Jan 21, 2022 Last Updated 4:04 PM, Jan 20, 2022


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa CABA

El 10 de diciembre finalizamos junto a Pablo Almeida, nuestros mandatos como legisladores de la Ciudad de Buenos Aires, con un balance positivo por haber puesto estas bancas al servicio de las luchas, en medio de la crisis económica y social que vive el país, y postulando una salida de fondo.

Teníamos el gran desafío de dar respuesta ante la pandemia del Covid-19. Fuimos pioneros en denunciar que en nuestro país se producían las vacunas de AstraZeneca en el laboratorio de Garín de Hugo Sigman, en provincia de Buenos Aires, y que estas vacunas debían ser incautadas para que queden en el país, para lograr la inmunización de la población de Argentina y los países hermanos. Afirmamos que las ganancias de los grandes laboratorios no podían estar por encima de la salud de nuestra población. Asimismo, reivindicamos a las y los trabajadores de primera línea en el sistema de salud, exigiendo aumento salarial de emergencia y en particular acompañando la pelea de las y los enfermeras por el pase a la carrera profesional, denuncianmos al gobierno de Larreta que niega este derecho para mantener la precarización laboral y los salarios de miseria.

Acompañamos la lucha de la docencia de la Ciudad de Buenos Aires, encabezada por el combativo gremio Ademys, primero por dispositivos y conectividad para nuestros pibes y pibas, y también enfatizamos la falta de inversión en infraestructura escolar pública de la CABA y la presencialidad sin condiciones de la ministra Soledad Acuña.

Escribanía para los negocios inmobiliarios

En los doce años del gobierno de PRO en la Ciudad, y con la complicidad del peronismo, ha avanzado un modelo de Ciudad al servicio de la especulación inmobiliaria. Junto al movimiento ambientalista impulsamos la lucha contra el remate de Costa Salguero y la ex Ciudad deportiva de Boca Juniors a favor de IRSA. Hemos puesto al descubierto la hipocresía del peronismo, que desde la oposición en la Ciudad cajoneó la ley de humedales en el Congreso Nacional, que podría haber protegido las tierras de la costanera.

En contraposición al negocio inmobiliario, acompañamos a las mujeres que luchan por #TierraparaVivir, de la toma de la Villa 31, junto a “Fuerza Mujeres”, que fueron desalojadas con topadoras y represión por la policía de la Ciudad, la misma que mató con gatillo fácil a Lucas González. Hemos denunciado cómo lo mismo ocurre en provincia de Buenos Aires con Berni y Kicillof, mostrando como no hay grita cuando se trata de reprimir a las y los que luchan por una solución habitacional.

La lucha contra la impunidad

Desde la presidencia de la comisión por la prevención de la violencia institucional hemos acompañado la lucha de sobrevivientes y familiares de víctimas de Cromañón y del ex taller clandestino de la calle Luis Viale, denunciando las redes de corrupción que matan, y peleando por la expropiación y la constitución de espacios de la memoria en dónde ocurrieron estas masacres.

Por una salida obrera y socialista

Ser parte, acompañar, apoyar y difundir los reclamos obreros y populares, ser la voz de los que luchan contra los despidos como en Latam o Garbarino, fortalecer las luchas en las calles y llamar a no confiar en el parlamento y los gobiernos, es uno de los roles centrales de nuestras bancas.

En nuestras intervenciones remarcamos la necesidad de desarrollar la alternativa política de los trabajadores y la unidad de la izquierda, que es el FIT-Unidad, y por una Argentina y un mundo socialistas. Combatimos al gobierno de Larreta en la CABA, denunciando el rol de falsa oposición del peronismo en la Ciudad, que gobierna el país con Fernández con ajuste y mayor saqueo de nuestros recursos. Llamamos a los sectores populares de mujeres y trabajadores que en estas elecciones rompieron con el peronismo y el kirchnerismo, a sumarse a una salida por izquierda. Podemos decir, tarea cumplida.

Las diputadas Monica Schlotthauer y Mercedes de Mendieta, reclaman la búsqueda de Gabriela Zulema García de 17 años quien desapareció el viernes 26 de noviembre en la zona de la estación del ferrocarril Urquiza (Federico Lacroze y Corrientes)

Schlotthauer, diputada nacional por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad, señaló: “La madre de Gabriela está desesperada. Desde el viernes a las 18.30hs que no tiene noticias de su hija. Ya reclamamos a la fiscalía que nos faciliten las filmaciones de las cámaras de seguridad de la estación para tener más datos sobre su desaparición.  Gabriela llevaba puesta una remera roja y bermudas colo violeta. Es importante que cualquier información sea comunicada a los teléfonos 1138442238 o 1170208795”

La legisladora de Izquierda Socialista en el FITU por CABA Mercedes de Mendieta, finalizó: “Como legisladoras y activistas del movimiento feminista, nos pusimos a disposición de la familia y estamos insistiendo a la fiscalía para que la busquen con celeridad. Las desapariciones de mujeres en nuestro país son una constante y sabemos que las primeras 48 horas son cruciales para la búsqueda. Por eso, estamos realmente desesperadas por encontrarla a Gabriela y estamos difundiendo su foto para que cualquier persona que tenga alguna noticia nos ayude.”

Contactos:
Mónica Schlotthauer: +54 9 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mercedes de Mendieta: 1165425363 @mechidemen
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda

Este jueves 25 de noviembre es el día mundial de lucha contra la violencia de género y se movilizaran a las 16hs de Congreso a Plaza de Mayo. De la misma participará Monica Schlotthauer, diputada nacional por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad y delegada ferroviaria, Mercedes Trimarchi, legisladora electa por CABA por Izquierda Socialista en el FITU y dirigenta de la agrupación de mujeres Isadora y Mercedes de Mendieta, legisladora CABA y diputada nacional electa por Izquierda Socialista en el FITU.

La legisladora de Mendieta señaló: "En el país del #NiUnaMenos, los femicidios y demás crímenes de odio los seguimos contando de a uno por día. Y hace unas horas sumamos el reclamo de justicia para Esther, una compañera del Polo Obrero de Santiago del Estero a quien buscábamos desde el domingo pasado. La falta de respuestas frente a la violencia machista del gobierno de Alberto Fernández y del Ministerio de Mujeres hace que sigamos exigiendo presupuesto para combatir la violencia de género y no para la deuda externa”.

Trimarchi agregó: “La crisis social y económica afecta más a las mujeres y disidencias de la clase trabajadora y de los sectores populares, por eso nos movilizamos junto a las familias de la toma Fuerza Mujeres de la Villa 31 y las mujeres de Guernica en reclamo de una respuesta habitacional y urgente para quienes siendo víctimas de violencia de género tienen que huir de la casa del violento”.

Schlotthauer finalizó: "También reclamamos la libertad de las más de 1500 mujeres presas por abortar y el cumplimiento de la ley de aborto legal conquistada con la movilización. La separación de la iglesia del Estado y seguimos peleando por educación sexual laica, científica y con perspectiva de género".

Contactos:
Mónica Schlotthauer: +54 9 11 6458-5777 @monschlotthauer
Mercedes de Mendieta: 1165425363 @mechidemen
Mercedes Trimarchi: +54 9 11 5956-1007 @mercedestrimar
Mariano Moreno (Prensa de Izquierda Socialista): 1160540129 @PrensaIzquierda


Escribe Mercedes de Mendieta, legisladora porteña Izquierda Socialista/FIT Unidad

En estas elecciones obtuvimos dos nuevas bancas en la Legislatura de CABA. Serán asumidas por Gabriel Solano (PO), que rotará con Pablo Almeida (Izquierda Socialista), y por Alejandrina Barry (PTS), que rotará con Mercedes Trimarchi (Izquierda Socialista) y Carolina Cáceres (MST). Estas dos bancas se sumarán a la banca obtenida por el FIT-U en 2019, que hoy está ejerciendo Amanda Martín (PO), con la que rotaremos junto a Vanesa Gagliardi (MST).

De esta forma, mantendremos tres bancas del FIT Unidad en la Legislatura porteña por los próximos dos años. Recordemos que el FIT obtuvo un legislador en 2013, uno en 2015, dos en 2017 y, ya como FIT Unidad, uno en 2019. Todas estas bancas fueron rotativas entre los distintos partidos que integramos la alianza de partidos trotskistas. Nuestros legisladores obreros y socialistas cobran como una directora de escuela y donan el resto de su dieta a apoyar las luchas obreras y populares, y para seguir construyendo una alternativa política de nuestra clase.

No es menor destacar que el FIT-U desarrolló su intervención política en la Legislatura porteña bajo los distintos gobiernos de PRO, tanto de Macri como de Larreta, siendo la oposición consecuente a toda su política de ajuste, represión y privatización. Así desenmascaramos el rol conciliador del peronismo porteño con el macrismo, ya que si bien posan como “opositores” es en la Legislatura donde han pactado todo tipo de leyes, entregando derechos históricos de las y los trabajadores y de las y los vecinos de la Ciudad.

Justamente es por el apoyo permanente a las luchas obreras y populares, por la intransigente defensa de un programa socialista, con propuestas de fondo para romper con capitalismo, que el FIT-U se sigue consolidando en CABA como una alternativa política para los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Nuestro compañero Pablo Almeida, delegado general de ATE en el Ministerio de Economía e integrante de la mesa nacional del Plenario del Sindicalismo Combativo, asumirá su segundo mandato como legislador porteño. Y nuestra compañera Mercedes Trimarchi, dirigenta nacional de la agrupación Isadora mujeres en lucha y ex legisladora bonaerense, asumirá su primer mandato como legisladora porteña.

 


Escribe Mercedes de Mendieta, legisladora porteña y candidata a diputada nacional por Izquierda Socialista/FIT Unidad

Muchas compañeras y compañeros nos plantean sus dudas sobre las consecuencias de romper con el FMI y dejar de pagar la deuda externa. ¿Qué consecuencias nos traería?

Si seguimos pagando la deuda externa no hay futuro para el pueblo trabajador. Es una bola de nieve infernal que sigue creciendo. Más pagamos, más debemos. Las consecuencias, gobierno tras gobierno, están a la vista. En 1974 teníamos un 4% de pobreza, hoy estamos arriba del 40%. Es la foto más gráfica de las consecuencias del endeudamiento externo. A esto hay que sumarle los planes de ajuste que nos impone el FMI, justamente con el objetivo de ir pagando vencimiento tras vencimiento.

Ahora estamos otra vez a las puertas de la firma de un nuevo acuerdo con el Fondo. Como todos los que firmó la Argentina en su historia, o como absolutamente todos los que se les impusieron a los distintos países sometidos al imperialismo del mundo, sólo crearán más pobreza, marginación, desempleo, peores salarios y retroceso en la salud y la educación públicas. No hay ninguna posibilidad de un “acuerdo progresista”, aunque el gobierno de Alberto Fernández quiera vendernos este argumento.

¿Qué hacer? Desde el Frente de Izquierda Unidad somos categóricos: suspender inmediatamente todo pago de deuda externa y romper los lazos políticos y económicos que nos someten al FMI. ¡Ahí está el dinero y la independencia económica que necesitamos para lanzar un programa alternativo que atienda las más urgentes necesidades populares!

¿Qué consecuencias nos traería?

Existe una enorme y total coincidencia entre el Frente de Todos, Juntos por el Cambio y también Milei y Espert: que es imposible dejar de pagar la deuda y romper con el Fondo. Por supuesto, Juntos por el Cambio y los libertarios dicen que el pacto con el FMI nos obligaría ajustar y que eso es la salida para la economía. El Frente de Todos, con su típico doble discurso, dice que “no nos vamos a poner de rodillas con el Fondo”, afirmando que van a negociar duro para finalmente llegar a un acuerdo que no implique un ajuste. Como dijimos más arriba, eso no existe. De lo que no cabe duda es que sí pagaremos. “Siempre pagamos, somos pagadores seriales”, confesó no hace mucho la vicepresidente Cristina Fernández.

Pero, ¿y si no pagamos? ¿Y si nos vamos de la negociación y rompemos con el Fondo? Ahí de nuevo todos, peronistas, macristas y libertarios coinciden en que “nos caemos del mundo”, “vendrán las consecuencias”, “nos aislamos” y los mil y un males.

Mentira. Lo decimos tajantemente. No es cierto que no se puede dejar de pagar la deuda. Un estudio de dos economistas reconocidos a nivel internacional, Carmen Reinhort y Kenneth Rogoff, han relevado 800 casos de no pagos de deuda desde el siglo XIX hasta hoy. Hay ejemplos de todo tipo. Pero nos vamos a concentrar en uno que nos toca de cerca: en diciembre de 2001, la movilización del Argentinazo impuso el no pago de la deuda. En 2002 ese dinero que ya estaba presupuestado para entregárselo a los pulpos acreedores fue el que se utilizó para pagar dos millones de planes a quienes no tenían ningún tipo de cobertura frente a la desocupación. Y en los años siguientes, hasta que el kirchnerismo impuso volver a pagar la deuda en 2005, hubo superávit fiscal (lo que se recaudaba era más que lo que se gastaba) lo que permitió que, duras luchas mediante, se lograra recuperar un poco el salario y el empleo. Durante todo ese período, nadie “bloqueó” ni “sancionó” a nuestro país.

Por supuesto, mientras no se paga la deuda ni se arregla con el Fondo, no entran más fondos especulativos, ni aumenta el endeudamiento. Esto sólo es un problema para los que viven de las superganancias que generan esos negocios.
Lo mismo con respecto al FMI. Digamos de entrada que, cuando se creó el Fondo al final de la Segunda Guerra Mundial, la Argentina no ingresó, ni lo hizo en los diez años posteriores. Recién con el golpe gorila de 1955, la dictadura de Aramburu hizo que entráramos a ese organismo. A partir de ahí, cada acuerdo con el Fondo significó un plan de ajuste. Esto se agudizó después cuando la dictadura genocida creó la deuda externa que sufrimos aún hoy. Todos los acuerdos posteriores con el FMI obligaron a feroces ajustes con el objetivo de pagar los vencimientos de dicha deuda, que siguió creciendo hasta el infinito.

La propuesta del FIT Unidad es posible y necesaria

En síntesis, cualquier consecuencia que pueda surgir del no pago de la deuda o de la ruptura con el FMI, perjudicará mucho más a los pulpos acreedores que al pueblo trabajador. Incluso, en el caso que el establishment internacional y el imperialismo amenacen con alguna sanción, desde nuestro país  le opondremos el llamado a la conformación de un Club de deudores latinoamericanos, ya que el flagelo de la deuda nos afecta a todos de conjunto. Si nuestras riquezas, en vez de ser saqueadas, se utilizan para atender las necesidades conjuntas de nuestros pueblos, tendremos recursos de sobra para resolver las urgentes necesidades de salario, trabajo, salud, educación y vivienda que tenemos pendientes. Esta es la propuesta que postulamos desde el Frente de Izquierda Unidad. Te invitamos a fortalecerla con tu voto.

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Editorial CEHuS: Historia del PST - Tomo I
Conceptos elementales del materialismo histórico (1984)
Intervenciones en el primer Congreso de la LIT-CI (1985)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa