Jun 14, 2021 Last Updated 1:51 PM, Jun 13, 2021

¡Apoyemos a los trabajadores de Lear!

Hay que impulsar la más amplia unidad para frenar los despidos y suspensiones.Hay que impulsar la más amplia unidad para frenar los despidos y suspensiones. 

Escribe: Guillermo Sánchez Porta 

Lear Corporation es una multinacional autopartista norteamericana. Tiene 122.000 empleados en 36 países. Está 177ª dentro de la lista de las 500 principales empresas del mundo y el año pasado tuvo ventas por u$s 16.000 millones. En el primer trimestre de 2014, por u$s 4.400.000.000, 10% más que en el 2013 y obtuvo ganancias netas por u$s 243.000.000, un 21% más que en 2013.

En la planta de Pacheco tiene 650 empleados, afiliados al Smata, y en 2013 tuvo ganancias por $473.000.000. Produce cables para electricidad de los automotores, acá principalmente para la Ford de Pacheco, aunque entre sus clientes se encuentran también Mazda, Peugeot, GM, Mercedes Benz, Audi, Hyundai y Nissan.

Desde mayo, la empresa suspendió a todo el turno tarde por tiempo indeterminado, con el 65% del salario (más de 200 trabajadores). En junio pasó las suspensiones directamente sin goce de haberes, algo absolutamente ilegal. Luego despidió a más de 100 trabajadores y siguen suspendidos otros 100 sin sueldo.

La comisión interna, que es combativa y no responde a la burocracia Verde del Smata, realizó reuniones en la puerta de la empresa y algunas movilizaciones al Ministerio de Trabajo, denunciando lo que se venía. Con los despidos, realizó una asamblea en horario del comedor y definieron frenar la producción por horas. ¡Ante esto, al día siguiente la patronal yanqui decidió, directamente, despedir a los cinco delegados! ¡Ni el fuero gremial quiere respetar esta multinacional negrera!

Todas las medidas de la patronal de Lear son ilegales: suspensiones por tiempo indeterminado, sin goce de haberes, despidos de delegados. Se realizaron presentaciones al Ministerio de Trabajo, pero éste, cómplice de la patronal, está dejando pasar estas aberraciones laborales.

El Smata no sólo no se pronunció en defensa de los despedidos y del cuerpo de delegados, sino que los responsabiliza de la “crisis” que aduce la patronal. Así como en Gestamp culpó “a los zurdos” de los despidos, ahora les dice a los trabajadores que si la interna hubiera aceptado el plan de flexibilización laboral y no reclamaba por las suspensiones, la empresa no hubiera despedidos a nadie. Y que ahora se corre el peligro de que se vaya Lear. Smata está presionando adentro y juntando firmas para que los trabajadores pidan “nuevos delegados” para que la empresa “no se vaya”. Aunque no juntó las firmas necesarias, ya el Smata y la patronal reconocen a otros carneros de la Verde como “nuevos delegados”, en reemplazo de los despedidos. ¡Indignante!

Desde hace semanas los despedidos instalaron un campamento en la puerta de Lear, rodeados de un gran operativo de la gendarmería. Acompañados por una enorme solidaridad de trabajadores, docentes, estudiantes y vecinos. Ante la complicidad del gobierno y el ministerio han realizado cortes, y el Encuentro Sindical Combativo y otras organizaciones políticas y sindicales realizaron una fuerte jornada de solidaridad. El corte que se realizó en Panamericana y Henry Ford fue reprimido por la gendarmería, hecho repudiado por organismos de derechos humanos, políticos, gremiales y sociales, que demuestra de qué lado está el gobierno de Cristina.

Este miércoles se realizará otra jornada de apoyo, mientras el Ministerio de Trabajo se reunirá con el Smata, sin los delegados.El Diputado Giordano de Izquierda Socialista en el FIT junto a los trabajadores de Lear

Izquierda Socialista ha estado desde el primer día dando su apoyo incondicional al reclamo de los trabajadores, exigiendo el fin de las suspensiones y la inmediata reincorporación de los delegados y todos los compañeros. Denunciando a la directiva de Smata, que deje de trabajar para las patronales y convoque a un plenario con todos los delegados de la zona norte para frenar los despidos y suspensiones.

Hay que evitar que la patronal y el Smata logren dividir a los trabajadores de adentro con los despedidos y suspendidos, como lo hicieron en Gestamp. La unidad entre los de adentro y los de afuera, a través de asambleas a la entrada o salida, es clave para lograr quebrar a la patronal.

Hacemos un llamamiento amplio, al conjunto de los trabajadores, a la CGT Moyano y la CTA, a los delegados combativos, como propone el Encuentro Sindical Combativo de Atlanta, para que convoquemos a una marcha masiva contra los despidos y suspensiones, exigiendo la reincorporación inmediata de los trabajadores de Lear. Reclamamos también que se le ponga fecha a la huelga general para que la crisis no la paguemos los trabajadores. Ese camino, el de la masividad y la unidad en la lucha de los trabajadores, es el mejor para pararle la mano a las patronales, al gobierno y a los burócratas traidores.


Impulsemos el fondo de huelga

Desde hace varias semanas los despedidos y suspendidos de Lear no cobran un peso. La patronal quiere quebrar su lucha evitando que lleven sustento a sus familias, que no puedan movilizarse a la puerta del trabajo y a las acciones de lucha.

Los despedidos están en un acampe frente a la planta donde centralizan las actividades y, además, cocinan con los aportes que las diferentes organizaciones llevan. Es fundamental el dinero que se pueda juntar para el fondo de huelga. En ese sentido, Jorge Adaro, secretario general de Ademys llevó en nombre de esa entidad $ 3.500 de una colecta que realizaron en una peña con los docentes capitalinos.

Desde Izquierda Socialista, además del aporte de $ 3.000 que hemos acercado como partido, estamos impulsando colectas en gremios, barrios y facultades. Llamamos a profundizar la solidaridad, aportando y llevando lo recaudado por las colectas al acampe de Lear.


Lear y la CGT-Moyano

La CGT opositora sacó un comunicado de apoyo a la lucha de Lear firmado por Hugo Moyano, Julio Piumato y Omar Plaini. El dirigente y diputado nacional Facundo Moyano concurrió al piquete de Lear en puerta de fábrica. Fue el compañero “Pollo” Sobrero, dirigente combativo ferroviario y del Encuentro Sindical Combativo (ESC), quien intercedió para lograrlo, a pedido de Christian Castillo, diputado provincial del PTS en el FIT.

Sin dudas, fue un paso muy positivo que la CGT-Moyano se pronunciara en solidaridad con la lucha de Lear y que hasta el diputado Facundo Moyano concurriera a la planta. Sobre todo frente a la traición de los dirigentes del Smata y de la CGT Caló. Pero, hasta ahora, sigue siendo un paso muy limitado. Moyano y Barrionuevo, hace rato que hablan de un posible paro nacional para agosto, que no terminan de convocar. Pero ahora es cuando se necesita una acción del movimiento obrero contra los despidos y suspensiones. Podría ser una marcha a Plaza de Mayo, por ejemplo. Ahora que se necesita una acción contundente y masiva de apoyo a Lear, Emfer/Tatsa, y demás conflictos. Es lamentable su pasividad. Solo se quedan en un comunicado de prensa.

Reclamamos que abandonen esa pasividad y convoquen ya a una marcha nacional, junto a la CTA Micheli, el ESC y demás sectores sindicales, contra los despidos, las suspensiones y en solidaridad con las luchas, como parte de un plan de lucha que arranque de un paro de 36 horas.


Propuestas contra los despidos y suspensiones

1. Que se prohíban por ley

El Frente de Izquierda presentó un proyecto de ley que dispone “la declaración de emergencia laboral”, prohibiéndose los despidos y suspensiones para todos los trabajadores del país. El incumplimiento por parte de las patronales implicará la nulidad absoluta de la medida, debiendo proceder a la reincorporación inmediata del trabajador despedido y/o suspendido, en su puesto y condición normal y habitual de trabajo. En caso de no acatar, el Ministerio de Trabajo dispondrá la inmediata reincorporación con el auxilio de la fuerza pública, y frente a cada día de demora en la reinstalación, se aplicará una sanción que no podrá ser inferior a un mes de salario por día que se niegue a la reincorporación.

2. Estatización de toda empresa que cierre o despida

El proyecto del FIT dispone, a su vez, que se procederá a la estatización, con una indemnización que no podrá ser superior a $1 de toda empresa que cierre o despida masivamente. Esto atacaría a las multinacionales y empresarios mafiosos que, alegando una supuesta crisis o baja de producción después de haber hecho ganancias fabulosas en estos años, dejen a cientos de familias en la calle. O directamente cierren, como en Paty, para llevar su producción a otro lugar donde sus obreros cobran mucho menos. La estatización o provincialización de estas empresas permitiría seguir adelante con la producción, bajo control obrero, evitando los despidos y produciendo en función social.

3. Reparto de las horas de trabajo con igual salario

El proyecto del FIT también dispone que, “si fuese necesario reducir las horas de trabajo, el empleador repartirá equitativamente las mismas entre todos los trabajadores de la empresa, manteniendo el mismo salario”. Obligando a las patronales a repartir las horas de trabajo disponibles entre todos los trabajadores. Eso permitiría seguir adelante con la producción, sin bajar los salarios y sin despedir personal. Medida que si se tomara en el conjunto del movimiento obrero, permitiría que no haya despidos. Evitando que en muchos lugares de trabajo se apliquen jornadas superexplotadoras de 10 a 12 horas diarias, mientras en otras se despide. Si se tomara esta medida equitativa, trabajando 8 horas, se atacaría de raíz el flagelo del desempleo.


Sobrero en la audiencia pública del Congreso Nacional en apoyo a los trabajadores de Lear. Concurrieron también trabajadores de Emfer y TatsaSe reunió la Mesa Nacional: El apoyo del Encuentro Sindical Combativo

Desde el primer momento los compañeros del Encuentro Sindical Combativo (ESC) de Atlanta acompañamos la lucha de Lear. Tanto en la puerta de la fábrica, con sus referentes zonales y nacionales, como en las diversas tareas de solidaridad.

El jueves 10 de julio se reunió en Pacheco la mesa nacional del ESC para ver cómo se seguía apoyando. Participaron de la reunión el “Pollo” Sobrero y Mónica Schlotthauer por la Unión Ferroviaria Seccional Oeste, José Montes (Astillero Río Santiago), Isabel Guzmán, de Docentes autoconvocados de Malvinas, Eduardo Ayala (comisión interna de gráfica Donelley), Pablo Busch, de la comisión interna de Unilever del Parque Industrial de Pilar, Jorge Ayala de FATE, una dirigente del Suteba-Escobar junto a dirigentes de las corrientes sindicales de Izquierda Socialista, PTS, Nuevo MAS, CCUR y PRML. El dirigente jujeño Carlos “Perro” Santillán, pese a no poder viajar, brindó su apoyo y el de la dirección del SEOM a la iniciativa.

Luego de intercambiar opiniones y analizar la situación de Lear y Emfer, se sacó una declaración pública contra los despidos y en apoyo a los conflictos, impulsando la más amplia unidad de acción y reclamando a las centrales sindicales que le pongan fecha urgente a un paro de 36 horas (ver www.izquierdasocialista.org.ar). Mientras tanto, se consensuaron dos cosas: 1) participar en forma común de las acciones que impulsen los trabajadores de Lear y 2) convocar a una gran marcha unitaria, invitando a todos los sectores combativos y de la izquierda que quisieran participar, para el martes 15 hacia el Ministerio de Trabajo en apoyo a Lear, Emfer y todos las luchas contra las suspensiones y los despidos. La propuesta, que fue encabeza por el “Pollo” y los ferroviarios, tenía la idea de organizar algo con tiempo, que permitiera sumar a la movilización el mayor número de trabajadores, así como de estudiantes y otros sectores populares y de la izquierda. Cosa que se hace más difícil en las acciones de piquetes en puerta de fábrica o de corte de rutas de madrugada. Una cosa no se contrapone con la otra. A veces da la impresión que hay sectores, como PTS, que impulsan los cortes como contrapuesto y excluyente a marchas más preparadas. Son acciones diferentes, que se deben combinar. Todo suma para tratar que triunfen los conflictos.

Al finalizar la reunión, una delegación encabezada por Sobrero y Schlotthauer se dirigió al acampe en Lear para poner a disposición las resoluciones antes mencionadas, así como para tomar conocimiento de las acciones resueltas por los trabajadores. La primera de ellas fue al día siguiente con la audiencia pública en el Congreso de la Nación, donde participaron dirigentes y personalidades de diversos sectores (gremiales, sindicales, de derechos humanos y políticos), entre ellos los dirigentes ferroviarios combativos junto al diputado electo Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista en el FIT. En ese evento se terminó de poner hora a esa marcha, sumando a otros sectores, como el Partido Obrero y también de los delegados de Emfer-Tatsa, quienes quedaron en consultar a su base.

Durante el fin de semana, según se nos informó, los compañeros de Lear habrían resuelto modificar esta convocatoria por una jornada nacional de piquetes para el jueves 17, que 48 horas antes se adelantó para este miércoles, incluida una caravana al Ministerio de Trabajo, que sería desde la mañana, dado que se supo que el Smata se reuniría sin consultar ni informar a la Interna y trabajadores de Lear. Respetamos las decisiones de los delegados de Lear, pero pensamos que haber levantado así la marcha, no contribuye a mejorar la masificación de la movilización en su apoyo. Reiteramos la propuesta de hacer una acción importante de trabajadores, sea una marcha o un gran acto.

Desde ya, llamamos a apoyar incondicionalmente la jornada de este miércoles 16 como todas aquellas que le den continuidad a esta lucha.

Deja un comentario

Los campos marcados (*) son necesarios para registrar el comentario.

Nuestro semanario. En el que te acercamos el reflejo de las luchas del movimiento obrero, las mujeres y la juventud, además un análisis de los principales hechos de la realidad nacional e internacional.

Es una herramienta fundamental para fortalecer a Izquierda Socialista y al Frente de Izquierda.

La suscripción del periódico impreso nos permite también seguir editándolo, ya que nos financiamos con nuestros propios aportes y del de los suscriptos.

 

Suscribite a la versión Impresa