no obligatoria. Pelea que terminó en el Senado con los partidos tradicionales -PJ, UCR, PRO- votando por el aborto clandestino en total acuerdo con los sectores antiderechos y reaccionarios como son las iglesias católicas y evangélicas.

Este 8 y 9M en el marco del paro feminista y las jornadas de lucha por el día de las mujeres trabajadoras, tenemos el desafío de volver a llenar las calles con nuestros pañuelos verdes en reclamo de nuestro derecho a decidir. A su vez, debemos seguir movilizadas y de manera independiente de todos los gobiernos capitalistas y patriarcales que son los responsables de la situación de las mujeres y disidencias. Vamos a conquistar el derecho al aborto, convencidas de que si este año es ley, será por la fuerza imparable de nuestra lucha.

Mercedes de Mendieta es diputada nacional electa por la Ciudad de Buenos Aires, de Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad.

 

Feminista y activista de la #MareaVerde que se gestó el último año por la legalización del aborto.

 

Militante de Izquierda Socialista que integra la Campaña Nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

 

Dirige la agrupación Isadora - mujeres en lucha con la que participó en 2018 de las tomas feministas de las universidades chilenas contra la violencia de género. Colabora en la redacción de la revista Correspondencia Internacional de la UIT-CI. 

 

Se recibió a los 24 años de licenciada y profesora en Ciencia Política (UBA). Nacida en la ciudad de Buenos Aires, con 32 años, trabaja de docente en escuelas porteñas y en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

Recientemente fue elegida delegada de la escuela comercial 34 DE 3 por el gremio de Ademys.

Fue secretaria parlamentaria de la legisladora Laura Marrone del bloque Izquierda Socialista –FIT en la Legislatura de la ciudad durante dos períodos.

 

 

 Contactos: Facebook Mechi de Mendieta Twitter @MechiDemen

Instagram @mechidemen

+54 9 11 5956-1007

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Conceptos elementales del materialismo histórico (1984)
Chile: La derrota de la “vía pacífica al socialismo” - Textos del PRT-La Verdad y el PST de 1970 -1973
Conceptos políticos elementales (1986)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa