Jul 24, 2024 Last Updated 10:11 PM, Jul 23, 2024

Escribe Agxs Mermet
 
Tehuel es un joven trans que fue desaparecido en 2021. Salió de su casa por la promesa de una supuesta changa, en el marco de la precarización y pobreza que golpea a gran parte de la juventud y especialmente las disidencias, y nunca regresó. La carátula del juicio es “homicidio agravado por odio a la orientación sexual e identidad de género”. Desde Isadora y Disidencias en Lucha nos hicimos presentes en la primera jornada del juicio para llevar nuestra solidaridad y exigir que se esclarezca el caso.
 
A fines de 2021 la causa se desdobló en dos líneas: la de desaparición que implicaba continuar con su búsqueda, y la que llega a juicio actualmente por crimen de odio. Esto último resulta histórico: por primera vez se habla formalmente de un transhomicidio, a la vez que deja un sinsabor por el desarrollo que tuvo el caso. La investigación fue entorpecida desde el comienzo por la Justicia y por el ex ministro de Seguridad del gobierno peronista de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, que siempre dieron por muerto a Tehuel. La fiscal Karina Guyot, había sido denunciada en casos previos por falta de perspectiva de género, cajonear causas y ejercer violencia institucional, y dejó acumular irregularidades: tras radicarse la denuncia pasó más de una semana sin actuar, y los rastrillajes se hicieron de forma ineficiente. La búsqueda no tuvo continuidad, sólo se sostiene una oferta de recompensa por información de paradero. Mientras tanto, los imputados Ramos y Montes mantienen su pacto de silencio.
 
Lo que pone de relieve la desaparición de Tehuel

La comunidad Travesti, Trans, No Binarie (TTNB) estamos en situación de extrema precariedad y vulnerabilidad. Por el odio y la violencia heterocispatriarcal, por la expulsión de hogares y escuelas a temprana edad, o por la discriminación, se nos excluye del mercado laboral. Recurrimos a changas y el 90% de nuestra población está o estuvimos en situación de prostitución, por lo que la policía nos hostiga y encarcela arbitrariamente. Esto se agudiza en los lugares más marginados, donde la desidia y el ajuste de los gobiernos golpea con más fuerza. Tehuel vivía en las afueras de Alejandro Korn, en “el conurbano profundo”, quería terminar sus estudios y hacía changas para sostener a su familia. Su desaparición es la cara más cruda de lo que vivimos les jóvenes TTNB ante la sistemática negación de los gobiernos de garantizar derechos básicos y las leyes que hemos conquistado, como la Ley de Identidad de Género y el Cupo Laboral Travesti-Trans.

En la provincia de Buenos Aires la Ley de Cupo se aprobó en 2015, no fue reglamentada hasta 2019, y es aplicada parcialmente, sin llegar a cubrir los puestos laborales que debiera. En 2021 conquistamos la Ley de Cupo Laboral TT a nivel nacional que corre la misma suerte. Sólo llegó a cubrirse un 10% de los puestos que indica (al menos 1% de la planta total de trabajadores estatales a nivel nacional) y con contratos basura. El gobierno de Milei ha empeorado esta situación con sus políticas de ajuste y discursos de odio. Los despidos masivos a trabajadores estatales incluyó a compañeres TTNB contratades por el Cupo, atacando nuestras conquistas, pero la lucha viene logrando reincorporaciones en algunos sectores.

 La desaparición de Tehuel es un recordatorio de que el incumplimiento del Cupo Laboral Travesti-Trans nos hace vulnerables a todo tipo de violencia en el intento de subsistir a la crisis económica que nos hunde en la miseria. Por eso seguimos exigiendo su aplicación real y efectiva. A su vez, reclamamos que la búsqueda continúe y seguiremos en las calles al grito de ¡Aparición con vida de Tehuel! ¡Los gobiernos son responsables!

Escribe Cho Chaparro

A esta altura del gobierno de Javier Milei es bien sabida su posición profundamente misógina y homolesbotransbiodiante. Los dichos públicos homoodiantes de figuras como el diputado Benegas Lynch, la canciller Mondino, el biógrafo de Milei, Nicolás Márquez, e incluso del propio presidente, así como el desprecio al cupo laboral travesti-trans del vocero Adorni, tienen su correlato en los hechos: el gobierno disolvió el Inadi y cerró el ex Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, despidiendo a ciento de trabajadores, incluides travestis, trans y no binaries contratades por el cupo laboral; prohibió la perspectiva de género en el Estado, amenazando la aplicación de la ESI y la Ley de Identidad de Género; recortó el programa acompañar, dejando a cientos de mujeres heterocis y disidencias en situación de violencia de género desprotegides; firmó un acuerdo para la entrega de alimentos con la fundación de Abel Albino, antiderechos negador del uso del preservativo y su eficacia para prevenir la transmisión de VIH. En definitiva, Milei refuerza y profundiza las desigualdades económicas y sociales que sufrimos las disidencias a la vez que promueve y legitima la violencia heterocispatriarcal y los crímenes de odio. El triple lesbicidio de Barracas da cuenta de ello.

El plan reaccionario de Milei busca eliminar no sólo las conquistas feministas y de las disidencias, sino también las de la clase trabajadora en su conjunto. Con recortes presupuestarios en salud, educación, vivienda y trabajo, el protocolo represivo de Bullrich, el nefasto DNU aún vigente y el impulso de una nueva Ley Bases que busca profundizar el ajuste y el saqueo de nuestros recursos al servicio del FMI. Pero nada de esto se da sin resistencia: el movimiento feminista y de las disidencias venimos organizándonos desde el primer momento para defender nuestros derechos, conquistados tras años de pelea movilizades en las calles, como se demostró en la histórica jornada del pasado 8M, que fue masiva en todo el país.

Es fundamental seguir por este camino de organización y movilización en unidad para luchar contra las políticas discriminatorias y de hambre del gobierno de Javier Milei. Continuemos peleando contra estas políticas que son las que nos llevan a la brutal crisis económica y social. Responsabilidad de todos los gobiernos, de  la iglesia católica y sus acuerdos patronales, de la estigmatización y persecución de nuestras sexualidades, orientaciones e identidades por parte de las fuerzas represivas y la Justicia clasista y patriarcal. ¡Sumate con nosotres por una salida feminista, disidente, socialista y revolucionaria!

Escribe Agxs Mermet
 
Este 28 de junio de 1969 se produjo la Revuelta de Stonewall, levantamiento protagonizado por travestis, trans, lesbianas y gays, mayoritariamente de origen latino y negro, marginades, pobres, sin hogar y trabajadores sexuales, en respuesta a las sistemáticas razzias policiales en el bar Stonewall Inn de Nueva York.

Esa noche no fue igual a las anteriores en el Greenwich Village de Nueva York, el barrio donde se concentraba los bares y lugares de encuentro de las distintas comunidades disidentes y objeto constante de redadas, detenciones y abusos policiales. Cientos de travestis, trans, lesbianas y gays se enfrentaron e hicieron retroceder a la policía. El hecho comenzó en medio de un intento de razzia en el bar Stonewall, pero una vez que estalló, todes salieron de otros bares y lugares de encuentro, y se sumaron a la pelea. Ahí nació un nuevo movimiento y en los días siguientes surgieron distintas organizaciones de gays, lesbianas, travestis y trans. En el primer aniversario del levantamiento se realizó una marcha para conmemorar el hecho: quizás les que participaron de ella no podían imaginar que estaban protagonizando la primera marcha del orgullo, que se replica cada 28 de junio hasta hoy, reuniendo millones de personas.

Stonewall se dio en el marco del ascenso de las luchas de los años ´60: la resistencia a la guerra de Vietnam, el movimiento antirracista por los derechos civiles, el apoyo a la revolución cubana, el Mayo Francés y la segunda ola del feminismo. A partir de entonces, nacerían y se masificaron año a año las marchas del orgullo a nivel mundial, y surgirían cientos de organizaciones que conformaron un movimiento pluriclasista con eje en la lucha contra la opresión heterocispatriarcal; para fines de los años ´70 se populizaría como símbolo común la bandera arcoiris.

 La movilización encabezada en 1969 por Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson, entre otres activistas, se dio contra la criminalización, persecución y patologización de las orientaciones sexuales y las identidades de género disidentes; pero también contra la precariedad económica a la que se veían sometides como disidencias de la clase trabajadora. En definitiva, el levantamiento de Stonewall, que fue el puntapié de nuestro movimiento fue una expresión de lucha contra la opresión y explotación capitalista y patriarcal, llevando a parte del activismo a construir vínculos con el resto de los movimientos de liberación e incluso anticapitalistas.

El trotskismo morenista y su historia en el movimiento de las disidencias

Nuestra corriente morenista fue parte de esta alianza ya desde los ´70. En Brasil aportó a la organización del movimiento, en plena lucha contra la dictadura, y en 1981 conformaron el “Grupo de Militantes Homosexuales Construyendo el PT”.

En Argentina, el PST (antecesor de Izquierda Socialista) fue la única organización que apoyó e incluso prestó un espacio físico en su local central al FLH (Frente de Liberación Homosexual) para sus reuniones, donde participaban varios compañeros del partido, y realizaron junto a organizaciones feministas una campaña contra la prohibición de información y distribución de métodos anticonceptivos.
En 1984, militantes del MAS (como se denominaba nuestra corriente en ese momento) participaron de la fundación de la Comunidad Homosexual Argentina  (CHA), realizando charlas con  sus referentes en locales partidarios, y creando la agrupación Alternativa Socialista para la Liberación Sexual. Así, a lo largo de los años acompañamos las luchas y movilizaciones de las disidencias que llevaron a las importantes conquistas que hoy gobiernos como el del ultraderechista Milei nos quieren quitar.

 Actualmente, más que nunca, la tradición de lucha de las disidencias se hace presente con nuestra participación en las peleas en todo el mundo contra los gobiernos hambreadores y ajustadores, tanto aquellos que posan de progresistas con su doble discurso como los que fomentan políticas explícitamente discriminatorias. Se expresa en las disidencias que somos parte del apoyo mundial a la resistencia del pueblo palestino contra el genocidio llevado adelante por el ilegítimo Estado sionista israelí, que pretende avanzar con su plan colonialista de limpieza étnica, con el apoyo del imperialismo yanki, mientras posa como aliado y garante de los derechos de las disidencias.

 Rechazamos este montaje capitalista de “pinkwashing” de los gobiernos y empresas que hoy vemos posar con las banderas arcoiris, pretendiendo lucrar con nuestras identidades y símbolos a la vez que nos discrimina sistemáticamente, negándonos el acceso a trabajo, salud, vivienda y educación. Repudiamos que el sionismo y sus aliados nos utilicen como bandera mientras bombardean Palestina y masacran a decenas de miles, y nos solidarizamos con el pueblo palestino que resiste. Especialmente, con las disidencias palestinas cuyas vidas y existencias son negadas.

La grave situación de precariedad económica de nuestra comunidad se combina con la discriminación y los crímenes de odio, y se agrava año tras año con la agudización de la crisis capitalista mundial que nos tiene como variable de ajuste. Por ello es fundamental organizarnos, reivindicar y celebrar con orgullo nuestra existencia y resistencia contra la heterocisnorma, para dar pelea al sistema capitalista y patriarcal.
 


Escribe Mercedes Trimarchi, legisladora electa CABA por Izquierda Socialista/FIT Unidad

Cuatro lesbianas fueron quemadas durante la madrugada del lunes 6 en la habitación que compartían en un hotel ubicado en la calle Olavarría al 1.600 en el barrio porteño de Barracas. Roxana, Pamela y Andrea, murieron. Sofía continúa internada. El agresor, Justo Fernando Barrientos, envalentonado por los discursos de odio a las disidencias decidió incinerarlas. El hombre de 67 años, ya las había amenazado por “tortas” y les había jurado que las iba a matar. Mientras dormían, les tiró una bomba molotov en la pieza y cuando se despertaron e intentaron salir, las golpeaba y empujaba para devolverlas al fuego. Hacemos responsable por este crimen de odio heterocispatriarcal no sólo al autor material sino también al gobierno. Milei es un ultraderechista, homodiante y misógino que promueve discursos de odio y con sus políticas profundiza las desigualdades sociales que afectan más a las mujeres y disidencias.

Días previos al ataque, el abogado ultraderechista y biógrafo oficial de Milei, Nicolás Márquez, había sido entrevistado en una radio. Durante la charla, Márquez dijo que la homosexualidad era una enfermedad y una conducta autodestructiva. En la entrevista revoleó al aire falsas estadísticas y sin citar ninguna fuente (al mejor estilo de los datos inchequeables de Milei)  que “Una persona de tendencia homosexual vive 25 años promedio que una heterosexual”. Escandalosamente esto fue avalado por tuiteros fachos y homodiantes. En contrapartida y en otro programa radial, el director de la Fundación Sí, Manuel Lozano, leyó una conmovedora carta al aire en la que relató en primera persona todas las violencias que sufrió desde pequeño por su orientación sexual y que fue replicada en varios medios y redes sociales.

Lo ocurrido en el hotel de Barracas es un hecho de extrema crueldad, un crimen de odio heterocispatriarcal que merece todo nuestro repudio y por el que exigimos justicia. Tal como lo denunciamos en la nota de Disidencias en Lucha publicada el jueves 9 de mayo “Las compañeras lesbianas fueron doblemente atacadas: por el asesino que las prendió fuego y por el gobierno ultraderechista de Milei, que además de promover discursos misóginos y homolesbotransbiodiantes, con su plan económico profundiza aún más la paupérrima situación de vida de un alto porcentaje de las disidencias en nuestro país y que empujó a las cuatro mujeres a vivir hacinadas en un cuarto de hotel” de dieciséis metros cuadrados con baño y cocina compartido.

El odio a las disidencias es promovido desde el gobierno con todo el  aparato estatal. Este es un hecho nuevo y peligrosísimo. No solo nuestras conquistas feministas están en jaque en la era Milei sino nuestra propia existencia. Frente a este cruel escenario, nuestra respuesta debe ser contundente. El próximo 3 de junio, en un nuevo aniversario del Ni Una Menos, debemos movilizarnos en unidad tal como lo hicimos el pasado 8M y gritar bien fuerte: Justicia por Roxana, Pamela y Andrea. Fue lesbicidio, el gobierno es responsable.

Fue lesbicidio
¡El gobierno es responsable!
Nos organizamos contra los discursos y ataques de odio

En la madrugada del lunes, un hombre lanzó una bomba molotov a la habitación en donde vivían cuatro lesbianas en el barrio de Barracas. Tras el atentado, Pamela y Mercedes perdieron su vida producto de las quemaduras, las otras dos compañeras de cuarto se encuentran en estado de gravedad. Además, 30 personas del conventillo debieron ser evacuadas.

Este crimen de odio heterocispatriarcal contra las compañeras lesbianas es promovido desde el propio gobierno de Javier Milei que con permanentes discursos de odio hacia las disidencias, su ataque a la Educación Sexual Integral, el cierre del INADI y el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad legitima, refuerza y profundiza las desigualdades económicas y sociales que sufrimos las disidencias. Pamela, Mercedes y sus compañeras fueron doblemente atacadas: por el asesino que las prendió fuego y por el gobierno ultraderechista de Milei, que además de promover discursos misóginos y homolesbotransbiodiantes, con su plan económico profundiza aún más la paupérrima situación en la que vivimos un alto porcentaje de las disidencias en nuestro país y que empujó a las cuatro mujeres a vivir hacinadas en un cuarto de conventillo.

Desde Disidencias en Lucha repudiamos este hecho gravísimo y exigimos justicia por Pamela y Mercedes, sus compañeras y las víctimas del atentado. Basta de violencia y de discursos de odio.

¡Seguimos exigiendo ABSOLUCIÓN PARA PIERINA!
APARICIÓN CON VIDA DE TEHUEL YA

Hoy (viernes 10) 17hs nos sumamos a la convocatoria en Congreso para exigir JUSTICIA POR PAMELA Y MERCEDES

#JusticiaporPamela #JusticiaporMercedes #bastadelesboodio

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Pacto de Mayo en Tucumán / Milei firma “el acta de la dependencia”

Pacto de Mayo en Tucumán / Milei f…

08 Jul 2024 COMUNICADOS DE PRENSA

A Luchar / Nuestro modelo de sindicalismo combativo y democrático es distinto

A Luchar / Nuestro modelo de sindic…

17 Jul 2024 El Socialista N° 586

¡No a la tregua de la CGT!

¡No a la tregua de la CGT!

17 Jul 2024 El Socialista N° 586