Nov 28, 2020 Last Updated 9:11 PM, Nov 27, 2020

El jueves 15/10 se desarrollo en Paraná la marcha de trabajadores más importante en la Provincia de Entre Ríos desde que arrancó la pandemia. Unos 800 trabajadores y trabajadoras marcharon al Palacio Municipal para rechazar la propuesta del Intendente Adán Bahl (FdT). Una ruidosa marcha del Frente Sindical Municipal Integrada por: Asociación del Personal Jerarquizado, Asociación Trabajadores del Estado y Obras   Sanitarias reclamó la apertura de paritarias. La Secretaria General de APS, Alejandra Levard brindó un discurso donde responsabilizó al poder político que ataca a los trabajadores. “El Socialista” entrevistó a uno de los protagonistas de la jornada, al Secretario Gremial de APS, Ariel Garay.

¿Qué es, y que representa APS? La Conducción de la Asociación  Personal Superior de la Municipalidad de Paraná tiene como principio una APS solidaria y combativa. Somos una entidad joven nacida con el retorno de la democracia para enfrentar los embates políticos de designaciones por fuera del escalafón que atentan contra la carrera laboral. Desde el agrupamiento de jerarquizado abarcamos las categorías de la 16 a la 24, pero asesoramos al colectivo municipal sin distinción alguna.

¿Por qué se formó y con qué características el FRENTE SINDICAL MUNICIPAL? Después de 16 meses sin aumento del salario el Ejecutivo Municipal convocó por separado a los 4 gremios municipales para informar una compensación económica a cuenta de futuros aumentos y a volver a discutir en Noviembre. Se trata de una suma fija en “negro” de $3.000 para activos siendo claramente anticonstitucional porque están prohibidos aumentos que no hagan aportes y contribuciones, y para que llegue a los jubilados y la seguridad social. Sólo él Soyem acepto y los otros tres la rechazamos. Ante la necesidad de enfrentar la política salarial del gobierno se fue pergeñando la construcción del Frente con la idea de forzar la paritaria,  consensuar los reclamos y luchar por una recomposición real. Hay que tener en cuenta que el salario mínimo garantizado de un trabajador municipal en Paraná es de $20.000 y lo cobran la mitad de los empleados.

¿Quién es el intendente de Paraná? Adán Bahl es peronista, fue ministro de Gobierno de la Provincia durante dos mandatos (Urribarri) y vicegobernador con la gestión anterior (Bordet). Al asumir se mostraba abierto al diálogo, nos convocó, siendo en esa instancia donde pedimos actualización salarial, capacitación, condiciones laborales, que se respete la carrera, se viabilice la Ordenanza del Estatuto Municipal Paritario y se valorice al trabajador municipal tan menospreciado ante los vecinos. A partir de la pandemia el intendente mostró su verdadero rostro no teniendo en cuenta al trabajador, menospreciando su trabajo con un discurso que raya la discriminación. Hizo lo contrario, como nos tienen acostumbrados estos políticos con dobles discursos, trajo personal adscripto del senado de la provincia, y lo más grave incorporó alrededor de 50 policías retirados con jerarquía de comisarios con sueldos 5 veces mayores a un trabajador. ¿Qué hacen? Están en calidad de auditores y vigilancia, y lo hemos denunciado donde podemos a pesar del cerco mediático. Convengamos que no es una función dentro del escalafón municipal y que actúan como pudimos comprobar en la marcha sacando fotos y filmando, “apretando” para que no se hagan las asambleas…

¿Cómo y con qué métodos llegaron a construir la marcha más importante que se ha realizado en Entre Ríos desde la declaración de la Pandemia?

Quiero aclarar que la Planta Municipal de Paraná es de 5.600 trabajadores/as, de los peores pagos con salarios en el límite de la indigencia, con muchas falencias en las condiciones laborales, y que a pesar de las restricciones de la pandemia se garantizan todos los servicios (Agua potable, Centros de Salud, Limpieza, Alumbrado, Bacheos, etc). A pesar de este panorama de degradación de los trabajadores la ciudad, gracias a los trabajadores, está con los servicios básicos en mantenimiento.

Como Frente nos trazamos una estrategia de acumulación con asambleas en los lugares de trabajo sean direcciones y/o reparticiones a partir de las 6 de la mañana (llegamos a la mayoría de las 200 reparticiones que existen). En esas instancias fuimos con la actitud de escucha, de desnudar la propuesta, de aclaraciones necesarias y con la idea de ir construyendo la movilización para reclamar un salario más acorde al costo de la vida. No se puede vivir con salarios de hambre, y fuimos dando esencia al valor de la solidaridad sabiendo que los funcionarios manejan discrecionalmente las tareas especiales (extra) y eso genera  divisiones y más desigualdad a la hora de la conformación del sueldo. Y nos propusimos la acción directa con movilización al Palacio Municipal el 15/10 para con la figura de Asamblea con Retención de Servicios. Todo acompañado por una estrategia de comunicación y visibilización de los sueldos y las condiciones laborales. Es decir se construyó la marcha con paciencia y métodos que nos dieron un gran resultado.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que se le van presentando? Creo que dentro de los mayores obstáculos que enfrentamos ha sido el cierre de paritarias y la falta de negociación salarial, los cuidados para moverte dentro del marco de la pandemia, los aprietes de funcionarios para que el trabajador no participe de las deliberaciones y las “carnereadas” del algún sindicalista cercano al gobierno.

¿Qué enseñanza les deja está intervención política gremial? Es central la independencia política de la clase trabajadora, poner la cara, e ir de frente, y contar con un cuerpo de delegados activo nos hace creíbles. Esa credibilidad se construye con la decisión de escuchar y dialogar con las bases. También tenemos que tener claridad y los cuidados con los partidarios de los patrones que retrasan la lucha, dividen a los trabajadores y nos llevan a las derrotas del conjunto.

¿Cuáles son las perspectivas en lo inmediato y/o horizonte que se imaginan?

Nada es mágico, cada sindicato hará su balance, luego nos reuniremos en el frente para volver a las asambleas donde vamos a decidir cómo endurecer la lucha que seguro tendrá acciones focalizadas, paros, carpas o lo que decidamos con el fin de abrir las paritarias y conseguir un salario cercano a la canasta familiar.

 


 

Solidaridad en unidad de acción

Desde el Plenario del Sindicalismo Combativo saludamos y acompañamos la acción del Frente Sindical Municipal de Paraná en pos de un salario real para las y los trabajadores que durante toda la pandemia sostuvieron solidariamente todos los servicios a los vecinos de la ciudad.

Coincidimos plenamente con el rechazo de los gremios al monto “en negro” ofrecido por el intendente Adan Balh por miserable, discriminatorio porque no es para los jubilados y atentatorio a las condiciones de una vida digna del trabajador. Las sumas fijas al no ser remunerativas no llegan ni al Iosper ni a la Caja de Jubilaciones y Pensiones que tantos problemas financieros tienen, y al no ser bonificable deja de reconocer la carrera municipal. 

Esta política de montos fijos la lleva a cabo el gobierno nacional de Alberto Fernandez, el gobierno provincial de Gustavo Bordet y el gobierno municipal de Adan Balh. Hoy los salarios son de indigencia, de mala calidad porque no hacen aportes y contribuciones, y de los peores de los últimos 30 años por la inflación y la devaluación de la moneda. Otro capítulo es el de las malas condiciones en las que se trabaja como la  precariedad, la flexibilidad y tercearización laboral.

Solidaridad de Clase ante más y más ajustes

El Gobierno Nacional tras llegar al acuerdo con los bonistas para pagar la deuda fraudulenta, ilegal, ilegítima, odiosa e ilegal ratifica su política salarial con las negociaciones con el FMI: “Cuidar los recursos y controlar el déficit fiscal” con la extensión del “congelamiento salarial” que para trabajadores argentinos y en especial los entrerrianos son a la baja. Por qué los trabajadores debemos pagar con ajustes tras ajustes una deuda que no contrajimos ni usufructuamos de un pequeño grupo de especuladores que la fugó o desvió.

Esta política de ajuste y recorte alcanza a dos millones de empleados públicos de la nación, las provincias y los municipios. Dicen desde el gobierno central “Si abrimos la Paritaria Estatal no podemos pagar el IFE, ATP, ni a los jubilados…”, entonces esas ayudas sociales, necesarias, salen del bolsillo de los trabajadores, y no por ejemplo de impuestos a las grandes fortunas, como se ha hecho durante la emergencia en Europa.

En un solo puño exigimos a la patronal inmediata reapertura de paritarias para discutir salarios y jubilaciones en blanco, igual a la canasta familiar, y ajustados por la inflación

Ahora bien hasta cuándo los gobiernos van a tensar la cuerda y los sindicatos oficialistas van a seguir siendo una barrera de contención gubernamental de las necesidades básicas de los trabajadores.

Finalmente dejamos expresado todo nuestro apoyo y acompañamiento a todas las luchas abiertas, y alentamos a todos los trabajadores a levantar banderas de lucha, unidad y la solidaridad de clase rompiendo las ataduras del colaboracionismo burocrático.

Paraná, 15 de Octubre de 2020.-

“Colectivo de Trabajadores Por la Ventana”

Plenario del Sindicalismo Combativo

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa