Jun 25, 2022 Last Updated 12:49 AM, Jun 25, 2022


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

La Capital de Ucrania no vive los días vertiginosos en los que todo un pueblo se puso de pie para defenderse y repudiar el posible ingreso de los tanques y soldados rusos a días de la invasión del 24 de febrero. Pero la alerta está latente. Hace días fue lanzado por parte del ejército ruso un misil sobre un barrio de Kiev, y si bien fue interceptado por la defensa antiaérea los restos del arma letal destruyeron una vivienda dando muerte a una conocida periodista. “No ignoren las alarmas antiaéreas, y si las oye siga camino hasta el refugio más cercano”. Este mensaje recibieron los habitantes de Kiev en sus teléfonos ante el riesgo de nuevos ataques. Nosotros lo vivimos estando allí. Uno de los días empezó a sonar la sirena, cuando estabamos bajando al metro (subterráneo) que suele usarse como refugio.

En la Plaza Maidán pudimos ver hierros preparados para interceptar tanques invasores, gran cantidad de bolsas blancas para hacer barricadas, resguardar edificios históricos y comercios, e impedir el paso hacia los subterráneos. También grandes hormigones en calles y accesos para obstaculizar el avance ruso.

Nos contaron que ante la amenaza de invasión, los subterráneos fueron usados como verdaderos búnkers por miles de familias para resguardarse día y noche, incluso llevando sus cosas de sus casas para sobrellevar mejor el terrible momento. El subte de Kiev es uno de los más profundos del mundo. Sus puertas de hierro están preparadas para que al cerrarse la protección sea total.

Escuchamos también el relato estremecedor sobre familias divididas, entre quienes se iban huyendo del horror y otros que se quedaban al frente. Otros que se trasladaron a distintos lugares dejando todo, pero que luego volvieron al tener la contradicción de sentirse mal por alejarse de quienes se alistaban en las filas de combate, sumándose a la pelea.

El gobierno dispuso entregar un arma y algunos pertrechos a quienes se presentaran voluntariamente con su documento de identidad, siendo parte de las denominadas Defensas Territoriales, es decir, para organizarse por sector y colaborar y vigilar para defender la dignidad de un barrio, familias, pueblos.

“La clase obrera es la que puso lo mejor. De 3.500 trabajadores mineros 800 se nos fueron al frente”, dijo un dirigente de ese sindicato. “Nuestros obreros de la construcción fueron un pilar en las barricadas y el relleno y traslado de las bolsas blancas”, señaló el de ese sector. Los ferroviarios jugaron y juegan un rol fundamental, como lo comentamos en la página 8 de esta edición. Varias estaciones como la de Kramatorsk, en el este, fueron atacadas. En esta murieron al menos cincuenta personas por un bombardeo ruso en abril. Estos ataques tratan de pegar siniestramente en el corazón neurálgico de un pueblo que resiste para no ser invadido y perder su identidad.

“Toda la izquierda está unida en esta causa”, nos dice Sergei de Operación Solidaridad. La izquierda ucraniana dejó sus diferencias a un costado y se puso decididamente en la primera fila. Una enseñanza para esa izquierda que en otras partes del mundo le da la espalda a la resistencia ucraniana, apoyando en los hechos la invasión de Putin.

Observamos también que el pueblo lucha contra la invasión sin dejar de señalar que antes, y ahora, el gobierno de Zelensky es responsable de utilizar la guerra para atacar al movimiento obrero y descargar la mayor crisis capitalista de Ucrania sobre sus espaldas.

Un dirigente del sindicato de las centrales nucleares relató la alarmante situación ante el hecho de que tropas rusas han tomado la central nuclear ucraniana más importante de Europa, la de Zaporiyia, denunciando que los jefes designados por Rusia no estarían preparados para manejarla con la seguridad que se requiere. Trabajadores de la salud denuncian que en las zonas ocupadas son obligados a trabajar bajo legislación rusa, perdiendo derechos y conquistas.

Los medios quieren dar la idea de que Kiev está volviendo a la “normalidad”. Pero no hay normalidad ante diarios ataques a ciudades en el este y sur del país. No hay normalidad ante el crecimiento del hambre y la pobreza; la caída del 40% de la actividad económica; el aumento de la gasolina al 100%; el crecimiento de la deuda externa con el FMI.

Muchos hablan de la posterior reconstrucción de Ucrania. Es tema de conversación. Es que como pasa en Argentina y otras partes del mundo, el pueblo ucraniano ya ha probado con todos los gobiernos. Solo las y los trabajadores y demás sectores populares podrán imponer una salida favorable peleando por un gobierno propio. Mientras tanto, hay que seguir luchando para expulsar al invasor. Eso lo sabe el pueblo ucraniano y para ello pide solidaridad internacional. Esto es lo que constatamos en los días que estuvimos. Por eso seguimos llamando a hacer los máximos esfuerzos en su apoyo. Es el compromiso que asumimos desde la UIT-CI.

Recorriendo la plaza Maidán en el Centro de Kiev

 

Imágenes en el centro de Kiev, Plaza Maidán: estructuras de hierro y bolsas que aún quedan a la vista, puestos para enfrentar a los tanques rusos si se disponían ingresar a la capital al inicio de la invasión


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

Hablamos con Aleksandr Skiba, líder del Sindicato Libre de las y los Trabajadores del Ferrocarril de Ucrania. Además de contarnos cómo se vive en ese importante sindicato de Kiev, llamó en un video alos ferroviarios de Argentina y del Estado Español a redoblar la solidaridad en su apoyo.

Foto de portada: Aleksandr Skiba, segundo de derecha a izquierda, con la delegación de la UIT-CI
y Sergei Movchan, primero a la izquierda

 

El transporte ferroviario ucraniano es vital. Es el medio que conecta a todo el país. Por eso Putin ha elegido las vías férreas como blanco de sus bombardeos. Las y los trabajadores del ferrocarril tuvieron mucha responsabilidad en los primeros días de la invasión. Fue el único medio de transporte regular que se mantuvo al escasear el diésel para los autobuses. Fue esencial para permitir los movimientos de las primeras semanas con las evacuaciones masivas, para hacer llegar alimentos a zonas desabastecidas y también en el plano militar. Esto obligó a realizar jornadas interminables en condiciones de trabajo muy precarias y con mucho riesgo, más teniendo en cuenta que una parte de sus operarios se han incorporado al ejército y a la Defensa Territorial, “mientras los jefes seguían viviendo bien”, nos cuenta Aleksandr.

Aleksandr rechaza categóricamente las imposiciones que ha tomado el gobierno de Zelensky con el decreto especial promulgado el pasado 24 de marzo, que permite el retraso en los pagos de los salarios y anuló los convenios colectivos. “Después de años de lucha habíamos conseguido establecer tiempos de descanso, vacaciones y otras conquistas que ahora han sido derogadas”, señala.

La legislación ucraniana no permite en el ferrocarril la huelga, al considerarlo como servicio esencial. Sin embargo los trabajadores luchan con movilizaciones contra la administración y lo que llaman “huelga a la italiana”, que supone un estricto trabajo a reglamento. La última convocatoria de huelga se realizó en 2018 y se fue extendiendo desde los centros de Kiev a la mayor parte del país. Se consiguieron importantes mejoras y el sindicato ganó influencia, pasando a ser el segundo del sector en número de afiliadas y afiliados. Los conductores son el sector más combativo.

Los ferrocarriles en Ucrania son estatales y trabajan allí alrededor de 240.000 trabajadoras y trabajadores. Pero ahora el gobierno tiene el proyecto de privatizar las partes más rentables, es decir el transporte de mercancías (carga), manteniendo como estatales las que no lo son, el transporte de pasajeros. Hasta el año 2000 el transporte de pasajeros daba ganancias, pero a partir de esa fecha se combinaron los altos salarios en la dirección de la compañía y una política que abandonó el mantenimiento, se cerraron talleres de reparación, las inversiones se limitaron a la compra de algunos trenes nuevos, se disparó la corrupción y la mala gestión.

Aleksandr señala que están muy preocupados por la situación en el campo. Los trenes en esta época siempre cargaban fertilizantes minerales, los cuales son fundamentales para asegurar la producción agrícola. Hoy no se transporta, lo que puede provocar una crisis alimenticia que sería gravísima, unida a las consecuencias de la guerra, no solo para Ucrania sino para otras partes del mundo. También hay una gran preocupación por las zonas ocupadas, donde si bien se entrega algo de comida a la población no hay medicamentos. Se han hecho algunos intentos para hacerlos llegar pero han sido bloqueados por las tropas de Putin. Nos cuenta Aleksandr que es urgente hacer llegar medicamentos y equipos médicos a esos lugares.

Por último, hace un llamado a que las y los trabajadores hagan respetar sus derechos en todo el mundo. “La guerra no puede ser el mecanismo por el cual los gobiernos hagan retroceder los derechos de las y los trabajadores”, nos dice, en un claro mensaje internacionalista para que las consecuencias de la guerra no las paguen los trabajadores sino los capitalistas. Por nuestra parte le hicimos llegar el saludo de los ferroviarios del Sarmiento de Argentina, haciendo conocer su lucha en defensa del salario, las condiciones de trabajo y por la reestatización de todo el sistema ferroviario bajo control de sus trabajadoras y trabajadores. Y le reprodujimos a Aleksandr las palabras de la diputada de Izquierda Socialista y delegada ferroviaria Mónica Schlotthauer y de Rubén Sobrero en el acto del Primero de Mayo. El dirigente ferroviario llamó a solidarizarse en su apoyo. Un deber de los luchadores del mundo en defensa de la clase obrera de Ucrania, en este caso, de las y los trabajadores ferroviarios y sus dirigentes combativos que luchan en una situación tan difícil.




Aleksandr Skiba

“Nuestra lucha es la suya”

Reproducimos el llamado que hizo Aleksandr a través de un video pidiendo la solidaridad internacional a su lucha.

“Soy Aleksandr Skiba, vivo en Kiev, soy conductor de trenes. Pertenezco a la seccional local del sindicato libre de ferroviarios de Ucrania, ubicada en Dárnytsia, Kiev. Para nuestros camaradas en Argentina, el Estado Español y alrededor del mundo, quiero desearles fuerza, suerte y paciencia en su lucha por su liberación. Porque su lucha es nuestra lucha, al igual que nuestra lucha es la suya. Nosotros necesitamos pelear hasta salir victoriosos y lograr la cancelación de nuestra deuda, tanto externa como interna. Los problemas y calamidades que nosotros estamos sufriendo en este momento de guerra son problemas que afectan a las gentes en otras partes del mundo, así que es importante unirnos en solidaridad. Muchas gracias”.


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

El presidente de Rusia dio un discurso en el Día de la Victoria, aprovechando el 77º aniversario de la derrota de la Alemania nazi por parte del Ejército Rojo para justificar sus atrocidades, horribles crímenes y bombardeos salvajes contra Ucrania. Hizo un falso paralelismo para simular que Rusia estaría combatiendo ahora a una supuesta Ucrania nazi, cuando el que está aplicando una política nazi es el propio Putin. El dirigente de Operación Solidaridad, Sergei Movchan (ver “Gracias por venir”), dice con claridad “ser antifascista hoy es estar en contra de Putin”.

Putin dijo que fue “inevitable” y “una decisión correcta” la invasión. Y que sus tropas en el este de Ucrania están luchando “en su tierra”. Es decir, considera “su tierra” parte del territorio ucraniano usurpado por su ejército. También argumentó que hizo un despliegue “preventivo ante el peligro que iba creciendo cada día” por parte de la OTAN, diciendo que su política fue un acierto “de un país soberano, fuerte e independiente” en pos del “bien común”. Nada más cínico. Claro que estamos en contra de la OTAN y por su disolución. Pero decir que no le quedaba otra que invadir es un despropósito absoluto. Usa el odio a la OTAN entre los luchadores del mundo para justificar sus crímenes.

La campaña de “desnazificación” de Ucrania es una mentira total. Allí existe una extrema derecha que hay que combatir, pero eso quedará en manos del pueblo de Ucrania. Como dicen desde Operación Solidaridad, es exagerada la alusión a ella por parte de la propaganda rusa que explota y parasita el lenguaje y la tradición del antifascismo para justificar sus crímenes. Rusia “cada día se parece más a un régimen fascista desde que comenzó la guerra”, afirman con razón.

El otro aspecto del discurso de Putin es que, al contrario de las expectativas periodísticas al respecto, no le declaró formalmente la guerra a Kiev ni anunció una ofensiva más global. Tampoco pudo mostrar un triunfo militar categórico tras la derrota en su intento de tomar Kiev al inicio de la invasión. Sin embargo sigue con su política criminal. Lo que quiere es controlar a Ucrania y disolverla como nación. Por eso es tan importante seguir redoblando el apoyo a la resistencia del pueblo ucraniano.                                                   

Tras su viaje por Ucrania, el diputado Giordano va a brindar una charla en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA (Santiago del Estero 1029, aula a confirmar).

"Fuimos a Ucrania a llevar nuestro apoyo y solidaridad a la resistencia", señala el diputado de Izquierda Socialista/FIT-U. Quien, como parte de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores - Cuarta Internacional, conformó una delegación internacional que llevó apoyo material y político a la izquierda de Operación Solidaridad - ОПЕРАЦІЯ СОЛІДАРНІСТЬ en la resistencia ucraniana.

Te esperamos este sábado 14/5 a las 15hs para conocer más sobre la situación frente a la invasión de Putin a Ucrania y cómo apoyar al pueblo que resiste.

 


 

La campaña Operación Solidaridad continúa. Sumate con tu colaboración:

* adquirí el bono a precio solidario



Pedilo a quien te acerca El Socialista, o a través del 11 6258-8523

* aportá por Mercado Pago (al mismo número) o por transferencia bancaria: CBU 0290068110000525850707 / Alias SOLIDARIDAD.2022

Una delegación de la UIT-CI (Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores-Cuarta Internacional) integrada por militantes de Lucha Internacionalista del Estado Español, Marga Olalla, Marc del Alcázar y Josep Lluís del Alcázar, también miembro del secretariado Internacional de la UIT-CI, y de Izquierda Socialista de Argentina con el diputado nacional electo Juan Carlos Giordano, estuvieron en Ucrania desde el 1° de Mayo hasta este viernes 6 de mayo, brindando solidaridad internacionalista. Entregaron, en Kiev, elementos de primeros auxilios a la izquierda ucraniana que está en la primera fila de la resistencia junto a un pueblo heroico contra la invasión criminal y genocida de Putin y el capitalismo imperialista de Rusia. Campaña que fue solventada con el aporte solidario de trabajadores, jóvenes y mujeres.

 

La delegación de la UIT-CI en la Plaza Maidan de Kiev
La delegación de la UIT-CI en la Plaza Maidan de Kiev

La entrega material se hizo a Operación Solidaridad, una organización compuesta por luchadores antiautoritarios, antifascistas y de izquierda. Nos recibió en Kiev el activista y periodista Sergei Movchan. Operación Solidaridad viene impulsando una campaña mundial para que la izquierda y las organizaciones obreras apoyen la causa de la clase obrera y la juventud ucraniana en su resistencia a la invasión de manera independiente del gobierno Zelensky. Por ello rechazamos la política de corrientes burguesas, burocráticas y de la “falsa izquierda”, como Maduro de Venezuela, Ortega de Nicaragua, sectores de la izquierda europea, entre otros, que son funcionales a Putin, como las vergonzosas declaraciones recientes de Lula del PT de Brasil para la revista Time.

 

                                                                                                                                                     La UIT-CI en Kiev Ucrania

En Kiev, la UIT-CI hace entrega de los kits de primeros auxilios.
De izquierda a derecha: Josep Lluis del Alcazar, Marga Olalla, Sergei Movchan , Marc del Alcázar y Juan Carlos Giordano.

La UIT-CI con sus partidos y secciones viene impulsando dicha campaña desde el primer día con consignas muy claras: Fuera las tropas de Putin; Apoyo a la resistencia del pueblo ucraniano; No a la OTAN y a toda injerencia imperialista en ese país. La delegación de la UIT-CI partió desde Barcelona a Polonia e ingresó a Ucrania llegando a Lviv y luego a la capital Kíev, donde se entregó la ayuda material en el local de Operación Solidaridad en esta ciudad. Luego se entrevistó con destacados dirigentes sindicales combativos y organizaciones de izquierda. El dirigente ferroviario Aleksandr Skiba, del Sindicato Libre de los Ferrocarriles de Ucrania, hizo un llamado a los ferroviarios y trabajadores del mundo en su apoyo.

                                                                                                                                                     La delegación en Kiev, con Sergei y el dirigente ferroviario Aleksandr Skiba

La delegación en Kiev, con Sergei y el dirigente ferroviario Aleksandr Skiba, del Sindicato Libre de los Ferrocarriles de Ucrania

El día 5 la UIT-CI participó de la conferencia organizada por la Red Europea de Solidaridad con Ucrania, donde expusieron distintos dirigentes de sindicatos, destacándose el de mineros, centrales nucleares, Salud, Construcción, ferroviarios, etcétera. Reflejando la pelea del pueblo y la clase obrera contra Putin y las consecuencias del plan de ajuste que aplica el gobierno de Zelensky que ha recortado derechos laborales del pueblo trabajador, cuando debería aplicar medidas contra los oligarcas y capitalistas. Estaban presentes Sergei, de Operación Solidaridad, junto a representantes de organizaciones de la izquierda europea, diputadas y diputados de Polonia, Finlandia, Dinamarca, Suiza y de Argentina con Giordano.

El acto lo abrieron Vitalii Dudin junto a Zakhar Popovych del Movimiento Social, quienes impulsan un nuevo partido que se reivindica socialista, una tarea complicada en un país que vivió décadas de desastres del estalinismo. El evento fue cubierto por periodistas de Alemania y Suiza, quienes también entrevistaron a la delegación de nuestra internacional.

                                                                                                                                                     Los kits de primeros auxilios

Los kits de primeros auxilios

Lo que quedó claro de la visita de nuestra delegación es que hay todo un pueblo movilizado resistiendo la invasión y que toda la izquierda ucraniana -tenga la lengua materna ucraniana o la rusa- se ha unido estando en la primera fila militar y política de la pelea, siendo parte de los que van al frente o en la Defensa Territorial y el voluntariado solidario.
La UIT-CI brinda este apoyo siendo consciente que la autodeterminación definitiva de Ucrania y el combate a sus males de fondo para sacarla del hambre, la miseria y la dependencia se logrará expulsando al invasor y con un gobierno de las y los trabajadores y el socialismo con plena democracia obrera, en una lucha independiente del gobierno de Zelensky, la OTAN y los gobiernos imperialistas de la Unión Europea y de Estados Unidos.

Esta primera entrega solidaria que hemos hecho es parte de una campaña que deberá continuar con futuras entregas en el camino de seguir redoblando el apoyo material y político, sembrando lazos solidarios con dirigentes sindicales y políticos que se dignen a seguir apoyando a la izquierda y a la resistencia ucraniana. Por eso es necesario una gran solidaridad internacional obrera y popular y de la izquierda. Seguimos llamando a todos los sectores que se reivindican de izquierda, incluso alguna que se reivindica trotskista, cambien y brinden el apoyo, ya que aquellos que no apoyan a la resistencia ucraniana se ponen, de hecho, en el campo del invasor, en este caso Putin y Rusia. Llamamos a las y los trabajadores, sindicatos, organizaciones sociales, políticas, estudiantiles, en defensa del ambiente, feministas y de Derechos Humanos a seguir apoyando a la resistencia ucraniana con actos, charlas de esclarecimiento, aportes económicos, resoluciones de asamblea y/o distintas iniciativas a tal fin. La UIT-CI seguirá poniendo toda su militancia para ello.

UIT-CI, 7 de mayo de 2022

Salió la revista dedicada al tema ambiente
Ya salió la Correspondencia Internacional N48: Afganistán una nueva derrota del imperialismo
La escasez de vacunas y el negocio capitalista / Correspondencia Internacional Nº 46 - La Revista de la Unidad Internacional de Trabajadoras y Trabajadores (Cuarta Internacional)
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Las Revoluciones China e Indochina (1968)
Lecciones de Octubre
Polémica con el Che Guevara
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos