May 27, 2024 Last Updated 3:16 PM, May 25, 2024

Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa de Izquierda Socialista/FIT Unidad y dirigenta nacional de la agrupación feminista socialista "Isadora, Mujeres en Lucha", se refirió sobre el proyecto de ley de los diputados de la Libertad Avanza que buscan derogar la "ley de interrupción voluntaria del embarazo"

Dijo Mercedes de Mendieta: “El proyecto de LLA no sólo busca atacar el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, sino que busca retroceder más de 100 años, planteando la derogación de la despenalización del aborto no punible que existe desde 1921. Este proyecto muestra que con la ultraderecha en el gobierno la libertad no avanza, sino que retrocede.”

De Mendieta finalizó: “Desde el 2015 con el #NiUnaMenos el movimiento feminista mostró su fuerza en las calles independiente de todos los gobiernos, conquistando en 2020 el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Este #8M el movimiento feminista vamos a salir a las calles de manera masiva en todo el país, para decir Ni un paso atrás en nuestros derechos conquistados. Si soplan fuerte, levantarán olas. Ni un paso atrás, #EsLey. Ya derrotamos la ley ómnibus, ahora vamos a derrotar este nuevo intento anti-mujeres”.

 

Contacto

Prensa de Izquierda Socialista: 11 6054-0129


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa Izquierda Socialista / FIT-Unidad

Milei comenzó su mandato como presidente llevando adelante una de sus principales amenazas de campaña: el cierre del ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad que pasará a ser Secretaría bajo la órbita del nuevo Ministerio de Capital Humano. La nueva cartera estará a cargo de Sandra Pettovello, defensora de la “familia y la vida” y ex presidenta del partido de la Ucedé.

En oposición al movimiento feminista, la visión de Pettovello representa la reacción patriarcal y atrasada en materia de libertades para las mujeres y disidencias. Por eso debemos prepararnos para enfrentar cualquier ataque a nuestros derechos.

Un balance necesario

Desde la creación del ministerio de Mujeres, Género y Diversidad en 2019 nuestra agrupación Isadora junto con un sector del movimiento feminista que se mantuvo independiente al gobierno peronista de Alberto Fernández, Cristina y Massa,  venimos denunciando la falta de presupuesto para combatir la violencia de género. Hemos debatido con quienes utilizaron a dicho ministerio como forma de cooptación de referentes feministas que dejaron de denunciar la responsabilidad del gobierno frente a los femicidios y transfemicidios y junto a ello, el perjuicio que significa para las mujeres y disidencias el acuerdo con el FMI.

En lo que va del 2023, en el país del #NiUnaMenos la violencia patriarcal se llevó la vida de 315 mujeres y disidencias según el Observatorio Lucía Perez. Sin embargo, el ministerio de Mujeres, Género y Diversidad tenía uno de los presupuestos más bajos: de  los 19 ministerios, estaba ubicado en el puesto 17, y recibió el 0,2% del total de gastos previstos para el 2023. Casi la totalidad de su presupuesto, estaba destinado al programa “Formulación de Políticas contra la Violencia por Razones de Género”, que incluye los programas Acompañar, Acercar Derechos y la Línea 144, entre otros.
De acuerdo con esta base de datos del Indec, el ministerio de Mujeres, Género y Diversidad tenía hacia julio de este año un total de 1.263 personas empleadas, pero sólo 50 en planta permanente, entre las que se encuentran las trabajadoras de la línea 144. Es decir, más de 1.200 trabajadoras y trabajadores que están en total riesgo de perder su empleo, entre ellas personas travestis-trans producto de la precarización laboral heredada del gobierno peronista.

Ni un despido, ni un programa menos

Durante estos cuatro años exigimos presupuesto para el ministerio de Mujeres, Género y Diversidad. Siempre dijimos que la solución estaba en dejar de pagar la deuda externa para  que ese dinero se pueda destinar a solucionar los problemas de las mujeres y disidencias. No será quitando derechos, eliminando programas que funcionan de manera insuficiente o cerrando el ministerio, que se resolverán los problemas.

Con claridad decimos que el cierre del ministerio de Mujeres, Género y Diversidad es parte de un intento de ofensiva contra nuestros derechos, que solo reforzará el vaciamiento presupuestario y el desamparo de las mujeres y disidencias que sufrimos la discriminación y la violencia en todos los ámbitos. Por eso ante el cierre del ministerio y su conformación como secretaría, reclamamos derechos laborales plenos y estabilidad en sus puestos de trabajo, ningún despido de trabajadoras y ningún recorte del ya insuficiente Plan Acompañar, en la línea 144  y las políticas  para combatir la violencia de género.

Desde Isadora e Izquierda Socalista en el FIT-Unidad estaremos acompañando cada una de las luchas de las y los trabajadores ante los despidos o cierre de programas. Con la organización, la movilización y la unidad de acción en las calles podremos derrotar todos los planes de ajuste y cualquier intento de atacar nuestros derechos por parte del gobierno ultraderechista y reaccionario de Millei-Villarruel.


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa Izquierda Socialista/ FIT Unidad

Las próximas semanas serán de transición entre el gobierno del peronismo y el del ultraderechista de Milei-Villarruel. Si bien este triunfo implica un cambio importante en el país, el intento de aplicar su plan “motosierra” y los ataques a los derechos conquistados, encontrarán resistencia por parte de las y los trabajadores, las mujeres y la juventud. A cada amenaza, habrá que oponerle lucha y organización.  

El triunfo de Milei en las elecciones generales abre un nuevo escenario político en el país. Sin dudas, el fracaso de los gobiernos peronistas, la inflación que a fin de año superará el 140 % y una clase trabajadora y sectores populares empobrecidos combinados con una juventud que no ve futuro, fueron las razones profundas para el triunfo del liberfacho de Milei. Desde el 10 de diciembre el gobierno ultraderechista abrirá un nuevo capítulo de la lucha de clases en nuestro país, porque su objetivo central será descargar la gigantesca crisis sobre el pueblo trabajador para que los capitalistas salven sus ganancias. Así lo agitó en toda la campaña, diciendo que aplicará un “ajuste mayor al exigido por el FMI” que incluye cambios en todas las áreas de la economía nacional, la salud, la educación y las libertades democráticas. Los salarios de las y los trabajadores, los planes a las organizaciones sociales y las condiciones laborales serán las variables del ajuste, lo que llevará a profundizar el ya destruido nivel de vida de la clase trabajadora y sectores populares.

Entre las primeras medidas anunciadas Milei dijo que: “Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado va a estar en manos del sector privado”, y señaló entre las empresas a privatizar a la petrolera YPF (ver "Quieren regalar YPF") y los medios públicos. “Vamos a arrancar primero con la reforma del Estado, y poner en caja las cuentas públicas rápidamente”, añadió. En otras palabras, un plan al mejor estilo de los ́90 con el  peronismo menemista, que dejará miles de despidos, pero que también chocará con una fuerte resistencia como ya ocurrió bajo el propio Menem. Las primeras señales de esta resistencia comenzaron a verse con el llamado a las asambleas por parte de Sipreba (sindicato de prensa) ante las amenazas de privatización de la agencia de noticias Télam, la TV Pública y Radio Nacional, luchas que desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda nos encontrará codo a codo peleando contra cualquier ataque.

Milei anunció que mantiene su plan de dolarizar la economía y eliminar el Banco Central, la apertura de las importaciones y el ajuste fiscal sobre el estado, entre lo que destacó liquidar la obra pública. Aunque por ahora son solo anuncios y amenazas, demuestran el peligro que representa el futuro gobierno de ultraderecha. Y ya comienzan a verse las consecuencias, en los aumentos irracionales de los alimentos de hasta 45% por parte de las grandes distribuidoras y formadoras de precios patronales que intentan adelantarse a una posible devaluación.

Es por eso que Macri, uno de sus principales aliados, dijo en estos días en una entrevista: “Los jóvenes no se van a quedar en la casa, los ´orcos´ tendrán que medir muy bien cuando quieran hacer desmanes en las calles”, agitando un escenario de fuerte conflictividad social y llamando abiertamente a reprimir y atacar a quienes se opongan a los planes de ajuste, siguiendo lo que ya Villarruel vino anunciando en toda la campaña electoral.

Milei-Villarruel representan además la reacción patriarcal, uno de sus diputados electo, el machista Benegas Lynch, dijo: que la ley de aborto es “la salvajada más espantosa”, en una clara provocación al movimiento feminista.

Ni miedo, ni resignación. Organicemos la pelea

Muchas compañeras y  compañeros se encuentran impactados por el triunfo de Milei, pero a todas y todos le decimos que nada está dicho, el mayor o menor avance de las medidas reaccionarias propuestas por la ultraderecha dependerá de nuestra lucha. Confiamos en la tradición de lucha de las y los trabajadores y de que  la bronca que muchas y muchos sentimos, se termine reflejando en un proceso de movilización al calor de cada uno de los ataques que Milei-Villarruel intenten llevar adelante. Hay que exigirle a la CGT que ante cada ataque, como acaba de ocurrir con los medios públicos y sectores estatales, llame a una medida de lucha. Desde el Frente de Izquierda Unidad venimos enfrentando el actual ajuste y lo seguiremos haciendo contra el ajuste de Milei, siempre junto al sindicalismo combativo y sus principales dirigentes apoyando todas las luchas y buscando la mayor unidad con delegados, comisiones internas y sectores en lucha. El triunfo electoral de Milei, no implica en sí una derrota de nuestras conquistas, porque confiamos que ante cada ataque encontrará lucha y organización. Te invitamos a sumarte a esta pelea y al calor de la misma, organizarte junto a Izquierda Socialista.


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa Izquierda Socialista/ FIT Unidad

Los primeros nombres del gabinete de terror de Milei son personajes, donde algunos fueron funcionarios de distintos gobiernos patronales y otros, siempre estuvieron al servicio de los bancos y multinacionales que hicieron enormes ganancias hambreando a la clase trabajadora. Nada “nuevo”, todos conformarán el equipo del ajuste para tratar de implementar el plan motosierra contra el pueblo trabajador y sectores populares.

Emilio Ocampo estará a cargo del Banco Central, uno de los defensores de la dolarización. Trabajó en Morgan Stanley, uno de los grandes bancos de inversiones yanqui (buitres) que usufructúan con las deudas externas, y pertenece a la Fundación Libertad y Progreso (que preside Alberto Benegas Lynch, diputado electo por La Libertad Avanza -LLA-, quien declaró: “Que tengamos una ley del aborto me parece la salvajada más espantosa”).

Federico Sturzenegger se nombra como posible ministro de Economía. Del equipo de Macri, del de Menem y del de De la Rúa, dónde jugó un rol central en el megacanje que incrementó la deuda externa. Durante el gobierno de Juntos por el Cambio creó los créditos UVA y está denunciado por la estafa del préstamo del FMI.

Miguel Ángel Toma estaría a cargo de la AFI, fue el jefe de Seguridad interior con Menem y secretario de inteligencia de Duhalde. Como directivo del Grupo Techint (con Macri) justificó los despidos de 1.400 trabajadores.

Carolina Píparo estará a cargo de la ANSES. Fue la candidata a gobernadora en la provincia de Buenos Aires y referenta de la mano dura. Sandra Pettovello estaría a cargo del nuevo ministerio de Capital Humano, fue militante de la Ucede y de PRO. Su rol será degradar a secretarías las carteras de Educación, Salud, Trabajo y Desarrollo Social.

La nueva canciller sería Diana Mondino. Defensora de la venta de órganos, de la privatización y de la entrega de Malvinas a los ingleses. Recientemente comparó el tener “piojos” con el matrimonio igualitario.

El especulador financiero Ramiro Marra se haría cargo de la AFIP. En 2019 peleó una banca dentro de la “casta” junto a Lavagna. Fue inversionista de IRSA, la principal constructora amiga de PRO y beneficiada con todo tipo de negociados con el espacio público.

La Secretaría de Gobierno sería para su hermana, Karina Milei, una figura clave de LLA durante toda la campaña electoral. Es relacionista pública y organizadora de eventos. El propio Javier Milei la comparó con “el profeta” Moisés.

Para completar, suman a un “panquecazo”, Florencio Randazzo. Fue ministro de Transporte de Cristina Kirchner, candidato a vicepresidente junto a Schiaretti y podría terminar siendo presidente de la cámara de diputados o secretario de Transporte.
                                                                                                


Escribe Mercedes de Mendieta, diputada nacional electa Izquierda Socialista/FIT Unidad

Frente a un balotaje abierto, Milei consolida una alianza electoral reaccionaria con el sector más de derecha de Juntos por el Cambio de Macri y Bullrich, quienes ya gobernaron contra el pueblo trabajador y con represión. Bajo la consigna “No más kirchnerismo” Milei busca conquistar una parte mayoritaria del electorado antiperonista y a quiénes buscan un “cambio”. Pero este cambio, será de la mano de un proyecto político de ultraderecha peligroso para las mujeres y disidencias, los trabajadores y la juventud.  

El “pacto de Acassuso” donde el facho de Milei consolidó su alianza con Macri, fue un nuevo cambio político que reafirma un escenario de fuerte disputa en el balotaje del 19 de noviembre. La ultraderecha de La Libertad Avanza busca ampliar electoralmente su 30% de votos y seducir a sectores de clase media y antiperonista.

El pacto y sus consecuencias: se dividió Juntos por el Cambio y se abre una crisis en La Libertad Avanza

Como consecuencia del pacto con Milei, Juntos por el Cambio se dividió. El PRO entró en crisis, ya que si bien la mayoría habría entrado en el acuerdo, referentes como Horacio Rodríguez Larreta y Eugenia Vidal se pronunciaron por “Ni Milei ni Massa”. Lo mismo hizo la Unión Cívica Radical (UCR) con Morales y Lousteau, la Coalición Cívica (CC) de Lilita Carrió y el Partido Socialista de Roy Cortina que se posicionó por el voto a Massa. En los hechos, Juntos por el Cambio dejó de existir.

El acuerdo también hizo ruido dentro de algunos sectores de La Libertad Avanza. El día lunes, en la reunión del Hotel Libertador el propio Milei se mostró enojado con  sectores de legisladores que rechazaron el acuerdo con Macri, por ser parte del fracaso reciente y ser parte de la “casta política” que hundió al país. Como así también, muchos referentes que apoyan a Milei por su discurso contra la “casta política”, y que se fueron desilusionados ante el acuerdo.

Frenemos el proyecto ultraderechista de Milei-Villarruel

Este pacto tuvo sus consecuencias dentro de Juntos por el Cambio y La Libertad Avanza, pero en lo estrictamente electoral la alianza con Macri-Bullrich favorece la candidatura de Milei de cara al balotaje. Somos claros, la elección no está definida aún y por eso el resultado está abierto para los dos candidatos patronales. Esto puede significar, que el 10 de diciembre tengamos en nuestro país un gobierno encabezado por dos fachos.

Desde Izquierda Socialista/FIT Unidad repudiamos el proyecto político ultraderechista que encabezan Milei-Villarruel que reivindica al genocidio de la dictadura de Videla, negando a las y los 30.000 desaparecidos y que fue públicamente apoyado por genocidas como “El Tigre” Acosta. Está claro que entre sus objetivos, como ya lo viene agitando la reaccionaria Cecilia Pando, está avanzar en los indultos a los militares porque su plan de gobierno y ajuste brutal solo puede pasar con un salto en la represión.  

El plan económico de Milei es antiobrero, y busca terminar con los derechos conquistados de las y los trabajadores que aún tenemos a fuerza de lucha, en una Argentina con 40% de trabajo informal. Sigue planteando la dolarización de la economía y una reducción del 15% del PBI del gasto público a través de arancelar la educación y la salud, la privatización de los ferrocarriles, de Aerolíneas Argentinas y de otras empresas estatales con miles de despidos, que se sumarían al cierre de distintas entidades estatales, de la cultura, de la ciencia y la tecnología. Además, pretende revertir los derechos conquistados por el movimiento feminista como el aborto legal y la educación sexual integral (ESI), entre otros.

Por todo esto, nos sumamos a este repudio político-electoral a Milei y su alianza con Macri y Bullrich, quienes ya gobernaron contra el pueblo trabajador. Llamamos a no votar a Milei y a seguir organizándonos contra este proyecto ultraderechista, votando críticamente a Massa, sin brindarle ningún apoyo político.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

A cinco meses de Milei / Dos paros generales y ninguna ley

A cinco meses de Milei / Dos paros …

15 May 2024 El Socialista N° 582

Alerta Rigi

Alerta Rigi

15 May 2024 El Socialista N° 582

Una reforma jubilatoria patriarcal

Una reforma jubilatoria patriarcal

15 May 2024 El Socialista N° 582