Sep 24, 2020 Last Updated 12:54 AM, Sep 24, 2020

Santiago del Estero: Escandaloso desfile militar con menores de edad

Escribe Anisa Favoretti

En la localidad de Suncho Corral, en Santiago del Estero, los estudiantes de los tres niveles (jardín, primaria y secundaria) del colegio privado católico San Miguel Arcángel, fueron obligados a marchar como militares en un desfile portando el pañuelo celeste de los sectores antiderechos que se oponen a la ley de interrupción voluntaria del embarazo. El acto se llevó a cabo el 9 de julio y, a través de sus redes sociales, el colegio compartió la frase “al cumplirse 202 años de la declaración de independencia de nuestra patria, reafirmamos nuestro compromiso en la defensa de la vida desde la concepción hasta su muerte natural”.

Recordemos que en Santiago del Estero no se cumple con la ESI y los índices de embarazos de niñas y adolescentes suben año a año. Lo mismo ocurre con los abortos clandestinos y las muertes evitables de personas gestantes. Por eso, es indignante ver los videos que subieron desde el colegio en los que exponen a niños, niñas y adolescentes a una situación tan violenta, vulnerando todos sus derechos.

Repudiamos este accionar de los sectores más conservadores y reaccionarios de la sociedad como la Iglesia Católica que utiliza los recursos estatales para este tipo de manifestaciones totalmente humillantes para los estudiantes. Y, a su vez, denunciamos que esto es solo una muestra de hasta dónde la iglesia es capaz de llegar para impedir que se apruebe el derecho al aborto legal, seguro y gratuito en nuestro país.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa