Oct 29, 2020 Last Updated 7:45 PM, Oct 28, 2020

Polémica con PTS-MST/ Una izquierda divisionista y aislada de la realidad

Escribe Guillermo Sánchez Porta

Con los compañeros del PTS y el MST hace un tiempo compartimos el Frente de Izquierda Unidad (FIT-Unidad) y el Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC). No casualmente ambos llegaron tardíamente a estas importantes herramientas de unidad política (FIT-Unidad) y de coordinación sindical (PSC). Políticamente el MST se sumó al Frente de Izquierda recién en las últimas elecciones, luego de años criticándolo duramente como “marginales, sectarios, propagandísticos”, mientras navegaban en las aguas del centro izquierda argentina e internacional, apoyando a Pino Solanas o Luis Juez.

Con el PTS pasó algo similar en el PSC. Durante los más de dos años de existencia, el PTS se dedicó a criticarlo como “proyecto burocrático”. El fracaso de sus políticas sindicales y el fortalecimiento del PSC como polo de coordinación para los luchadores, los llevó a solicitar, recientemente, el ingreso al PSC. Pero, ahora desde adentro, ha mantenido la política de atacar la orientación y el funcionamiento del PSC. Lo hizo en los plenarios virtuales, reuniones de Mesa de conducción y, este 17 de septiembre, en la Jornada de lucha. Se ubica desde adentro para denunciar, combatir, a los dirigentes y organizaciones que integramos el PSC, dividiendo las acciones y actividades resueltas colectivamente en la Mesa.

Lamentablemente, desde el ingreso del PTS, el MST ha empalmado con una política muy similar al interior del PSC y comenzaron a actuar en bloque. Lo que los llevó a la barbaridad de boicotear la jornada nacional de lucha del PSC del 17 de septiembre, intentando cambiar su carácter y usurparla como jornada “del PTS y el MST”, rompiendo casi todos los acuerdos.

¿El PSC debe ser una coordinadora de sindicatos y luchadores antiburocráticos o una colateral del FIT-Unidad?

En un largo artículo en la Izquierda Diario, “Una izquierda cupera e inofensiva”, el PTS ataca a PO y a Izquierda Socialista. “El PO e IS sostienen la ficción de que esos actos son convocados exclusivamente por los sindicatos –que incluso como decimos arriba se niegan a discutir con la izquierda–, pero la mayoría de la “movilización con cupo”, donde la izquierda no es convocante, será de militantes de la izquierda”. En realidad, el PTS quiere justificar su rechazo a la coordinación de los sindicatos combativos, dirigentes antiburocráticos, agrupaciones y corrientes de izquierda, para unirnos en apoyos de luchas y para armar frentes que den pelea a las burocracias en los sindicatos. Ellos proponen que el PSC sea una colateral del FIT-Unidad, que la Mesa del FIT-Unidad  decida la política y tareas, y que los sindicatos del PSC lleven a los trabajadores a apoyarlas.

Pacagnini del MST, en el acto en Plaza de Mayo, fue contundente: “el PSC debe estar al servicio de fortalecer al FIT-Unidad”.

Ellos consideran que es mucho más importante la postura de los partidos del FIT-Unidad que las opiniones y voluntad de acción de los obreros ferroviarios del Sarmiento o los del Sutna, los ceramistas de Neuquén, los docentes de Ademys, AGD o Sutebas Multicolores, “porque los dirigentes de esos sindicatos son de izquierda”. Es una concepción burocrática, aparatista, de despreciar la opinión de los trabajadores y desconocer a los sindicatos combativos recuperados.

Nosotros desde el acuerdo del PSC impulsamos la verdadera coordinación permanente de los sindicatos combativos y antiburocráticos, para luchar y para enfrentar y derrotar a las patronales y las burocracias, independientemente de las posturas partidarias que tengan sus dirigentes y bases. Son conquistas de la clase trabajadora y sus luchadores, que debemos defender. El PTS y el MST en muchos sindicatos han dividido a la oposición antiburocrática haciendo perder seccionales o internas combativas (ATEN Neuquén, Ferroviarios del Mitre) o directamente enfrentando a las directivas del PSC, como al Pollo en el Sarmiento o a Crespo en el Sutna, los principales referentes del sindicalismo combativo. ¡Con esa política, ni siquiera son una “izquierda inofensiva”, sino que son una izquierda funcional a la burocracia y la patronal!

¿Una izquierda con posiciones alejadas de la realidad social?

El PTS tiene la deshonestidad política de decir que PO e Izquierda Socialista estamos por poner un cupo de personas movilizadas, para frenar la movilización. No explica la verdadera polémica, porque eso confirmaría, ante cualquier trabajador, su marginalidad social. Siempre estamos por impulsar la mayor movilización. Pero los compañeros del PTS no ponen en su artículo que hace seis meses el país está en pandemia y que todas las estadísticas dan que estamos en el pico de contagios y muertes. ¡En 20.000 espacios del artículo, el PTS no escribe la palabra pandemia o coronavirus! Si eso no es estar al margen total de lo que cruza hoy la realidad social argentina (y mundial) … Lo que decimos nosotros y los dirigentes de todos los sindicatos del PSC (salvo la lamentable excepción de los dirigentes del MST) es que es más difícil movilizar en una jornada de lucha propia del PSC, en medio de la pandemia y con el miedo de contagios, que cuando hay luchas específicas, como lo demostraron las enfermeras movilizando masivamente el 21/09. Por eso Izquierda Socialista propuso lo que hacen los trabajadores en varios conflictos, movilizar en caravana. Lamentablemente por presión del PTS y el MST, el PSC terminó aceptando una movilización con caravana y marcha. Fue para evitar contagios y mantener el “distanciamiento social”, propusimos poner un “cupo” de unas 300 personas por organización política y piquetera, sin “cupos” para los sindicatos que pudieran movilizar más. ¿Qué ocurrió el 17? Salvo Izquierda Socialista, ninguna de las organizaciones políticas y piqueteras cumplió con el “cupo” y así costó mucho el distanciamiento. Las columnas sindicales (sin “cupos”) no se movilizaron masivamente y muchos fueron en la caravana. La mayoría de las columnas piqueteras sí llevaron muchos sin respetar el cupo. Y el PTS, que anunció que no respetaría el cupo e hizo llamados públicos a sus simpatizantes a movilizarse masivamente, terminó con bastante poca presencia en su propio acto posterior.

Otro punto muy preocupante, es que los dirigentes del MST del PSC, médicos de la Cicop, los que más deberían alertar y cuidar la cuestión sanitaria, junto con el PTS insisten minimizarla y en llamar a movilizar “a decenas de miles” que, además, no están en las calles.

PTS y MST dividieron la jornada del PSC

El MST y el PTS agregaron una actitud desleal y divisionista, que genera malestar en el PSC. Una vez que la Mesa del PSC rechazó que su jornada fuese convocada por el FIT-Unidad, el MST y el PTS inventaron para el mismo día al final del acto del PSC, un acto suyo en el obelisco, a cuatro cuadras. Lo convocaron como “cierre de la jornada nacional de lucha del PSC”, queriendo usurpar la jornada del PSC. Así lo citaban, incluso diciendo que “si no llegas a la plaza, podés ir al obelisco más tarde”, una verdadera contrabandeada. Así fue presentado en la TV y los medios. Fue vergonzoso que la columna del PTS se retirara del acto apenas terminaron de hablar sus oradores, al igual que la mitad de los asistentes del MST. Además, la baja asistencia en el Obelisco (llevaron mucho menos personas que los que fueron a la marcha del PSC), confirmó que su caracterización y política fue equivocada y que no tuvo mucho sentido, más que el de dividir al PSC, su accionar.

Llamamos a los compañeros del PTS y del MST a que terminen con esas acciones desleales y divisionistas, y a que cumplan los acuerdos que se hacen en función de fortalecer el PSC en todo el país.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos