Jun 25, 2022 Last Updated 12:49 AM, Jun 25, 2022

Se agudiza la crisis política en el gobierno / Ni Alberto ni Cristina ofrecen una salida al pueblo trabajador

Publicado en El Socialista N° 536
Tags


Escribe José Castillo

Alberto Fernández y Cristina volvieron a aparecer juntos después de tres meses. Cristina instó a Alberto a “usar la lapicera”, al mismo tiempo que criticaba discursivamente muchas de sus medidas. Un día después, todo se agravó con las declaraciones de Matías Kulfas, que llevaron a su renuncia. ¿A dónde va el gobierno del Frente de Todos?

La crisis política en el gobierno del Frente de Todos sigue acrecentándose prácticamente día a día. Había despertado mucha expectativa el reencuentro de Alberto y Cristina en una misma tribuna después de tres meses sin comunicación. El evento en sí ya fue un nuevo capítulo de crisis, con Cristina reprendiendo a Alberto, cuestionando que en la obra del gasoducto de Vaca Muerta a la provincia de Buenos Aires se privilegió a Techint, e instando a Alberto a “usar la lapicera” (la frase que ganó los titulares de todos los diarios del domingo). Menos ampulosamente, el presidente respondió algunas de las críticas de Cristina, instando a hablar “del futuro más que del pasado” e insistiendo en la necesidad de mantener la unidad del Frente de Todos, “contra la derecha de Macri”.  

Pero, llovido sobre mojado, todo estalló al día siguiente, cuando el ministro de Producción Matías Kulfas refutó los dichos de Cristina, denunciando una posible corrupción a favor de Techint, pero llevada adelante por funcionarios afines al kirchnerismo (ver nota Fiesta para las multinacionales petroleras / Frío y carestía para el pueblo trabajador). Todo culminó con Alberto Fernández pidiéndole la renuncia a Kulfas, desmintiendo sus acusaciones, con el kirchnerismo festejando haberle volteado un alfil al albertismo y con el propio Kulfas ratificando sus denuncias en el escrito que entregó al presidente al despedirse del cargo.

El reemplazante de Kulfas terminó siendo Daniel Scioli. Se repite lo que ya se dio ante otras renuncias provocadas por el kirchnerismo. En todos los casos, sus reemplazantes terminaron siendo personas más acordes aún al paladar del establishment. Así pasó con Guillermo Hang, el secretario de Comercio que reemplazó a Feletti. Y ahora con Daniel Scioli. Recordemos que el nuevo ministro de Producción tiene todo un currículum en ese sentido. Entró a la política de la mano de Carlos Menem en la década del ´90, luego fue vicepresidente durante el mandato de Néstor Kirchner y más tarde gobernador en el gobierno de Cristina, para terminar como el candidato a presidente que perdería las elecciones frente a Mauricio Macri. En los últimos tiempos, ya con Alberto Fernández en el gobierno, fue embajador en Brasil, cultivando una buena relación con el gobierno reaccionario de Bolsonaro y con el conjunto del empresariado brasileño. Llega así ofreciendo toda una garantía a los grandes grupos económicos que continuarán los negocios que dependen de los contratos públicos, como el mismo que llevó al conflicto y la renuncia posterior de Kulfas, con el affaire del gasoducto desde Vaca Muerta y el rol privilegiado de Techint.

Que el gobierno del Frente de Todos está sumido en una profunda crisis ya no es un secreto para nadie. La supuesta “guerra” contra la inflación nunca arrancó, peor aún, esta se incrementó como nunca. Este mes se producirá el aumento de las tarifas de los servicios públicos de luz y gas, y ni siquiera existirá la tantas veces declamada “segmentación”: el tarifazo le caerá a todos por igual.

Mientras tanto, la interna entre Alberto y Cristina es abierta y nadie la disimula.  Cada vez es mayor la frustración de miles que tenían expectativas en el gobierno. Muchos, con razón, ven en Alberto Fernández y sus funcionarios más cercanos una responsabilidad principal en la continuidad de la miseria, la pobreza y la virtual pulverización de salarios y jubilaciones. Cristina Fernández y el kirchnerismo, por su parte, hace meses que vienen llevando adelante críticas a muchas de las políticas económicas. Pero estas son puramente retóricas. Son solo para tratar de despegarse del repudio popular a las consecuencias del ajuste. Pero no ofrecen nada diferente en concreto. Es que, en última instancia, tanto Cristina como Alberto siempre han sostenido seguir pagando la deuda externa y llevar adelante el acuerdo con el FMI. El kircherismo, más allá de su retórica de doble discurso, no plantea ningún programa alternativo al vigente del ajuste en curso. Ya lo dijo el propio Máximo Kirchner cuando renunció a la jefatura del bloque del Frente de Todos en Diputados: “no queremos poner palos en la rueda”. Lo mismo puede interpretarse del gesto de Cristina al regalarle la lapicera a Alberto. Se trata de un “hacete cargo y pagá vos los costos del ajuste”.

Por eso invitamos a reflexionar a aquellas compañeras y compañeros de trabajo, estudio o vecinos en los barrios que, teniendo expectativas en el gobierno del Frente de Todos, hoy asisten azorados a su crisis. Queremos ser francos: nuestra opinión es que no hay salida en el peronismo. Se impone la construcción de algo distinto, de otra alternativa política que, obviamente, no puede ser Juntos por el Cambio ni Milei. Es lo que postulamos desde Izquierda Socialista y venimos construyendo desde el Frente de Izquierda Unidad: un programa alternativo que, partiendo de no pagar la deuda externa y romper con el FMI, priorice resolver las más urgentes necesidades populares.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Método de interpretación de la historia argentina
España: con las Cortes, cortar la monarquía (1977)
Historia del PST 2 - Del gobierno de Cámpora a la muerte de Perón
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos