Dec 09, 2022 Last Updated 3:01 PM, Dec 7, 2022

Escribe Juan Carlos Giordano, diputado electo Izquierda Socialista/FIT Unidad
6 de Diciembre de 2022

Se conoció el fallo condenatorio contra Cristina Fernández de Kirchner por hechos de corrupción bajo los gobiernos peronistas kirchneristas de 2003/2015. Los tres jueces del Tribunal -que habían sido designados por ella-, la declararon culpable por administración fraudulenta (fue sobreseída por asociación ilícita), con seis años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Los fundamentos del fallo se darán a conocer recién en marzo del año que viene. La sentencia va a ser apelada a la Cámara de Casación y luego a la Corte Suprema, que no tiene plazo para decidir, lo que puede demorar años para que la sentencia se ratifique o no. O sea, Cristina no tendrá problema para ser candidata el año que viene, aunque dijo en su video tras el fallo que no va a ser candidata a nada.

El fallo da para todo tipo de debates. El macrismo dice “hay una justicia republicana”. Cristina habló de “pelotón de fusilamiento, mafia judicial, estado paralelo”. Todo esto ocurre mientras la preocupación de millones pasa por el crecimiento de la pobreza, los bajos salarios y la inflación, ante lo cual Cristina dice que esto no es imputable al actual gobierno, como le respondió a una periodista brasileña.

Desde Izquierda Socialista estamos en contra de esta justicia patronal, elitista y patriarcal al servicio de los ricos, grandes empresarios y en contra del pueblo trabajador. No hay ninguna “justicia independiente”. Hay una justicia acomodaticia que va y viene con sus fallos para quedar bien con los gobiernos y políticos patronales que designan a los jueces. Por eso planteamos la elección popular de los mismos. Sin embargo, sostenemos que las y los responsables de casos de corrupción deben ser condenados, sean del color que sean, y tienen que devolver lo que le robaron al pueblo trabajador.

La vicepresidenta y el gobierno peronista del Frente de Todos dicen que no hay pruebas. Pero a esta altura no hace falta ningún fallo para probarlo. El entramado de negocios corruptos en el gobierno kirchnerista ya llevó a varios de sus responsables a la cárcel. Lázaro Báez tiene una condena por lavado de dinero por 55 millones de dólares en la causa denominada Ruta del Dinero K. El ex secretario de obras públicas, “Josecito” López, fue encontrado in fraganti con 9 millones de dólares en una bolsa negra.

Lázaro Báez pasó de empleado bancario a tener una firma insignia, Austral Construcciones, con un crecimiento patrimonial de 45.000 por ciento por monopolizar las 51 licitaciones que le facilitaba el kirchnerismo en el gobierno, con los consabidos retornos para la entonces familia presidencial.
Cristina intenta zafar diciendo que cuando Néstor Kirchner llegó a la presidencia “no éramos pobres, contábamos con más de 23 propiedades y una inversión financiera equivalente a 3 millones de dólares”. Junto a su abogado, también dice que “no fueron retornos, sino negocios privados”. ¿Pero cómo van a ser hechos de la vida privada si hubo un entramado entre el gobierno y Lázaro Báez en beneficio de ambos?

En estos negocios corruptos están implicados poderosos empresarios. Corrupción capitalista que mata, como lo demostró la masacre de Once, donde en pleno gobierno de Cristina se le daban subsidios millonarios a TBA, que luego guardaba en los paraísos fiscales, dejando al tren sin frenos provocando 52 muertos y cientos de heridos. Así funciona este sistema capitalista que defienden tanto Cristina como Macri.

El gobierno y el kirchnerismo dicen que la condena es un “atentado a la democracia” y que busca proscribir al peronismo. Pero de los treinta y nueve años de gobiernos desde 1983 a esta parte, veintisiete los gobernó el PJ y no precisamente con un “modelo de desarrollo económico y de reconocimiento de los derechos del pueblo”, como dijo Cristina. Es muy traído de los pelos decir que el fallo “intenta sacar de la cancha a una figura que no se disciplina ante los poderes internacionales y nacionales”, cuando es Cristina quien está apoyando el mayor ajuste de Massa al servicio del FMI y se reunió con el embajador norteamericano.

Se alega la teoría del lawfare, una frase que está de moda (“guerra judicial”), donde se estaría dando un golpe, no con balas, sino con expedientes (“el partido judicial”) y los editoriales de los medios (el poder mediático). Pero mientras Cristina dice que los jueces la persiguen, se olvida cuando hubo otros que la salvaron, como el fallecido Norberto Oyarbide que sobreseyó en tiempo récord a la familia presidencial por una causa de enriquecimiento ilícito.

Por supuesto que sabemos de las intencionalidades políticas de esta justicia patronal, como quedó demostrado de manera escandalosa con la filtración de los chats entre jueces, políticos ligados al PRO, ex servicios de inteligencia y empresarios del grupo Clarín compartiendo un viaje a la mansión del magnate británico Joe Lewis, a orillas del apropiado Lago Escondido, mostrando un entramado mafioso e impune entre los distintos actores de esta democracia para ricos. Pero se trata de los mismos jueces que en su momento puso y utilizó el kirchnerismo para su propio beneficio.

Cristina, por su parte, anunció que no va a ser candidata a nada y que no quiere fueros. Una prueba más de que el actual gobierno del Frente de Todos tiene muy difícil la elección del año que viene. Ello es así porque crece la bronca popular ante el mayor ajuste en curso del que son responsables tanto Alberto, Massa como la propia Cristina.

Comprendemos a quienes siguen a Cristina la defensa para su máxima dirigente, viendo el accionar de una justicia corrupta. Pero desde Izquierda Socialista sostenemos que hay que batallar para que todos los políticos patronales, grandes empresarios y jueces paguen por sus actos corruptos. Tienen que demostrar su inocencia, deben ir presos si no lo hacen, y tienen que devolver lo que se robaron, sean del Frente de Todos o de Juntos por el Cambio. Lo mismo dijimos en los cuatro años macristas pidiendo cárcel para la familia Macri ante el escándalo del Correo Argentino o ahora denunciando los negocios inmobiliarios de Larreta en beneficio de constructoras como Criba, Caputo, Techint, Orsini -implicado en las coimas de Skanka-, donde muchas de ellas ponen plata para su campaña electoral (La Nación, 4/12).

Cuando Cristina denuncia en el minuto final de su video a la corrupción del macrismo por dejar 45.000 millones de dólares de deuda externa con el FMI, le decimos que el peronismo luego avaló semejante estafa votando junto a la centroderecha de Juntos en el parlamento el aval al pacto Macri-Fondo Monetario, mientras el Frente de Izquierda Unidad mostró una férrea y digna oposición desde sus bancas y en las calles llenando varias veces Plaza de Mayo en repudio. Saqueo y corrupción de una deuda externa que viene desde la dictadura para acá, siendo el peronismo el que la reconoció y pagó aún después de que el Argentinazo impusiera el no pago con la rebelión popular.

Para terminar con este sistema capitalista de saqueo, entrega y corrupción es que luchamos por un gobierno de las y los trabajadoras que imponga una Argentina Socialista con plena democracia para el pueblo trabajador.

 

Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista en el FIT Unidad, señaló al respecto: “Un fallo declaró culpable a Cristina Kirchner por administración fraudulenta con seis años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos. La sentencia para que quede firme demorará años hasta que decida finalmente la Corte Suprema. Si bien desde Izquierda Socialista denunciamos a esta justicia patronal, elitista y patriarcal al servicio de los ricos y sostenemos que los jueces deben ser elegidos por el voto popular, decimos que las y los responsables de casos de corrupción deben ser condenados, sean del color que sean, y tienen que devolver lo que le robaron al pueblo trabajador”.

Giordano finalizó: “Comprendemos que quienes siguen a Cristina defiendan a su máxima dirigenta considerando el accionar de una justicia corrupta. Pero desde Izquierda Socialista sostenemos que hay que batallar para que todos los políticos patronales, grandes empresarios y jueces paguen por sus actos corruptos. Tienen que demostrar su inocencia, deben ir presos si no lo hacen y tienen que devolver lo que robaron, sean del Frente de Todos o de Juntos por el Cambio. Lo mismo dijimos en los cuatro años macristas pidiendo cárcel para la familia Macri ante el escándalo del Correo Argentino o ahora denunciando los negocios inmobiliarios de Larreta en beneficio de constructoras que ponen para su campaña electoral”.

Contacto
Diputado Giordano, 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Prensa de Izquierda Socialista: 1160540129

Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad

El diario Tiempo Argentino dio a conocer una filtración de chats entre jueces, políticos ligados al PRO, ex servicios de inteligencia y empresarios del grupo Clarín, quienes compartieron un viaje a la mansión del magnate británico Joe Lewis, a orillas del Lago Escondido, para irse desde allí a esquiar en helicóptero.

Según trascendió, estos personajes chatearon sobre cómo iban a justificar el viaje, además de intercambiar opiniones sobre el manejo de causas judiciales.

El hecho no hace más que mostrar la podredumbre de este sistema capitalista y el entramado mafioso e impune entre los distintos actores de esta “democracia para ricos”. Un capítulo más de cómo viene funcionando esta “justicia independiente” y su entramado entre espías y el poder político y económico de turno.

El presidente Alberto Fernández por cadena nacional ordenó que se haga una denuncia penal, se inicien sumarios y juicios políticos. Quiere mostrarse como “paladín de la democracia”.

Nada más alejado de la realidad. ¿O acaso este repudiable entramado no existió en los 27 años en que vino gobernando el peronismo desde 1983 a esta parte?
Un episodio de la pelea que existe por la designación de los jueces entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio se vio la semana pasada con la bochornosa sesión en Diputados. Todo en vistas a posicionarse para las elecciones del año que viene, mientras votaron unidos el presupuesto 2023 al servicio del FMI.

Repudiamos estos hechos aberrantes, pero al mismo tiempo alertamos sobre el uso que el gobierno le quiere dar a un día en que se va a dar a conocer una posible condena contra la vice presidenta Cristina Fernández de Kirchner por los tremendos casos de corrupción que hubo en su gobierno.

Intenta salvarla bajo la campaña de que habría una “persecución política” en su contra. Claro que rechazamos a esta justicia patronal y acomodaticia, pero decimos categóricamente que todos los políticos patronales deben responder por los negociados capitalistas corruptos (sean del color que sean), tienen que ir presos y devolver lo que le robaron al pueblo trabajador.

Esto viene ocurriendo bajo todos los gobiernos capitalistas, sean peronistas o de Juntos, radicales, de centroderecha o de los llamados “nacionales y populares”.

Es por eso que desde Izquierda Socialista en el FIT Unidad venimos diciendo que a los jueces se los tiene que elegir por el voto popular y deben ganar como una maestra. Estamos por la disolución de los servicios de inteligencia y que se abran sus archivos secretos, como parte de una pelea para terminar con esta corrupción e impunidad del sistema de capitalista y con esta justicia burguesa que defiende a los ricos contra el pueblo trabajador.

05/12/2022

* Foto de portada: Julián Ercolini, Juez Federal sala 10; Jorge Rendo, CEO del multimedios Clarín; Carlos Mahiques, Juez sala II de Casación Penal; Marcelo D'Alessandro ministro de Seguridad y Justicia porteño.

Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo por Izquierda Socialista en el FIT Unidad, señaló: “Solo el FIT Unidad repudió en el Congreso el aumento del 30% en las dietas de las y los diputados y senadores, llevando sus ingresos a más de $455.000. ¿Qué trabajadora o trabajador percibe ese ingreso? Es casi 10 veces lo que percibe una jubilada de la mínima”.

El diputado Giordano prosiguió: “Mientras el gobierno acaba de fijar un salario mínimo de indigencia y el Congreso votó un presupuesto para el FMI, las y los diputadas y diputados oficialistas y de la falsa oposición se aumentaron vergonzosamente sus sueldazos”.

Giordano añadió: “¿Quiénes pactaron ese aumento? El peronismo del Frente de Todos (Cristina-Massa) y Juntos por el Cambio, con el aval de los liberfachos Milei y Espert. Milei, quien sortea sus dietas de manera populista, fue cómplice y ni abrió la boca en la sesión. Pero eso no quedó ahí. El diputado Nicolás Del Caño hizo una moción para que se pusiera a votación el proyecto del Frente de Izquierda para que los legisladores y cualquier funcionario perciban un ingreso similar a un trabajador. Dicha iniciativa fue rechazada, tanto por el Frente de Todos como por Juntos por el Cambio, Milei y Espert. Esto muestra que lo único “nuevo” es el Frente de Izquierda Unidad ante los políticos tradicionales”.

Giordano finalizó: “Les decimos a las y los trabajadores, a las mujeres y a la juventud que aunque no se vote la propuesta del FITU, cada una de sus diputadas y diputados percibe igualmente un ingreso equivalente al de una directora de escuela, el resto lo aportamos a los fondos de lucha y a construir una alternativa política de la unidad de la izquierda, como lo venimos haciendo desde hace 11 años con el Frente de Izquierda Unidad, que lucha por las transformaciones de fondo que necesita el pueblo trabajador”.

 

Contacto
Diputado Giordano, 15-3119-3003 @GiordanoGringo
Prensa de Izquierda Socialista: 1160540129


Escribe Juan Carlos Giordano, diputado nacional electo Izquierda Socialista/FIT Unidad
 
“Ella es la fuerza de la esperanza”. Así fue recibida la vicepresidenta en el estadio de La Plata. En “modo electoral” y desligándose de los males generados por su propio gobierno (que integra y defiende) hizo definiciones que acá analizamos. Renovó el elogio al ministro ajustador Sergio Massa y predijo que el peronismo es “lo nuevo”.
 
Cristina salió otra vez al ruedo público después del atentado. Su objetivo es parar la pérdida de la base social del peronismo, y en particular la del kirchnerismo. “Lo nuestro es mantener el 30%”, dicen desde La Cámpora; porcentaje que se está diluyendo, ya que franjas de trabajadores y jóvenes dicen que Cristina es parte del problema, no de la solución. Y esto ocurre en el corazón del conurbano bonaerense donde gobierna Kicillof.

Lo más comentado de su discurso fue que habló otra vez como una comentarista de la realidad, no como una vicepresidenta, donde su sector maneja las cajas del PAMI, encabeza el Anses, tiene gobernadores e intendentes. Por eso lo raro fue pedir “que vuelva Cristina”, cuando ya regresó hace tres años y es parte de un gobierno que solo genera miseria y entrega.

Esta vez no embistió directamente contra Alberto Fernández y hasta propuso un “acuerdo democrático” con la oposición macrista. “Tenemos que tirar todos para el mismo lado” dijo, mostrándole a Juntos por el Cambio que Massa está aplicando el ajuste que reclama esa centroderecha para cumplir las metas con el FMI. El día posterior al acto, en una reunión reservada entre Cristina, Kicillof e intendentes de Buenos Aires se dijo por lo bajo “nos harían falta más ministros como este”.

Cristina apeló a su consabido doble discurso. Intentó mostrar que en sus tres mandatos del peronismo kirchnerista (2003/2015) “se vivía mejor”. Cristina mostró un gráfico con la suba salarial en los gobiernos peronistas, para encubrir el robo salarial actual.

¿Cristina dijo algo de una suma fija salarial, como se esperaba? Nada. ¿Dijo algo sobre las jubilaciones de miseria? Nada. Precisamente porque votó el cambio de la movilidad, donde el 80% de las y los jubilados perciben una mínima de indigencia, mientras ella tiene un ingreso de más de 4 millones de pesos mensuales por dos jubilaciones de privilegio, ¿qué dijo de la inflación del 100%? Culpó a los jueces, no a los formadores de precios ni a su gobierno que aplica tarifazos y aumenta los combustibles. También señaló que le gustaría que la gente “coma en su casas”, no en los merenderos, una frase de muy mal gusto en un país donde los alimentos son inalcanzables.

Cristina también reivindicó a Vaca Muerta (tierra de saqueo de Chevron y otras multinacionales), pidió por la defensa del litio (cuando se lo están llevando en pala las multinacionales yanquis, canadienses, australianas y japonesas desde el menemismo) y del agua (robada por la megaminería que creció exponencialmente en los años ‘90 y los doce años kirchneristas). Y si hay algo que cayó muy mal fue que para combatir a la inseguridad, propuso desplegar miles de Gendarmes al mejor estilo Patricia Bullrich (ver "Cristina propone más gendarmes").

El peronismo es lo viejo

Ante encuestas que dicen que una gran parte del pueblo trabajador cuestiona a los viejos políticos patronales y quiere “algo nuevo”, Cristina volvió con la idea de que el peronismo es “lo nuevo”, porque salvó al país de las crisis. Pero después de treinta y nueve años que pasaron desde la caída de la dictadura, el peronismo gobernó veintisiete años. Y a tres años del gobierno peronista del Frente de Todos solo se puede ver indigencia, desigualdad social, inflación, bajos salarios y una entrega colosal al FMI mediante el pacto para pagar la deuda contraída por Macri.

Qué lejos quedó la consigna “Braden o Perón” del viejo peronismo del ‘45, cuando se enfrentó limitadamente la penetración yanqui. Cristina no lo puede recordar, porque recientemente visitó al embajador yanqui.

Cuando se habla del peronismo, hay una parte muy sesgada en su discurso. La vuelta de Perón en los años ‘70, de la cual se cumplieron cincuenta años (ver "Hace cincuenta años volvía Perón a la Argentina"), no fue para ninguna liberación nacional, sino para aplicar el ajuste mediante el Rodrigazo, donde hubo una feroz represión con Isabelita y López Rega con la Triple A.

Más cerca en el tiempo, Cristina se despega siempre del peronismo de los años ‘90 (a quien llama “neoliberalismo”). Por suerte circularon por las redes las fotos de Néstor y Cristina con el presidente entreguista Carlos Saúl Menem. En ese gobierno se remataron las empresas del Estado, la deuda externa creció al doble y se indultó a los genocidas. Cristina queda en falsa escuadra cuando dice que el macrismo quiere privatizar Aerolíneas, porque quien la privatizó fue el peronismo de esos años (igual que los ferrocarriles) y hoy no está en manos de sus trabajadores, sino de La Cámpora. O cuando habla de YPF, tapando que el peronismo kirchnerista estuvo a favor de rematarla en esos años, aportando el voto decisivo de un diputado santacruceño.

Le contestamos a Cristina que lo nuevo vendrá con un gobierno de las y los trabajadores, de los que nunca gobernaron, de la unidad de la izquierda, para imponer otra sociedad, una Argentina socialista por la cual luchamos desde Izquierda Socialista. También le decimos que lo único nuevo es el Frente de Izquierda Unidad, para pelear por las transformaciones que hacen falta contra todos los gobiernos que defienden a este sistema capitalista explotador.

Ya salió la Correspondencia Internacional N°51: La revolución de las mujeres y los pueblos de Irán
Ya salió la Correspondencia Internacional N°50: La invasión a Ucrania agudizó la crisis del capitalismo
Correspondencia Internacional N.49: ¡Fuera Putin de Ucrania! Apoyo a la resistencia ucraniana. No a la OTAN
«
  • 1
  • 2
  • 3
»
Angola: la Revolución Negra en Marcha (1977)
Lecciones de Octubre
Actualización del Programa de Transición - Nahuel Moreno - 1980
«
  • 1
  • 2
  • 3
»

Isadora

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa

Más Leídos

Gran triunfo Multicolor / Mariana Scayola reelecta como secretaria general de Ademys

Gran triunfo Multicolor / Mariana S…

30 Nov 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Aumento de las dietas / ¡Solo el FIT Unidad lo repudió!

Aumento de las dietas / ¡Solo el F…

25 Nov 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Condenan a Cristina Kirchner

Condenan a Cristina Kirchner

06 Dic 2022 COMUNICADOS DE PRENSA

Lo nuevo es la izquierda

Lo nuevo es la izquierda

23 Nov 2022 El Socialista N° 550