Feb 21, 2024 Last Updated 2:01 PM, Feb 19, 2024

Milei en Estados Unidos / Se viene un gobierno pro-FMI y de super-ajuste

Escribe José Castillo

El ultraderechista Javier Milei, en su rol de presidente electo, cumplió su primer compromiso: alinearse incondicionalmente con el imperialismo yanqui y con el sionismo. Su visita a Estados Unidos, acompañado por el designado ministro de Economía Luis “Toto” Caputo, se completó con una visita de este último a rendir cuentas y pedir la bendición del FMI.

Milei dejó claro su prioridad. Todavía no asumió y ya viajó a rendir pleitesía al imperialismo yanqui. Un repaso de su comitiva no tiene desperdicio: acompañaron al futuro presidente ultraderechista su hermana Karina (que suena como secretaria general de la presidencia), el ex ministro de Macri y ahora ya designado titular de Economía Luis “Toto” Caputo, su sobrino Santiago Caputo, Nicolás Posse (futuro jefe de gabinete, y hasta hoy hombre de la Corporación América, de Eduardo Eurnekián, el antiguo jefe de Milei) y Gerardo Werthein (banquero que va camino a ser embajador en los Estados Unidos). Increíblemente, formó parte de esta delegación “argentina” el mismísimo embajador de Estados Unidos en nuestro país, Marc Stanley. Para que no queden dudas, el embajador yanqui le abre las puertas a Milei.

Una señal de su alineamiento con el sionismo

Javier Milei ya había adelantado que sus aliados estratégicos son Estados Unidos e Israel. En medio de la agresión sionista a Gaza volvió a reafirmar su alineamiento incondicional con el sionismo. Por eso aprovechó su visita a Estados Unidos para enviar una señal. Su primera actividad fue a “El Ohel”, donde se encuentra la tumba del rabino Menachem Mendel Schneerson, conocido como “el rebe de Lubavitch”. Milei elige para escenificar su alineamiento con Israel a la congregación judía más reaccionaria del planeta: Jabad Lubavitch es la organización sectaria, cuasi medieval, anti-mujeres que fue denunciada en la conocida serie de Netflix “Poco Ortodoxa”.

Con dirigentes yanquis de todo signo

Es conocida la relación de Javier Milei con la ultraderecha mundial, y dentro de ellas con Donald Trump. Pero en este viaje Milei demostró que lo central es su alineamiento con el imperialismo yanqui de conjunto. Así, Milei se reunió con Bill Clinton (una señal hacia el partido Demócrata) y luego tuvo su encuentro con los funcionarios del gobierno yanqui encargados de garantizar el sometimiento de las semicolonias latinoamericanas. Así, fue recibido por Jake Sullivan, consejero de Seguridad Nacional del presidente Biden, quien estuvo acompañado por el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Brian Nichols. Que Milei haya dicho a quien quiera escucharlo que su prioridad es alinearse 100% con Estados Unidos no le garantizó ningún trato privilegiado: fue recibido por estos funcionarios de segunda línea, ya que se adujo que tanto el presidente Biden como el Secretario de Estado Antony Blinken “estaban ocupados”. 

“Toto” Caputo con el FMI

Mientras Milei volvía a Buenos Aires a tratar de arreglar la interna y su crisis de gabinete (la primera vez en la historia que hay ministros que renuncian antes de asumir), Luis “Toto” Caputo quedó a cargo de reunirse con los organismos financieros internacionales. El primero y más importante de estos encuentros fue con el FMI. Al igual de lo que le había pasado al presidente electo con Macri, el Fondo también le marcó los límites: no fue recibido por la titular Kristalina Georgieva, sino por la número dos, Gita Gopinath, que concurrió acompañada por los funcionarios encargados de verificar si la Argentina cumple con el ajuste comprometido en el acuerdo firmado por el gobierno de Alberto Fernández en marzo de 2021. Caputo iba con la idea de que el Fondo apoye al nuevo gobierno con un nuevo préstamo de 15.000 millones de dólares. Para eso explicó su plan de super-ajuste, “mayor al que exigía el propio FMI”. La respuesta de los funcionarios fondomonetaristas fue clarísima: “apoyamos que hagan el ajuste y lo aplaudimos; después que lo realicen charlamos de vuelta y vemos si le otorgamos nuevos préstamos”. Como vemos, a la ofrenda de mayor ajuste de La Libertad Avanza, a la medida del Fondo, este no le cede un centavo a nuestro país. 

La “estanflación”

Mientras tanto, Milei, ya de vuelta en Buenos Aires, dio nuevos detalles de su plan “motosierra”. Explicó que se vienen largos meses de “estanflación”. ¿Qué es eso? Es un término para definir al peor de los mundos económicos posibles: estancamiento (léase recesión, despidos, cierres de fábricas, desempleo creciente) e inflación a la vez. Lo que no dice Milei es que este escenario es el que La Libertad Avanza quiere provocar, para avanzar en el super-ajuste.

Así, a la ya alta inflación responsabilidad del actual gobierno peronista, Milei la piensa multiplicar por medio de la más absoluta liberación de todos los precios (facilitando las remarcaciones y abusos de los monopolios de productos de consumo masivo y cadenas de supermercados), tarifazos, aumentos de precios de los combustibles y devaluación. A la vez anuncia el congelamiento de la obra pública, de remisión de fondos a las provincias, y pone hasta en duda el pago de los aguinaldos (todo bajo la excusa de “no hay plata”). Plata que sí hay, para los especuladores de la deuda, los banqueros poseedores de las leliqs, que recibirán bonos con mayores beneficios a los actuales. A todo esto se le suma el anuncio de Milei de que enviará al Congreso una ley ómnibus que contiene privatizaciones, reforma laboral y reforma jubilatoria.

¡Hay que enfrentar el plan motosierra!

El presidente electo ultraderechista avanza, con sus aliados Patricia Bullrich, Macri y Schiaretti, en lo que venía anunciando como su plan motosierra. Cada día queda más claro que el ajuste no es “sobre la política” (como decía en campaña) sino sobre la clase trabajadora y los sectores populares. Seguramente en los días que faltan hasta la asunción presidencial nos enteraremos de más novedades y detalles de este auténtico programa de guerra contra el pueblo trabajador.

Mientras tanto, hay que organizarse para enfrentarlo. Con asambleas y pronunciamientos en todos los lugares de trabajo. Apoyando todas las luchas en curso. Y planteando que es mentira que este es el único camino. Hay otra salida, que pasa por dejar de pagar la deuda externa, romper con el FMI y poner todos los recursos para priorizar resolver las más urgentes necesidades populares. Es la propuesta que levantamos desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda Unidad.

 

Más en esta categoría ¿Quién es Luis "Toto" Caputo? »

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa