Oct 25, 2020 Last Updated 12:36 PM, Oct 23, 2020

Escribe Ezequiel Peressini-Legislador de Izquierda Socialista/FIT

Desde hace casi dos meses el gobierno peronista de Schiaretti viene atacando a los trabajadores de la empresa provincial de energía (EPEC) con la intención de liquidar el convenio colectivo de trabajo e impulsar el vaciamiento de la empresa para posibilitar la privatización que desde 2000 a la fecha es impedida por la lucha de los trabajadores de Luz y Fuerza y de todo el pueblo de Córdoba.


El conflicto se endurece al ritmo de la profundización de las políticas de ajuste y los acuerdos políticos de Macri y Schiaretti.Con las nuevas leyes nacionales y el mercado nacional de energía el gobierno busca adecuar la empresa a las expectativas del mercado y hacerla más “rentable y sustentable”, con ese objetivo buscan liquidar el convenio colectivo de trabajo y bajar el costo laboral. 
En la Legislatura de Córdoba ya se aprobaron varias leyes que atacan a los trabajadores, modificaciones inconstitucionales del convenio colectivo de trabajo, la quita de los aportes patronales e inclusive la declaración de la energía como servicio esencial con el único objetivo de declarar ilegal la huelga del sindicato de Luz y Fuerza. Estos ataques son insuficientes para las necesidades del gobierno, y con la pronta presentación del nuevo marco regulatorio de la energía se prepara para dar el golpe final en la liquidación de la empresa para fragmentarla y privatizarla.
Los lugares de trabajo se encuentran militarizados, con un control policial que busca intimidar y provocar a los trabajadores en sus tareas cotidianas. El directorio de la empresa, puesto a dedo por Schiaretti, ya dispuso la cesantía de varios trabajadores y el encarcelamiento de otros con falsas acusaciones sin pruebas buscando debilitar la lucha, mostrando una vez más que la Justicia y la policía son herramientas al servicio de las patronales y los grandes empresarios, como los reunidos en la Fundación Mediterránea de la que forma parte el actual gobernador Schiaretti. 
Llamamos al pueblo trabajador a rechazar esta persecución política, la judicialización y los ataques que hoy sufren los trabajadores de luz y fuerza que luego serán aplicados a todos los trabajadores. El próximo 12 de julio como parte de la jornada de lucha convocada por el Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo en Córdoba estaremos a disposición de los lucifuercistas para realizar acciones conjuntas y conquistar el paro provincial de la CGT que permita unificar las luchas en curso y recuperar la unidad del movimiento obrero para enfrentar el ajuste.

Escribe Ezequiel Peressini, Legislador de Izquierda Socialista/FIT

El dirigente de ARI y Cambiemos de Córdoba Gregorio Hernández Maqueda presentó una denuncia penal contra los legisladores que estuvimos presentes en el desalojo de los vecinos de Juárez Celman que efectuó la policía de la localidad. La denuncia de “incitación a la violencia” e “intimidación pública” se suma a la persecución política y la judicialización de los luchadores sociales contra quienes enfrentamos el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI.

El viernes 1° de junio a las 6 de la mañana la policía de Córdoba llevó adelante un brutal desalojo de los vecinos del barrio Parque Esperanza, ubicado en la localidad de Juárez Celman. Ellos ocupaban las tierras desde hace cuatro años y reclamaban la necesidad de la vivienda digna para las 154 familias. El desalojo se había postergado en cuatro oportunidades porque la lucha de los vecinos había conquistado una negociación con el ministro de Desarrollo. Pero esta vez el gobierno rompió las negociaciones y no dudó en mandar a la policía, que ingresó con perros y caballos, golpeando, deteniendo, demoliendo las viviendas e incendiándolas, todo con el único objetivo de entregar el predio desalojado -sin personas ni construcciones, desmalezado y debidamente cerrado con alambre perimetral- al representante legal de Urbanor S.A.

Gregorio Hernández Maqueda es un títere de Lilita Carrió y el presidente Macri y por lo tanto también de la intendenta de Juárez Celman, Miryam Prunotto. Todos son de Cambiemos y muestran con esta acción que tienen grandes acuerdos con el gobierno de Schiaretti cuidándose mutuamente los intereses. Con su denuncia, este personero de los grandes desarrollistas inmobiliarios, grandes empresarios, saqueadores y especuladores, quiere ocultar la responsabilidad política del gobierno de Unión por Córdoba y el gobierno nacional que provoca y profundiza una enorme crisis habitacional.

Este farsante busca esconder que quienes promovieron la violencia en el desalojo fueron el gobernador Juan Schiaretti y la Policía de Córdoba, no los legisladores que apoyamos incondicionalmente a los que luchan. Nuestra presencia en el lugar fue para evitar un desalojo irregular en el que no se realizaron las notificaciones correspondientes y la brutal represión. A la vez hemos presentado un proyecto reclamando la expropiación de todos los terrenos ocupados.

Como legislador de Izquierda Socialista/FIT juré defender y acompañar las luchas obreras y populares y lo seguiré haciendo de la misma manera. No nos intimidan estas acciones reaccionarias y a su vez repudiamos la judicialización de los luchadores sociales y políticos que, como nuestro compañero Rubén “Pollo” Sobrero o la secretaria general del sindicato docente ATEN Capital de Neuquén, Angélica Lagunas, son víctimas de persecuciones semejantes.

La denuncia penal fue presentada y ahora está en manos de la justicia de la provincia, quien debe decidir si se suma a esta campaña de persecución y se transforma en cómplice o desestima de plano esta denuncia presentada, como exigimos que lo haga. No bajaremos los brazos y realizaremos todas las campañas necesarias para frenar esta nueva embestida.

Escribe Ezequiel Peressini Legislador de Izquierda Socialista/FIT

El pasado miércoles 15 los trabajadores de Luz y Fuerza realizaron una masiva movilización contra la privatización de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC). Más de 20.000 personas se congregaron junto a distintas organizaciones gremiales, estudiantiles y sociales. Rubén “Pollo” Sobrero llevó la solidaridad del sindicalismo combativo.

El 6 de abril el gobierno de Schiaretti hizo público que modificaría el marco regulatorio de la energía eléctrica provincial para permitir la participación de empresas privadas y aprobó en la Legislatura cordobesa tres proyectos de ley con los que recortaron las conquistas históricas del convenio colectivo de trabajo, declarando la guerra a los trabajadores de Luz y Fuerza.

Han pasado casi cinco meses de conflicto y el gobierno apresura el vaciamiento de EPEC para preparar la privatización. El PJ cordobés lo viene intentando de manera sistemática desde el año 2000, cuando el ex gobernador José Manuel De la Sota aprobó la Ley de Modernización del Estado con la que se buscaba la privatización de todas las empresas provinciales. No pudieron lograrlo por la resistencia popular, aunque realizaron maniobras fraudulentas para endeudarla y vaciarla. Se realizaron obras corruptas con empresarios, como de Electroingeniería en la Central Pilar, que originalmente fue licitada por 211 millones de dólares pero finalmente se terminaron pagando más de 1.000 millones, ¡800% mas! También fraguaron los balances para esconder el robo y vaciamiento de áreas operativas. La anulación de las horas extras paraliza la empresa, destruye los equipos de trabajo y permite el avance en la tercerización de servicios.

Con el nuevo marco regulatorio que pronto buscará aprobar en la Legislatura, el gobierno quiere entregar a EPEC al negocio de los grandes grupos empresarios a través de concesiones, la creación de nuevos actores en el sistema energético y la división de la empresa estatal e integrada. A esto se le suma la liquidación de las conquistas obreras con el objetivo de reducir el “costo laboral” para garantizar la rentabilidad del sector empresarial que se hará cargo de la electricidad en nuestra provincia profundizando el aumento en las tarifas eléctricas.

El gremio de Luz y Fuerza tiene una gran tradición de lucha. A pesar de esto las internas del PJ y la CGT (dirigida por el legislador de UPC-PJ José Pihén) paralizan al movimiento obrero alejándolo de las heroicas experiencias de lucha como el Cordobazo o las más recientes acciones que paralizaron las privatizaciones de la EPEC en la década del 90 y el año 2000. Es por eso que para lograr la última gran movilización que golpeó al gobierno fueron fundamentales las asambleas en los lugares de trabajo, con delegados que representan a la base para así imponer la necesidad de unir al movimiento obrero en la lucha contra las privatizaciones y el ajuste. Los nuevos referentes gremiales y los jóvenes activistas vienen cumpliendo ese importante rol que combina la experiencia histórica de un sindicato con trayectoria y la juventud que lucha, permitiendo sacarlo de la parálisis promovida por las burocracias sindicales.

Desde Izquierda Socialista venimos acompañando esta pelea exigiendo un paro provincial para enfrentar a Schiaretti y su ajuste, contra la privatización y desguace de la EPEC y contra el aumento de tarifas. Arranquémosle a la CGT y las CTA un paro y plan de lucha para derrotar definitivamente el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI. Por todo esto seguiremos hasta el triunfo, porque la defensa de la EPEC estatal e integrada, es tarea de todo el pueblo de Córdoba.

Escribe Ezequiel Peressini, Diputado de Izquierda Socialista/FIT

El próximo miércoles 15 de agosto los trabajadores de la EPEC y el sindicato de Luz y Fuerza convocaron a una gran movilización popular para repudiar el ataque privatista del gobernador Juan Schiaretti a través de la presentación del nuevo marco regulatorio. El viernes 10 se realizará un festival en la Universidad Nacional de Córdoba donde el movimiento estudiantil mostrará su solidaridad con los trabajadores reivindicando la unidad obrero-estudiantil.

Los acuerdos políticos de Macri y Schiaretti se conjugan para entregar a la EPEC a los grandes empresarios de la energía. Quieren liquidar el convenio colectivo de trabajo y reducir el costo laboral, avanzando en la flexibilización que buscan extender a todos los trabajadores del país.

El gobierno de Schiaretti presentó el nuevo marco regulatorio elaborado por la consultora Quantum, por el cual pagó 3,7 millones de pesos. Quantum es una empresa con larga experiencia en la privatización de la energía eléctrica y el gas en toda Latinoamérica. En el marco regulatorio la energía eléctrica de nuestra provincia será entregada a licitación y concesión para la inversión de sociedades anónimas en el mercado de compraventa de electricidad, fomentando la “libre competencia”. De esta manera pretenden desintegrar a EPEC y le exigen su adecuación al nuevo régimen privatista con concesiones a grandes empresas que se quedarán con la infraestructura. Esto liquida a EPEC estatal e integrada rematándola a nuevos inversores y sociedades anónimas, lo que provocará además un fuerte aumento de las tarifas.

La movilización del 15 servirá para rodear de solidaridad a los trabajadores de Luz y Fuerza y para dar un paso más en la necesidad de un plan de lucha que exprese la solidaridad del pueblo trabajador en defensa de la empresa de energía estatal y en el reclamo de un paro provincial para derrotar el proyecto con el que buscan terminar las privatizaciones que el PJ cordobés comenzó en el año 2000 con el ex gobernador De la Sota.

Acto en Córdoba

En una jornada lluviosa se llevó a cabo el acto del Día Internacional de los Trabajadores organizado por Izquierda Socialista y el Partido Obrero en la plaza Vélez Sarsfield. Por Izquierda Socialista primero habló Liliana Olivero y cerró el legislador Ezequiel Peressini (Izquierda Socialista), quien dijo: “Los trabajadores debemos enfrentar el ajuste que Macri y Schiaretti llevan adelante para que nosotros paguemos la crisis. Tenemos que arrancarle a las conducciones sindicales un paro nacional y plan de lucha para derrotar la reforma laboral”.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos