Jun 25, 2022 Last Updated 12:49 AM, Jun 25, 2022

A 100 años de su creación: por una YPF 100 % estatal

Publicado en El Socialista N° 536
Tags

Escribe Mariano Barba

Por decreto del presidente Hipólito Yrigoyen, en 1922 fue creada Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) bajo la administración del gobierno. Fue el presidente Marcelo T. de Alvear quién le encargó a Tomás Le Breton, ministro de Agricultura, que buscará un responsable de YPF. Así llegó Enrique Mosconi.
 
Mosconi demostró, hace casi cien años, que era posible el desarrollo de una industria petrolera en manos del estado. Afirmaba Mosconi: “No queda otro camino que el monopolio del Estado pero en forma integral, es decir, en todas las actividades de esta industria: la producción, la elaboración, el transporte y el comercio. Sin el monopolio del petróleo es difícil, diré más, es imposible para un organismo del Estado vencer en la lucha comercial a las organizaciones del capital privado”.

Bajo la dirección de Mosconi, YPF creció en la exploración, producción y refinación de petróleo, y creó condiciones que no existían en esas geografías patagónicas. Construyó viviendas, caminos, escuelas, proveedurías, hospitales, clubes, puertos; para la radicación de las familias ypefianas. YPF hizo crecer a ciudades como Comodoro Rivadavia, Las Heras, Caleta Olivia y Plaza Huincul (vecina a Cutral Có) en lo que hoy son las provincias de Chubut, Santa Cruz y Neuquén. En ese período se creó, en 1925, la destilería de Ensenada, llegando a ser considerada la cuarta más importante del mundo. También avanzó en los buques de transportes de petróleo y en oleoductos.

Pero esta gran empresa estatal empezó a ser desguazada a partir de las reformas introducidas entre 1989 y 1992, con la llegada del peronista Carlos Menem a la presidencia. La liquidación definitiva se concretó cuando todo el peronismo votó en el Congreso la privatización de YPF. Lo que más adelante sería el peronismo kirchnerista, en 1992 militó muy fuerte para lograr la privatización. Cristina, entonces diputada provincial, propuso que el parlamento santacruceño exigiera que sus legisladores dieran el quórum necesario para privatizar, declarando: “En lo económico posibilita la mejora de nuestras cuentas (las de Santa Cruz) y en lo institucional, nos torna creíbles y respetables en cuanto damos cumplimiento a la palabra empeñada”. El actual senador del Frente de Todos, Oscar Parrilli, fue el miembro informante de la ley de privatización. Los senadores neuquinos del MPN Elías Sapag y Guillermo Solana dieron el quórum que faltaba para votar la ley. Néstor Kirchner, por entonces gobernador de Santa Cruz, en 1999 vendió a Repsol el 5% de YPF, que pertenecía a la provincia, por más de 600 millones de dólares. La burocracia sindical del Sindicato Único Petrolero del Estado (SUPE), encabezada por Diego Ibáñez, apoyó la entrega de YPF a la multinacional Repsol. Las consecuencias fueron nefastas, la desocupación hizo estragos entre los obreros petroleros, que terminaron en la calle, inaugurando los históricos cortes de ruta en las puebladas de Cutral Co de 1997/98. Aún hoy miles de ellos no cobraron el resarcimiento legal que les correspondía.
 
YPF 100 % estatal bajo control obrero

En 2012 comienza la historia reciente, cuando la presidenta Cristina Fernández hizo votar una nueva ley reestatizando el 51% de YPF como una sociedad anónima, pagando a Repsol unos 5.000 millones de dólares, cuando valía menos por el vaciamiento que le generó Repsol. Pero el 25 % de la parte privada quedó en manos del grupo Eskenazi (amigos de Néstor y Cristina) sin poner un peso, ya que iba a pagar con dividendos futuros. Encima, los fondos Burford Capital y Eton demandaron a la Argentina por 3.500 millones de dólares. Un desastre tras otro.

Para el CEO actual de YPF, Sergio Affronti, “YPF tiene un futuro brillante” ya que además del petróleo y el gas está ingresando en distintas ramas de la energía como YPF Litio, que avanza con las provincias del noroeste; YPF Luz, productor de energía renovable; e YPF Tecnología, de investigación y desarrollo.

Para Izquierda Socialista, ninguna de estas variantes servirán para beneficiar al pueblo trabajador y sectores populares ni mejorar el patrimonio nacional, ya que la YPF actual se maneja igual que las multinacionales saqueadoras.  Para que se cuide el medio ambiente, para que las riquezas del subsuelo queden en el país, y las tarifas de los combustibles y servicios públicos sean acordes con los ingresos populares, toda la industria hidrocarburífera y de energías renovables tiene que pasar a ser 100 % estatal y bajo control de trabajadores y técnicos que definan su producción en función de las necesidades del pueblo.
                       

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Los sujetos históricos (1984)
Entrevista en The Militant (1972)
Tesis sobre el guerrillerismo (1986)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos