Nov 28, 2021 Last Updated 2:13 PM, Nov 28, 2021

¿De donde salieron los “libertarios”de Milei?

Publicado en El Socialista N° 516
Tags


Escribe José Castillo, candidato a diputado nacional CABA, por Izquierda Socialista /FIT Unidad

Javier Milei no inventó a los libertarios. Se trata de una corriente política internacional ultrarreaccionaria, que apoyó gobiernos como los de Reagan y Thatcher y a las más genocidas dictaduras sudamericanas. Ahora “resucitan”, de la mano de Trump, Bolsonaro o Vox.

La importante elección realizada por Javier Milei hizo que muchos se preguntaran de dónde salen sus planteos políticos y económicos. Aparece como lo nuevo, pero, como veremos a continuación, sus planteos no son novedosos, ni en la Argentina ni en el mundo.

Hayek, Friedman… y luego Thatcher, Reagan, Pinochet y Videla

Milei se dedica a despotricar contra el socialismo. Para él socialismo es Venezuela o Cuba. Brutal coincidencia de Milei con los dictadores de esos países, que en la realidad son plenamente capitalistas, sometidos al saqueo por las mismas transnacionales a las que elogia La Libertad Avanza. Pero Milei va más allá, y llega a tratar de “zurdo” al mismísimo Horacio Rodríguez Larreta. Sepamos que todo esto no lo inventó Milei, sino Friedrich Hayek, un economista austriaco, ultrarreaccionario, que ya decía que cualquier intervención del estado en la economía era un camino directo a lo que el llamaba “el socialismo”. Este planteo fue utilizado en los años ‘50 en los Estados Unidos por  el macartismo, para desatar la más feroz persecución contra todo lo que oliera a “medianamente progresista”. Periodistas, artistas e intelectuales fueron echados de sus trabajos, enjuiciados y encarcelados sospechosos de “infiltrados comunistas”.

Hayek, junto con otro economista reaccionario, Milton Friedman, que había creado su propia corriente, el “monetarismo”, en la Universidad de Chicago, dieron nacimiento a lo que se llamó la Sociedad Mont Pelerin, un encuentro anual de las figuras más reaccionarias del planeta. Ahí se formó Margaret Thatcher (ferviente admiradora de Hayek) y los dirigentes norteamericanos que, en los primeros años ‘70, crearon un partido de ultraderecha liberal llamado casualmente “Partido Libertario”, en el que hizo sus primeros pasos en política Ronald Reagan.

Hayek y Friedman fueron admiradores e impulsores de las dictaduras militares genocidas del Cono Sur. Hayek visitó y felicitó a Pinochet. Y ambos proveyeron de funcionarios a los ministerios de Economía de ambos países en esos años. Fue el anticipo de lo que luego se llamó “la ofensiva neoconservadora” que llevó al poder a los furiosamente derechistas Thatcher y Reagan, que implementaron, como salida a la crisis capitalista mundial abierta en los ‘70, una auténtica contrarrevolución contra las conquistas de la clase trabajadora.

En la Argentina tampoco son nuevos

En nuestro país hace décadas que existe también una corriente de derecha liberal conservadora. No la inventó Milei. Estuvo íntimamente unida a las dictaduras militares, a las que llenó de funcionarios (en particular ministros de economía) a partir de 1955.

De ahí surgió el “padre político” de esa corriente: Álvaro Alsogaray. Después de implementar a fines de la década del ‘50 uno de los más feroces planes de ajuste contra el pueblo trabajador (y dejar una frase histórica: “hay que pasar el invierno”) se dedicó a crear partidos de esa vertiente ideológica, primero con poco éxito (fracasó y salió casi último con la Nueva Fuerza en 1973) y luego con mayores votaciones entre 1983 y 1989, con la Ucedé, que terminó diluida al interior del menemismo en la década del ‘90, cuando este adoptó el programa de privatizaciones de Alsogaray.  

Pero Alsogaray no será la única vertiente política del liberalismo conservador. Sus seguidores ya habían introducido los libros de Hayek y desde ahí fueron formando una línea de economistas de la llamada escuela “austriaca”, de donde se fue el núcleo de los que hoy le dan letra a Milei. Los “monetaristas”de Chicago, por su parte, habían hecho su entrada en nuestro país proveyendo la mayoría de los funcionarios de Martínez de Hoz (ministro de Economía de Videla). Poco después fundaron lo que hoy es la universidad privada CEMA, donde su director fue el ministro de Economía sucesor de Cavallo en los 90 (Roque Fernández) y que tuvo entre sus cuadros  principales a López Murphy.

Milei y La Libertad Avanza

Como vemos,  Milei no es más que un envase nuevo para una mercadería muy vieja, casi rancia. Son los sucesores de toda esa tradición de derecha dura, hoy directamente vinculada en muchos lugares a la ultraderecha. Son la forma concreta que adopta el neofascismo en esta época de crisis capitalista imperialista.

Milei copia el discurso negacionista de la crisis ambiental, misógino y homofóbico de Bolsonaro que, recordemos, puso como ministro de Economía al ultraliberal Paulo Guedes. Los libertarios de Milei son admiradores de Donald Trump, que ha incorporado a su interior a la mayoría de la ultraderecha yanqui que antes se organizó en el Tea Party y más atrás, como ya explicamos, en el Partido Libertario yanqui. Su crítica de “la casta política” tampoco es invento propio: lo toman de los postulados de Vox en las últimas campañas electorales del Estado Español.

A Milei le cabe la frase de Noam Chomski, que él la dirigía a los libertarios yanquis: “se llaman libertarios, lo que es una broma de mal gusto. Son totalitarios. Te están diciendo que si eres lo suficientemente rico para sobrevivir, genial; si no lo eres, mala suerte”.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
Coronavirus y debacle social - La peor crisis del capitalismo en su historia / Correspondencia Internacional Nº 45 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Centroamerica: Seis paises, una nacionalidad, una revolución (1981)
Argentina y Bolivia: un balance (polémica con la guerrilla 1969-1972)
Guevara: Héroe y mártir (1967)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa