Oct 19, 2020 Last Updated 6:08 PM, Oct 17, 2020

El sábado 3 de octubre, integrantes del cuerpo de delegados del ferrocarril Sarmiento, entre los que estaba nuestra compañera diputada Mónica Schlotthauer, junto con compañeros de Izquierda Socialista Sur, fueron a la toma de Guernica para llevar su solidaridad y coordinar una próxima donación de alimentos.

Recorrieron la zona y pudieron hablar con delegadas de los cuatro barrios –20 de Junio, San Martín, La Lucha y La Unión–, que informaron sobre los insumos que están necesitando, a lo que los delegados del Sarmiento e Izquierda Socialista se comprometieron a hacerles llegar. También conversaron sobre la organización de la toma y cómo afrontan las distintas dificultades que se les imponen. “Acá hay muchas mujeres que escaparon del martirio de la violencia de género, ante la ausencia de respuesta del Estado nos organizamos para tener un techo donde vivir con nuestros hijos, lejos de la violencia”, comentó una delegada del barrio 20 de Junio.

Schlotthauer, al final del recorrido, señaló: “Miles de familias son empujadas a vivir en condiciones precarias, entre ellas muchas madres solteras, y a ocupar un pedazo de tierra. No al desalojo de Guernica, viviendas dignas ya para quienes las necesiten”.

Escribe Mónica Schlotthauer, delegada ferroviaria del Sarmiento y diputada nacional electa Izquierda Socialista/FIT Unidad

Orgullosas y emocionadas, las ferroviarias del Sarmiento vivimos la reincorporación de nuestra compañera Gisela, despedida en febrero de 2018 por la gerencia macrista. El servicio médico de la empresa la acusó por faltar mucho sin justificación, cuando Gisela estaba viviendo violencia de género en su casa mientras, además, criaba cuatro pequeñxs hijxs.

En vez de protegerla y ayudarla, consciente de las denuncias que Gisela había hecho, la empresa la persiguió y la despidió.

Pero las ferroviarias de Mujer Bonita es la que Lucha, la lista Bordó y el cuerpo de delegados, junto con los compañeros de la línea, la defendimos sin descanso.

La lucha contra su despido marcó un antes y un después. Logramos que se cumplieran las licencias por violencia de género, que deberían estar en todos los convenios, y que la empresa diera respuesta y contención a las compañeras que atraviesan esas situaciones cuando antes solo lo hacíamos a pulmón desde la red feminista de La Casa que Abraza.

Durante más de dos años golpeamos muchas puertas por Gisela. La echó la gerencia macrista, pero la gerencia peronista “progre” no lo revirtió inmediatamente. Fuimos al nuevo Ministerio de Mujeres y Diversidad y no obtuvimos respuestas. Finalmente, logramos que el Inadi se pronunciara por la reincorporación, ya que su despido violaba la ley 26.485, y la empresa tuvo que hacer lugar a nuestro reclamo.

Gisela ya está trabajando, es un gran triunfo. Pero queremos que vuelva a trabajar en el Sarmiento y con el mismo salario, antigüedad y categoría que tenía en 2018. Con el nuevo convenio que firmó la burocracia de la Verde, los que ingresan cobran la mitad que la categoría más baja. Una vergüenza. Pretenden que Gisela trabaje en el Área de Mujer de la empresa, dependiente del ministerio, donde estaría expuesta a casos de violencia. Ella no quiere ser un objeto decorativo en una oficina, quiere ser la operaria de limpieza que era cuando fue despedida.

Con la alegría de su vuelta, seguimos luchando por lo que falta. ¡Bienvenida de nuevo compañera!

Escribe Mónica Schlotthauer, diputada nacional electa Izquierda Socialista/FIT Unidad

El jueves pasado se vivió un hecho repudiable en plena sesión virtual de la Cámara de Diputados. El legislador salteño del peronismo del Frente de Todos, Juan Emilio Ameri, se mostró protagonizando una práctica sexual con una mujer. Esto obligó a que Sergio Massa dispusiera su suspensión para salvar rápidamente al peronismo. A las pocas horas, Ameri renunció.

Ameri tenía un frondoso prontuario. Pero, lejos de pagar por ello, estaba libre de culpa y cargo por parte de la Justicia y gozaba de una completa impunidad dentro del propio peronismo, que lo cobijó en sus listas tras su paso como funcionario de Urtubey.

Ameri fue denunciado por acoso sexual por una militante menor de edad de la agrupación kirchnerista El Aguante, de Salta. “Era un asqueroso, machista y acosador”, dijo la joven. A pesar de ello, fue candidato del Partido de la Victoria, de Diana Conti. ¿Pero cómo? ¿No lo sabían?

Ameri fue barra de River en Buenos Aires, donde se desempeñó en el departamento de marketing del club. En 2010 fue a probar suerte a Salta y “ascendió” a diputado nacional. ¿Nadie sabía nada dentro de las filas del peronismo?

Quien ahora lo va a suplantar, y posa de progre con su “pañuelo verde”, es la diputada Alcira Figueroa, antropóloga y feminista. Figueroa reconoció que “a principio de año hubo otro cuestionamiento a sus conductas y no se tomó ninguna medida porque no había pruebas contundentes y denuncia formal”. ¿No es lo mismo que alega siempre la justicia patriarcal para dejar sin castigo a estos personajes? Dice que planteó el tema a las autoridades del Frente de Todos y que le dijeron que “las listas las hace una mesa chica de tres o cuatro con plata o poder”. ¿Figueroa aceptó ser parte de una lista con acosadores y violentos y siguió haciendo campaña con estos sujetos?

Y si algo faltaba, Figueroa responsabilizó de lo ocurrido con Ameri “al conjunto de la sociedad, que acepta estos comportamientos de la vieja política. Era algo previsible”. Doble discurso total.

Inmediatamente, nuestra agrupación Isadora se pronunció: “Fue premiado con la candidatura a la banca de diputados. Hecho que refleja la doble moral del peronismo, que sostiene en sus filas a acosadores, desacredita las denuncias de las mujeres víctimas y sólo actuó con rapidez ante este hecho porque fue en vivo y se difundió rápidamente […] políticos ‘todopoderosos’ que desde su lugar de poder disponen también de las mujeres como objetos de su propiedad para tocar y divertirse a su antojo”.

Los comentarios sobre el hecho dieron para todo. El dinosaurio retrógrado, e impresentable machista, Aníbal Fernández le contestó a una diputada de Carrió: “Es preferible un diputado desubicado y calentón a una diputada mala leche”. Si fuera por Aníbal, habría que hacerle un monumento al patotero y abusador Ameri.

El “institucional” Massa fue más sobrio: “Esta es la casa del pueblo. No podemos admitir como representantes en democracia que se den estas situaciones”. Massa quiere salvar al “honorable” Congreso denominándolo “la casa del pueblo”. Pero desde ese “honorable” Congreso salieron las leyes más nefastas para los trabajadores y el pueblo. Recordemos la Obediencia Debida y el Punto Final de los años ’80 para salvar a los genocidas de la dictadura, los presupuestos que se votan todos los años en beneficio de los grandes empresarios y el FMI, los pagos de la deuda externa, las privatizaciones y los ajustes antipopulares, y un largo etcétera.

“Situaciones como esta disocian la política de la sociedad, que la está pasando mal por la pandemia”, también dijo Massa. Pero lo que viene disociando a “la política de la sociedad” no son solo estos casos repudiables, sino la política patronal de hambre, entrega y corrupción que viene padeciendo el pueblo trabajador con los distintos gobiernos hace décadas. ¿No recuerda Massa que hubo un Argentinazo que gritó “que se vayan todos”, “sin peronistas, sin radicales, vamos a vivir mejor” o “dónde está, que no se ve, a la famosa CGT”? El Argentinazo no fue solo un repudio a tal o cual diputado, sino a un régimen político hegemonizado por la UCR y las distintas variantes del peronismo que vienen gobernando hasta ahora.

No es que Ameri es un inmoral y que el resto de los políticos patronales tienen una moral intachable. Todos son parte de un sistema político al servicio de salvar a los de arriba. Quieren mostrar a Ameri como la excepción. Pero el peronista kirchnerista José Alperovich sigue en el Senado pese a las denuncias por abuso sexual de su sobrina, ante lo que venimos exigiendo que se le quiten los fueros y sea juzgado y castigado.

La doble moral del gobierno nacional es más que palpable. Mientras Alberto Fernández da discursos sobre los derechos de las mujeres y la diversidad sexual, los varones acosadores son premiados con cargos en sus listas. Y mientras Alberto y Cristina posan de “feministas”, se niegan a otorgar el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, sometiendo a millones de mujeres jóvenes y pobres a la violencia desgarradora del aborto clandestino.

Desde Izquierda Socialista seguiremos luchando contra estos políticos de la decadencia como Ameri y contra el resto de los políticos y partidos patronales que defienden a un sistema capitalista, ajustador, machista, patriarcal y de destrucción ambiental. Políticos que viven del privilegio, con dietas que superan quince o veinte veces más lo que cobra un trabajador o un jubilado. Los que votan leyes contra el pueblo. Los que gobiernan para los capitalistas y el FMI, sean peronistas, radicales, de PRO o de los partidos provinciales. Contra todo esto seguiremos postulando una alternativa política obrera y popular y de la unidad de la izquierda, como lo venimos haciendo desde el Frente de Izquierda Unidad.

Escribe Mónica Schlotthauer, diputada nacional electa Izquierda Socialista/FIT Unidad y delegada ferroviaria del Sarmiento

El mediático abogado Gregorio Dalbón no mide esfuerzos para librar de responsabilidades a los funcionarios peronistas kirchneristas y al empresario Cirigliano, condenados  penalmente por la masacre de Once. Ahora ha vuelto al ataque, anunciando un supuesto reconocimiento de culpa de Marcos Córdoba, conductor de la formación 3772, chapa 16, de la línea Sarmiento. ¿Qué hay de nuevo realmente en esta denuncia? Nada.

Las “pruebas” con las que Dalbón intenta adjudicar la exclusiva responsabilidad al conductor para salvar a los altos funcionarios y empresarios de sus condenas, surgen de un informe psicológico realizado para informar al tribunal si Córdoba estaba apto para recuperar su libertad. “Excediendo” su trabajo, la psicóloga Dolores Cardia y la trabajadora social Silvina Blanco le hicieron repetir al maquinista declaraciones sobre la causa y temas específicos, como la anulación del “freno de hombre muerto”. Un procedimiento indebido, que ya es parte del proceso judicial y por el cual está preso Córdoba. Sin embargo, el abogado ligado a Cristina Kirchner desvirtúa los hechos para afirmar textualmente que “Marcos Córdoba, el motorman que mató a 52, reconoce que anuló el freno”.

Evidentemente, el que no tiene frenos es el abogado para hacer esta irresponsable afirmación, contrariando incluso el propio proceso judicial. Las pericias técnicas realizadas en su momento comprobaron que el sistema de frenos estaba defectuoso, colapsado, los coches de la formación estaban en pésimas condiciones, por lo que se produjo el avasallamiento y los paragolpes hidráulicos no estaban funcionando. En el juicio quedó demostrado y documentado que el chapa 16 era material para chatarra, por lo que hacía meses estaba parado. Ese día estaba circulando por falta de formaciones. Y los subsidios que debían ir al mantenimiento de los trenes se desviaban. Los responsables son los funcionarios del gobierno Julio De Vido, Juan Pablo Schiavi, Ricardo Jaime y el presidente de TBA, Claudio Cirigliano.

Fue muy bien explicado desde el inicio que el freno al que se refiere Dalbón no es propiamente un “freno”, sino “un mecanismo para activar frenos” que la mayoría de los conductores desactivaba por su condición insegura en las antigüas formaciones Toshiba. Lo concreto es que los frenos manuales disponibles no accionaron porque la mayoría de los compresores que activaban esos frenos no funcionaban. Ni el de guarda (que se puede accionar por fuera de la cabina), ni el freno común, y tampoco el de emergencia. Esta anormalidad, junto con el estado de deterioro de los vagones que no resistieron el impacto, fueron los verdaderos culpables de la catástrofe. Por eso las principales condenas les fueron aplicadas a los altos funcionarios del gobierno kirchnerista y al presidente de TBA.

Nos sumamos a la indignación de la abogada de la defensa, doctora Valeria Corbacho, frente a esta noticia recalentada por Dalbón para confundir y tratar de exculpar a los funcionarios peronistas kirchneristas. Marcos Córdoba no ha agregado nada nuevo a todo lo que consta en el proceso desde el inicio. Exigimos que se cumpla con el procedimiento para dejar inmediatamente en libertad a Córdoba y que los verdaderos responsables de desmantelar los ferrocarriles y provocar esta lamentable tragedia evitable cumplan la prisión efectiva que les corresponde.

Este jueves se moviliza el Frente de Izquierda Unidad a la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina, Viamonte 1133 (esquina Cerrito), CABA. Se realizará un acto como parte de una jornada de protesta internacional aprobada en la Conferencia Latinoamericana y de EEUU reunida semanas atrás. La jornada se replicará también en México, Brasil y otros países.
Las consignas serán: “Viva la lucha y la rebelión del pueblo de Estados Unidos. Justicia para George Floyd y Jacob Blake. Fuera el imperialismo de América Latina. Por el triunfo de la lucha obrera y popular contra el golpe en Bolivia. Ningún acuerdo con el FMI. No al pago de las deudas externas. Que la crisis la paguen los capitalistas”.

Mónica Schlotthauer, (Diputada nacional electa por Izquierda Socialista en el FIT Unidad), quien será una de las principales oradoras del acto, señaló: “Vamos a apoyar la rebelión del pueblo de EEUU contra la policía racista de Donald Trump exigiendo justicia por George Floyd y el repudio a la criminal balacera policial contra el padre de familia de 29 años Jacob Blake, en Wisconsin, provocando una nueva ola de protestas. Daremos el apoyo a la lucha en Bolivia por Fuera Añez, también por Fuera Piñera en Chile. Y repudiaremos la renegociación y pagos de la deuda por parte de Alberto Fernández con el apoyo de Juntos por el Cambio y al nuevo pacto que se apresta a firmar con el FMI. Decimos que esa plata junto a un impuesto a las grandes riquezas debe ir a combatir la pandemia del coronavirus y la pandemia de la pobreza, el hambre y bajos salarios de forma inmediata.”

Contactos:
Monica Schlotthauer: 15-6458-5777
Facebook: Monica Schlotthauer
Instagram: @monica_schlotthauer
Twitter: @monschlotthauer
Prensa Izquierda: 15-6054-0129 @prensadeizquierda

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos