Feb 22, 2024 Last Updated 7:48 PM, Feb 22, 2024


Escribe Juan Carlos Giordano, candidato a diputado nacional por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
El FIT Unidad conquistó en las PASO 642.000 sufragios muy valiosos. La lista encabezada por Bregman-Del Caño en la fórmula presidencial quedó entre las cinco principales para el 22 de octubre, al ganar la interna del Frente de Izquierda por un margen de 70 a 30 frente a la de Solano-Ripoll (PO-MST). Pasadas las PASO esperábamos que PO y MST respeten lo que venían diciendo, que “ahora todos juntos” íbamos a enfrentar a los candidatos patronales. Lamentablemente no es lo que está ocurriendo. A tal punto que PO dice que Milei se fortaleció por culpa de Bregman, y en sus apariciones y discursos el PO y el MST ni la mencionan.
 
¿Bregman tuvo la culpa del crecimiento de Milei?

Para Gabriel Solano (PO) la elección del FIT Unidad “fue mala”. No reparó en que fue muy parecida a las votaciones que vino haciendo en las presidenciales de 2011, 2015 y 2019. Y sobre el crecimiento de Milei sorprendió diciendo: “La falta de una delimitación estratégica de la izquierda con el kirchnerismo facilitó la tarea de los “libertarios” de canalizar la bronca por la derecha” (Prensa Obrera, 16/8).

¿A quién señala de responsable Solano? A Myriam Bregman y a nuestra lista, la que según PO habría facilitado el giro derechista de Milei. Algo completamente equivocado y capitulador a todos los gobiernos, ya que la ultraderecha crece acá y en otras partes del mundo ante la decadencia capitalista y la responsabilidad de los distintos gobiernos por el desastre social que provocan, como en nuestro país ocurrió en los últimos cuatro años del Frente de Todos, sumados a los cuatro anteriores de Macri, como parte de los “40 años de democracia” en los que se alternaron gobiernos peronistas y radicales a quienes con razón millones repudian por el crecimiento de los males sociales, la inseguridad y la caída del nivel de vida.

Si para Solano el crecimiento de Milei fue por el “seguidismo” que le habría hecho Bregman al kirchnerismo (algo falso), sería bueno que explique por qué gran parte de la bronca popular no se canalizó a la fórmula que integró con Ripoll. ¿Cómo iba a sacar muchos más votos el FIT Unidad si hubo un giro electoral a la derecha? Las elecciones provinciales ya mostraban que no había ninguna ola hacia la izquierda. ¿O PO no se enteró? Pensar que el hartazgo social podía ir masivamente a la izquierda, es de un análisis superficial y electoralista. Es confundir los deseos con la realidad.

Solano dice esto para ocultar su derrota y que el divisionismo de PO y MST dificultaron dar la pelea unitaria de todo el FIT Unidad enfrentando en mejores condiciones al gobierno y a la ultraderecha de Milei. De esta forma PO sigue atacando al Frente de Izquierda y a sus principales candidaturas, sumando más confusión en la vanguardia.  
 
¿Un plenario para debatir o para salir con todo a enfrentar a los candidatos patronales?

En la primera reunión de la Mesa Nacional del FIT Unidad después de las PASO (luego de que se sacara una correcta declaración común llamando a enfrentar el ajustazo devaluatorio de Massa), PO y MST se opusieron a la iniciativa que llevamos desde PTS e Izquierda Socialista de convocar como Frente de Izquierda a una gran marcha junto al sindicalismo combativo y distintas organizaciones sociales para repudiar el ajuste que descargó el gobierno. PO y MST dijeron que “no la veían”, porque la prioridad era debatir en asambleas o plenarios de toda la militancia del FIT Unidad el balance electoral y los pasos a seguir. Argumentaron que la elección demostró que el Frente de Izquierda “no es un hecho de la realidad por la mala elección que hizo”, y por lo tanto hay que discutir con el activismo cómo enfrentar el ajuste. Desecharon de esta manera una convocatoria desde el FIT Unidad para postular su salida política ante la debacle social, cambiándola por una iniciativa de la Unidad Piquetera (donde actúan PO y MST). Pero cuando fuimos a esa convocatoria, sorpresivamente nos encontramos con que PO se negó a que se incluya en la declaración el repudio a las cuatro candidaturas patronales de Massa, Milei, Bullrich y Schiaretti y a mencionar que solo el Frente de Izquierda llama a enfrentar el ajuste y al FMI en octubre (ver recuadro).

El MST dice lo mismo. Llama a hacer “un plenario de toda la militancia del frente, ya que no basta conformarse en sumar votos de cara a octubre.” (mst.org.ar, 30/8). Es decir, discutir y discutir para seguir en un internismo feroz, paralizando de esta manera al Frente de Izquierda a solo un mes de las generales.

Claro que hay que apoyar las luchas, es lo que estamos haciendo. Y en esas luchas, además de ser parte e impulsar los reclamos concretos, lo que se debate en los lugares de trabajo, en las asambleas estudiantiles que se están dando y en las del feminismo, es cómo enfrentar el mayor ajuste de Massa y a la ultraderecha de Milei, en las calles y en las elecciones. Ese es el mandato de las y los luchadores donde el FIT Unidad debe estar a la cabeza. Llamamos a PO y MST a responder a esa demanda en común haciendo campaña por esa salida.
 
Hay que fortalecer al FIT Unidad

Las políticas completamente equivocadas de PO y MST son lo que explica que en los discursos de Solano y Vanina Biasi (PO) y del MST en el acto contra la defensora de genocidas Villarruel frente a la Legislatura, por ejemplo, no denunciaran al gobierno nacional como responsable del crecimiento de la ultraderecha, como lo dijimos desde Izquierda Socialista y denuncia muy bien Bregman cuando señala que “Massa pide el voto contra la derecha y en su gobierno se fortaleció la ultraderecha”. Tampoco en sus discursos mencionaron al FIT Unidad. Lo mismo pasó en el acto por la vivienda que convocaron PO y MST en CABA, donde Vanina Biasi (PO), en su largo discurso, y Celeste Fierro del MST, ni mencionaron a Bregman. Por su parte, la candidata Luciana Echevarría del MST de Córdoba, después de perder la interna, se bajó de la lista común, debilitando al Frente de Izquierda (ver nota). Y se dio otro hecho ilustrativo de lo que venimos diciendo en Brasil, donde el grupo político-sindical ligado al MST/LIS de Argentina se abstuvo en el Congreso de Conlutas con más de 1.000 delegadas y delegados, cuando se resolvió dar un voto indicativo de apoyo al voto al FIT Unidad para las elecciones de octubre.

En la nota de balance electoral del Frente de Izquierda del 16 de agosto señalamos: “De ahora en más aspiramos a que lo ocurrido pueda ayudar a reflexionar y a hacer cambiar a las y los dirigentes de PO y MST hacia las elecciones de octubre, donde el FIT Unidad debe salir unido a golpear juntos llamando a más unidad al resto de la izquierda” (ver “PO-MST y la derrota del divisionismo en el Frente de Izquierda”, El Socialista 16/8). Volvemos a insistir sobre lo mismo. PO y MST están a tiempo de rever sus políticas equivocadas en función de fortalecer a la única alternativa obrera y socialista que representa el FIT Unidad, con la fórmula presidencial Bregman-Del Caño, el “Pollo” Sobrero en Provincia, Vanina Biasi en CABA y así en todo el país.
 


Escribe Juan Carlos Giordano, candidato a diputado nacional por Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
Muchos vemos con justa razón el peligro que encierra el surgimiento de Milei con sus propuestas de ultraderecha, anti derechos y retrógradas. Llamamos a enfrentar a este personaje nefasto. Pero el peronismo de Unión por la Patria mientras dice que hay que votar a Sergio Massa “para que no gane la derecha”, su candidato acaba de elogiar al ultraderechista Milei y convocó a la oposición patronal de La Libertad Avanza y a Patricia Bullrich a conformar un próximo gobierno de Unidad Nacional.
 
El candidato de Unión por la Patria y actual ministro de Economía, Sergio Massa, acaba de elogiar a Milei. Le agradeció al ultraderechista por ser “colaborativo” para destrabar el último préstamo con el FMI que provocó la devaluación del 22% generando un brutal ajuste contra el pueblo trabajador. “Increíblemente aquellos que emergieron como oposición en las últimas horas terminaron planteando que había que tener una actitud más colaborativa para con el Gobierno”, dijo Massa de Milei (Página12, 24/08).

Milei le devolvió el elogio a Massa diciendo: “Los economistas de Juntos por el Cambio están apostando a causar un desastre económico, me parece de una gran irresponsabilidad”. O sea, ¿Milei y Massa serían “responsables” al facilitar un nuevo pacto entreguista con el Fondo Monetario? Milei ya dijo que “desde Libertad Avanza proponemos un mayor ajuste que el del FMI”.

Massa y Milei critican a Bullrich bajo una clara especulación electoralista, para “no subirla al ring” como se dice, para que no entre al ballotage. De esa manera, de paso, Massa acusa a la representante de Juntos por el Cambio tildándola de querer entorpecer el acuerdo con el FMI, cuando Patricia Bullrich fue ministra del gobierno macrista que lo contrajo y por supuesto está cien por ciento en respetarlo.   
La pregunta es la siguiente: ¿dónde está el “combate a la derecha” que pregona el peronismo si Massa elogia a Milei? No solo eso. Massa también elogió en un acto en Córdoba al represor Gerardo Morales de Jujuy, el que aprobó una reforma constitucional entreguista y represiva y reprimió a la docencia y comunidades originarias violando los derechos humanos.

Por si esto fuera poco, Massa convocó a Milei, Bullrich y a Schiaretti a unirse después de las elecciones: “El 10 de diciembre viene el tiempo de abrazar a todos y convocar a un gobierno de Unidad Nacional”, dijo. ¿Unirse para qué? No para trabajar por “una Argentina de desarrollo e inclusión”, como mentirosamente dice, sino para que se siga aplicando el mayor ajuste y saqueo del FMI.

Todo esto tiene que servir para reflexionar entre trabajadoras y trabajadores, jóvenes, mujeres y disidencias y demás sectores populares que ven necesario enfrentar desde ahora a las políticas derechistas de Milei, sobre  el pedido del gobierno de que hay que votar a Massa “para que no gane la derecha”, cuando se la pasa de elogio tras elogio con el ultraderechista. Esto revela que Massa no es la herramienta para enfrentar a la ultraderecha, sino el Frente de Izquierda Unidad.

Porque solo el FIT Unidad con Myriam Bregman candidata a presidenta repudia al FMI y dice que no hay que pagar esa deuda externa usurera si se quiere combatir los males sociales. Solo el FIT Unidad se enfrenta a las políticas de ajuste, sean de los gobiernos de centroderecha o del Frente de Todos (ahora Unión por la Patria). Así lo hizo la izquierda y el sindicalismo combativo en los cuatro años que gobernó Macri, mientras el peronismo votaba las leyes y la CGT era cómplice del ajuste macrista.

Solo el FIT Unidad enfrentó en Jujuy la reforma de Gerardo Morales y el PJ. Solo nuestras bancas del Frente de Izquierda están con las y los inquilinos como lo demostró la votación de la ley de alquileres (ver nota "La ley de alquileres lo mostró ¡Necesitamos más bancas de izquierda!").

Hay que romper con este círculo vicioso que fomentan los políticos tradicionales, de llamar a votar “a este” para “que no gane el otro” (cuando más allá de los matices todos han dicho que van a gobernar para el FMI como ahora lo hace Massa y prometen Milei y Bullrich) o de votar “al menos malo”, cuando todos van a ser ejecutores de más ataques contra el pueblo trabajador. Hace cuarenta años que vienen con ese jueguito, llevando al pueblo trabajador al actual desastre.

Como conclusión les proponemos a nuestras y nuestros lectores a que cuando les pregunten a quién vas a votar el 22 de octubre, contesten ¡al Frente de Izquierda Unidad! Porque gane quien gane entre los políticos patronales, las políticas de derecha van a estar a la orden del día, y solo el sindicalismo combativo y la izquierda las van a enfrentar, como lo venimos demostrando de manera consecuente en todos estos años.


Escribe Juan Carlos Giordano, candidato a diputado nacional por Izquierda Socialista/FIT Unidad

El pasado 23 de agosto se votó en la Cámara de Diputados una reforma a la ley de alquileres completamente perjudicial para millones de inquilinas e inquilinos y en beneficio de los especuladores y el negocio inmobiliario. Entre otras cosas, se bajó de tres a dos años el plazo del contrato (y de su renovación) y los aumentos serán cada cuatro meses y no al año como estaba ahora, dejando en manos del propietario el mejor índice de actualización, abriendo incluso las puertas para que sea en dólares, además de quitarles impuestos. Escandaloso por donde se lo mire. ¿Pero cuál es la conclusión política? Que solo las cuatro bancas del Frente de Izquierda lo rechazaron categóricamente y propusieron la única salida en beneficio de las y los inquilinos. Miremos qué hizo el resto.

El peronismo proponía otro proyecto que también exima de impuestos a los propietarios con el verso de que así “iban a poner en alquiler sus propiedades”. Nada de gravar a los dueños de las 250.000 viviendas ociosas que hay en CABA, por ejemplo. Su proyecto no se aprobó, y cuando se puso a votación el de las y los diputados de Patricia Bullrich y Larreta de Juntos por el Cambio (con el apoyo de Schiaretti y el quórum que le dio Milei) hubo trece ausencias y una abstención que permitieron que la ley salga. ¿Así se combate a la derecha?

Por su parte, la Libertad Avanza del ultraderechista Milei, al dar el quórum permitió que se apruebe la ley aunque luego votó en contra. ¿Por qué? Porque en nombre “de la libertad” dice que no tiene que haber ninguna ley que regule nada. Considera por ejemplo que un joven precarizado con un sueldo miserable puede negociar “libremente” y en las mismas condiciones con el dueño. Queda claro que el plan motosierra de Milei es en contra de la juventud, de la clase trabajadora y de los más humildes.

Solo el bloque del Frente de Izquierda Unidad (sin ausencias ni fisuras) votó en contra, denunciando a las corporaciones inmobiliarias y en defensa de las familias trabajadoras que no pueden pagar un alquiler. Conclusión: cuando hay que estar del lado de los que menos tienen, solo van a estar las bancas de izquierda. Una razón muy valiosa para apoyar al Frente de Izquierda Unidad que encabezan Bregman-Del Caño.


El gobierno acaba de anunciar un conjunto de bonos y sumas fijas que serían, según dijo Massa, para “cuidar a las familias” y “compensar” la devaluación que acaba de aplicar para el FMI.

“Claro que ante la pobreza creciente y la brutal inflación aunque sea un bono insuficiente puede ser visto como una ayuda. Pero es una gran mentira que el gobierno diga que con esto está “atendiendo a los más vulnerables”, refutó el diputado nacional electo Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista/FIT Unidad).

Giordano graficó: “Son medidas electoralistas que nada tienen que ver con “compensar” los males sociales, a tal punto que cuentan con el aval del FMI. Como dijo un jubilado al conocer el bono de $37.000: ´esto ya me los comió la inflación´”.

El diputado Giordano agregó: “El bono de $37.000 es solo para jubiladas y jubilados que perciben la mínima, no para el resto que también viene perdiendo. Dicen que llevará el monto a $124.000, pero el bono no se incorpora al haber sino que va a quedar en $87.000, y ni siquiera se computará para el aguinaldo, mientras la canasta para la tercera edad está en $250.000. Estamos ante un nuevo robo que se suma al que se viene aplicando con la movilidad jubilatoria a la baja votada por el gobierno a pedido del FMI, con la oposición irrestricta del Frente de Izquierda Unidad”.

Giordano señaló: “La suba de $10.000 en la Tarjeta Alimentar para una madre con un hije apenas alcanza para tres kilos de carne. Lo mismo se puede decir de los 10.000 pesos para septiembre y octubre en los Planes Trabajar. Y la exención del pago para monotributistas por algunos meses donde hay millones de jóvenes precarizados, representa menos que lo que vale una gaseosa chica”.

Juan Carlos Giordano dijo respecto a la suma fija para los trabajadores: “La suma fija de $30.000 en dos meses para trabajadoras y trabajadores de menores ingresos -a cuenta de las paritarias- directamente es una burla. Los salarios vienen perdiendo desde los últimos seis años, y ahora con nuevas paritarias a la baja firmadas por la burocracia sindical, provocando que hasta haya trabajadores registrados en la pobreza. Incluso se anunciaron líneas de créditos, lo que muestra que millones se van a tener que endeudar para poder comer o pagar los tremendos tarifazos en curso”.

Giordano prosiguió: “Hay que comparar estas medidas con la realidad, teniendo en cuenta que antes de la devaluación ya la canasta para una familia tipo fijada por ATE Indec estaba en $386.000 y la canasta de pobreza en $248.000. A pesar de estas subas, millones ni siquiera van a cubrir la canasta de indigencia que con los nuevos aumentazos va a superar los $130.000”. 

Y argumentó Giordano: “El gobierno también anunció premios para las patronales, eximiéndolas de impuestos y sacándoles las retenciones. Y fijó los próximos acuerdos de precios con una suba del 5% de inflación mensual, lo que agravará la situación, mientras está aumentando la luz y el agua se viene con más del 200%, todo de la mano del FMI”.

Giordano finalizó: “Estas medidas han tenido el vergonzoso aval de la CGT, la CTA Yasky y el resto de la burocracia sindical. El Frente de Izquierda rechaza el brutal ajuste que viene aplicando el gobierno y llama a defender en cada lugar de trabajo el salario y las jubilaciones, exigiendo un aumento inmediato al valor de la canasta familiar, indexado mensualmente. Y señala que detrás de todo esto está el acuerdo con el Fondo Monetario que avalan tanto Massa como el ultraderechista Milei y Patricia Bullrich. Solo el Frente de Izquierda con la fórmula presidencial encabezada por Myriam Bregman y Del Caño, el Pollo Sobrero a gobernador en Provincia y así en el resto del país, dice que hay que dejar de pagar ya la deuda externa y romper los lazos con el FMI para terminar con la pobreza y la miseria salarial, implementando un plan económico al servicio del pueblo trabajador y de la juventud”.

 

Este sábado 5 de agosto las y los candidatos de la lista 136A "Unir y Fortalecer la Izquierda" del Frente de Izquierda recorrieron La Matanza.

Estuvieron la fórmula presidencial Bregman - Del Caño, junto a las y los precandidatos de Izquierda Socialista / FIT Unidad a diputados nacionales Monica Schlotthauer y Juan Carlos Giordano, a Senadora Nacional Graciela Calderón y a primera Concejala Olga Ortigoza.

Bregman dijo: "No es momento de bajar la cabeza ni de resignarse. No nos pueden decir más que tenemos que esperar y que primero está el fondo y los acreedores internacionales cuando los pibes pasan hambre en nuestro país. Votar a la izquierda es un mensaje de quienes decimos basta, y saben que es un compromiso de que vamos a pelear contra todo esto."

Schlotthauer y Giordano agregaron: "Decimos que la salida es por izquierda porque ya gobernaron todos llevándonos a más pobreza mientras los grandes capitalistas y los bancos se la llevaron en pala. Massa, Bullrich, Larreta y Milei quieren seguir gobernando para los grandes empresarios y el FMI. Un voto a Bregman presidenta y al "Pollo" Sobrero a Gobernador es para luchar por un gobierno de la izquierda y de las y los trabajadores."

Graciela Calderón finalizó: "En La Matanza gobierna el peronismo desde hace décadas y cada vez está peor. Espinoza, Magario, Cubría y tantos otros nos llevaron a este desastre. Votar a Natalia Hernández para Intendenta y Olga Ortigoza a Concejala es para enfrentar en mejores condiciones a todos los políticos ajustadores."

Contacto:
Prensa de Izquierda Socialista: 11 6054-0129

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa